Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Descubrir el tango argentino

Publicado por Elvira, el 16/07/2018 Blog > Arte y ocio > Baile > Aprender Tango en Pareja

«El tango es un pensamiento triste que se baila».- Enrique Santos Discépolo

Varios estudios científicos estadounidenses y canadienses han demostrado que el tango tiene beneficios terapéuticos para los pacientes que padecen párkinson. El tango contribuye al equilibrio y la estabilidad.

El tango, baile de pareja conocido en todo el mundo, supone una excelente forma de encontrar una actividad física para una pareja sin dejar atrás la diversión. Aprender el tango, caracterizado por la sensualidad y la musicalidad, se puede hacer independientemente del nivel de baile que se tenga.

La historia del tango, talleres de baile, clases de danza, posiciones… Descubre todo lo que debes saber sobre cómo bailar el tango.

El tango argentino: una historia de pareja

Es imposible hablar del tango sin mencionar su país de origen: Argentina.

El nacimiento del tango se debe, en parte, a la historia de su país y del contexto socioeconómico. A finales del siglo XIX, Argentina liberó a sus esclavos y el país se llenó de muchos expatriados europeos (italianos, franceses, españoles o alemanes, entre otros).

Estos nuevos habitantes supusieron un verdadero regalo para Argentina, que buscaba desarrollarse desde el punto de vista económico.

Será entonces cuando su capital, Buenos Aires, se convierta en el hogar de numerosos inmigrantes.

En ese momento, la habanera y la guajira son el tipo de música más popular. La cultura musical se inspira en los estilos latinoamericanos, aunque también en las culturas africanas que trajeron los esclavos.

Nacimiento del tango. La Boca es el barrio de Argentina en el que nació el tango.

Pero no todos los nuevos habitantes de Buenos Aires estuvieron en el mismo barco y el sueño del nuevo continente se convirtió para algunos en una verdadera pesadilla. Los más pobres de los expatriados se asentaron en viviendas precarias con antiguos esclavos en el barrio de la Boca, cerca del puerto.

La música y las fiestas van evolucionando gradualmente y la mezcla de estilos hace que los habitantes de la Boca inventen la milonga, un nombre por el que se solía conocer antiguamente el tango. En esa época, el tango solo lo bailaban los hombres. Apenas había mujeres en el barrio.

Sin embargo, los hombres fueron inventando poco a poco los distintos pasos del tango practicando con otros hombres o en compañía de prostitutas, una situación que no ayudó mucho al principio a la reputación del baile.

A primeros del siglo XX, llegan algunas partituras a los españoles. Un hecho extraño ya que, al igual que en muchas artes populares, su transmisión fue oral y no escrita. Entonces se origina el lenguaje lunfardo. De hecho, aún se utilizan muchas palabras procedentes de esta jerga en la actualidad.

En España, el tango adquiere poco a poco una sólida reputación y es apreciado por todos, incluida la burguesía. El éxito en la capital española se hizo eco en Buenos Aires, donde se comenzó a considerar el tango como un baile respetable.

Además de los tambores y los guitarras de las primeras piezas, se incorporarán el violín, el piano y el bandoneón, un instrumento musical de viento.

Los temas que se tratan en las canciones suelen ser bastante tristes y relatan la melancolía y la tristeza de los expatriados europeos que llegaron a Argentina para comenzar una nueva vida.

La danza evoluciona con el tiempo ya que no hay ninguna regla fija. Sin embargo, hoy en día se conoce como un baile de pareja que guarda un lado seductor y sensual y que ya no es considerado un baile de un barrio bajo.

El tango: un baile de improvisación

Se suele considerar que el tango argentino es un baile difícil. De hecho, muchos bailarines se suelen perder con la música porque se trata de un baile de improvisación, a diferencia de otros tipos de baile, como la salsa, el pasodoble, la rumba, el vals vienés, etc.

Normalmente, en las clases de tango, es normal que el profesor de baile os deje a vuestro aire en las primeras clases, ya que basta a veces con aprender el paso básico y luego ser guiado.

Sin embargo, esto solo se aplica a las mujeres, ya que los hombres son los que deben dirigir a la pareja; un verdadero dolor de cabeza para aquellos que al final acaban tirando la toalla.

Tampoco es tan fácil para las mujeres porque también es preciso hacer un juego de piernas digno de los mejores centrocampistas.

En las milongas, la improvisación comienza incluso antes de que empiece a sonar la música.

Historia del tango En algunas ocasiones, los hombres solían bailar con otros hombres.

La tradición dice que los hombres son los que invitan a las mujeres a bailar. Para ello, el hombre debe mirar con insistencia a una mujer para que las miradas se crucen y poder así invitarla a bailar. Todo se hace a distancia y sin cruzar ni una sola palabra.

Por supuesto, no siempre ocurre de la misma manera, pero la mayoría de las milongas de Argentina, como en España, respetan el proceso.

Una vez en la pista, la pareja se sitúa. El peso de la mujer debe recaer sobre el hombro del hombre que hace de contrapeso. El hombre es el que dirige a la mujer empujándola ligeramente o acercándola más hacia él.

Todos los gestos suelen ser muy discretos y suaves, de ahí que resulte complicado entender la técnica del tango, sobre todo, cuando eres un mero espectador.

Entonces, ¿cómo sabes qué pasos dar?

Hay algunos pasos básicos que podrás recordar tanto para hombre como para mujer. Una vez que los adquieras y domines, te tocará decidir dónde colocarlos en una coreografía.

Por eso, el tango requiere que los bailarines tengan un buen oído, pero también que un buen feeling con la música.

Eso sí, también se reservan algunos pasos a la improvisación; una oportunidad perfecta para que, por ejemplo, la mujer se exprese acariciando la pierna de su compañero.

La música también está en relación con el ritmo del baile y los pasos que hay que efectuar. Deberás escuchar bien los silencios, las ralentizaciones, etc.

¿Cómo aprender a bailar el tango en pareja?

La mejor manera de aprender a bailar el tango es mediante la práctica; una regla que suele funcionar también para aprender cualquier tipo de baile (dancehall, salsa, merengue, bachata, rumba, rock, swing, zumba, kizomba, mambo, claqué, ballet, danza africana, etc.), pero especialmente para parejas que bailan.

De hecho, no dudes en bailar con una persona que no conozcas, aunque tenga un nivel superior al tuyo, ya que podrá ayudarte a aprender buenos pasos.

Quizás tengas la oportunidad de bailar con buenos bailarines que dominan el tango, así será más fácil que te guíen y los pasos saldrán solos.

No obstante, no debes temer al error. El tango es un baile de improvisación, si cometes un error, nadie se dará cuenta.

Pasos de tango. El juego de piernas del tango es algo increíble.

Si comienzas las clases de tango en pareja y los dos sois principiantes, la mala noticia es que no progresaréis tan rápido si no conectáis desde un primer momento.

Es mejor aprender los conceptos básicos por separado y luego ir progresando juntos. ¿Pero a dónde puedes acudir para aprender a bailar el tango en pareja?

Puedes acudir a una escuela de baile para ver qué tipo de lecciones ofrecen (clases de baile, clases particulares, clases grupales, clases semanales, clases intensivas, etc.).

La matrícula suele formalizarse a principios del curso, por lo que tendrás que esperar hasta el próximo año si ya es demasiado tarde.

También puedes recurrir a las lecciones privadas. Esta forma de aprender a bailar puede ser buena para los horarios de ambos.

Además, no tendrás que «prestarle» tu otra mitad a otro bailarín. El profe de baile particular estará pendiente de vosotros y sabrá cómo guiaros y estar atento a tu progreso.

También es muy posible aprender a bailar solo en la sala de estar o en el dormitorio. Puedes recurrir a los tutoriales en internet, los DVD de baile o los libros sobre tango.

Esta técnica puede parecer práctica y económica, pero el tango requiere una cierta orientación al principio, sobre todo, para no equivocarte.

Una de las mejores soluciones es participar en los eventos sociales de baile donde se baile el tango. En cuanto a las fiestas de salsa, este tipo de eventos ofrecen clases y talleres de baile gratuitas antes de que comience la noche. Esta puede ser la ocasión perfecta para aprender los conceptos básicos y luego entrenar directamente en la pista.

¿Por qué no vas a Argentina? Por supuesto, tendrás que contar con un presupuesto previo. Sin embargo, esta puede ser una de las mejores formas de sumergirse en la cultura del tango y en toda su historia mientras disfruta de algunas empanadas.

Bailar el tango argentino mediante clases de tango, talleres de tango o clases de introducción te permitirán dar tus primeros pasos en el mundo de los bailes de salón para convertirte en un verdadero bailarín de tango.

¿Por qué tomar clases de tango en pareja?

¿Por qué es mejor tomar clases de tango con tu pareja en lugar de solo si las clases en pareja pueden resultar complicadas en ocasiones? Será necesario encontrar un horario que sea común para ambos, sino acabaréis tirando la toalla pronto.

Música y tango. Escucha a tu compañero.

No obstante, el tango es muy beneficioso para las parejas ya que estrecha los lazos entre los componentes.

De hecho, el tango requiere cierta escucha y comunicación sin tener necesariamente que hablar. Se trata más bien de una expresión corporal. Los dos miembros de la pareja deben estar en la misma onda para tener éxito en el baile.

Por esta razón, es normal que encontremos bailarines a los que no les gustan determinadas canciones, tengan unas preferencias u otras o haya personas con las que no les gusta bailar.

Ambos miembros de la pareja aprenden a escuchar y a comunicarse con gestos, un ejercicio muy útil para cualquier pareja.

Además, el tango es una danza sensual, que solo puede reavivar la llama si es preciso. El tango a menudo se baila con un atuendo bonito, ya sea para hombres o mujeres.

No dudes en disfrutar del momento.

Si eres más tradicional, también puedes aprender a bailar el vals.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar