«El matrimonio es una vida en la vida». - Honoré de Balzac

A la hora de planificar cualquier boda, el presupuesto siempre es uno de los temas más complicados de tratar puesto que siempre surgen últimas horas e imprevistos. Normalmente, en la boda se suele recuperar gracias al dinero que regalan los familiares y amigos una parte, pero para que tu boda salga según lo planeado, es mejor no pensar que esta cantidad será más de la mitad del presupuesto total.

Una de las cantidades que deberás considerar en dicho presupuesto es la partida del fotógrafo, ¿cuánto quieres gastar en la fotografía de bodas?

Capturar los mejores momentos de la boda manteniéndose siempre discreto es la misión del fotógrafo de bodas. Para sacar lo mejor de ese día, cada pareja decide acudir al fotógrafo con aquellos servicios que se ajusten más a lo que buscan. Reportaje de bodas, presentación de diapositivas, fotografías en papel... independientemente de como quieras tu reportaje de bodas (analógico o digital), tendrás que saber a cuánto asciende el presupuesto al contratar a un profesional de la imagen.

Fotografía de bodas: fíjate un presupuesto según tus objetivos

Escoger a un fotógrafo de bodas es uno de los preparativos más divertidos de la boda. La fotografía es un arte y sacar fotografías bonitas del día más feliz de tu vida es un verdadero regalo. No obstante, este regalo tiene un precio y muchos novios no saben muy bien cuáles son los precios que se manejan dentro del mundillo de la fotografía de bodas.

Consejos para escoger el fótografo de bodas.
Es fundamental fijarse un precio para no pasarse del presupuesto final.

Ten en cuenta que los precios pueden oscilar entre los 600 y los 3.000 €. Un abanico de precios bastante amplio que engloba muchas posibilidades y perfiles de fotógrafos profesionales.

Lo primero que debes hacer antes de embarcarte en la búsqueda de un buen fotógrafo de bodas es acordar el presupuesto que quieres asignar para la fotografía. Luego quizá tengas que hacer un reajuste si hay un fotógrafo que te gusta mucho, pero establecer un límite puede evitar la posibilidad de contratar a un fotógrafo que supere tu presupuesto por mucho o tener muchas posibilidades entre las que elegir. Recuerda, la fotografía es solo una pequeña parte de la planificación de la boda.

Una vez que hayas establecido el precio ideal para contratar a un fotógrafo, te resultará más sencillo encontrar fotógrafos que ronden ese precio y elegir la opción correcta. De hecho, un fotógrafo también puede ofrecer reportajes de vídeo, fotos de películas, una sesión de preboda o posboda, etc. Los precios pueden subir si no estableces un límite en el presupuesto.

Ten en cuenta que no existe un presupuesto típico. Cada pareja tiene unas expectativas diferentes en lo que a fotografía se refiere.

Algunos solo quieren las fotos de la ceremonia religiosa, mientras que otros no pueden imaginar su boda sin un fotógrafo de principio a fin. Afinidades que también se encuentran en las opciones de los productos que se ofrecen: foto y vídeo, álbum de fotos, presentación de diapositivas, etc.

Cada pareja debe sobre todo hacer lo que quiera sin olvidar sus límites

Presupuesto de fotografía para la boda: ¿qué incluye?

Es difícil entender realmente qué hace que el precio de un fotógrafo sea uno u otro cuando no eres un fotógrafo de verdad. Ser fotógrafo de bodas va mucho más allá del simple hecho de captar las emociones, la risa y el vínculo de los novios. La fotografía requiere mucha preparación previa para que el gran día vaya todo rodado.

Por lo tanto, debes saber que con el fotógrafo estás pagando también, entre otras cosas:

  • El equipo de fotografía.
  • La reunión de la organización.
  • Todas las fotos del gran día.
  • La postproducción de las fotos y el vídeo.
  • Todos los productos que hayas contratado (vídeo, álbum de fotos, etc.).

El trabajo de los fotógrafos de bodas continúa mucho después del día de la boda y comienza mucho antes. Por ello, muchas parejas, que no saben lo que implica, afirman que el precio les parece un poco desorbitado, sin tener en cuenta todo el trabajo que acarrea.

Debes saber que un día de boda suele equivaler a una semana de trabajo para el profesional. Por lo tanto, tendrás que pagarle por todo el tiempo de trabajo.

De hecho, el fotógrafo debe, en particular, tomarse su tiempo para actualizar su página web, donde los novios podrán encontrar qué precios maneja, su portafolio, etc. Una vez establecido el contacto con los novios, el fotógrafo se propone conocer a los enamorados para comentar las expectativas de cada uno en cuanto a la fotografía de su gran día.

Tarifa fotografo de bodas
Contempla en el presupuesto todos los posibles gastos.

Una vez finalizado el día de la boda, el fotógrafo tiene que ordenar las fotos, hacer los retoques, maquetar, crear el álbum que les entregará...(sin mencionar las horas de edición si hay también algún vídeo).

Si tienes esto claro, entenderás que la tarifa del fotógrafo puede variar y mucho.

¿Por qué varían las tarifas según el fotógrafo de bodas?

Aunque tengas en cuenta todo el trabajo que hace el fotógrafo de bodas desde el principio, puede ser difícil comprender la diferencia de precio entre dos fotógrafos. Mientras que unos cobrarán 600 €, otros cobrarán 1.500 € por los mismos servicios. ¿A qué se debe esta diferencia?

Cada fotógrafo tiene un estatus diferente, algunos son autónomos, otros tienen montada una empresa de fotografía...etc. De esta forma, los gastos que el fotógrafo está obligado a tener en cuenta en su tarifa diaria para poder sobrevivir se ven reflejados en el presupuesto que dan a los futuros novios.

Sin embargo, también es verdad que el fotógrafo microempresario tendrá menos contribuciones que una empresa más grande. Por lo tanto, cada profesional de la imagen debe adaptarse a su situación.

Tener un estudio fotográfico también es un gasto adicional. Hay que tener en cuenta el alquiler del estudio pero también los gastos de luz o el equipamiento típico de un estudio fotográfico (focos, fondo blanco, etc.). A veces, estos gastos pueden influir en la tarifa diaria del fotógrafo.

Por lo  general, el equipo fotográfico es una de las variables que pueden incrementar el precio de un reportaje de bodas. Para sacar fotografías profesionales, el fotógrafo debe, por ejemplo, utilizar dos cámaras. Cada una de ellas con una lente específica que permita al fotógrafo cambiar de una a otra sin tener que cambiarla todo el rato. Pero estas dos cámaras también son garantía de tener siempre al menos una cámara en caso de avería.

Para hacer un reportaje de boda, también será necesario un trípode, tarjetas de memoria, un flash y cualquier otra cosa que pueda ser útil para sacar las mejores fotos del novio y la novia.

Finalmente, la experiencia y la notoriedad del fotógrafo pueden también tener cierto peso en la balanza. Un fotógrafo conocido será mucho más caro que un principiante. Depende de ti encontrar el equilibrio adecuado en función de lo que quieras para tu boda.

Recuerda también que cuanto mayor sea la distancia entre el domicilio del fotógrafo y el lugar de la boda, mayor será la factura.

¿Cuánto cuesta un fotógrafo digital y cuánto cuesta uno analógico?

Aunque el precio puede variar en función de las opciones elegidas y la reputación del fotógrafo, también puedes establecer un rango de precios bastante realista en relación con la realidad del mercado.

Diferentes fotógrafos de bodas.
¿Eres más digital o analógico?

Por ejemplo, un fotógrafo que saque fotografías digitales rara vez pide menos de 1.000 € al día. De lo contrario, puede ser un principiante que quiera ganar experiencia, en cuyo caso puede ser la mitad. El fotógrafo novato puede ser una semilla de genio o un verdadero principiante en fotografía. Tendrías que ver si quieres asumir el riesgo.

En el caso de que cuentes con un presupuesto reducido, también puedes reducir el precio solicitando la presencia del fotógrafo solo para la ceremonia, las fotos de grupo y los retratos. La sesión de fotos de los novios es un servicio que se puede agregar o quitar según los deseos y el presupuesto de los novios, al igual que el baile.

Entonces el presupuesto variará en función de las devoluciones elegidas:

  • Diapositivas.
  • Reproducción en soporte USB/CD.
  • Álbum de fotos impreso.
  • Impresiones y ampliaciones.
  • Vídeo.
  • Etc.

En el caso que quieras una película de la boda, puedes hablar de una tarifa a partir de 2.500 € al día. De hecho, tendrás que incluir el precio de la película, el procesamiento, etc.

¿Cómo comparar el precio entre varios fotógrafos de boda?

Es difícil comparar a un fotógrafo profesional con un amigo. Si estás dudando entre diferentes precios, es importante comparar los mismos servicios. Y ahí es cuando todo se complica.

De hecho, cada proveedor tiene una forma de facturación. Algunos hacen ofertas de paquetes, otros dividen el precio en categorías (fotos de pareja, fotos de grupo, cóctel, etc.), cada uno tiene su propia forma de presentar las diferentes posibilidades.

Como ves, es importante comparar a los fotógrafos en elementos que se puedan comparar. Por ejemplo, suma todas las categorías si quieres saber la tarifa diaria y así compararla con el paquete del mismo tipo de otro fotógrafo.

Buenas impresiones del fotografo de bodas.
Escoge un fotógrafo con el que tengas feeling.

Estos cálculos pueden resultar un poco complicados pero imprescindible si realmente quieres comparar las diferencias de precio para ahorrar un poco en gastos el día de tu boda.

En caso de que no quieras tomar la iniciativa, elige al fotógrafo según tu intuición y tu afinidad con su portafolio. Tu decisión seguramente será la correcta.

¿Necesitas un profesor de Fotografía?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».