Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Les supone un problema la movilidad a los profesores y maestros españoles?

Publicado por Marisol, el 15/12/2016 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > La Movilidad: ¿El Problema de los Opositores Españoles?

En el siglo XXI, tenemos la sensación de que todo va muy rápido y de que todo se mueve sin parar. Pero ¿pasa en todos los dominios?

En el sector público, enseguida pensamos en policías o militares del ejército como los que más se tienen que desplazar durante su vida profesional. ¿Pasa lo mismo con los profesores y maestros de la educación pública?

En este artículo, vamos a hablar de la movilidad profesional de los profesores, a veces muy criticada.

¿Cómo funciona el sistema de movilidad de los profesores opositores?

Para trabajar en un centro escolar de la red pública en España es necesario superar una oposición o bien apuntarse a una bolsa de trabajo para optar a puestos temporales, ya sean suplencias o interinajes. En ocasiones, para poder inscribirse en una bolsa de trabajo es imprescindible haberse presentado a una oposición. En cualquier caso, en las páginas web oficiales de los departamentos de educación de las diferentes comunidades autónomas se puede encontrar sin problemas información exacta y fiable sobre los requisitos necesarios para participar en cada concurso oposición o inscribirse en la bolsa de trabajo.

Las oposiciones de magisterio en España no suelen variar demasiado de un año a otro y normalmente constan de un proceso evaluativo con pruebas teóricas y prácticas y de un baremo de los méritos aportados por cada candidato: experiencia profesional, cursos, investigaciones, etc. A veces es necesario aprobar la primera parte para poder optar al baremo.

El objetivo de un proceso de concurso-oposición es valorar si el candidato posee los conocimientos generales necesarios para ejercer la docencia y los específicos de la especialidad a la que opta, así como comprobar su aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio docente.

Sin embargo, no basta con aprobar las diferentes pruebas, como hemos mencionado antes, sino que la nota final, la que se tiene en cuenta para ordenar a todos los aprobados para ver hasta dónde llegan las plazas, se compone en parte por la nota obtenida en las diferentes pruebas (ponderada conforme a la convocatoria) y en parte por los puntos que se tienen en el baremo de oposiciones.

  • Fase oposición (2/3): pruebas selectivas: tema, caso práctico y programación didáctica,
  • Fase concurso (1/3): valoración de los méritos que se adjunten: experiencia previa, (máximo 5 puntos), formación académica (máximo 5 puntos) y otros méritos (cursos y seminarios de formación, participación en proyectos de innovación y actividades formativas varias) (máximo 2 puntos).

Una vez que se consigue la plaza, si es en un lugar muy alejado del domicilio del interesado, tendrá que presentarse a un concurso de traslados, el principal sistema que tienen los docentes para solicitar un nuevo destino laboral, generalmente para acercarse a su domicilio de residencia.

Anualmente, la administración pone a disposición de profesores y maestros funcionarios una serie de plazas vacantes que se estabilizan, por ejemplo, por necesidades de escolarización, y estos pueden ejercer su derecho a la movilidad compitiendo entre sí. El sistema de traslado de los profesores de la Educación Pública va por puntos. Así, los puestos más solicitados, en las mejores escuelas, exigen tener el máximo de puntos.

Descubre cómo aumenta el salario de los profesores funcionarios.

¿Por qué un profesor puede acabar en un centro no deseado al principio?

Teniendo en cuenta los criterios de movilidad mencionados anteriormente, es comprensible que las mejores plazas les sean adjudicadas a los maestros que tienen más puntos (más experiencia, más formación, etc.). Estos profesionales experimentados buscarán dar clase en los mejores centros y en las zonas más agradables para vivir, ya sea a causa del clima, el mar o por preferencia estrictamente personal.

Por el contrario, los principiantes jóvenes, que no tienen muchos puntos porque tienen poca experiencia y no disponen de otros méritos, no podrán conseguir las plazas más solicitadas o puede que no les sea suficiente para obtener un puesto cerca de donde viven.

Movilidad de los opositores Los opositores pueden tener que desplazarse por toda España.

Este sistema de movilidad parece bastante lógico: cuantos más puntos tienes, más «has dado» y por tanto, más ventajas debes tener. Pero, claro, el inconveniente es para los principiantes, sin experiencia y con pocos méritos, que se enfrentan a situaciones muy desagradables al tener que trasladarse a otro lugar, posiblemente bastante alejado de donde viven, e incluso impartir clase en centros que consideran «no deseados».

Un sistema que a veces hace renunciar a la plaza

Es una historia que todos conocemos y que incluso podemos ver a nuestro alrededor. Una opositora sevillana, que acaba de casarse, ha conseguido una plaza. Sin embargo, la plaza está en el otro extremo de España, en Cantabria o Cataluña, por ejemplo, y su marido trabaja en el sector privado, en Sevilla, por lo que no puede trasladarse.

El hecho de verse solamente los fines de semana o incluso solo en vacaciones, de gastarse dinero en los viajes y el cansancio que estos suponen pueden convertir la alegría de haber conseguido una plaza en un sentimiento de tristeza e incluso de rechazo. Es comprensible que esta joven dude si aceptar la plaza o no.

Movilidad de los opositores ¡Conseguir una plaza donde quieres lleva mucho tiempo!

Afortunadamente, las circunstancias no siempre son tan extremas, pero hay muchas razones para cuestionar el sistema de movilidad de la educación pública.

¿Quién no sueña con volver a su lugar de nacimiento? O ¿a quién no le gustaría vivir en una ciudad de la que se enamoró durante un viaje? Para lograrlo, como hemos dicho, habrá que superar un concurso de traslados, aunque el proceso puede ser muy largo, por lo que el docente debe armarse de paciencia.

Para poder tomar parte de forma voluntaria es necesario llevar dos años como definitivo en el centro, por lo que se puede pedir a lo largo del segundo año, ya que el nuevo destino sería efectivo a partir del próximo curso. Como sabes, las plazas se adjudican en función de la puntuación de los solicitantes. Los apartados del baremo suelen ser:

  • Años como funcionario de carrera en el cuerpo (o en otros cuerpos docentes, que puntúan menos)
  • Años como definitivo en el centro desde el que concursan (o años como provisional si no tienen destino definitivo)
  • Otras titulaciones (además de la utilizada para acceder al Cuerpo)
  • Actividades de formación (cursillos recibidos o impartidos)
  • Cargos desempeñados una vez que se es funcionario de carrera
  • Titulaciones de Enseñanzas Especializadas: Música, EOI, etc.
  • Publicaciones.

¿Sabes cuánto cobra de jubilación un profesor?

Ser tu propio jefe impartiendo clases particulares

Mientras te preparas las oposiciones, mientras esperas a que salgan plazas en tu Comunidad Autónoma o incluso mientras esperas a que salga un concurso de traslados, es una muy buena idea que impartas clases particulares. ¡Serás tu propio jefe y no tendrás que rendirle cuentas a nadie!

Podrás transmitir tus conocimientos y ganar experiencia, buscando alumnos para clases particulares a domicilio. Puedes convertirte en autónomo e impartir clases de ayuda con los deberes, de idiomas, de apoyo escolar, etc.

Al ser tu propio jefe, podrás fijar el precio de las clases como mejor te convenga y podrás vivir donde quieras, aunque tendrás que buscarte tú mismo los alumnos. Pero seguro que encuentras a tus primeros pupilos colocando un anuncio en Internet e inscribiéndote en alguna plataforma especializada en clases particulares como Superprof.

No olvides darte de alta en la Seguridad Social y declarar tus ingresos presentado los correspondientes modelos trimestrales del IVA y el IRPF, si procede, ya que, de no hacerlo, Hacienda puede multarte.

Ser profesor particular Dar clases particulares es una buena opción para ganar experiencia.

Cada vez hay más gente que decide lanzarse a impartir clases particulares, así que no te lo pienses dos veces. La opción ideal es conseguir una buena plaza y dar clases particulares para conseguir un dinero extra y estar más motivado. ¿Sabes cuánto ganan los profesores particulares en comparación con los funcionarios?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 1,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar