Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cuáles son las locuciones latinas que debes conocer?

Blog > Apoyo escolar > Latín > Citas Latinas: 20 Oraciones que Debes Recordar

A priori, et caetera, a posteriori, alter ego, ad hoc, nota bene, mea culpa

¿Sabes cuántas expresiones de origen latino en lengua romance se han introducido a lo largo de los años en nuestro léxico español?

No tenemos la respuesta exacta, pero te aseguramos que más de cien expresiones latinas se han ido introduciendo poco a poco en el español.

En este artículo, Superprof ha seleccionado 20 citas latinas, utilizadas a menudo o de forma más extraordinaria. ¿Cuántas te suenan?

«Ad finitum»: Hasta el fin, que no termina

Esta locución latina significa «Hasta el infinito», pero a efectos prácticos, significa «continuar indefinidamente, sin límites». Se suele utilizar para describir un proceso sin fin, un proceso que se repite indefinidamente, siempre. También se puede emplear de manera similar a «etcétera» para denotar palabras escritas o un concepto que continúa más allá de lo que se menciona. Una cita más sobre la historia del latín.

«Alea jacta est»: La suerte está echada

Alea jacta est: locución latina. Que pase lo que tenga que pasar una vez se tire el dado. || Créditos: dlofink (Visualhunt.com / CC BY)

Sin duda, esta es una de las citas latinas más conocidas. Estas son las palabras que pronunció César al cruzar el Rubicón con su ejército. De hecho, una ley romana estipuló que había que despedir siempre a los soldados antes de cruzar el río.

César habría entrado en conflicto con el Senado al no respetar esta ley. «Alea» significa «juego de dados» en español, lo que hace referencia a «la suerte está echada»; de ahí esa traducción equivalente de esta locución. El que desafía al destino es un atrevido, también en relación a la expresión española de «que pase lo que tenga que pasar».

«Amicus Plato, sed magis amica veritas»: Amigo (es) Platón, pero más amiga (es) la verdad

Se trata de una cita de Aristóteles de su obra Ética a Nicómaco. Fue discípulo de Platón, de ahí su interés en la filosofía. No obstante, a pesar de su admiración, no siguió las palabras de su maestro al pie de la letra, e incluso se atrevió a cuestionar sus enseñanzas para acercarse a la verdad.

Esta expresión la puede utilizar hoy en día cualquier persona que cuestione o adopte una postura en contra de su maestro o profesor.

«Audentis fortuna iuvat»: A los que se atreven, les sonríe la fortuna

Adaptada a partir de la Eneida de Virgilio, esta expresión nos anima a forzar la suerte y superar las dificultades. Uno de los significados de la fortuna en español es suerte. En español, también decimos que la «suerte nos sonríe».

La valentía, sin embargo, no es siempre sinónimo de éxito, pero como todos los proverbios, debes saber cómo utilizarlo con sabiduría.

«Aurea mediocritas»: «Dorada mediocridad»

Estos versos procedentes de las Odas de Horacio, poeta latino, no son ningún tipo de expresión peyorativa, como quizá podríamos pensar. La «mediocridad dorada» es una imagen que muestra que uno puede estar contento con llevar una vida pacífica sin la molestia y la inquietud que conlleva la opulencia. No es necesario presumir para vivir una vida tranquila, se evitan muchos problemas.

«Ave Cesar, morituri te salutant»: Salve, César, los que van a morir te saludan

Estas palabras fueron pronunciadas por los gladiadores ante la logia imperial antes del inicio de los juegos en las Vidas de los doce césares de Suetonio. A los romanos, los Juegos del Circo eran uno de sus mayores intereses y sobre todo, la lucha sangrienta de los condenados a muerte, esclavos o bárbaros voluntarios.

Si el gladiador perdía, el público era quien decidía si vivía o moría levantando o bajando el dedo. El lema recuerda al orgullo de los gladiadores que solo tenían una cosa que salvar: sus vidas.

«Beati pauperes spiritu»: Bienaventurados los pobres de espíritu

Estas palabras se han extraído del Sermón de la montaña del Evangelio según San Mateo y sirven actualmente para designar a aquellos que triunfan sin inteligencia. La expresión, en su origen, es mucho más interesante, ya que se se utilizaba para designar a los que sabían cómo desprenderse de los bienes materiales del mundo.

«Carpe diem»: Toma el día

Citas latinas célebres. La expresión la enseñó Robin Williams en El Club de los Poetas muertos.

Esta locución, extraída de un poema de Horacio, totalmente completa es «carpe diem quam minimum credula postero», que literalmente significa «sé el menos crédulo posible para el día siguiente». Por lo general, se traduce al español como «aprovecha el día de hoy sin tener que preocuparte por el mañana» para mantener el estilo poético.

Horacio fue conocido por ser un epicúreo y por aprovechar los placeres de la vida que se nos ofrecen. Esta misma idea aparece en los poemas de Ronsard, poeta francés, y en concreto en sus Sonnets pour Hélène: «coge hoy las rosas de la vida». Se puede interpretar como una forma de invitar a disfrutar de la vida humana, tan corta.

«Cogito, ergo sum»: Pienso, luego existo

También traducido como «Pienso, luego soy», esta cita se ha extraído del Discurso del método de René Descartes escrito en 1637, que expresa que la única certeza que resiste a una duda metódica.

Solo la existencia del ser humano que piensa es cierta desde un principio. Descartes busca fundamentar el conocimiento.

La versión original está en francés. No fue hasta el año 1644 que Descartes la tradujo al latín en Principios de la Filosofía.

«Deus ex machina»: Dios desde la máquina

Originalmente se trata de una traducción de una expresión griega que se refiere al teatro y a la intervención de los dioses o diosas, que han llegado a lo más alto gracias a una máquina. La intervención divina resolvió los problemas durante el desarrollo de una obra de teatro.

Hoy en día, la expresión se utiliza cuando se resuelve una situación gracias a un elemento inesperado hasta ese momento. A menudo, la expresión se utiliza de forma peyorativa para designar un milagro mal integrado en la historia, cuyo objetivo es terminar en un final feliz.

«Errare humanum est»: Errar es humano

La locución latina completa es «errare humanum est, persevare diabolicum» que significa: «el error es humano, la terquedad (en su error) es diabólico». Se suele atribuir a Séneca, aunque ya se utilizaba con anterioridad a él.

Se trata de una máxima filosófica que permite perdonar los errores de los humanos que no son perfectos. Sin embargo, la máxima también se refiere a la identificación de los errores para poder mejorar. La segunda parte así lo explica: no tiene perdón el cegarse con los errores.

Se puede comparar con una máxima de un autor más contemporáneo (John Powell): «el único error verdadero es aquel del que no sacamos ninguna enseñanza».

«Ex nihilo nihil»: Desde la nada

Estos versos se atribuyen a Lucrecio, aunque fue Voltaire quien los utilizó en su obra Diccionario filosófico. Hablando de diccionarios, ¿has pensado alguna vez en consultar un diccionario latín-español para ayudarte a repasar tu temario de latín?

La locución completa es «ex nihilo nihil, en nihilum posse reverti», es decir, «nada viene de la nada, ni vuelve a la nada». Nada se puede crear ni destruir.

En español, el significado ha ido evolucionando hasta alejarse del original: «quien quiere llegar al final, busca los medios». De hecho, desde la nada no podemos hacer nada.

«Fluctuat nec mergitur»: Es batida por las olas, pero no hundida

Lema oficial de la ciudad de París desde 1853, que aparece en el barco del escudo de armas de París. Henri Tausin explica a la perfección por qué se eligió este lema.

El lema recuerda «los peligros que París ha corrido, las terribles revoluciones de las que ha sido testigo,  las crisis de todo tipo que ha sufrido» y expresa «la idea de vitalidad, fuerza y perpetuidad que caracterizan a la larga y gloriosa existencia de esta ciudad».

«Habeas corpus»: Tendrás tu cuerpo libre

En su totalidad, la locución latina significa «que tu tengas tu cuerpo para presentarlo» (habeus corpus ad subjiciendum). Se trata de una institución anglosajona que sirve para garantizar la libertad individual de los ciudadanos protegiéndolo de un arresto arbitrario.

La Ley Habeas Corpus supuso toda una reacción a los intentos de absolutismo monárquico que se votó en 1679.

«Homo homini lupus»: El hombre es un lobo para el hombre

«El hombre es un lobo para el hombre» significa que el hombre es su peor enemigo. Esta cita latina se utiliza a menudo en las clases de latín.

La encontramos por primera vez en la comedia llamada Asinaria de Plauto.

Desde el punto de vista filosófico, se trata de una visión pesimista del hombre, un ser sin escrúpulos, egoísta e individualista, que no duda en aplastar a los otros para lograr su éxito.

«Nosce te ipsum»: Conócete a ti mismo

Esta expresión, traducida del griego antiguo, es uno de los tres preceptos grabados en la entrada del templo de Delfos y el más antiguo según Platón.

Se trata de una fórmula consagrada del humanismo que requiere que el hombre tome consciencia de su propia existencia y consciencia. «Conócete a ti mismo» invita a realizar una introspección para conocerse mejor y tener consciencia de los puntos fuertes y débiles de cada uno.

Una oración bastante compleja que enfatiza la importancia de conocer las declinaciones latinas al dedillo.

«Panem et circenses»: Pan y circo

Locución latina sobre el circo romano. Los juegos de los circos romanos.

Literalmente, la expresión significa «pan y juegos de circo» que denuncia la distribución del pan durante los juegos con el objetivo de atraer la buena voluntad de la gente. La expresión se sacó de la Sátira X de Juvenal.

Hoy en día, se utiliza para mostrar la relación sesgada entre las personas que están satisfechas con «pan y juegos» sin preocuparse por cuestiones más importantes y los poderes políticos que pueden verse tentados de explotar estas tendencias de vida a corto plazo.

«Quae sunt Caesaris, Caesari»: Dadle al César lo que es del César

Hoy en día, esta cita latina se utiliza para decir que hay que reconocer la responsabilidad de un acto a la persona que lo haya hecho, ya sea positivo o negativo.

Según el Evangelio, fue Jesús quien dijo que «debemos devolverle al César lo que es del César» después de que los fariseos le preguntaran si debían pagar los impuestos.

«Veto»: Impido

Originariamente, el veto era una forma de oponerse a un magistrado, independientemente de su rango, o a una decisión del Senado romano.

Hoy en día, se mantiene el mismo sentido de oposición a una decisión. Se utiliza en las Naciones Unidas cuando un país se opone a una decisión. Si un país veta algo, la propuesta se rechaza.

Encontrarás fácilmente citas similares en las decenas de lenguas latinas que se emplean hoy en día.

«Vulnerant omnes, ultima necat»: Todas hieran, la última mata

Locución latina sobre el tiempo. Otra forma de recordar el paso del tiempo.

Esta expresión latina suele aparecer inscrita en relojes de sol antiguos o públicos. Es una manera de recordar el paso del tiempo y que la última hora puede llegarnos en cualquier momento.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar