Inicio
Dar clases particulares

curso corte y confeccion en España

491 profes disponibles para tu clase de costura

¿Dónde buscas clases de costura?

Clases particulares - Superprof

Nuestra selección de profesores particulares de costura

Ver mas profesores-as

4.9 /5

Nuestr@s profes estrella cuentan con una calificación media de 4.9estrellas y más de 102 opiniones

10 €/h

Los mejores precios: 98% de maestros ofrecen la 1ra clase y la hora cuesta 10€ de media

11 h

Rápidos como las balas, nuestr@s profes contestan de media en 11h.

01

Encuentra
tu profe perfect@

Consulta libremente los perfiles y contacta un-a fantástico-a profe según tus criterios (tarifas, títulos, opiniones, clases a domicilio o vía webcam)

02

Organiza tus
clases

Habla con tu profe para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad.
Programa tus clases y págalas en toda seguridad desde vuestra mensajería.

03

Vive nuevas experiencias

El increíble Pase Alumno te da acceso ilimitado a tod@s l@s profesor@s, coaches y masterclass durante 1 año. Todo un año para descubrir las nuevas pasiones con personas fabulosas.

Nuestr@s antigu@s alumn@s
evalúan a sus profes de costura

Consulta todas nuestras clases de costura

Curso corte y confeccion en España

Razones por las que aprender costura

Llegar a ser diseñador de moda conlleva numerosas ventajas. Hace unas décadas, se aprendía a coser en el colegio para poder coser un dobladillo, un botón o saber utilizar una máquina de coser. En la actualidad, con la moda confeccionada a mano y el debate sobre la ecología y la ética, la costura sale a la palestra con fuerza. Coser, e incluso hacer punto, ya no son tareas reservadas a nuestras abuelas. Existen múltiples y diferentes razones por las que aprender. Vamos a empezar por la parte fácil de la costura. De hecho, podemos pensar que aprender a coser requiere varios años, pero simplemente se necesita invertir en una máquina de coser para poder confeccionar las primeras prendas. Se puede progresar rápidamente con la ayuda de las clases de costura en línea, patrones de costura que encontrarás en Internet, así como blogs de costura y tutoriales disponibles en YouTube. Claro está, hay que tener un poco de paciencia y no desanimarse a la primera de cambio. Pero en conjunto, la costura es un placer bastante asequible. Además, aprender a coser ayuda a conocer gente. Como cualquier deporte o pasatiempo, si asistes a clases de costura, conocerás a otras personas con un punto en común al tuyo: ¡la costura! Un medio de conocer a gente nueva y de compartir tu pasión con tu familia y amigos. Cada uno podrá mostrar sus últimas creaciones y encontrar nuevas ideas gracias a las conversaciones con tus compañeros de clase. Por otro lado, la costura puede ser algo muy personal. Crear tu propio fondo de armario significa poder llevar puestas las prendas de tus sueños, eso sí, una vez que superes el nivel principiante. Mientras tanto, podrás encontrar la inspiración en los desfiles de alta costura para tu futura colección. Podrás crear ese precioso vestido que cuesta demasiado y que está expuesto en el escaparate de una tienda de lujo a un coste mucho menor. La confección también permite expresar tu propia personalidad y llevar piezas únicas, que nadie más podrá encontrar en comercios. Deja volar tu imaginación, todo está permitido una vez que domines la base de la costura. Confeccionar y customizar tu armario es muy gratificante. Aprender a coser también significa cuidar del planeta. La industria textil es la segunda industria que más contamina en el mundo. Y cuando vemos en una tienda una camiseta que cuesta 2 euros, deberíamos hacernos varias preguntas como las condiciones de trabajo de las personas que trabajan en cadena…Al crear tus propias prendas, ya no darás de comer a una industria no respetuosa con el medio ambiente y los derechos humanos. Bosquejar un patrón, coser utilizando una máquina Singer o bordar permite crear ropa perfectamente adaptada a la constitución de cada persona. No importa si eres esbelto, más delgado o un poco más regordete, cada constitución es diferente y, a veces, puede ser difícil encontrar prendas de vestir que encajen perfectamente con cada cuerpo. En definitiva, coser tus propias prendas es económico. Podrás arreglar o transformar una prenda y, al mismo tiempo, evitarás tirarla a la basura. ¡Reemplaza una cremallera rota o utiliza la tela termoadhesiva para camuflar un agujero! La costura también conlleva la creación de prendas. Vestido de noche, falda evasé, bolsa para la playa… una vez que hayas elegido el material, tan solo tienes que comprar la tela y ponerte a trabajar.

¿Cómo aprender a coser?

Incluso si la mayor parte del tiempo es la máquina de coser la que cose, es importante saber coser a mano. De hecho, la máquina no puede pasar por todas las partes de la tela, por lo que hará falta aprender a coser puntadas básicas, por lo general suelen ser puntadas que se cosen a mano. Para conseguirlo, no hay secretos; hay que practicar y practicar. Punto de cruz, zigzag o punto jersey, tendrás que pasar por todo esto para que llegues a sentirte como pez en el agua. No confeccionarás prendas perfectas en tu primera clase de costura, así que no pienses en coser una falda desde el primer momento. ¡Todo lleva su tiempo! Es por eso por lo que más vale comenzar por elementos básicos y simples. En el nivel principiante, hay que evitar la dificultad. Incluso cuando se trata de comprar la máquina de coser. Existe una gran diversidad de máquinas de coser en el mercado y de diferentes precios. Sin embargo, desde su invención, la máquina de coser no ha evolucionado mucho. Olvida todas las fantásticas funciones que el marketing intenta vender, y que no te llevarán a ninguna parte, y elige una maquina de coser sencilla. Después, empieza por aprender a manejarte con los alfileres, descoser una costura, coser un botón, un ojal o un dobladillo. Tras dominar las técnicas básicas, podrás pasar a la realización de piezas simples como una funda de cojín, una bolsa de tela para la compra, un babero, un neceser de maquillaje, una falda recta… ¡Aprende a coser y disfruta al mismo tiempo! Comienza por crear prendas de vestir para ti antes de coser para tu madre, tu tía o el bebé de tu mejor amiga. La mejor manera de progresar en costura es practicar regularmente. Pero para perfeccionar la técnica y no desanimarse frente a la máquina de coser puede resultar interesante que, de vez en cuando, participes en un taller de costura o en un curso intensivo. Es una excelente manera de aprender nuevas técnicas y de enriquecer tu creatividad, así como la oportunidad perfecta para conocer a otros modistos en ciernes y apasionados como tú. Por otro la lado, para seguir progresando en costura, lo importante es tener bien claro cuáles son tus objetivos. Por ejemplo, puedes aprender a dominar una nueva técnica según el proyecto. El dobladillo invisible en una camisa, coser una cremallera en la bragueta de un pantalón, el entelado de un capazo o incluso la costura al bies. Las técnicas que puedes llegar a dominar son numerosas. ¿Te apetece aprender crochet o punto al mismo tiempo.

Recibir clases particulares de costura

Aprender a coser es más fácil cuando se conoce a alguien que domina este arte. Y aunque llegar a coser una bolsa de tela o un vestido puede aprenderse de manera autodidacta, es más agradable sentirse acompañado durante el aprendizaje para progresar más rápidamente. Los tutoriales en Internet son numerosos, pero nunca podrán sustituir a un profesor en persona que sabrá animarte y transmitirte su pasión e ingenio. Se aconseja recibir algunas clases de costura para iniciarse en esta disciplina, con el fin de que te sientas cómodo y aprendas también el funcionamiento de una máquina de coser o a cómo utilizar un patrón de base. Las tareas de costura se realizarán durante las clases grupales de costura. Por lo general, se empieza viendo las técnicas básicas de la costura según el nivel. En niveles más avanzados, cada persona acude a clase con un proyecto y el profesor actúa como un guía. El alumno le plantea preguntas y el profesor le ayuda a avanzar paso a paso en su proyecto personal, mientras le aconseja en función de su objetivo final. Los talleres creativos también pueden ayudarte a intercambiar puntos de vista e ideas sobre la costura y la creatividad. La mejor opción si tienes un nivel elemental en costura siguen siendo las clases particulares. El profesor particular ayudará al alumno a elegir la máquina de coser que mejor le convenga, a crear su material esencial y su costurero, a comprar una plancha, así como los accesorios antes, incluso, de comenzar a aprende a coser. El profesor desempeña el papel de guía desde el principio del aprendizaje. Está presente para corregir los errores y dar al alumno las nociones básicas correctas de costura. Se adapta al horario del alumno, a sus dificultades diarias, a sus fortalezas y debilidades. Por su parte, el alumno podrá aprender a su ritmo y progresar rápidamente, pero sin sentir presión, gracias a un acompañamiento individual y personalizado. Aprender a coser y bordar se convertirá en un juego de niños con la ayuda de un profesor dedicado por completo a ti. En nuestra plataforma Superprof, cientos de profesores de costura se encuentran a tu disposición en toda España, dispuestos a enseñarte a tomar medidas correctamente, la costura inglesa o el bordado. La primera clase suele ser gratuita con el fin de que alumno y profesor se conozcan y hablen sobre los objetivos de uno y la metodología del otro. Las tarifas son fijadas por el profesor en función de su experiencia, nivel del alumno, objetivos y zona geográfica. La clase para un estudiante de estilismo en Madrid será menos económica que la clase para una persona con nivel inicial en León. ¿A qué esperas para elegir a tu profesor de costura en nuestra web? Diversifica los métodos y las actividades en torno a la costura gracias a los profesores particulares de punto. Para perfeccionar tu técnica, completa el programa de costura con clases particulares de bordado que te ayudarán a personalizar tus creaciones.

Nuestros mejores artículos
sobre costura