Dejemos de lado por un momento los problemas teóricos y analíticos de la química. Olvidémonos de la ecuación que debes resolver o del diagrama en el que se supone que debes trabajar.

En lugar de pensar en moles, compuestos químicos o metales de transición, vamos a centrarnos en lo divertido de la química, lo sorprendente, la razón por la que elegiste estudiar química en un principio.

La química no es todo Avogadro, enlaces covalentes o grupos funcionales. Es inspiradora. Echemos un vistazo a algunos de los hechos más sorprendentes de la química.

Cuando los químicos inventaron cosas por accidente

Obviamente, ha habido muchos descubrimientos de química que cambiaron el mundo. Aquí tienes algunos que no salieron exactamente según el plan.

Los fuegos artificiales

Cuenta la historia que, hace unos dos mil años, un cocinero chino estaba preparando la comida cuando accidentalmente mezcló tres ingredientes muy comunes en la cocina: el carbón, el azufre y el nitrato de potasio (esta última sustancia, comúnmente conocida como salitre, se había utilizado durante mucho tiempo como conservante de alimentos).

Cuando los tres productos químicos se mezclaron y calentaron, emitieron un gran estallido, ¡ya que la sustancia que había creado era esencialmente lo que ahora llamamos pólvora! Se cree que el cocinero metió la mezcla en una caña de bambú y, debido a la presión por la acumulación de gases, esta vez la explosión fue aún mayor.

Así que la próxima vez que mires unos fuegos artificiales, ¡piensa en el cocinero chino que los hizo hace dos milenios!

hechos divertidos quimica
¿Sabías que los fuegos artificiales son solo química?

La Coca-Cola

Tras la Guerra Civil Estadounidense, un soldado lesionado llamado John Pemberton buscaba una forma de ganar algo de dinero (y dejar su adicción a los analgésicos). Era farmacéutico e hizo una serie de experimentos químicos para desarrollar un medicamento que pudiera vender. Todos sus experimentos fracasaron comercialmente, aparte de una «medicina» basada en la planta de coca que, según él, ayudaba a calmar los nervios.

Esta bebida medicinal se convirtió en la Coca-Cola, ¡pero no antes de que Pemberton vendiera la receta y muriera! Fue otro hombre, no un científico sino un empresario, quien convirtió la bebida en el gran negocio que es hoy en día.

Datos químicos sorprendentes sobre el cuerpo humano

La humanidad en una cuchara

Los seres humanos estamos hechos de átomos, miles de millones de ellos. Pero los átomos en sí están hechos casi todos de nada: puro espacio vacío. Aparte de los electrones, los protones y los neutrones, los átomos son de hecho un 99,9 % de espacio vacío (un ejemplo sugiere que si un átomo fuera del tamaño de un estadio de fútbol, ​​¡las partículas en sí serían mucho más pequeñas que las pelotas de tenis!). Se mantienen unidos solo por ondas y fuerzas atómicas.

Si, de alguna manera, eliminaras el espacio entre todas estas pequeñas partículas en el átomo, serían aún más pequeñas. De hecho, se ha dicho que, sin este espacio, todos los átomos de todas las personas del mundo podrían caber en una cuchara.

¿Cuánto vale tu cuerpo?

Tu cuerpo, como todo en el mundo, está hecho de elementos químicos. Los más comunes que se encuentran en el cuerpo son el hidrógeno, el carbono, el oxígeno, el calcio, el nitrógeno y el fósforo. Menos del 1 % de tu cuerpo es potasio, cloro, magnesio, azufre y sodio combinados. ¡Es muy interesante pensar que todo lo que usas en el laboratorio también está en tu cuerpo!

Pero si descompusieras tu cuerpo en solo átomos y moléculas de estos elementos químicos, te sorprenderías al saber que no es tan valioso. En los años 20, un químico dijo que el total de estos productos químicos combinados, a precio de mercado, era de solo 0,85 dólares (o alrededor de 70 céntimos). En este momento, probablemente vales un poco más, ¡aproximadamente un dólar!

Cuerpos y lápices

Después del oxígeno, el carbono es la molécula más común del cuerpo. Esto no debería ser tan sorprendente, ya que esta sustancia, que deberías conocer por la tabla periódica, es una de las más abundantes del planeta y los científicos la conocen desde hace miles de años.

El carbono tiene millones de usos diferentes, desde el hidrocarburo que se usa en la gasolina hasta el polímero que se usa para fabricar plástico. Pero hay una cosa que parece bastante sorprendente: ¡con el carbono que hay en tu cuerpo, se pueden hacer casi 10 000 lápices!

datos divertidos quimica
Tú y estos lápices compartís los mismos materiales químicos.

Átomos: algunos datos totalmente impresionantes

Conocemos los átomos desde hace mucho tiempo

Se podría pensar que los átomos, esos pequeños elementos fundamentales sobre los que aprendemos en las clases de química, fueron un descubrimiento reciente. ¿Cómo podía saber alguien de qué estaban hechas las cosas a un nivel tan pequeño sin un microscopio?

Pues, en realidad, los átomos fueron descubiertos hace mucho tiempo, por un griego llamado Demócrito, alrededor del año 400 a. C. Era un filósofo, o un «científico natural», como solían llamarlo, y desde entonces se le ha considerado el «padre de la ciencia moderna».

Sin embargo, hay que decir que simplemente lo adivinó, o al menos que fue una hipótesis muy afortunada. No fue hasta mucho más tarde, en el siglo XVIII, cuando esta teoría atómica fue aceptada cuando John Dalton la dio a conocer.

El vidrio es un líquido

Este es un dato clásico de la química, pero no deja de ser sorprendente. El vidrio es en realidad un líquido, en lugar del sólido que cabría esperar. El vidrio en realidad fluye, muy lentamente: si echas un vistazo a unas ventanas viejas, verás que la parte inferior del cristal es notablemente más gruesa que la parte superior.

¿Por qué pasa esto? El vidrio se fabrica enfriando muy rápidamente una sustancia fundida. Como este enfriamiento ocurre tan rápido, no cristaliza. Más bien, los enlaces químicos en la estructura molecular de la sustancia esencialmente se endurecen, ya que carecen de energía térmica para moverse libremente.

Aunque no lo parezca, el vidrio fluye, pero fluye a una velocidad a la que le llevaría millones de años hacer lo que el agua puede hacer en solo un segundo.

El agua se siente más fría que el aire, aunque estén a la misma temperatura

¿Alguna vez te has sorprendido cuando, en un día caluroso, te has lanzado a lo que debería ser una piscina de agua tibia y en realidad estaba helada? Hay una razón científica para este fenómeno.

El agua, aunque esté exactamente a la misma temperatura que el aire, siempre se siente más fría. Esto se debe a que el agua conduce mucho mejor el calor que el aire, que en realidad es un aislante térmico (por eso generalmente hay un espacio de aire entre dos capas de ladrillos en las paredes de nuestras casas). El aire es mucho menos denso que el agua, lo que significa que los átomos que contiene están más separados. En consecuencia, ¡la energía térmica no puede atravesarlo tan fácilmente!

El ajedrez y los átomos

Este dato es alucinante.

La mayoría de los físicos están de acuerdo en que, en todo el universo, hay aproximadamente 10⁸⁰ átomos. Eso es 10 con otros veinticinco ceros al final, o cien vigintillones. Un número muy grande.

Sin embargo, en realidad hay más movimientos posibles en una partida de ajedrez: 10¹²⁰. Este número es solo una estimación, realizada por un matemático que quería enseñar a un ordenador a jugar al ajedrez. Pero se basa en un promedio de treinta movimientos posibles en cualquier momento de la partida y cada partida dura, de media, ochenta movimientos.

datos sorprendentes quimica
Sabiendo esto, el ajedrez no parece tan aburrido después de todo, ¡y tampoco la química!

Datos divertidos sobre los ácidos y las bases

Las bases y el jabón

Probablemente uses bases con más frecuencia de lo que crees, ya que son el ingrediente básico de los productos de limpieza (sustancias como la lejía, por ejemplo) y cosas como la levadura.

Pero probablemente te hayan dicho: «¡usa guantes cuando utilices la lejía!». Seguro que en el laboratorio de química o en las clases de química, también te dijeron que no tocaras las bases. ¿Sabes por qué podría ser esto?

¡Porque las bases convierten tus manos en jabón! Reaccionan con los ácidos grasos de las manos en un proceso llamado saponificación, por lo que, si tocas la lejía, notarás las manos extrañamente suaves y resbaladizas. ¡Es porque te estás convirtiendo en jabón!

Ácido gástrico

El estómago está lleno de ácido, una mezcla de ácido clorhídrico, cloruro de sodio y cloruro de potasio en diferentes niveles de concentración, que ayudan a descomponer los alimentos y matar las bacterias. Es una especie de defensa biológica contra cualquier enfermedad que pase por la boca.

Pero este ácido es asombroso. Tan fuerte como el ácido de una batería, entre uno y tres en la escala de pH, este ácido es lo suficientemente potente como para fundir el metal. Si te cayera en la piel, directamente te quemarías.

Realmente, es un milagro de la biología que vayamos por la vida con este ácido en el cuerpo todos los días.

Abejas, avispas; ácidos, bases.

La dicotomía entre ácidos y bases es fascinante. Pero lo divertido es que, en este tema, el mundo de la química es muy evidente en la naturaleza, en los seres vivos que nos rodean.

Tomemos como ejemplo a las abejas y las avispas, los dos villanos de los días de verano: uno torpe pero peligroso, el otro de aspecto maligno y cruel. Estos insectos son en realidad los compañeros perfectos, ya que también son químicos opuestos. ¡La picadura de una abeja es ácida, mientras que la de una avispa es básica!

hechos sorprendentes quimica
Las abejas y las avispas son químicos opuestos. ¡La química está en todas partes!

Así, técnicamente, la mejor manera de aliviar una picadura de abeja es que te pique una avispa (¡en el mismo lugar!), y viceversa. ¡Esto debería neutralizar el dolor!

¿Necesitas un profesor de Física y química?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.