Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Irregularidades gramaticales de la lengua de Molière

Publicado por Raquel, el 27/05/2018 Blog > Idiomas > Francés > Obstáculos Frecuentes al Aprender Francés

«Antes de pensar, hay que estudiar. Solo los filósofos piensan antes de estudiar». – Gaston Bachelard (1884-1962).

Aprender un idioma como el francés no es tarea fácil, sobre todo cuando nos toca aprender los cientos de reglas gramaticales (¡y sus excepciones!), como la construcción de frases, la conjugación de los verbos y la acentuación de las palabras.

No obstante, la lengua francesa es muy cercana a la nuestra. Ambas son lenguas romances y, como tal, comparten muchas similitudes. Se trata del segundo idioma extranjero más estudiado en España (en un 20%, aproximadamente), tan solo por detrás del inglés.

En este artículo vamos a intentar arrojar algo de luz sobre los aspectos más complicados de la lengua francesa: sus excepciones e irregularidades.

¿Te animas a descubrir los entresijos de la gramática francesa?

Aprende a pronunciar el alfabeto francés

Antes de aprender (y comprender) el funcionamiento de la gramática francesa, debemos aprender bien el alfabeto y su pronunciación.

Disfruta aprendendiendo a hablar una de las lenguas más internacionales del mundo. ¿Quieres aprender la lengua de Molière?

La lengua francesa utiliza un alfabeto muy parecido al nuestro, ya que ambos proceden del latín, pero hay unas pocas letras que son distintas.

En español podemos decir que tenemos 29 letras: 5 vocales y 21 consonantes (entre las que encontramos una letra que solo tenemos nosotros, la «ñ», y a donde debemos añadir dos construcciones particulares, la «ch» y la «ll», que, hasta la reforma de la Real Academia Española de 2010, se consideraban dos consonantes más). El alfabeto francés consta de un total de 26 letras.

Para facilitar las cosas, ambos idiomas comparten las mismas 5 vocales: «a», «e», «i», «o» e «u». La pronunciación en francés de estas letras es prácticamente idéntica, la única diferencia depende de la manera en la que estén acentuadas en cada palabra. Así, no es lo mismo una «e» escrita con acento grave («é»), que con acento agudo («è»). Además, a esto le añadimos la pequeña particularidad de que en francés existen letras mudas, como en muchos casos la «e» a final de palabra (malade, forme, etc.). Sobre esta particularidad de los sonidos mudos hablaremos más adelante.

¿Has oído alguna vez a un francés hablar en español? Quizás te hayas dado cuenta de que suelen tener problemas a la hora de reproducir ciertos sonidos porque en su idioma no existen o porque se pronuncian de manera distinta. Un ejemplo muy claro lo encontramos en nuestras «r». Parece que para los españoles las «r» francesas son imposibles, pero para los franceses las «r» españolas son incluso más difíciles. Algo similar ocurre con otros sonidos que en francés no existen, como la «ll» o la «j».

Estas dificultades se deben a que nuestro sistema fonológico se estructura de manera distinta a medida que desarrollamos nuestra lengua materna de pequeños, cuando aprendemos a hablar. Si no aprendimos en su momento a realizar ciertos sonidos, lo más probable es que, cuanto más tiempo pase, más nos cueste reproducirlos. Pero no te preocupes, será cuestión de mucha práctica, esfuerzo y paciencia. Ante todo, no te desesperes y persevera.

Si quieres aprender a hablar español como un auténtico nativo de Francia o de Canadá, debes también entender que las vocales francesas tienden a ser más largas que las españolas. Esos pequeños matices serán los que te permitirán hacer a cualquiera creer que el francés es tu lengua materna.

Aprender a pronunciar las vocales correctamente te ayudará a perfeccionar tu dominio del francés y a entender mejor las reglas gramaticales del francés.

En francés hay muchas vocales que, combinadas, producen sonidos particulares. ¿Quieres descubrirlos?

Descubre también los distintos acentos que se usan en francés.

Falsos amigos en francés para hispanohablantes

La lengua francesa comparte muchas similitudes con otras lenguas romances vivas (español, italiano, portugués, rumano…); además de compartir una estructura sintagmática (SVO), muchas lenguas romances comparten raíces etimológicas y, por tanto, no es de extrañar que encontremos palabras que, pese a ser muy parecidas (o exactamente iguales) en otros idiomas, tienen un significado totalmente distinto. Estas palabras o expresiones reciben el nombre de «falsos amigos».

Los falsos amigos nos pueden dar muchos quebraderos de cabeza. Para “salir” en francés decimos “sortir”. “Salir” en francés significa “ensuciar”.

La lista de falsos amigos podría ser infinita, pero aquí hemos hecho una pequeña recopilación de los más recurrentes:

  • «depuis»: aunque puedas pensar que significa «después», lo cierto es que quiere decir «desde». «Después» se dice «après».
  • «contester»: no es «contestar» (que se dice «répondre»), sino «oponerse». Cambia el sentido, ¿verdad?
  • «décade»: aunque puede parecer lo mismo que nuestra década, lo cierto es que en francés «décade» significa «periodo de 10 días».
  • «embarras»: si sabes inglés esta te resultará fácil, porque, al igual que en el idioma de Shakespeare, no estamos hablando de «embarazo» (grossesse), sino de «aprieto/molestia/vergüenza».
  • «infirme»: significa «minusválido» y no «enfermo» (que se dice «malade»).
  • «nouvelle»: aunque lo puede parecer, no es una «novela», sino una «noticia». «Novela» se dice «roman».
  • «sombre»: tampoco significa «sombra», sino «oscuro». Lo curioso es que «sombra» en francés se dice «ombre», que incluso se parece a «hombre» en español («homme»).
  • «salir»: «ensuciar». Para marcharse de un sitio en francés utilizamos el verbo «sortir».
  • «sentir»: está relacionado con los sentidos, pero se refiere al olfato («oler»). «Sentir» en francés se dice «ressentir», aunque también se puede decir «sentir».
  • «sol»: no es el Astro Rey («soleil»), sino el «suelo».
  • «subir»: aunque nosotros tenemos una palabra que se escribe exactamente de la misma manera, en francés significa «sufrir». «Subir» se dice «monter».
  • «ver»: tampoco nos referimos al verbo de «percibir con los ojos» (que se dice «voir»), sino a un «gusano».

Como ves, los falsos amigos pueden llegar a ser muy confusos cuando estamos aprendiendo un idioma. Hasta tal punto que podemos llegar a caer en alguna que otra situación embarazosa. Por ejemplo, si te vas a Francia y estás resfriado y constipado, no digas en tu farmacia «Je suis constipé» porque lo que te darán será un laxante («constipé» = «estreñido»), que probablemente no será lo que necesites.

¿Qué opinas? ¿Te has encontrado alguna vez con un falso amigo? ¿Cuáles han sido para ti los más complicados de aprender? ¡Comparte con nosotros tu experiencia!

¿Cómo repasar francés para hacer frente a estas dificultades del idioma?

La gramática y la ortografía son quizás las partes más difíciles de dominar de un idioma.

Estudia francés donde y cuando quieras. Hoy en día hay apps estupendas para que aprendas o repases francés en tus ratos libres.

Para escribir en francés debes prestar especial atención porque, a diferencia de como ocurre con el español, el francés no se escribe igual que se habla. La pronunciación de las palabras en francés varía en función del orden de las letras y de sus combinaciones, por lo que resulta especialmente complicado escribir de manera correcta sin faltas de ortografía (¡y sin equivocarse con los acentos!).

Por norma general, una buena ortografía te sumará muchos puntos, ya sea a la hora de buscar un trabajo, de preparar un examen de certificación, de mejorar tus resultados académicos…

Entonces, ¿cómo podemos practicar francés cada día?

Como es evidente, existen muchas maneras de aprender y repasar francés. Lo ideal es que esta práctica se convierta en algo rutinario, para que el aprendizaje sea lo más eficaz posible.

Te puedes ayudar de libros, páginas web o incluso aplicaciones para Smartphones, como Duolingo. Deberás crear una cuenta para inscribirte, pero de manera gratuita podrás seguir una gran cantidad de clases y sesiones para ir aprendiendo poco a poco. Traducciones, ejercicios de vocabulario, reconocimiento vocal, corrector ortográfico… Estas son solo algunas de las múltiples funciones de esta aplicación.

Otra idea para repasar todas estas complicaciones de la lengua francesa es que te apuntes a unas clases de francés, ya sean en línea, en una academia o a domicilio con uno de nuestros superprofes particulares.

Además de ayudarte a perfeccionar tu francés (conjugaciones, tiempos verbales, adverbios, adjetivos, etc.), mejorar tu ortografía y aprender ciertos aspectos gramaticales nuevos, nuestros profesores te enseñarán con ejemplos y te proporcionarán una formación íntegra en con conocimientos de cultura general sobre el mundo francófono.

¿Y si te animas a hacer algún viaje a Canadá, Marruecos, Bélgica o El Líbano? El francés te puede llevar a rincones preciosos de todo el mundo.

Otra forma magnífica de mejorar tu nivel de gramática francés es vivir una experiencia de inmersión completa. Pero no te preocupes si no tienes los medios o el tiempo necesario para viajar, ¡no tienes por qué salir de casa!

Hazte con una libreta para anotar las palabras que se te atraganten. Te animamos a que vayas anotando las palabras y expresiones nuevas en una libreta.

¿Qué puedes hacer? Aquí te dejamos algunas ideas:

  • Escucha audiolibros o podcasts en francés.
  • Lee la prensa francesa.
  • Fíjate en las estructuras, construcciones y palabras que no conoces y toma nota.
  • Lee algún que otro libro de la literatura francesa. Quizás no consigas entender el 100%, pero de esta manera te irás acostumbrando al idioma e irás aprendiendo vocabulario, tiempos verbales, conectores, expresiones, etc.

Además, si no puedes viajar a un país de habla francófona, también puedes complementar esta experiencia de inmersión con películas francesas (o dobladas al francés) para acostumbrar tu oído.

Pequeño truco de Superprof: hazte con una libreta para anotar vocabulario y expresiones nuevas. Cada día, tómate un ratito para memorizar por lo menos cinco palabras o expresiones y aprovecha cualquier momento que tengas para ponerlos en práctica. A medida que las vayas utilizando, las irás asimilando y pasarán a formar parte de tu «francés activo».

¿Quieres aprender a estructurar correctamente las frases en francés?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar