«No puedes agotar tu creatividad. Cuanto más la uses, más tendrás». - Maya Angelou

¿Eres creativo o quieres iniciarte en un nuevo pasatiempo creativo? Los españoles suelen aprovechar su tiempo libre para realizar actividades creativas: bricolaje, punto, ganchillo e incluso bordado.

Bordado tradicional, punto de cruz, bordado de cintas, hay algo para cada uno de nosotros. Para comenzar, aquí te dejamos lo que necesitas saber para hacer un patrón bordado.

Descubrir los puntos básicos del bordado

Para comenzar con el bordado, es necesario conocer los diferentes puntos del bordado. Estos puntos te permitirán crear tus primeros dibujos en un lienzo o un trozo de tela Aida. ¡Así que saca tus agujas y comienza a poner en práctica estos puntos!

Empezar a bordar
El punto de cruz es un punto ideal para empezar a bordar.

El punto de cruz

El punto de cruz es el punto más sencillo de bordado. Suele ser el primer punto que aprenden los principiantes en bordado. Para ello, solo necesitas un trozo de tela aida: un lienzo con agujeros de rejilla que facilitan el trabajo. Con hilo de bordar (hilo dmc) y agujas, aprenderás el punto de cruz en tan solo unos minutos.

El punto de cruz simplemente consiste en formar una cruz con hilo. Comienza pasando la aguja por un punto y luego vuelve a pasarla por el punto que hay en la diagonal, así formarás una línea diagonal; solo tendrás que reproducir la diagonal hacia la otra dirección para obtener una cruz. ¡Así habrás conseguido hacer tu primer punto de cruz! Puedes hacer un dibujo de bordado solo de punto de cruz: mariposa, molino, casita, comienza con bordados de dibujos sencillos.

El punto de tallo

El punto de tallo también es un punto bastante simple de la técnica de bordado. Permite trazar líneas muy finas como para si fuera un tallo de flores. Para ello, comienza a coser con la aguja en un punto dado, desplázate nuevamente un centímetro desde este punto y luego vuelva a coser nuevamente hacia el primer punto. Continúa varios puntos, tantos como sea necesario para hacer el patrón.

Estos dos puntos principales te ayudarán a hacer tus primeros bordados sin mucha dificultad.

Utilizar un diagrama a la hora de bordar

Los bordadores principiantes no siempre saben por dónde comenzar a hacer un patrón, ni saben qué patrón hacer. Por eso, encontramos diagramas que son de gran utilidad a la hora de hacer un bordado.

El diagrama es un modelo explícito que los bordadores usan para copiar un determinado motivo en su lienzo. En él encontramos, los diferentes puntos que se necesitan. Puedes encontrarlos en manuales o kits de bordado. También hay diagramas disponibles en internet.

Pero hay dos tipos de diagramas.

El diagrama clásico está impreso en una hoja. De esta manera, se utiliza el diagrama como guía y se debe transferir cada puntada a la tela del bordado. Esta técnica es un poco más complicada que el diagrama impreso en el lienzo directamente.

De hecho, en este caso, solo hay que seguir las líneas y el código de colores. Por lo tanto, no es necesario contar los puntos, ya que ya están dibujados en el lienzo.

Diseños fáciles para bordar.
El diagrama permite realizar un modelo preciso para empezar.

El diagrama impreso en el lienzo es extremadamente práctico para los principiantes. Por otro lado, es imposible darle rienda suelta a la imaginación en estos casos, ya que hay que reproducir patrones bordados que ya existen.

Más bien se debe considerar como un entrenamiento.

Inventar tus propios diseños de bordado

Finalmente, no todos usan diagramas. El objetivo es obviamente que cada uno pueda inventar sus propios patrones y dejar que su imaginación hable por sí sola.

Poco a poco, intenta hacer tus propios dibujos bordados, aunque sean sencillos. Puedes comenzar bordando una planta, una flor, una casa, etc.

Pero, por supuesto, no se trata de comenzar así, directamente en el lienzo de bordado.

Lo más común es usar un marcador borrable que permita dibujar en el lienzo y luego borrarlo con agua. Con este marcador, podrás delinear las líneas principales de tu trabajo. De este modo, solo tendrás que seguir estas líneas con un punto de cruz, un punto de tallo, un punto de cadeneta u otro.

Cuando te sientas cómodo, podrás comenzar a bordar en la ropa o incluso personalizar un cojín, ¿por qué no?

Para buscar inspiración para tus propias creaciones, nada te impide mirar lo que otros hacen. La red social Pinterest es una verdadera mina de oro a la hora de encontrar fuentes de inspiración en pasatiempos creativos: punto, ganchillo, coser, patchwork, bordar, encontrarás todo lo que necesitas para desarrollar tu creatividad.

Bordado: ¿completos o solo el contorno?

En el bordado, todo es posible. Puedes representar un animal, una prenda, letras del alfabeto, una cara, cualquier cosa que tengas en la cabeza. No obstante, el estilo del bordado no será el mismo según el artista.

Bordados fáciles de seguir.
El bordado se puede hacer simplemente realizando el contorno.

Por ejemplo, puedes bordar una cara completa o simplemente dibujar los contornos. En la forma completa, no hay espacio para el vacío. Todo el interior del patrón está bordado con puntos de cruz o puntos planos, o cualquier otro tipo de punto de bordado.

Las formas completas de bordado se ven mejor desde lejos y son más imponentes. Estas formas bordadas también requieren mucho más hilo.

Si no quieres dedicarle demasiado tiempo al bordado y hacer un patrón más delicado, opta por dibujar solo los contornos de la forma con puntos como el punto de tallo, por ejemplo.

También es posible dibujar los contornos con el punto de cruz, pero las curvas serán un poco más cuadradas, un poco como una imagen pixelada.

Por lo tanto, elige el estilo de bordado de acuerdo con el tiempo que tengas y el hilo, pero también, por supuesto, de acuerdo con tus deseos.

Los consejos para hacer un patrón de bordado

Para comenzar a bordar y hacer tu primer patrón bordado, es importante reunir todo el material en un solo lugar. Deja un espacio pequeño para que no tengas que buscar los accesorios cada vez que los necesites: agujas, hilo de bordar, tijeras, todo debe estar al alcance para facilitar el bordado.

Para realizar un buen primer bordado, elige bien la tela. El lienzo no debe ser elástico, puesto que complica enormemente la labor. Para comenzar, puedes usar un lienzo Aida para punto de cruz o un lienzo de lino.

Comienza tu labor. No tiene sentido comenzar con una pieza de gran tamaño. El propósito de tu primer patrón es comprender los conceptos básicos del bordado. Por el contrario, tampoco cojas un patrón demasiado pequeño porque podrías tener problemas con todos los pequeños detalles.

Una vez que hayas completado tu primer bordado, pide la opinión de tus amigos y familiares para saber cómo ha quedado tu labor. Posiblemente también puedes preguntarle a algún profesional en una mercería.

Finalmente, no olvides que los bordados se pueden hacer con hilo diferente al DMC, por ejemplo También puedes usar cintas, lana, agregar perlas, etc.

Materiales alternativos para bordar.
¿Por qué no bordar con lana?

Luego puedes comenzar a personalizar la ropa (mangas de camisa, camisetas, vestidos, blusas, etc.) o un bolsillo, ¿quién sabe?

¿Cómo hacer un patrón de bordado?

Si necesitas algo de ayuda para aprender a hacer patrones bordados, hay muchas maneras de conseguirlo.

Las manualidades y los pasatiempos creativos son campos que fascinan a los españoles y muchos profesores ofrecen clases particulares, como es el caso de Superprof. Aprender con un profesor particular de bordado es una excelente manera de progresar a tu propio ritmo y beneficiarte de un asesoramiento personalizado de acuerdo con tus proyectos.

También es posible aprender a hacer patrones de bordado a través de tutoriales en Youtube. Podrás encontrar vídeos donde se expliquen cómo realizar tal o cual patrón. Estos vídeos son ideales para practicar y progresar.

Si Internet no es suficiente para ti, también puedes encontrar tutoriales en manuales de bordado o en kits de bordado. La oportunidad de aprender paso a paso en cualquier momento y sin depender de la conexión a Internet. El kit de bordado también permite comprar el material necesario (hilos de bordar, agujas, telas, etc.). Esta es una excelente manera de comenzar.

Las mercerías también ofrecen talleres ocasionales o anuales para sus clientes. Una oportunidad ideal para beneficiarse del asesoramiento profesional tanto para tu proyecto como de cara al material que tendrás que elegir.

¡Lo único que tienes que hacer es empezar!

¿Necesitas un profesor de Costura?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5, 2 votes
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».