«Cuando sonríes, vuelo al paraíso, voy a Río de Janeiro. Te tomo la mano y nuestros corazones hacen más ruido que todos los timbales, ¡carnaval!». - Claude François

El coste de la vida en Brasil suele ser más bajo que el de España en un 30 %. Por supuesto, esta cifra debe tenerse en cuenta según la ciudad que elijas y según la forma en que viajes.

Aunque la ciudad de Río sea más asequible desde el punto de vista económico que Sao Paulo, sigue siendo más cara que la campaña brasileña u otros lugares menos turísticos que las playas de Copacabana e Ipanema, el pan de azúcar, Corcovado o el centro histórico de Río de Janeiro.

Para un par de viajeros con un presupuesto medio, se requieren 80 € al día. No obstante, com decimos, este es un presupuesto medio. Algunos viajeros necesitan algo que esté por debajo de los 45 € para dos personas, mientra que hay otros que podrán permitirse gastarse 170 € fácilmente.

Veamos con más detalle los posibles gastos que deberás considerar para planificar un viaje a Brasil y más específicamente a Río de Janeiro.

Viajar a Río de Janeiro: el coste del billete

Visitar Río de Janeiro
Antes de estar en una playa como esta... plantéate cuánto cuesta el billete de avión.

¡Lo más caro a la hora de viajar a Río de Janeiro es el precio del billete de avión! Para llegar a Sudamérica desde España, se necesitan 11 horas de avión sin escalas y un mínimo de 500 € para un viaje de ida y vuelta, en función de la época. Los precios pueden superar los 1.000 € ida y vuelta dependiendo de la temporada que elijas, el carnaval de Río por ejemplo es una temporada alta.

En los Juegos Olímpicos de 2016, el billete pudo alcanzar hasta los 1.200 € ida y vuelta.

Muchas empresas ofrecen el viaje sin escalas como Iberia (15 horas desde Madrid), KLM con escala en Amsterdam (16 horas) o Tap Air Portugal con escala en Lisboa (13 horas y media).

Si estás cerca de otro aeropuerto internacional como Bruselas, Amsterdam, Londres o Ginebra, vale la pena comparar los precios para ahorrar algo de dinero en el billete. Puedes usar cualquier comparador de los que encontramos en Internet como Google Flight o Skyscanner.

Ahorrarás aún más en el billete de avión si tienes fechas flexibles. Jubilados, autónomos, estudiantes... ¡Aprovecha!

Para encontrar vuelos o incluso ofertas de viajes con hoteles con descuento, puedes consultar páginas como Viajeros Piratas o Momondo.

Por ejemplo, en la web de Viajeros Piratas, puedes obtener algunas ofertas inmejorables: un vuelo de Madrid a Río de Janeiro cuesta, por ejemplo, 248 € gracias a una oferta actual para un viaje de dos semanas entre octubre de 2019 y enero de 2020.

Evita comprar el vuelo a última hora en todos los casos, ¡suele ser mucho más caro!

Eva
Eva
Profesor de Portugués
5.00 5.00 (7) 27€/h
¡1a clase gratis!
Regina
Regina
Profesor de Portugués
5.00 5.00 (3) 20€/h
¡1a clase gratis!
Natasha
Natasha
Profesor de Portugués
20€/h
¡1a clase gratis!
Diana
Diana
Profesor de Portugués
4.50 4.50 (2) 12€/h
¡1a clase gratis!
Harry
Harry
Profesor de Portugués
5.00 5.00 (3) 12€/h
¡1a clase gratis!
Fátima
Fátima
Profesor de Portugués
5.00 5.00 (2) 14€/h
¡1a clase gratis!
Eliza
Eliza
Profesor de Portugués
5.00 5.00 (6) 10€/h
¡1a clase gratis!
Hadassa
Hadassa
Profesor de Portugués
5.00 5.00 (3) 9€/h
¡1a clase gratis!

Visitar la ciudad de las cariocas: alojamiento

Alojamiento en Río
Escoge el alojamiento en función de tu ubicación.

Aunque el coste de la vida es más bajo en Río que en España, el real (la moneda local) ha experimentado una fuerte inflación en los últimos años. Sin duda, el alojamiento será el gasto más relevante después del billete de avión.

Los alquileres en Río de Janeiro pueden llegar fácilmente al precio de los de Nueva York o París. Las clases muy acomodadas pueden permitírselo, pero no los habitantes de las favelas...

Para una estancia de más o menos dos semanas, lo mejor es probar páginas web de alojamiento como Airbnb o Booking.

Ten cuidado de elegir el alojamiento según la zona: algunas áreas son peligrosas y no se recomiendan para los turistas. Además, la ciudad de Río es enorme: más de 10 veces Madrid y 1,5 veces Nueva York.

El transporte público no es muy eficiente, es mejor elegir el barrio correctamente: Urca donde la inseguridad es menor, Lapa cerca del Centro, cerca del tranvía de Santa Teresa o las playas más hermosas de Copacabana.

¡Después, todo depende de tu presupuesto!

  • Una noche en un dormitorio compartido cuesta entre 8 y 16 € dependiendo de la ubicación. Las áreas más caras son obviamente Ipanema, Copacabana y Leblon, las zonas más modernas para turistas.
  • En cuanto a los hoteles, todo depende del número de estrellas. Un hotel de 1 estrella puede salir por 30 € la noche cuando un hotel de 5 estrellas ofrece habitaciones desde 150 € por noche.
  • Con respecto a Airbnb, para un estudio, calcula entre 25 y 65 € por noche en el centro y la zona sur de Río (Santa Teresa, Botafogo, Ipanema, Leblon, Copacabana).

Dos direcciones probadas por viajeros:

  • The Bike House en Ipanema: 35 € por una habitación doble sin desayuno, pero un anfitrión muy amable
  • Che Lagarto en Ipanema / Leblon: 12 € por cama en dormitorio compartido con caipirinha que se ofrece todas las noches de 19-19:30.

Viajar a Río: el presupuesto para la comida

Por unos 10 € al  día por persona, es posible comer en Río de Janeiro. La comida no es muy cara a menos que elijas muy buenos restaurantes.

No dudes en probar los bares de zumos de fruta, que obviamente tienen zumo de frutas, pero también desayunos como el puré de acai (puré granizado con granolas o fruta). La oportunidad de probar muchas frutas que quizás no conozcas: caja, graviola, cupuaçu, mangaba, cacau...

En Río, para ahorrar en comida, también existe la opción de los puestos. Déjate tentar por los bolhinos d'apim, un puré de yuca relleno con queso o pollo. Todo está empanado y frito. ¡Una delicia!

Otra forma económica de comer en Río es entrar por la puerta de los restaurantes por kilo. ¡Sí, sí, leíste bien! ¡Pagas tu comida por kilos!

Un buffet de verduras crudas, gratinados, platos vegetarianos o carne a la parrilla está a tu disposición. El precio por kilo se indica a la entrada del restaurante. Las bebidas y los postres generalmente se pagan aparte. Te recomendamos sobre todo el restaurante Apo & Apim.

Si quieres probar un restaurante un poco más caro, Marius Degustare ofrece un buffet dulce y salado por 150 reales (unos 34 €) con mariscos, especialidades brasileñas como moqueca, guiso de pescado de Amazonas, vatapa y tabla de quesos y postres.

Viajar a Río de Janeiro: el coste de las visitas

Actividades de ocio en Río.
¿Quieres contemplar estas vistas? Plantéate la opción si tu presupuesto te lo permite.

Para las visitas, todo depende nuevamente de lo que decidas hacer. Las visitas que no pueden faltar no son muy caras:

  • El Corcovado y la estatua del Cristo Redentor: 68 reales (unos 15,50 €) en temporada alta si tomas el tren. Puedes hacer la subida a pie (aunque no es muy recomendable, por cuestiones de seguridad) y luego pagar solo el precio de entrada, 22 reales (unos 5 €).
  • El Pan de Azúcar: puedes viajar en teleférico para disfrutar de una vista panorámica de toda la ciudad. Calcula unos 62 reales para un billete de ida y vuelta (unos 14 €).
  • La preparación para el Carnaval en la Escola de Samba Acadêmicos do Salgueiro: al realizar un tour organizado, puedes asistir a los ensayos de los artistas de samba (se preparan con suficiente antelación). Calcula unos 40 € para esta experiencia.
  • El jardín botánico: por 15 reales (menos de 4 €), respira aire fresco y observa diferentes especies de fauna y flora.
  • Ilha Grande: para llegar a este pequeño paraíso, tendrás que subirte al ferry durante aproximadamente hora y media por 14 reales (€ 3.20). Puedes nadar en aguas turquesas y disfrutar de las hermosas playas de la isla más grande de la bahía de Angra, pero también practicar senderismo.
  • City tour gratuito: con un recorrido a pie gratuito de más de dos horas y media, podrás descubrir la ciudad de Río de la mano de un guía local. Tienes la opción de escoger entre varios recorridos para saber más sobre diferentes facetas de Río. Al final, es costumbre dejar una propina para el guía.

Vacaciones en la ciudad de Río: moverse por allí

Lugares insólitos de Río.
¿Y si te dejas sorprender por la belleza de esta ciudad?

Moverse por Río de Janeiro no es fácil con el transporte público. La red de autobuses no es fácil de entender y no es muy práctica. No se suele indicar el tiempo de tránsito y el pago se realiza al conductor directamente dentro del bus.

Para parar un autobús, debes hacer grandes gestos y no solo una señal discreta como en España. Se detendrá donde pueda porque las calles de Río a menudo tienen 3 o 4 carriles. ¡Depende de ti meterte entre los autos para subirte!

Si deseas una forma más segura de moverte, opta por el metro que funciona desde las 5 de la madrugada hasta la medianoche y que lleva desde el centro hasta las principales áreas turísticas. Calcula unos 3 o 4 reales para un trayecto (menos de 1 €).

De lo contrario, por la noche, lo más seguro es descargar la aplicación 99pop, ¡el Uber brasileño! Puedes pagar con tarjeta con la aplicación, pero mejor paga al conductor directamente en efectivo. Las carreras son un 20 % más baratas que con los taxis convencionales.

Sin conexión a Internet, no dudes en tomar un taxi oficial: tienen una placa roja y el nombre de la empresa está escrito en el lateral. ¡Su precio no es excesivo y los encontrará en todas partes!

(Precio por día y por persona)Presupuesto mochileroPresupuesto medioPresupuesto elevado
Alojamiento12 €24 €40 €
Alimentación10 €18 €26 €
Transporte4 €7 €12 €
ActividadesGratuitas7 €14 €
Total para dos semanas (sin incluir billete de avión)390 €840 €1.380 €

¿Qué precio calculas tú para tu viaje a Río de Janeiro?

¿Necesitás un profesor de Portugués?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».