Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

El interés económico de convertirte en un profesor particular

Publicado por Ana, el 13/12/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Ventajas Financieras de Dar Clases Particulares

El bajo poder adquisitivo, la inflación de los precios de los alimentos de primera necesidad, el precio de la vivienda… estas son muchas de las preocupaciones que inquietan a la mayoría de los españoles y de las que los políticos no dejan de hablar.

¿A quién no le gustaría ganar algo más de dinero y llegar así más holgado a final de mes?

Ya seas un estudiante que lo único que busca es pagarse sus estudios y sus gastos del día a día, como si eres un profesor formado que busca mejorar su salario. El concepto de las clases particulares todavía es una vía a explorar, sobre todo en las zonas urbanas donde hay tantos posibles clientes.

Unámonos todos juntos para ver qué es lo que podemos hacer para seguir avanzando en esta dirección.

¿Cómo aumentar tus ingresos dando clases particulares?

Antes de nada, hay que destacar que las clases particulares son una gran ayuda económica. Se trata de una actividad gratificante, reconocida socialmente, bastante agradable…. Y por supuesto, ¡bien pagada! Como dirían comúnmente: “¡si lo pruebas, te gustará!”

La mejor forma de probarlo es demostrándolo, es decir, realizar un pequeño estudio de mercado, un plan de marketing rápido. Empezaremos por un contexto global: España se encuentra entre los 26 países más poblados del continente con algo más de 46 millones de habitantes de los cuales alrededor de 9 millones son niños en edad escolar.

clases particulares de ingles Pedagogía: Se han puesto en marcha clases particulares de apoyo escolar, ¡y funcionan!

Si a esto añadimos que últimamente se ha cuestionado mucho el ritmo escolar de nuestro alumnado y las deficiencias del sistema educativo español en lo que a conocimientos fundamentales se refiere; la demanda de clases particulares no deja de aumentar.

Hoy en día son más de un millón los alumnos que reciben un apoyo extraescolar privado en España (aunque también existe este servicio en los colegios públicos). Este mercado representa un importante ingreso anual, pero un elevado porcentaje de esta actividad no está declarado.

Sin embargo, las clases particulares son un ingreso suplementario muy importante para muchos profesores.

También tenemos que destacar que no existe ninguna barrera disciplinaria en el mundo de las clases particulares. Sí que es verdad que hay algunas disciplinas que se demandan más que otras como son las matemáticas en Bachillerato. De todas formas, las grandes ciudades permiten que todo tipo de profesores tengan trabajo, ya sean clases de yoga, dibujo, canto, batería… Es decir, ¡estamos muy lejos de las clases de apoyo tradicionales!

Esta actividad siempre merecerá la pena porque como son tus meninges los que trabajan no hay que aportar ningún tipo  inversión financiera al principio.

Podemos conseguir un gran éxito transmitiendo nuestros conocimientos de campos tan complejos y especializados como son la caligrafía, papiroflexia, genealogía…

Al igual que no existen barreras, tampoco se requiere ningún tipo de título por lo que cualquiera puede considerarse profesor de clases a domicilio.

Al fin y al cabo todo depende de la oferta y la demanda: de acuerdo con tus calificaciones (si tienes bachillerato, eres estudiante universitario, profesor titulado…) tendrás más facilidad a la hora de buscar tus clientes y así podrás fijar una tarifa u otra.

¿Cómo aumentar legalmente tus ingresos siendo profesor funcionario del Estado?

Jurídicamente hablando, un funcionario tiene derecho a realizar una actividad complementaria a su trabajo siempre y cuando cumpla una serie de requisitos recogidos por la Ley.

En España, la Ley 53/1984 de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas dedica un capítulo entero (el Capítulo IV) a la compatibilidad del trabajo para las Administraciones Públicas con otras actividades privadas.

La regla de base que manifiesta la Ley de Incompatibilidades es sencilla: todo profesor que ejerza en un centro de enseñanza público puede dar clases particulares a título privado si así lo desea, siempre y cuando no descuide su trabajo principal como funcionario del Estado.

Cabe destacar que la actividad complementaria en cuestión puede ser totalmente diferente a la especialidad del profesor. ¡Estamos en un país libre!

ejercer otro trabajo al mismo tiempo para el estado Motivación: enseñar aparte de ser un placer puede ser un fuente de ingresos

Esta Ley no es el único requisito legal a la hora de realizar este tipo de actividad. Hay que destacar otros y no menos importantes.

En primer lugar, debemos conseguir que la Administración Educativa reconozca nuestra compatibilidad laboral. La resolución de compatibilidad (o incompatibilidad) la dictará, en el plazo de dos meses, el Ministerio de la Presidencia, el órgano competente de la Comunidad Autónoma o el Pleno de la Corporación Local.

En el supuesto de que estemos autorizados a desempeñar dos cargos públicos, sólo podremos ejercer en el ámbito privado si la suma de las jornadas laborales de ambos puestos no supera la máxima establecida para las Administraciones Públicas (37 horas y media semanales, 1642 horas anuales). Por otra parte, en este caso, deberíamos conseguir el reconocimiento de compatibilidad con ambos trabajos públicos.

En lo que a la remuneración respecta, sabemos de primera mano que son varios los casos de funcionarios que han podido completar sus 1000€ mensuales con otros 1000. ¿No estaría nada mal no?

Superprof.es desvela su informe anual sobre el precio de las clases particulares

Cada año el equipo de Superprof lleva a cabo un estudio sobre las tarifas fijadas de las clases particulares en el mundo.

Los datos obtenidos se han tomado directamente de la interfaz de las páginas por lo que no incluyen los precios, la mayoría elevados, de las grandes organizaciones del sector.

¿Cómo se puede explicar esta situación? Es muy simple, las tres últimas categorías son las que tienen más demanda pero a su vez, son las que más oferta tienen.

Y, al revés, las disciplinas más raras y artísticas requieren profesores con dones menos comunes y menos extendidos.

clases particulares piano Clases de música. El piano al igual que la física, química o la geografía, también tiene su importancia

¿Hay que declarar las horas de las clases particulares?

Como hemos podido comprobar, la mayor parte de las clases particulares se imparten « en negro ». Se trata de una tentación muy presente en la mayoría de las actividades complementarias y que incluye tanto al mundo de la artesanía como el de las tareas domésticas.

Sin embargo, se trata de un juego muy peligroso. No solo por las posibles multas y otras penas que te pueda imponer la Ley, sino porque estarías realizando un trabajo que no está cubierto por la seguridad social. En el caso de que ocurriese algún accidente, si es grave, despídete de cualquier tipo de indemnización.

Una opción es quedarse en el puesto de salariado dentro de una gran organización. El profesor no se tendrá que preocupar por la gestión administrativa pero hay que destacar que este tipo de organizaciones tienen un gran margen de comisión sobre el precio de cada clase impartida (un 50% más o menos).

La opción más mayoritaria es el trabajo autónomo, en el que tú serás tu propio jefe y te tendrás que encargar desde la búsqueda de clientes hasta realizar la declaración de tus ingresos correspondiente.

En esta opción, existen varias posibilidades:

  • Si queréis dar clases particulares para ganar un dinerillo extra, debéis daros de alta en la Seguridad Social para poder emitir facturas y hacer las declaraciones correspondientes a Hacienda.
  • Si lo que queréis es convertir las clases particulares en un trabajo a tiempo completo, podéis haceros autónomos, con lo que tendréis que pagar una determinada cuota mensual como pago de autónomos, pero tendréis una retribución de jubilación. Una vez que os hayáis inscrito, podréis facturar vuestras clases y declarar vuestros ingresos.

realizar trámites administrativos necesarios Metodología: No te olvides de preparar tus clases particulares y de realizar los trámites administrativos necesarios

Antes que nada, las clases particulares pueden ser un gran placer sobre todo pedagógico. No hay que ocultar el hecho de que se trata de una muy buena forma de llegar más holgado a final de mes. En resumen, para un profesor al que le encanta compartir sus conocimientos es perfecto poder compaginar el placer con el trabajo.

Solo hay que fijarse un objetivo y una estrategia a seguir. ¿Cuántas horas de clase puedo impartir a la semana?

¿Qué precio tengo derecho a pedir por clase? ¿Cómo voy a declarar mis ingresos?

Con el tiempo, irás adquiriendo nuevos conocimientos, teniendo clientes fijos y poco a poco te irás haciendo un hueco el mercado.

Por lo que es muy importante que para llegar hasta ahí, te prepares bien tus clases y no decepciones a tus clientes.

Si andas diciendo “busco alumnos para clases particulares“, no dudes en consultar nuestra plataforma para encontrar tus futuros alumnos.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar