Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Apoyo escolar a domicilio: ¿una simple ayuda con los deberes o algo más que eso?

Publicado por Marisol, el 15/11/2017 Blog > Clases particulares > Apoyo escolar > El Apoyo Escolar: Más que una Ayuda a Alumnos con Dificultades

Desde cierto punto de vista, el apoyo escolar puede considerarse como una gran suerte, aunque es cierto que conlleva un gasto, muy elevado para algunas familias. No obstante, también es cierto que puede verse como un castigo para el niño.

Pero cuando utilizamos el término «apoyo escolar», ¿a qué nos referimos?.

El apoyo escolar es de gran utilidad, puesto que, por lo general, mientras que el profesor del centro escolar no puede permitirse el lujo de detenerse en las dificultades de un alumno, el profesor de apoyo escolar sí puede tomarse su tiempo e incluso adaptar su metodología al alumno que presenta tales dificultades.

Hay demasiadas personas que tienden a ver el apoyo escolar a domicilio como una ayuda para los alumnos con dificultades, pero esa es una visión demasiado simplista, ya que, como verás a continuación, las clases a domicilio pueden ser mucho más que eso.

El uso creciente del apoyo escolar por las deficiencias del sistema educativo

Todos lo podemos ver a nuestro alrededor, con los padres que conocemos, con nuestros amigos cercanos, etc.: cada vez es más común recurrir al uso del apoyo escolar, de la ayuda con los deberes y de las clases particulares.

Más que un fenómeno, el apoyo escolar se sitúa hoy en día como un complemento del sistema educativo. De hecho, en Superprof, hemos visto mes tras mes y año tras año, el rápido desarrollo de las clases de apoyo escolar en los hábitos de los estudiantes.

¿Cuál es el objetivo del apoyo escolar? ¿Por qué elegir entre el apoyo escolar y el sistema educativo cuando ambos son perfectamente complementarios?

¿Cómo se explica esto? Creemos que hay dos razones principales…

El apoyo escolar: el complemento perfecto del sistema educativo

Ahora que el sistema educativo se enfrenta a muchas transformaciones, sobre todo, por la aprobación de la LOMCE, los padres tienen derecho a cuestionar la enseñanza pública.

Nosotros no vamos a criticar el sistema educativo o los programas escolares. Sin embargo, no se puede negar que el uso cada vez más sistemático de las clases particulares a domicilio es, en sí mismo, una señal de desconfianza.

¿Los padres ya no tienen confianza en las clases de matemáticas, de idiomas (inglés, francés, alemán), de ciencias, de lengua castellana y otras asignaturas que reciben los niños en el centro escolar? ¿Es el apoyo escolar la solución para las deficiencias del sistema educativo? Digamos que el apoyo escolar y la ayuda con los deberes son un complemento a la enseñanza pública de primaria, secundaria, bachillerato y universidad.

A principio del curso escolar, muchos niños presentan dificultades a la hora de concentrarse. Y cuando esto ocurre, ya sea en bachiller, en la ESO, en primaria o en otro curso, ¿eso implica perder ese año e incluso tener que repetir? Por supuesto que no. La solución suele ser recurrir a las clases particulares a domicilio o al apoyo escolar.

Además, los profesores de los centros públicos tienen que seguir un programa educativo durante el año escolar, programa en el que a veces no pueden detenerse demasiado o que no pueden variar. Esto es lo normal, pero no quiere decir que los niños hayan asimilado todo.

Por lo tanto, una vez más, cuando el alumno se bloquea ante un determinado tema o una determinada cuestión, las clases de apoyo escolar son un complemento esencial del sistema educativo.

El apoyo escolar a domicilio para sustituir a los padres

Si el apoyo escolar tiene tanto éxito hoy en día también se debe a que la sociedad ha cambiado. La vida de los padres ha variado significativamente, puesto que ahora es mucho más activa que nunca.

Las madres, en comparación con las generaciones anteriores, trabajan cada vez más. Ambos progenitores pasan también más tiempo trabajando. Por lo que cuando llegan a casa, tienen menos tiempo para ayudar a sus hijos con los deberes o con la clase de matemáticas de ese día.

Con el fin de ayudar a los padres a tener el control de la educación de sus hijos, pero de una forma diferente, el apoyo escolar parece ser una vez más la alternativa adecuada.

Aunque los padres tengan conocimientos sobre idiomas, comercio internacional, física y química, ciencias, lengua, gramática, historia y geografía, etc., tienen cada vez menos tiempo para ayudar a sus hijos con los deberes y el estudio.

Por lo tanto, buscar un apoyo escolar profesional parece la solución más lógica. Si vives en la capital española y deseas tomar clases de apoyo para preparar el bachillerato, no dudes en utilizar nuestra plataforma o ponerte en contacto con la academia bachillerato Madrid más cercana.

Recuerda que tienes que buscar a una persona empática, dispuesta a trabajar con los distintos puntos de conflicto que presente el alumno y ayudarlo a superarse y a cumplir sus ambiciones. Nada de autoritarismo y de simplemente mejorar las notas, pues aunque los resultados se puedan ver a corto plazo, a la larga, todo volverá a ser como antes sin haber atajado el problema de raíz.

El apoyo escolar en cada etapa educativa

Ya que una buena formación en primaria, secundaria o bachillerato suele ser un factor determinante para el desarrollo personal y profesional de los alumnos, el apoyo escolar surge como un excelente recurso para poder dirigir o asistir el estudio de los alumnos, ya que las condiciones de trabajo personal y el método utilizado para el estudio suelen repercutir, así como la capacidad intelectual y los rasgos de personalidad, en el rendimiento académico que esperan tanto los alumnos como su entorno.

Por ejemplo, el apoyo escolar suele cubrir las siguientes necesidades según las distintas etapas escolares:

  • Atención personalizada.
  • Apoyo y ayuda a la hora de realizar los deberes y asimilar conceptos y asignaturas en las que presenten dificultades, así como a la hora de preparar exámenes como la prueba de acceso a la universidad (Selectividad).
  • Recuperación de las clases perdidas o refuerzo en aquellas áreas que no haya asimilado el alumno.
  • Mejora en el rendimiento académico, sobre todo en Bachillerato, con vistas al acceso a la titulación y universidad deseadas.
  • Progreso en la capacidad de aprendizaje mediante la adquisición de un hábito de estudio adecuado (especialmente en primaria y secundaria).

¿Buscas unas clases de apoyo en Málaga?

Apoyo escolar: recurso útil para los alumnos con dificultades

Cuando se habla de apoyo escolar a domicilio, hay dos tipos de perfiles con respecto a los alumnos:

  • Los que no tienen dificultades y tienen grandes ambiciones para sus estudios de posgrado (universidad, escuelas superiores, conseguir matrículas y becas, etc.).
  • Los que simplemente necesitan ayuda para no repetir curso.

La contribución del apoyo escolar a la hora de hacer los deberes. Cuando la pila de deberes es así de alta, ¡hace falta una ayuda!

Para los profesores particulares, estos últimos representan un auténtico desafío, ya que los alumnos tienen muchas dificultades en el centro escolar y se sienten asfixiados por el ritmo que se les impone. Los padres no pueden dejarles suspender y que se queden atrás de forma irreversible.

Es en ese momento cuando el apoyo escolar a domicilio es realmente útil. Con unas clases a domicilio personalizadas, ejercicios interactivos, una metodología diferente y repasos adecuados, el alumno puede aprender de manera una diferente, ofreciendo en numerosas ocasiones, excelentes resultados. El profesor de apoyo escolar tiene mucha libertad para impartir las clases como crea conveniente.

Así, dos metodologías son mejores que una para entender, por fin, una clase de matemáticas, de inglés, de química, etc., ¿no crees? Recurrir al apoyo escolar no implica necesariamente el éxito académico de los alumnos, pero sí que al menos se pongan al día.

Con unas clases adaptadas al alumno, el profesor particular puede detenerse, por ejemplo, en las dificultades que tenga en matemáticas o en cualquier duda que tenga sobre una materia concreta; algo que parece imposible en los centros públicos, cuando el profesor tiene que hacer frente a una clase de treinta alumnos.

Asimismo, el niño tendrá un espacio abierto en el que podrá desarrollarse plenamente y liberar todas sus dudas sin tener la sensación de que nadie le escucha, sino que hay alguien al otro lado prestándole atención y dispuesto a darle todos los recursos necesarios para mejorar y salir adelante.

Hay que tener también en cuenta que en numerosas ocasiones, cuando un niño baja las notas creemos que es porque no ha estudiado mucho o porque presenta alguna dificultad de aprendizaje. No obstante, hay que tener en cuenta otras cuestiones como los problemas que puede haber a nivel interno en la familia, pues puede que los esté somatizando.

El apoyo escolar para entrar en la universidad

El otro perfil de alumnos que hemos mencionado antes es el de los adolescentes que apuntan alto y quieren sacar buenas notas en matemáticas o en los exámenes y entrar en una buena universidad o en una escuela superior de prestigio.

A menudo presionados por los padres, este tipo de alumnos no puede hacerlo solo, a menos que tengan una inteligencia superior. Siempre cabe la posibilidad de recurrir al apoyo de un profesor particular a domicilio, una opción muy interesante y una alternativa a la academia selectividad.

Podrá ayudar al alumno a ir más allá en su aprendizaje:

  • Le ayudará a practicar más las lenguas extranjeras;
  • a profundizar en los conocimientos de física o matemáticas para sacar matrícula;
  • le proporcionará una metodología más eficaz para repasar;
  • le dará un apoyo escolar personalizado y regular para asegurarle el éxito; entre otros.

Por lo tanto, la opción de recurrir a un profesor particular no se limita a los alumnos con dificultades, sino más bien todo lo contrario. De ahí a utilizar este tipo de apoyo escolar desde la guardería, tal vez no. Pero cuando llegan los estudios importantes, ¡hay que tenerlo en cuenta!

Ayuda con los deberes y acompañamiento personalizado a domicilio

España está entre los países que más horas de deberes impone a la semana, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): seis horas de media que sumar a las jornadas escolares.

Aumentan la desigualdad, alargan los días más allá de las horas que suma una jornada laboral, generan presión a los niños, dolores de cabeza a los padres… los deberes vuelven a ocupar el centro del debate educativo.

De hecho, según afirma el presidente de la Confederación AMPAS Ceapa, Jesús Salido, «Los deberes son una presión institucional hacia el alumnado, pueden llegar a bajar nota. Depende del tiempo de los padres, la formación que tengan, que sepan transmitir esos conocimientos… Es un tema que tenemos tan interiorizado que nos parece que es bueno que nuestros hijos estén en casa haciendo deberes en lugar de estar por la calle, un mensaje que no es el idóneo en absoluto.»

El apoyo escolar solo viene dado por especialistas. Apoyo escolar personalizado.

No obstante, no todo son aspectos negativos. Los deberes ayudan a retener conocimientos, comprender lo trabajado en clase, a mejorar los hábitos de estudio y la actitud hacia la escuela sí como fomentan la autodisciplina y la conexión entre la familia y el colegio.

Felipe de Vicente, presidente de la Asociación de catedráticos de instituto Ancaba, defiende el «trabajo personal» puesto que ayuda a asentar los conocimientos, eso sí, afirma que se debería estudiar la posibilidad de que se realizaran en horario lectivo, puesto que España se encuentra entre los países que más horas de clase tiene.

Por lo tanto y en línea con lo afirmado, la ayuda con los deberes y el acompañamiento personalizado a domicilio son más relevantes que nunca. El colegio, el instituto, la universidad y las escuelas superiores son etapas de la vida escolar en las que hay muchos deberes.

Somos conscientes de que los deberes son importantes, pero a una edad temprana no siempre se tiene la seriedad o la disciplina para hacerlos y para repasar con regularidad. Esta es otra de las razones por las que la enseñanza a domicilio y la ayuda con los deberes sirven tanto: la flexibilidad que aportan es muy interesante.

En este punto, aparece la denominada «trifuerza»: en el apoyo escolar, padres, profesor y alumnos trabajan conjuntamente para conseguir los objetivos.

Por ejemplo, la Junta de Andalucía pone a disposición de la población una guía sobre el Programa de Acompañamiento Escolar, el cual «potencia el establecimiento de una vinculación positiva del alumnado con su Centro educativo, facilitando así la integración y el éxito escolar del alumnado participante». De hecho, el Programa surge con el motivo de mejorar los resultados del éxito escolar en determinados Centros de Educación Infantil y Primaria y de Educación Secundaria Obligatoria.

Los niños con dificultades pueden recurrir perfectamente al apoyo escolar. El apoyo escolar puede ser perfectamente la solución a todos tus problemas. No dudes en recurrir a ella si lo precisas.

¿A qué tipo de alumnos se dirigen los programas de acompañamiento escolar?

  • Familias que por razones diversas (bajo nivel sociocultural, dificultad para compatibilizar la vida familiar y laboral, etc.) no disponen del tiempo preciso o de la información necesaria para hacer un correcto seguimiento escolar de sus hijos.
  • Familias con situaciones socioeconómicas y emocionales adversas (desempleo, bajos ingresos económicos, inestabilidad laboral o problemas de salud de algunos de los miembros de la familia); circunstancias difíciles para realizar un seguimiento de la evolución escolar de los niños.
  • Familias que pertenecen al colectivo de inmigrantes que presentan, en ocasiones, dificultades para adaptarse bien en el centro (desconocimiento de la lengua española (o de la cultura), falta de recursos económicos, falta de apoyo familiar o social, etc.).
  • Alumnado procedente de otras tipologías: alumnos con dificultades de aprendizaje, falta de hábitos de estudio, escasez de madurez personal, desorganización, bajo autoconcepto académico, falta de habilidades sociales para integrarse adecuadamente en el centro… Es decir, cualquier circunstancia personal que obstaculice el proceso educativo de los alumnos.

Es importante tener en cuenta que el apoyo a domicilio no es solo para los alumnos con dificultades, como hemos comentado antes, sino que también puede servir de acompañamiento escolar a largo plazo para ayudar a los alumnos a mejorar.

El profesor de apoyo: su nuevo papel de entrenador escolar

Es importante ver al profesor de apoyo escolar de una manera diferente, ya que no se trata de un profesor que está por encima de su clase, tampoco se trata de un amigo, aunque se desplace hasta la casa del alumno. Su posición es única en comparación con los profesores que conocen los niños en su entorno. Se dirige a él de igual a igual, mientras le imparte clase siguiendo el programa escolar.

Su objetivo no es impresionar o pasar a otra cosa rápidamente, sino simplemente hacer que el niño o el adolescente comprenda las lecciones. El fruto de su trabajo se mide así: ¿el alumno ha aprendido la lección o no?

Para lograr su objetivo, asumirá el papel de entrenador escolar. El apoyo y el acompañamiento escolar también son eso. El profesor da las claves teóricas y prácticas a tu hijo, pero no solo eso, puesto que para lograr unos buenos resultados, a veces tiene que romper las barreras psicológicas creadas por el propio centro escolar. De este modo, se convierte en un entrenador que tratará de entender el porqué del cómo y, finalmente, intentará resolver el problema.

Y esto se aplica en todas las asignaturas: matemáticas, lengua, historia, geografía, inglés, francés, física, química, etc.

Diferencias terminológicas: refuerzo educativo y apoyo especializado

En numerosas ocasiones, encontramos que estos dos términos, pertenecientes al campo del «apoyo escolar», se utilizan indistintamente como sinónimos, cuando de verdad no lo son. Se trata de dos términos que utilizamos para referirnos a las dificultades y necesidades que presenta un alumno. No obstante, el refuerzo educativo es una medida que se suele adoptar cuando un alumno no presenta una necesidad especial, a diferencia del apoyo especializado, que supone una medida extraordinaria, ya que requiere un informe de evaluación psicopedagógica previo y un dictamen de escolarización que establezca qué medidas se deben tomar.

Los alumnos que reciben este tipo de apoyo especializado son aquellos que presentan necesidades educativas especiales, por lo que lo suele impartir un profesorado de apoyo especializado, que en España únicamente son los maestros de Pedagogía Terapéutica y los maestros de Audición y Lenguaje. De ahí que se denomine «apoyo especializado», porque lo imparten profesionales especializados.

De hecho, el contenido del apoyo especializado suele comprender contenidos que no se corresponden ni con el curso ni con el nivel del alumno. Por ejemplo, un alumno escolarizado en 6.º de Primaria puede recibir apoyo especializado de Audición y Lenguaje y uno de los aprendizajes que trabaje con este profesional puede ser mejorar las bases funcionales del lenguaje, algo que no está contemplado en el programa de su curso, pero sí en la Adaptación Curricular o el Plan de Trabajo Individualizado.

A diferencia del refuerzo educativo, que suele plantearse como una medida temporal, el apoyo especializado se suele establecer a largo plazo y no solo para un mes o para un trimestre.

El apoyo escolar: otra escuela de la vida

¿Para qué sirve el apoyo escolar? Apoyo escolar: ¿una garantía de éxito?

Por todas estas razones, creemos que el apoyo escolar a domicilio (al igual que el apoyo escolar en línea) es otra escuela de la vida. La escuela, la real, es la que aporta la educación, la socialización y las perspectivas de futuro. No obstante, el apoyo escolar interviene una vez más como un complemento, pues ayuda a cubrir aquellas lagunas que dejan la educación primaria, secundaria, el bachillerato o la universidad.

Su objetivo es trabajar en los pequeños detalles de la vida escolar, en las asignaturas que suelen ser un verdadero dolor de cabeza para los alumnos, así como ayudar con las adaptaciones curriculares o los programas de acompañamiento o de refuerzo y apoyo.

Cuando el adolescente se bloquea y ya no puede avanzar, necesita una educación personalizada para poder seguir avanzando.

¿Qué esperas para iniciarte en la aventura del apoyo escolar?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar