Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

La guía para hacer un Erasmus en Francia

Publicado por Marisol, el 17/07/2019 Blog > Idiomas > Francés > Consejos para Irte a Estudiar a Francia

«Viajar es descubrir que todo el mundo se equivoca acerca de otros países» – Aldous Huxley

El 27 % de antiguos alumnos del programa Erasmus dicen que han conocido a su actual pareja durante su estancia en el extranjero, según la Comisión Europea. Y tú, ¿quieres encontrar pareja yéndote al extranjero a estudiar, concretamente a Francia?

Solo el tiempo lo dirá. Por el momento, es hora de conocer los pasos a seguir, la universidad que puedes elegir y el proceso para inscribirte en un programa de intercambio.

Afortunadamente, Superprof te guía en la preparación de tu año universitario en Francia.

Procedimientos administrativos para estudiar en Francia

Redactar la carta de motivación para Francia Para obtener una beca Erasmus, ¡tienes que estar motivado!

Después del bachillerato, puedes irte al extranjero directamente para empezar tus estudios universitarios en Francia. Los españoles y demás miembros de la Unión Europea no necesitan pasaporte, visado ni permiso de residencia para estudiar en Francia.

Pero eso no significa que no haya que hacer ningún trámite. ¿Cuáles son los trámites para irte a estudiar a Francia? Deben cumplirse ciertas condiciones para poder residir en Francia:

  • Estar matriculado en una universidad francesa,
  • Tener recursos suficientes,
  • Tener un seguro médico.

Paso 1: solicita tu plaza por Internet

Puedes matricularte en una universidad francesa solicitando tu plaza a través de la web Parcousup (la plataforma nacional de preinscripción en el primer año de educación superior en Francia) o contactando directamente con la universidad. Ten en cuenta que para ser admitido deberás aportar documentación de las etapas previas de tu educación.

Si ya has completado un primer ciclo universitario en España, puedes continuar tus estudios a través de Erasmus + solicitando la equivalencia de tus diplomas directamente al Ministerio de Educación español.

Paso 2: solicita el permiso de residencia

Si quieres quedarte en Francia durante más de tres meses, puedes solicitar el permiso de residencia. Y decimos «puedes» porque, para los ciudadanos de la UE, ya no es obligatorio.

Sin embargo, el permiso de residencia (carte de séjour), que se solicita en la policía, es muy útil incluso para los ciudadanos de la UE, ya que facilita la vida y sin este no se podría tener acceso a muchos servicios o ayudas de estado, como ayuda financiera para el alquiler de un piso, etc.

Ir a estudiar a Francia gracias a Erasmus

Irte de Erasmus a Francia Muchas universidades españolas tienen convenios con universidades francesas.

Francia es unos de los países más solicitados por estudiantes españoles y extranjeros para realizar su movilidad internacional a través de Erasmus +. El programa de intercambio permite viajar a un país de la Unión Europea o a Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Croacia y Turquía, para seguir tus estudios superiores, hacer una formación para adultos o unas prácticas empresariales.

Pero para irte a Francia de Erasmus +, el procedimiento es largo y es mejor empezar con un año de antelación a preparar tus documentos y así tenerlas todas contigo.

Paso 1: participa en la reunión Erasmus de tu universidad

A tu llegada a la universidad, o en cualquier caso en los dos primeros meses, el departamento de relaciones internacionales debería informarte sobre el programa de intercambio europeo durante una reunión.

Los estudiantes interesados ​​podrán asistir a otras reuniones hasta la presentación de la solicitud.

Paso 2: dirígete al departamento de relaciones internacionales

Si este no es el caso o si solo se planea una reunión, no dudes en dirigirte al departamento de relaciones internacionales. Así podrás conocer la información sobre los plazos, las universidades asociadas o el número de plazas.

Ten en cuenta que deberás presentar varios documentos:

  • Una carta de motivación escrita en español o francés a veces,
  • Una solicitud de la beca Erasmus,
  • Una carta de recomendación de dos profesores,
  • Tus calificaciones.

Paso 3: escribe tu carta de motivación

El paso más crucial es la redacción de tu carta de motivación. Recuerda que los dos objetivos principales del programa Erasmus son:

  • Estudiar en una institución de educación superior,
  • Participar en una formación práctica para desarrollar las habilidades profesionales y lingüísticas en una empresa de Francia.

Ten en cuenta tu objetivo al escribirla. La carta de motivación para el programa Erasmus sigue los estándares de una carta de motivación clásica. Debe ser concisa (una página como máximo) e incluir una introducción, una presentación de tu recorrido educativo, un desarrollo de tus argumentos, una conclusión y una fórmula de cortesía.

Los argumentos pueden ser diversos. Puedes hacer hincapié en tu deseo por practicar el francés, seguir otro modelo universitario o descubrir el mundo empresarial en Francia con el objetivo de quedarte allí. También puedes destacar tu deseo por obtener una doble titulación y desarrollar tus habilidades prácticas para encontrar trabajo fácilmente. No dudes en mostrar tu deseo por conocer la cultura francesa y abrir la mente al mundo.

Paso 4: envía los documentos necesarios y la solicitud de beca

Solo te falta enviar los documentos y esperar la decisión del departamento de relaciones internacionales. No dudes en comunicarte con ellos regularmente para saber cómo va el proceso.

¿Qué universidad francesa elegir?

Elegir una ciudad francesa y su universidad ¡Descubre todas las maravillas que esconde Francia!

Para estudiar en el extranjero, tendrás que elegir tres universidades en tu solicitud del programa Erasmus.

Hay muchas universidades prestigiosas en Francia, pero la popularidad de una universidad no debe ser tu único criterio de selección.

Paso 1: elige tu ciudad francesa

Antes de elegir una universidad francesa, es importante escoger una ciudad de Francia en la que te gustaría vivir. Pasarás de un semestre hasta un año lejos de tu casa, en un entorno desconocido, por lo que deberás sentirte a gusto en ella y elegir la ciudad que más te guste.

Puedes optar por una ciudad estudiantil, una ciudad con costa o que esté cerca de España. Como hay muchísimas ciudades en Francia, puedes utilizar diferentes criterios de búsqueda para seleccionar una o más:

  • El precio del alojamiento,
  • La calidad de vida,
  • El dinamismo cultural,
  • El costo de vida,
  • La calidad de las infraestructuras universitarias.

Las tres ciudades más populares son París, Montpellier y Marsella.

Paso 2: selecciona tu universidad

Para elegir tu universidad, puedes basarte en los criterios de popularidad, pero también en la excelencia de las instituciones. Hay 29 universidades francesas en el ranking de Shanghái de 2018 de las 500 mejores universidades del mundo. Se trata de:

  • La Sorbona
  • Universidad de Paris-Sud (Paris 11)
  • École Normale Supérieure – Paris
  • Universidad Aix Marseille
  • Universidad de Estrasburgo
  • Universidad Paris Diderot – Paris 7
  • Universidad Grenoble Alpes
  • Universidad de Paris Descartes (Paris 5)
  • Universidad Claude Bernard Lyon 1
  • Universidad Paul Sabatier (Toulouse 3)
  • Universidad de Bordeaux
  • Universidad de Lorraine
  • Universidad de Montpellier
  • Universidad de Toulouse 1
  • École Normale Supérieure – Lyon
  • ESPCI ParisTech
  • Universidad Paris Dauphine (Paris 9)
  • École Polytechnique
  • MINES ParisTech

Por otro lado, quien dice mejor universidad, dice más competencia, así que prepara bien tus documentos y no descuides tus notas.

Hay otras universidades, menos populares, que ofrecen igualmente un ambiente de vida gratificante: la Universidad de Amiens, la Universidad de Angers, la Universidad de Aviñón, la Universidad de Lille o la Universidad de Nantes.

Paso 3: visita la ciudad

La mejor manera de estar seguro de elegir bien la ciudad y la universidad es ir allí si tienes la oportunidad.

Así, verás enseguida si has tomado la decisión correcta y tendrás tiempo de cambiar de opinión.

Algunos datos esenciales para estudiar en Francia

Aspectos culturales en Francia Durante tu viaje a Francia, ¡podrás disfrutar de su excelente gastronomía!

Hacer una estancia lingüística en Francia también implica adaptarse a otro país y otras costumbres.

En primer lugar, ten en cuenta que seguramente tendrás que hacer una prueba del idioma para entrar en una universidad. En Francia, se habla francés, incluso en la universidad. Pocas ofrecen clases en inglés.

Otra cosa que tienes que tener en cuenta es que el nivel de vida en Francia es un 25 % más alto que en España. El salario medio en Francia es de 3 200 € brutos, por lo que es normal que las cosas estén un poco más caras.

Además, Francia es conocida por sus refinados modales y su amabilidad, así que no dudes en tratar de usted a las personas que acabes de conocer. No dudes en utilizar algunas frases de cortesía, como Monsieur, Madame, S’il vous plaît o Je vous en prie.

En Francia, también tendrás que acostumbrarte a la gastronomía. Cada región tiene sus especialidades, pero hay una constante: el queso. El pan, la carne de pato o ganso y las cremas o purés suelen estar también muy presentes en las mesas de la mayoría de casas y restaurantes de Francia.

Las comidas se suelen hacer dos horas antes que en España, por lo que la comida es alrededor de las 12:00 y la cena alrededor de las 19:00. Las tiendas también cierran antes que en España. Por lo general, los comercios abren de 9:00-19:00 (de martes a sábado).

Por último, las cuotas de inscripción en Francia son bajas porque el Estado cubre la mayor parte de los gastos de las formaciones accesibles en instituciones públicas de educación superior. ¡Una buena noticia!

Encontrar alojamiento para estudiar en Francia

Encontrar alojamiento en Francia Ya sea en un apartamento, un albergue juvenil o una casa de acogida, ¡hay muchas posibilidades para vivir en Francia cuando se es estudiante!

Tanto si te vas después del bachillerato, sigues tus estudios universitarios o haces una formación profesional, estudiar en Francia conlleva una cuestión crucial: el alojamiento. Claro, ¿cómo vas a estudiar en el extranjero y aprender un idioma sin poder vivir en el lugar?

La vida estudiantil también implica este tipo de aspectos que te harán ser todo un francés, ¡y vivir como un local! Como en todas partes, hay muchas formas de alojarse en Francia, dependiendo no solo de la ciudad en la que te encuentres, sino también según tus deseos o tu presupuesto.

Las residencias universitarias es una de ellas. Esta solución tiene la ventaja de alojarte en el campus de tu universidad de acogida. Para los estudiantes menos aventureros, ¡esta solución es ideal! Además, alojarte en un campus universitario te permite sumergirte en la vida estudiantil, ¡para integrarte al máximo!

En Francia, las residencias públicas suelen ser bastante baratas, lo que hace que sean muy demandadas y sea difícil conseguir plaza en una de ellas. El precio puede estar por los 150 € al mes, pero en algunos casos las cocinas, duchas y baños son compartidos. Son otorgadas por criterios económicos y la prioridad la tienen los becarios o los estudiantes cuyas condiciones socioeconómicas les den la prioridad para acceder a estas residencias.

También hay muchas residencias universitarias privadas. El tamaño de las habitaciones puede llegar a ser más grande y los espacios comunes suelen ser más cómodos, algunas cuentan con gimnasio y otras comodidades para los estudiantes como cafetería y lavandería. Son más caras que las anteriores y sus precios varían mucho en función la ciudad en la que se encuentren, pero pueden situarse entre los 200 y los 600 € al mes.

En Francia, una de las alternativas menos costosas cuando se es estudiante es compartir piso. Por 200 € a 400 € al mes, podrás disfrutar de una comunidad local francesa, y algunas veces incluso estudiantil, dependiendo del vecindario donde vivas. ¡Piénsalo!

También está la opción de los albergues, muy económicos durante un periodo corto, pero pueden llegar a ser costosos si te quedas varios meses. Por 10 € a 20 € por noche (entre 300 € y 600 € al mes), puedes alojarte en una habitación individual, en una habitación doble o en una habitación compartida, con unas comodidades a veces escasas, ¡pero que pueden sorprenderte según el establecimiento!

Por otro lado, vivir con una familia de acogida, en una casa típica francesa, además de ser muy económico, te permite disfrutar totalmente de la cultura local. El punto negativo es que tienes poca libertad, debido a las normas que imponga la familia en cuestión. Así, vivir con una familia francesa es ideal si te preparas unas oposiciones, por ejemplo.

Y, para terminar, evidentemente puedes alquilar un apartamento, que te permitirá, a pesar de ser un poco más cara que las otras soluciones, disfrutar de la vida francesa como un auténtico parisino o lionés. Dependiendo de si recurres a un particular o a una agencia, los precios serán más altos o más bajos.

Hacer amigos estudiando en Francia

Hacer amigos en Francia Quedadas, risas y amistad, todo esto forma parte de la cultura francesa, ¡sobre todo siendo estudiante!

La vida estudiantil en Francia es muy rica, y es bastante fácil hacer amigos. Uno de los mejores lugares para conocer gente son los bares. Los españoles no somos los únicos que los frecuentan, ya que a los franceses también les gusta mucho quedar con familiares y amigos en este tipo de establecimientos.

Cuando se es estudiante, el miedo a hacer amigos puede ser una razón para frenar tu decisión de mudarte a Francia. Y, sin embargo, ¡es un país muy sociable!

Además, seguro que, independientemente de tu nivel de idioma, tu universidad de acogida o tus compañeros organizan quedadas de estudiantes. Así podrás hacer amigos ¡y ya no querrás irte de Francia!

La salud en Francia siendo estudiante

Conseguir la tarjeta sanitaria europea Sea cual sea tu estado de salud, en Francia podrás recibir tratamiento, aunque seas un estudiante extranjero.

Como en cualquier lugar al que vayas a estudiar, es esencial conocer el sistema de salud de Francia. Porque, ya sea que pases seis meses, tres semanas o un año, tener que recibir asistencia médica puede ser necesario en cualquier momento.

Por suerte para nosotros, Francia forma parte de la Unión Europea, y la mayoría de los gastos de salud a los que tengas que hacer frente en el lugar estarán cubiertos por la seguridad social. Para ello, solo tienes que conseguir una Tarjeta Sanitaria Europea.

La TSE garantiza que tendrás la misma atención que los nacionales del país al que viajes, pero hay países en los que hay que pagar parte de la consulta o del tratamiento, en sistemas de copago, como sucede en Francia con el ticket moderador.  En este caso, tendrás que abonar el coste que te reclamen en el hospital.

También puedes contratar un seguro médico complementario para que te cubra los costos no reembolsados por la tarjeta, aunque la solución más segura es contratar un seguro complementario en tu país de origen, España.

Medios de transporte para estudiar en Francia

Medios de transporte para ir a Francia Ir a Francia parece tan sencillo, ¡que tendemos a olvidar que se trata de un gasto importante!

Aparte de los criterios sociales o los procedimientos de inscripción, el transporte para ir a Francia es la base para cualquier estudiante que quiera estudiar allí. Y esta parte del viaje es un gasto que no se tiene que cuenta con frecuencia, ya que parece natural.

Y, sin embargo, algunos medios de transporte son mucho más baratos que otros, aunque también tienen sus inconvenientes.

Ir en avión

Como todos sabemos, el avión es el medio de transporte más seguro del mundo y el mas rápido para ir a Francia. Dependiendo de la ciudad en la que estudies, hay muchas aerolíneas que ofrecen vuelos diarios, más o menos caros.

Entre las aerolíneas low cost podemos nombrar Ryanair, Vueling, Transavia o Easyjet, mientras que también puedes optar por Air France, Iberia o Air Europa, si el presupuesto te lo permite.  El vuelo puede durar entre 1 y 2 horas. ¡Sencillo, eficaz y rápido!

Ten en cuenta que, según el periodo de la semana o del año, el precio puede aumentar significativamente. Nos ha dicho un pajarito que el mejor día para irte sería el martes, y el peor durante el fin de semana… ¡Un detalle a tener en cuenta!

Ir en tren

El tren es menos rápido, a menudo más caro que el avión, pero permite disfrutar de los preciosos paisajes que se extienden entre España y Francia. La RENFE ha desarrollado una asociación con la SNCF (francesa), por lo que no tendrás problema en llegar a las ciudades más grandes de Francia.

Así, reservando con antelación tu billete (en el sitio de la RENFE), podrás obtener el precio más ventajoso posible, ¡para irte estudiar con toda tranquilidad!

Ir en autobús

El autobús resulta ser la solución más económica, pero también la más larga, para irte a estudiar a Francia. De hecho, según la ciudad, a veces tardarás toda una noche en llegar, ¡pero con todas las comodidades!

Sin embargo, este medio de transporte permite transportar mucho equipaje sin pagar recargos de aerolínea. ¡Ideal para pasar un año en Toulouse, por ejemplo!

Entre las mejores compañías de autobuses que realizan viajes a Francia, encontramos Alsa, Ouibus, Eurolines o Linebus. ¡De ti de pende encontrar la que más te convenga!

Ir en coche

Por último, también puedes irte a estudiar a Francia en coche. Evidentemente, tus padres pueden acompañarte con su propio coche, para ver cómo es la ciudad donde vas a vivir, pero también puedes alquilar un coche.

Esta solución es útil en caso de llevar mucho equipaje y puede ser más barata que el avión. No dudes en comparar los mejores precios según las agencias y la ciudad a la que vayas.

También puedes optar por el uso compartido del coche que, en viajes como este, puede ser muy interesante, como Blablacar. Compartir los gastos con otras personas te garantiza pagar tu viaje de manera muy económica. ¡Ideal cuando tienes un presupuesto bajo!

Además, ¡podrás hacer nuevos amigos y te sumergirás de inmediato en el ambiente de un estudiante extranjero!

Entonces, ¿a qué esperas para irte a estudiar a Francia?

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar