Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son los rasgos que definen al apoyo escolar a domicilio?

Publicado por Lara, el 12/03/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Las Clases Particulares: ¡Un Servicio a la Comunidad con sus Propias Características!

Un proverbio chino dice: «Sin el apoyo de un profesor, el joven árbol se curvará fácilmente».

Es precisamente para esto para lo que sirve dar clases de apoyo escolar a un joven alumno con Superprof: transmitirle una serie de conocimientos para que consolide el pilar de los saberes básicos. De manera que más tarde, pueda pensar por él mismo y pueda aprender con rapidez y facilidad.

¿Cómo dar clases particulares y ganar dinero con esta actividad? Son muchos los que se hacen esta pregunta durante los estudios superiores.

Aquí tienes, de alguna manera, una monografía sobre los desafíos escolares en España en la actualidad.

Panorama actual de las profesiones relacionadas con los Servicios y, en especial, con los Servicios Socioculturales y a la Comunidad

En España, actualmente el sector de los Servicios Socioculturales y a la Comunidad está experimentando un crecimiento con respecto a décadas anteriores.

El número creciente de personas en situación de dependencia, así como el incremento de los alumnos con dificultades escolares hace que, cada vez más, se recurra al trabajo a domicilio.

La prestación de servicios a personas dependientes aumenta con el paso del tiempo. ¡Los Servicios Socioculturales y a la Comunidad: un sector en auge!

Según la EPA (Encuesta de Población Activa), en el 4º trimestre del 2017, el número de población activa ascendió a los 18.998.400 trabajadores. La cifra de parados alcanzó los 3.766.700, lo que se traduce en un 58,80% de población activa y un 16,55% de parados.  De este casi 60% de población activa, una gran parte se dedica al sector Servicios, y en concreto, a los Servicios Socioculturales y a la Comunidad.

Y es que, efectivamente, este sector ha generado un gran número de empleos en España en los últimos años. En otras palabras, millones de hogares españoles recurren cada año a este tipo de servicios.

Tal es su importancia en la actualidad, que a su vez, la oferta formativa es más amplia. Cursos, certificados de profesionalidad, grados universitarios… diferentes modalidades que versan sobre la Atención Sociosanitaria, la Dinamización comunitaria, la Información juvenil, la Atención al alumnado con necesidades educativas especiales (ECNEE) en centros educativos, y muchos más, con el principal objetivo de formar a futuros profesionales.

El «mercado» de los Servicios Socioculturales y a la Comunidad – que recibe el apoyo del Estado – está formado por un alto porcentaje de asociaciones e instituciones públicas. No obstante, se constata un desarrollo considerable por parte de la iniciativa privada, con un elevado número de empresas dedicadas a esta rama del sector terciario.

El sector de los Servicios Socioculturales y a la Comunidad engloba diferentes profesiones relacionadas con la asistencia o acompañamiento de personas en la vida cotidiana, como puede ser la puericultura, el empleo doméstico o la atención sociosanitaria a personas en el domicilio.

Un filón para aquellos que prestan este tipo de servicios y, que bien saben, que la demanda sigue creciendo.

Y es que el sector Servicios, en general, ha conseguido revivir y hacer crecer el PIB (Producto Interior Bruto) español tras los pasados años de crisis en unos 748.000 millones de euros. No obstante, la «economía sumergida» sigue estando presente y, a menudo, lleva a personas a caer en la trampa de la precariedad desprovista de protección social.

Para impedir este problema, percibido por muchos como una plaga, los Poderes Públicos están llevando a cabo, de manera progresiva, diferentes medidas para incitar la declaración de todo tipo de actividad profesional. Especialmente, esto puede verse en las diferentes iniciativas relacionadas con el emprendimiento.

Como consecuencia, se observa cierto crecimiento en el número de profesionales que prestan sus servicios a domicilio bajo el régimen de autónomos. Especialmente, tenemos que destacar el sector de las clases particulares, y sin duda, esto nos lleva a pensar en la plataforma Superprof.

¡Descubre cuáles son las ventajas financieras de dar clases particulares!

Las clases particulares a domicilio como servicio a la comunidad

Nuestros profesores particulares a domicilio son profesores autónomos y, por lo tanto, se encuentran dados de alta en este régimen profesional. Se trata de trabajadores por cuenta propia y no por cuenta ajena. Estos últimos están vinculados a una empresa mediante un contrato de trabajo.

En cuanto a los trabajadores por cuenta propia, la ley que regula este régimen es la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. En esta ley, podrás consultar todo lo relativo a las bonificaciones, derechos y obligaciones del trabajador autónomo, etc.

Conseguir alumnos gracias a plataformas como Superprof. Gabriel, profesor de matemáticas, con un buen número de alumnos en Superprof.

Aunque en España cada vez hay más profesores particulares a domicilio, Francia es el líder de las clases particulares en Europa, con una cifra estimada en 2 mil millones de euros. Grecia es otro país europeo en donde las clases particulares a domicilio también es una práctica habitual, el 74% de los estudiantes reciben este tipo de apoyo.

Además, es indiscutiblemente una actividad muy rentable en términos económicos: 1 millón de alumnos habrían recurrido al acompañamiento escolar cada curso y este fenómeno permitiría al Estado ahorrar una gran suma de dinero al año gracias al control de los gastos relacionados con la repetición de curso y otros aspectos.

En España, el 44% de los alumnos acude a clases privadas, por lo que puede observarse que las dificultades escolares para algunos estudiantes continúan existiendo. Desde la etapa de la Educación Primaria y Secundaria, pasando por Bachillerato, hasta llegar a los estudios superiores en la universidad.

Cada año, profesores que cuentan con diferentes titulaciones o estudiantes universitarios imparten aproximadamente 40 millones de horas de clases a domicilio, las cuales son pagadas por los padres de los alumnos. Estas horas de acompañamiento personalizado generan un gasto medio de 700 euros, el sueldo de muchos hogares españoles.

Algo que preocupa a algunos economistas y sociólogos, ya que el apoyo escolar y las clases particulares a domicilio harían aumentar las desigualdades escolares, puesto que los hogares con mayores recursos económicos podrían permitirse dedicar una parte de sus ingresos mensuales a la mejora de los resultados escolares de sus hijos.

Ya en 1973, el sociólogo francés R. Boudon (1934-2013) mostró en su libro L’inegalité des chances (La desigualdad de oportunidades) que la educación, así como la oportunidad de poder estudiar en la universidad, genera un sacrificio, un coste adicional para las familias que cuentan con menores recursos económicos, de ahí que prefieran acceder al «mercado laboral» más que invertir sus limitados ingresos en educación, puesto que lo consideran como algo que les puede proporcionar menos oportunidades de salir adelante o más inciertas.

Sin embargo, el profesor que da clases particulares y que actúa como uno de los muchos actores que proporcionan servicios a la comunidad, se convierte en una herramienta poderosa para luchar contra el fracaso escolar – en algunos casos, incluso algo peor, la fobia que algunos alumnos sienten hacia el colegio -, y ayudar a progresar a sus alumnos, ya sea para aprender un idioma o perfeccionar los conocimientos en determinadas asignaturas de ciencias o de letras…

Tal es la misión de nuestros profesores.

Ser profesor particular conlleva trabajar por cuenta propia

Dar clases particulares a cualquier nivel conlleva, en la mayoría de los casos, trabajar por cuenta propia, es decir, como autónomo.

Es cierto que existen algunas empresas que ofrecen servicios de clases particulares a domicilio, las cuales actúan como intermediarias entre profesores y alumnos, de manera que los profesores suelen ser contratados por horas y la tarifa que se les paga depende del nivel que impartan.

Algunas profesiones se desarrollan bajo el régimen de autónomos, como las clases particulares. Para ser profesor particular a domicilio tienes que saber manejarte como autónomo.

En este caso, el profesor no ganará lo mismo de lo que puede ganar si trabajara como profesor autónomo, ya que, obviamente, la empresa se queda con un porcentaje de la tarifa al actuar como intermediaria y al proporcionarle alumnos al docente.

Muchos profesores que empiezan en este tipo de enseñanza prefieren comenzar de la mano de este tipo de empresas para ganar experiencia, y así más adelante, dar el salto y trabajar por su cuenta como profesor autónomo.

La parte positiva de trabajar por tu cuenta: tú decides cuántas horas de clases quieres dar al día o a la semana, tu horario, tus condiciones (tarifa, recuperación de clases canceladas, etc.). Es decir, eres libre para desarrollar tu actividad de manera independiente.

La cuestión del salario neto y de las tarifas a aplicar a las clases particulares es algo que hay tener muy en cuenta: ¿Cuánto voy a facturar al mes con las clases que imparto? ¿Cuáles son los gastos derivados de ser autónomo? ¿Merece la pena ser autónomo con mi número actual de alumnos? Etc.

Tantas y tantas preguntas a las que responder y sin tomarse a la ligera, antes de convertirse en profesor particular por cuenta propia. Pero realmente, sí se puede ganar dinero con las clases particulares. No te limites a dar clases a tus conocidos o círculo más cercano, multiplica tus fuentes para conseguir alumnos, por ejemplo, con Superprof, a través de las redes sociales, o el boca a boca de tus actuales alumnos podrás llegar a más estudiantes que necesiten tu ayuda para poder superar sus lagunas escolares.

Es decir, tienes que estar constantemente atento y en busca de personas a quien puedas impartir tus clases, ya que cuántos más alumnos clases particulares, más horas de trabajo y eso se traduce en mayores ingresos a final de mes.

Ten en cuenta que los alumnos pueden abandonar las clases de un día para otro por diferentes motivos (porque ya han aprobado la asignatura con la que tenían dificultades y no necesitan más tus servicios, por problemas económicos puntuales, por otras necesidades más primordiales que las clases particulares, etc.).

También tienes que trabajar con pedagogía ya que una de tus misiones es adaptarte a las necesidades de cada alumno: no es lo mismo impartir una clase para un grupo de alumnos que una clase individual o preparar clases de Matemáticas para alumnos de Secundaria que de Bachillerato.

Además del método de enseñanza y de la pedagogía, también tienes que estar dispuesto a moverte por distintas zonas de la ciudad – recorrer cada calle, barrio… -, ser flexible y estar disponible más allá del típico horario de oficia que va de 8h a 15h. Piensa que la mayor parte de las clases se concentran por las tardes-noches, desde las 15h hasta las 21h más o menos, y que también tendrás que impartir clases durante las vacaciones escolares e incluso algún que otro fin de semana, especialmente de cara a exámenes finales o de gran importancia como la PAU (Prueba de Acceso a la Universidad).

Pero, a pesar de estos inconvenientes propios de las clases privadas, este tipo de clases ofrecen un seguimiento regular y una relación de confianza entre alumno-profesor. Este último llega a ser capaz de captar las lagunas de su alumno y tomarse su tiempo para hacerle progresar rápidamente en aquello mal aprendido o asimilado.

Y esto es realmente muy gratificante: los padres de los alumnos estarán contentos de ver cómo su hijo retoma el gusto por el aprendizaje al lado de su profesor particular, alumno-profesor vivirán buenas experiencias durante las clases y todo ello se traduce en una serie de elogios que no vienen mal escuchar de vez en cuando.

Todo ello, con la condición de que se respeten los derechos de ambas partes y de que cada parte cumpla con sus obligaciones.

¿Eres profesor funcionario pero quieres redondear tus ingresos mensuales?

Los requisito para dar las clases particulares: derechos y obligaciones

Como hemos mencionado anteriormente, la mayor parte de los profesores particulares son trabajadores autónomos, aunque otros ejercen esta profesión en el mercado negro, es decir, sin declarar ningún tipo de ingreso. Como autónomo, el profesor tiene una serie de derechos, pero también una serie de obligaciones que cumplir.

En primer lugar, el profesor que quiera dedicarse a dar clases particulares por cuenta propia deberá darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), se trata de la tasa que grava el ejercicio de la actividad profesional. Es un trámite obligatorio y que debe realizarse en la Agencia Tributaria. En función de la actividad profesional, el código asignado será diferente.

En la Agencia Tributaria también tendrás que cumplimentar el impreso 036 en el que se especifica el régimen fiscal y la actividad profesional que se va a realizar.

Otro trámite es el alta en el RETA (Régimen Especial de Trabajadores Autónomos). Este no se lleva a cabo en la Agencia Tributaria, sino en la Seguridad Social. Cuando ya hayas realizado estos tres pasos, entonces podrás empezar a facturar tus clases y empezarás a pagar la llamada “cuota de autónomos” que varía cada año.

Y puede que ahora te estés preguntando qué es la cuota de autónomos.

Muy sencillo, es la cantidad que, como autónomo, se debe pagar mensualmente, en función de tu base de cotización. Para que te hagas una idea, tendrás que pagar 344,71 euros/mes de cuota de autónomos para una base mínima de 1152,90 euros/mes.

Además de las obligaciones con la Seguridad Social, también tendrás las propias con Hacienda, derivadas de la fiscalidad del autónomo (IAE, alta censal, IRPF, IVA…).

Otro pago que tendrás que tener en cuenta, salvo que seas un experto contable o con conocimientos en este tema, es el de contar con los servicios de una asesoría. En el 90% de los casos, los autónomos, independientemente de la profesión, contratan los servicios de una asesoría que será la encargada de ocuparse de tus aspectos legales y financieros como empresario, desde resolver dudas que te puedan surgir, hasta preparar las facturas para tus clientes o hacer las declaraciones trimestrales del IVA, etc.

Pero no todo son desventajas o complicaciones, en función del sexo y de la edad, la cuota de autónomos podrá ser más o menos elevada.

Tarifa plana

Se trata de una tarifa cuya cuantía va creciendo con el paso de los meses, desde el primer mes hasta el treinta.

Requisitos para poder beneficiarse de esta cuota:

  • No ser administrador de una sociedad mercantil.
  • No haber recibido anteriormente una bonificación de la Seguridad Social como autónomo, aunque hayan pasado más de cinco años.
  • No ser autónomo colaborador (régimen especial para familiares de los autónomos).

Con la nueva Ley de Autónomos, vigente desde el 1 de enero de 2018, la tarifa plana queda de la siguiente manera.

La tarifa plana se aplica a los 24 primeros meses y queda de la siguiente manera:

  • 12 primeros meses: 50 euros/mes.
  • 6 meses siguientes con una reducción del 50%, unos 137,97 euros/mes.
  • 6 siguientes meses con una reducción del 30%. Es decir, unos 192,79 euros/mes.

¡Atención! Existen más condiciones y reducciones en función de la edad, de si ya se ha sido autónomo anteriormente, de si se cuenta con algún tipo de discapacidad, etc., por lo que te recomendamos que te informes bien en función de tu situación.

Las reformas pasadas y futuras

La educación en España es, sin duda, uno de los ámbitos que mayor número de reformas ha sufrido en los últimos años. Sin olvidarnos de las reformas en el ámbito laboral y sanitario vinculadas a los recortes como consecuencia de la última crisis económica.

Reformas en la Educación; ¿Realmente sirven para mejorar la situación educativa del país? Según los detractores de las reformas educativas llevadas a cabo por los diferentes Gobiernos, todas estas reformas no son más que un ovillo de lana que no puede llegar a desenredarse…

Cada vez que existe un cambio en el partido político que gobierna en país, cada ministro, independientemente de su cartera, pone sobre la mesa una serie de reformas para llevarlas a cabo durante la legislatura de su Gobierno.

De hecho, en cuanto a la Educación, las reformas han sido numerosas y es que en 40 años se han conocido 8 leyes escolares.

Ley General de Educación (LGE, 1970). Esta ley se aprobó durante el régimen franquista y asentó las bases de la educación en España hasta la década de los 90. La educación se iniciaba a los 4 años en los centros de párvulos. Lo que hoy en día se conoce como E.S.O (Educación Secundaria Obligatoria) en aquella época recibía el nombre de E.G.B. (Enseñanza General Básica) y comprendía el rango de edades desde los 6 hasta los 14 años. A partir de ahí, se accedía al B.U.P (Bachillerato Unificado Polivalente), es decir, el bachillerato actual, para posteriormente cursar el C.O.U (Curso de Orientación Universitaria) antes de poder entrar en la universidad. En cuanto a la FP, se dividía en tres niveles, FP1 y FP2 (posterior a la E.G.B.) y FP3 tras el primer ciclo de la universidad.

Ley Orgánica por la que se regula el Estatuto de Centros Escolares, LOECE de 1980, relacionada con las enseñanzas medias. Estuvo vigente durante cinco años. En aquel momento, Adolfo Suárez gobernaba el país.

La Ley Orgánica del Derecho a la Educación, LODE de 1985. El PSOE estaba en el poder en aquel momento. Esta ley incorporó al sistema a los llamados colegios concertados. Son colegios de naturaleza privada, pero subvencionados en gran parte por el Estado, y la otra parte corre por cuenta de los padres de los alumnos.

La Ley de Ordenación General del Sistema (LOGSE) de 1990 amplió la edad de la educación obligatoria de los 14 a los 16 años. Además, también introdujo la E.S.O. y el bachillerato de dos años, entre otras reformas.

La Ley Orgánica de Participación, Evaluación y Gobierno de los Centros Docentes, LOPEG de 1995. Era la ley que desarrollaba lo relativo a la gestión y gobierno de los centros educativos.

La Ley Orgánica de Calidad de la Educación, LOCE de 2002, con la que se pretendía mejorar la educación en España no llegó a llevarse a cabo ya que en aquel momento se encontraba en el poder el PP con Jose María Aznar como presidente, pero la llegada del PSOE lo impidió.

La Ley Orgánica de Educación, LOE de 2006. Creada por el gobierno de Jose Luis Rodríguez Zapatero. Sigue vigente desde entonces, y su principal característica fue la de ofrecer a los alumnos la posibilidad de cursar la asignatura de Religión o bien Educación para la Ciudadanía.

La Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, LOMCE de 2013. Esta ley modifica el texto de la Ley Orgánica de 2006. Popularmente conocida como «ley Wert», ya que el ministro de Educación en aquel momento era José Ignacio Wert, del gobierno del PP de Mariano Rajoy. Tal y como recoge el preámbulo, los objetivos de la ley eran reducir la tasa de abandono temprano de la educación, mejorar los resultados educativos de acuerdo con criterios internacionales, mejorar la empleabilidad, y estimular el espíritu emprendedor de los estudiantes.

Estas son las 8 leyes existentes en España en materia de Educación. Tan solo hemos descrito a grandes rasgos en qué consiste cada una porque enumerar todos los pormenores sería imposible en un solo artículo.

Lo que está claro es que, a pesar de las diferentes medidas tomadas, en esto momentos siguen existiendo desigualdades educativas. Y para muchos padres, una manera de evitar el fracaso escolar de sus hijos es recurrir a los servicios del apoyo escolar a domicilio con profesores que imparten clases particulares o a reducidos grupos de alumnos, para que al identificar de mejor manera las lagunas y los puntos débiles de los estudiantes, estos últimos vuelvan a sentir motivación y a querer recuperar las ganas de aprender.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar