«Nunca comprendes un idioma hasta que entiendes al menos dos». - Geoffrey Willans

Aprender un idioma ofrece numerosos beneficios entre los que destacamos la apertura de miras. Cuando sabes que el francés es la lengua materna de más de 80 millones de personas, que tiene más de 300 millones de hablantes en todo el mundo y que es una de las lenguas oficiales de numerosas instituciones y organismos internacionales como la ONU, hay motivos más que suficientes para querer comenzar las clases de francés de forma intensiva. Pero, ¿cómo mejorar en la lengua de Molière y poder comunicarse con un francófono?

¡Principiantes y avanzados, aquí os todas las soluciones para progresar en francés sin salir de casa!

Top 10 de las mejores aplicaciones para aprender francés

Entre todas las opciones de clases de francés en línea, las aplicaciones ocupan un lugar privilegiado entre los jóvenes.

A veces más divertidas que un profesor, más fáciles de transportar que la carpeta de las clases de francés de la universidad, y sobre todo más variadas que las clases de francés que ofrecen muchas escuelas y academias, estas aplicaciones no pretenden reemplazar un buen profesor pero ofrecen una alternativa fiable a la hora de repasar para tus lecciones o para empezar a aprender un idioma extranjero por tu cuenta.

Aplicaciones para aprender idiomas
Las aplicaciones de francés suelen ser bastante divertidas e intuitivas.

Para practicar ocasionalmente, hacer un viaje a países francófonos o charlar con un amigo francés, existen muchas razones para descargar una aplicación como las que citamos a continuación.

Algunas de las mejores aplicaciones para aprender francés son:

  • Babbel
  • Duolingo
  • Nemo
  • Busuu
  • MosaLingua
  • Memrise
  • Mondly
  • LingQ
  • MindSnacks
  • FluentU

Algunas aplicaciones son muy populares. Por ejemplo, la aplicación Babbel o DuoLingo son dos aplicaciones famosas por su facilidad de aprendizaje pero también porque ofrecen muchos idiomas además del francés: tendrás la oportunidad de embarcarte también en el aprendizaje de italiano, inglés, alemán o portugués.

Pero, ¿qué hace que una aplicación sea buena?

Una aplicación es útil a la hora de aprender un idioma extranjero cuando hace que los usuarios quieran más, es decir, la usen. Para ello, el diseño de la interfaz debe ser claro y fácil de usar. Si la interfaz es intuitiva, el usuario no tendrá que perder tiempo averiguando cómo funciona.

La aplicación también debe ser variada en su contenido. Las clases de gramática francesa pueden no ser suficientes para convertirte en una persona completamente bilingüe. También será necesario trabajar la comprensión oral, la expresión escrita, el vocabulario, etc. De este modo, una buena aplicación debe ser también completa y formal.

Las aplicaciones para aprender francés deben prestar especial atención a la formación de la pronunciación francesa. Efectivamente, el acento es una cuestión fundamental si quieres hacerte entender.

Finalmente, una aplicación no es una clase magistral. DuoLingo, por ejemplo, se creó con forma de juego. Los usuarios suben de nivel y reciben un recordatorio diario para no perder puntos. Esto hace que la aplicación resulte atractiva y divertida.

¿Cuáles son las mejores páginas web para aprender francés?

Mucho antes de las aplicaciones para smartphones, había muchos recursos en línea, como las páginas dedicadas a aprender el idioma de Molière. Estas páginas, más o menos actuales, ofrecen muchas clases de francés que permiten a los alumnos trabajar de forma autónoma.

Páginas web de francés
¿Cómo puedes saber si una página de internet de clases de francés es buena o no?

Puedes utilizar las páginas de francés para:

  • Aprender frases típicas.
  • Aprender vocabulario.
  • Revisar la conjugación en francés.
  • Trabajar la comprensión oral.
  • Descubrir las diferencias entre el francés de Francia y el de Canadá...

Entre las mejores páginas en francés encontramos FrançaisFacile.com, loecsen.com y Vocbox.com. Hay webs más modernas y atractivas y otras más antiguas como Lapasserelle.com, que parece provenir directamente de principios de la década de 2000. Sin embargo, esta web ofrece la opción de mejorar tu pronunciación mientras aprendes gramática y vocabulario.

La web FrançaisFacile.com también es relativamente conocida. Esta web, a pesar de su diseño algo anticuado, ofrece explicaciones bastante concisas que permiten comprender una lección de francés en pocos minutos.

La web ofrece ejercicios de francés con el fin de aplicar todo lo estudiado. Tanto para principiantes como para expertos, esta web es útil en todas las circunstancias.

Sin embargo, no existe una página perfecta. Por lo tanto, el alumno debe aprovechar lo mejor de cada sitio para que los métodos sean realmente efectivos. Algunos no querrán dedicar tiempo a la cultura francesa, mientras que otros usarán esta cultura como un medio para aprender a hablar francés.

Es importante encontrar una página que funcione de acuerdo a las necesidades de cada alumno y practicar el idioma con regularidad para que el uso de una web de francés sea realmente efectivo.

¿Cómo se desarrollar las clases de francés por webcam?

Aprender francés en línea no tiene por qué implicar aprender francés por tu cuenta. Las nuevas tecnologías ahora te permiten hacer un curso de francés con un profesor sin tener que moverte gracias a la webcam.

Material para las clases de francés en línea
Asegúrate de que tienes bien conectados el micrófono y la webcam antes de empezar con la clase.

El interés de las clases de francés con webcam varía. En particular, tanto el alumno como el profesor ahorran tiempo ya que no hay que desplazarse hasta la casa del profesor o hasta la del alumno. Además, el alumno puede elegir un profesor de cualquier parte del mundo.

¿Por qué no optar por un quebequense nativo? ¿O un estudiante de francés? La oportunidad perfecta para conversar con alguien cuya lengua materna es el francés.

No obstante, la oferta también es bastante amplia en España. Una gran ventaja cuando vives en el campo y los profesores de francés no abundan por las calles.

Además, una clase de francés en línea es tan efectiva como una clase presencial. La clave es contar con los materiales adecuados y un lugar tranquilo para charlar con el profesor.

De hecho, para que la clase de francés vaya rodada, los alumnos deben primero preparar su ordenador (que encenderán unos minutos antes del inicio de la clase para evitar sorpresas desagradables). Una tableta o un teléfono inteligente también pueden servir, pero el ordenador es más recomendable en la mayoría de los casos ya que es más eficiente (a más RAM, mejor es la calidad de micrófono y cámara web).

También será necesario instalar un software de vídeollamada para que la clase transcurra de la mejor manera posible. Por ejemplo, un software como Skype te podría servir, y encima es de uso gratuito.

Una vez que tengas todo preparado, el profe hará las comprobaciones técnicas para asegurarse de que todo funciona perfectamente. La clase de francés se llevará a cabo como una clase de francés presencial. El docente repasará los puntos a trabajar con el alumno, le presentará su lección y luego se pasará a la aplicación práctica. También es frecuente que las clases de francés online estén dedicadas a la conversación. Los idiomas extranjeros se aprenden mejor practicando directamente.

Puedes encontrar un profesor de francés en línea dentro de una academia online, pero también a través de un anuncio o de una plataforma como Superprof.

¿Qué presupuesto necesitas para aprender francés en línea?

Aprender español requiere un presupuesto determinado, que puede variar en función de los métodos de aprendizaje.

Aunque se suela pensar que los recursos de Internet son gratuitos, ten en cuenta que las clases en línea requieren una inversión en una conexión a Internet. No se trata de realizar un curso de francés con un profesor a través de la webcam si la conexión se cae cada minuto. Además, el equipo informático debe estar en buenas condiciones.

Precio clases online
¿Cuánto debes reservar para tus clases de francés en línea?

Aparte del estado del hardware, también es importante tener en cuenta que no todos las webs y aplicaciones son totalmente gratuitas. Aunque la mayoría de las páginas ofrecen contenido gratuito, la realidad es bastante diferente en lo referente a aplicaciones.

La mayoría de las aplicaciones ofrecen una versión de prueba gratuita antes de solicitar una suscripción al usuario. El precio varía entre 5 y 15 € al mes, pero hay que tener en cuenta que este presupuesto puede subir rápidamente. Por suerte, algunas aplicaciones siguen siendo gratuitas como DuoLingo o Nemo.

Si optas por clases online con un profesor de un instituto o de una academia, te costará unos 24 € la hora (frente a los 36 € de una clase presencial).

También puedes optar por un profesor autónomo. En la plataforma Superprof, el precio medio de una clase de francés por webcam es de 15 €. Los precios pueden variar si el alumno opta por un curso intensivo o por clases particulares. El alumno también deberá abonar el precio que requiera la plataforma.

También puedes encontrar profesores particulares de francés sin tener que pasar por ninguna plataforma. A través del boca a boca o de anuncios, puedes encontrar a tu profe ideal. El precio también puede variar según el nivel de francés que tengas, la experiencia del profesor, etc.

Es posible que las clases de francés nunca sean tan efectivas como un viaje a Canadá o una inmersión prolongada en el idioma, pero te permitirán practicar el idioma a diario. Al fin y al cabo, se trata de una inversión a largo plazo, tenlo en cuenta.

¿Necesitas un profesor de Francés?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».