«El que no sabe llevar su contabilidad por espacio de tres mil años se queda como un ignorante en la oscuridad y sólo vive al día». - Johann Wolfgang von Goethe

Los/las mejores profesores/as de Contabilidad que están disponibles
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

¿Qué implica ser un contable?

El contable es la persona responsable de mantener y llevar un control de los registros financieros en una empresa. Pero ¿en qué consiste la contabilidad y qué función tienen exactamente los contables?

Además de organizar los registros financieros de una empresa, los contables también leen e interpretan correctamente lo que significan estos registros para poder comunicarlos.

Cualquier trabajo para un puesto contable exigirá el cumplimiento de todas las regulaciones gubernamentales y de los principios contables.

En muchos casos, se recurre al contable a modo de asesor o consultor para que nos brinde asesoramiento financiero profesional y válido no solo como particulares, sino también para los clientes de los líderes de la empresa, por lo que es vital que ofrezcan información imparcial y precisa.

Por lo tanto, los contables desempeñan un papel fundamental a la hora de preparar las declaraciones de impuestos para empresas o clientes individuales, ya sea del IVA, del impuesto de sociedades o del IRPF. Las declaraciones no son anuales, sino que algunas son trimestrales, lo que hace que los plazos de tiempo para preparar las declaraciones muchas veces sean muy ajustados.

¿Qué se necesita para trabajar en el sector?

Aunque los requisitos y las descripciones de los puestos de trabajo pueden adaptarse a un puesto en particular, existen algunas características y responsabilidades generales que comparten todos los contables.

Los contables profesionales deben prestar mucha atención a los detalles, por ejemplo, y deben ser excelentes con los números. También deben comprender y poner en práctica los principios y procedimientos contables para cumplir con la ley (para protegerse a sí mismos y a su cliente de cualquier actividad ilegal), es decir, tendrán la responsabilidad de prevenir fraudes o robos y ofrecer siempre información financiera precisa a su empleador o clientes.

Con los cambios tecnológicos que se están introduciendo en muchas empresas, cualquier persona que quiera trabajar en el seno de un equipo de contabilidad debe reunir unas buenas habilidades técnicas y ser capaz de gestionar una serie de programas de contabilidad (no solo hojas de cálculo de Excel), nos referimos en particular a software específicos de contabilidad como QuickBooks, ContaPlus o Sage.

Contable funcionario
Los profesionales de la contabilidad deben adoptar un enfoque ético, respetando las reglas que rigen la industria.

Las reglas de oro de la contabilidad

Como cabe esperar en un ámbito determinado por procedimientos contables, existen algunas reglas que todo profesional de la contabilidad debe seguir a la hora de llevar a cabo sus tareas y funciones. No obstante, aunque pueden parecer sencillas, no siempre resultan así para los contables y sus clientes.

A continuación, te dejamos las tres reglas de oro que dominan en el mundo de la contabilidad:

  • Se debita la cuenta del receptor y se acredita la cuenta del donante. Este principio se utiliza en el caso de cuentas personales. Cuando una persona da algo a la empresa, se convierte en una entrada y por lo tanto la persona debe acreditarse en los libros de cuentas. Lo contrario también debe registrarse, por lo que el receptor debe ser cargado.
  • Se debita lo que ingreses y se acredita lo que saques. Este principio se aplica en el caso de cuentas reales. Las cuentas reales hacen referencia a maquinaria, terrenos y edificios, etc. Tienen un saldo deudor por defecto. Por lo tanto, cuando se debita lo que se ingresa, se está sumando al saldo de la cuenta existente. Esto es exactamente lo que hay que hacer. De manera similar, cuando se acredita lo que sale, reduces el saldo de la cuenta cuando un activo tangible sale de la empresa.
  • Los gastos y pérdidas se cargan y los ingresos y ganancias se abonan. Esta regla se aplica cuando la cuenta en cuestión es una cuenta nominal. El capital de la empresa es un pasivo. Por lo tanto, tiene un saldo acreedor predeterminado. Cuando acreditas todos los ingresos y ganancias, aumentas el capital y al cargar los gastos y las pérdidas, disminuye el capital. Esto es exactamente lo que se debe hacer para que el sistema se mantenga equilibrado.

¿Necesitas clases particulares contabilidad? Encuéntralas en Superprof.

Reglas a seguir
Los contables, que son los que se ocupan de la contabilidad, deben conocer las reglas de oro.

Las reglas de oro de la contabilidad permiten que cualquier persona pueda tener un libro de contabilidad, siempre que comprenda los tipos de cuentas y luego aplique las reglas con diligencia.

Por ejemplo, si están seguros de que las cifras son correctas, los autónomos pueden llevar su propia contabilidad si así lo desean, ya sea enviando los detalles a la Agencia Tributaria ellos mismos o pagando a un asesor para que les prepare los pagos y las declaraciones correspondientes y los presente.

El sistema de débito y crédito es una regla fundamental de la contabilidad. Resulta muy útil, sin embargo, también es poco práctico a la hora de usarlo en la realidad.

Por esta razón, no resulta extraño que un empleado cualificado en contabilidad ofrezca asesoramiento sobre las cuentas de las personas, especialmente si tienen muchos ingresos o gastos, o ambos, o si tienen múltiples fuentes de ingresos.

Debido a que muchas pequeñas y medianas empresas emplean personal administrativo de nivel junior para mantener en funcionamiento sus numerosas bases de datos administrativas, las reglas de oro de la contabilidad se diseñaron para ayudar a estos equipos de bajo nivel y garantizar que los registros se mantengan actualizados para que los contadores los usen o los consulten a la hora de realizar importantes tareas financieras para la gestión.

Cuáles son los principios de oro de la contabilidad
Aplicar estas reglas será fundamental como contable.

Más sobre los principios de contabilidad

Para aquellos que quieren seguir ahondando en los principios de la contabilidad que se utilizan dentro de la industria financiera, a continuación, te dejamos algunas palabras clave y reglas útiles que deberás tener en cuenta.

La unidad monetaria

En contabilidad, todos los valores deben registrarse en términos de una sola unidad monetaria o moneda, es decir, euros y céntimos en el caso de España.

Un registro financiero no debe contener una mezcla de monedas diferentes, todas las unidades deben convertirse a la misma unidad monetaria con el fin de comprender y analizar un determinado archivo o documento. Asignar valores o símbolos a bienes y artículos también es un problema, ya que resulta muy subjetivo.

El principio de unidad monetaria también asume que el valor de la unidad monetaria en la que se registran las transacciones permanece estable a lo largo del tiempo.

¿Eres más de aprender desde casa? Prueba nuestras clases de contabilidad en linea.

El principio del conservadurismo

Se dice que los contables son muy conservadores, es decir, son sensatos y casi siempre se ponen en lo peor. Nunca suelen dar falsas esperanzas a sus clientes y siempre proporcionan la información tal y como es. Al fin y al cabo, obedecen a las reglas que rigen su profesión.

El principio de conservadurismo dicta que cuando hay dudas sobre una cifra determinada, la organización en cuestión debe declarar los ingresos más bajos posibles y los gastos más altos posibles para cubrirse las espaldas. Este conservadurismo es el mejor plan de acción para la empresa, ya que ayuda a la dirección a estar mejor preparada para cualquier crisis financiera venidera.

¿Vives en la capital? Prueba nuestras clases particulares contabilidad Madrid.

Mercado mundial
En caso de duda, a los contables se les enseña a presentar el peor de los casos para evitar una crisis financiera.

El principio del costo

En relación con lo anterior, el principio del costo aboga por que las empresas incluyan todo en los estados financieros al precio de costo, a pesar de que pueda inflarse el valor. Los activos como terrenos y edificios, oro, etc. son los más comunes, pero este aumento de valor no puede reflejarse en los estados financieros de la empresa hasta que esta valoración sea completa y realizada.

Los contables creen que el valor de mercado de cualquier cosa es solo una opinión, y no pueden trabajar sobre la base de opiniones porque hay muchas y las opiniones de todos son diferentes. El precio de venta de algo se puede tomar como un hecho, ya que alguien ya lo ha pagado a cambio de una determinada cifra. Por lo tanto, la contabilidad funciona según el principio de costos y, así, solo sobre hechos, no sobre opiniones.

El principio de la divulgación total

Este es otro de los conceptos que componen el conjunto de principios contables, y que establece que debe incluir junto a los registros y estados financieros de una empresa toda la información que pueda afectar la comprensión del lector. Esto significa que cualquiera que eche un vistazo a los registros podría hacerse una imagen general del estado de cuentas.

El principio del período de tiempo

Este concepto puede ser el más obvio, pero también es muy importante. Establece que una empresa debe informar de los resultados de sus operaciones durante un período de tiempo estándar, con el fin de crear un conjunto estándar de períodos comparables, que resulte de utilidad a la hora de analizar las tendencias en los datos.

Por supuesto, hay muchos más principios que forman parte del manual de contabilidad o del conjunto de principios contables. No obstante, esperamos que con estos, te hayas podido hacer una idea del panorama contable.

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (1 nota(s))
Cargando...

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».