«Nada desarrolla la inteligencia como viajar». - Émile Zola

Francia es unos de los países favoritos de los estudiantes Erasmus españoles según un informe de la Comisión Europea publicado en 2016 con motivo del 30 aniversario del programa Erasmus.

Es cierto que Francia es un país que atrae: hay mucha cultura y paisajes impresionantes, está cerca de España, tiene universidades prestigiosas, es sinónimo de glamour... Hay muchas razones que hacen que los estudiantes se vayan a Francia.

Si ese es tu deseo también, sigue leyendo. ¡Descubre nuestros consejos para irte a estudiar a Francia!

Los/las mejores profesores/as de Francés que están disponibles
Catherine ch
5
5 (93 opiniones)
Catherine ch
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adolfo
4,9
4,9 (9 opiniones)
Adolfo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Robin
4,9
4,9 (23 opiniones)
Robin
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lisa
5
5 (21 opiniones)
Lisa
16€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sylvia
4,9
4,9 (15 opiniones)
Sylvia
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (28 opiniones)
Joyce
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Gloria
5
5 (68 opiniones)
Gloria
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adrien
5
5 (13 opiniones)
Adrien
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Catherine ch
5
5 (93 opiniones)
Catherine ch
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adolfo
4,9
4,9 (9 opiniones)
Adolfo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Robin
4,9
4,9 (23 opiniones)
Robin
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lisa
5
5 (21 opiniones)
Lisa
16€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sylvia
4,9
4,9 (15 opiniones)
Sylvia
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (28 opiniones)
Joyce
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Gloria
5
5 (68 opiniones)
Gloria
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adrien
5
5 (13 opiniones)
Adrien
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

¿Qué significa irse de Erasmus?

Definición del programa Erasmus
¿Quieres descubrir las maravillas de Francia?

Erasmus es un programa de intercambio entre los diferentes países que firmaron el acuerdo: los 27 estados miembros de la Unión Europea, así como Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza, Croacia y Turquía. España es el país que más estudiantes acoge, mientras que Francia ocupa el segundo lugar, seguido de Alemania y Reino Unido (aunque veremos cómo influye el Brexit en el desarrollo del programa en este país).

El programa europeo tiene como objetivo la promoción de la movilidad internacional. Por lo tanto, la educación superior adquiere una dimensión europea y no solamente nacional. Para los estudiantes, una estancia en el extranjero garantiza su mejor integración en el mercado laboral con más habilidades profesionales y un aumento de las habilidades lingüísticas.

Pero hoy en día, los estudiantes internacionales no son los únicos involucrados en la movilidad Erasmus. Recientemente, Erasmus se ha abierto a todos los públicos y ahora se llama Erasmus+. Profesores de educación superior, empleados de una empresa, personal universitario o personas que quieren cambiar de trabajo… Todos pueden solicitar un programa Erasmus y seguir una formación de adultos o realizar una misión de docente.

Cada institución de educación superior titular de una carta Erasmus puede acoger a estudiantes y profesores como parte del programa. Esto no solo concierne a las universidades, sino también a los institutos, colegios y conservatorios.

¿Te interesa saber también cómo elegir tu universidad francesa?

¿Cuál es el procedimiento para irse de Erasmus a Francia?

Antes que nada, es mejor ir a la oficina de relaciones internacionales de tu institución para obtener toda la información necesaria, sobre todo con respecto a los plazos que debes respetar. La solicitud se hace ya en el primer cuatrimestre del curso anterior.

En algunas instituciones, se lleva a cabo una reunión a principios del año escolar (generalmente en noviembre) para informar a los estudiantes que quieran estudiar en el extranjero.

Se te pedirán varios documentos para realizar la inscripción administrativa en el programa Erasmus:

  • Una carta de motivación escrita en español (y algunas veces en el idioma del país al que quieras ir).
  • Una solicitud de beca.
  • Una carta de recomendación de dos profesores.
  • Una fotocopia de tus notas.

En general, se te pide que elijas tres opciones universitarias por orden de preferencia (en Francia, podrían ser la Universidad Pantheón-Sorbonne de París, la Universidad Claude Bernard de Lyon y la Universidad Aix-Marseille en Aix-en-Provence).

El programa es bastante selectivo según la universidad a la que te dirijas y tu rama. Cada año, cada universidad anfitriona define una cuota de estudiantes. Del mismo modo, tu universidad no puede enviar tantos estudiantes como quisiera. Para ir a Francia, uno de los países más solicitados de Erasmus, deberás esforzarte y mostrar tu motivación.

Sin embargo, si la universidad que había elegido no te acepta, no dudes en inscribirte directamente en esa universidad sí es a donde sueñas con ir. No te beneficiarás de las ventajas del programa Erasmus, pero podrás vivir un año en el extranjero.

Por supuesto, el requisito imprescindible para irte es validar tu año académico es decir, que te convaliden las asignaturas.

Si vives en la capital, seguro que te interesan nuestras clases frances madrid.

¿Con cuánta antelación hay que preparar los documentos?

La preparación de los documentos para irte de Erasmus y su aceptación lleva meses. Lo mejor es respetar todos los plazos de inscripción y entrega de documentos; así como cerciorarte bien de los requisitos de cada universidad, para asegurarte de que no será un años perdido, académicamente hablando.

Procedimientos para irse de Erasmus a Francia
¡Estaría genial saber un poco de francés para solicitar el Erasmus!

¿Hay que dominar el francés para estudiar en Francia?

Se escogerán antes a los estudiantes que tengan un cierto nivel de francés, así que no dejes las clases de francés. Recuerda que existen muchos cursos frances online si no tienes tiempo para ir a clases presenciales. Aunque teóricamente es posible ir de Erasmus a Francia sin saber decir una palabra en francés, en la práctica, es más complicado debido a la competencia de estudiantes que hay.

Además, también se recomienda tener un buen nivel de francés antes de llegar porque, aunque los profesores y alumnos suelen tratar a los estudiantes extranjeros bien, estos tendrán la misma cantidad de trabajo y exámenes que los estudiantes franceses.

¿Cómo escribir tu carta de motivación Erasmus?

Una carta de motivación para el programa Erasmus no es muy diferente de otras cartas de motivación. Debes seguir un formato estándar en una página de Word y presentar los puntos clave para convencer al jurado de que te concedan una beca Erasmus.

Por lo tanto, tendrás que redactar una introducción que explique las razones por las que quieres irte de Erasmus, presentar tu historia educativa, desarrollar tus argumentos (por qué tú y no otra persona), y concluir con una fórmula de cortesía.

Lo que más funciona es hablar sobre tu deseo de mejorar tu nivel de francés, integrar un nuevo entorno universitario y desarrollar nuevas habilidades.

Si vives en la capital catalana, nuestros cursos de frances en barcelona te pueden interesar.

Proceso para solicitar tu beca Erasmus
¡Podrás estudiar en una de las mejores universidades francesas!

Lee también nuestro artículo sobre los procedimientos para irte a estudiar a Francia.

¿Cuánto tiempo puedo irme de Erasmus a Francia?

Obtener una beca Erasmus te permite estar al menos 3 meses y como máximo 12 meses en el extranjero.

Puedes irte solo un cuatrimestre, pero para mejorar considerablemente en francés y convertirte en bilingüe, es mejor irse un año escolar completo. Sobre todo, porque un año universitario solo dura en realidad 9 meses (sin contar los meses de vacaciones escolares si vuelves a España).

Si te vas un cuatrimestre, en realidad solo estarás allí 4 meses, desde mediados de septiembre hasta mediados de enero. Ese tiempo es un poco corto para sumergirte totalmente en la cultura y el idioma de un país, aunque sin duda avanzarás.

Los/las mejores profesores/as de Francés que están disponibles
Catherine ch
5
5 (93 opiniones)
Catherine ch
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adolfo
4,9
4,9 (9 opiniones)
Adolfo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Robin
4,9
4,9 (23 opiniones)
Robin
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lisa
5
5 (21 opiniones)
Lisa
16€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sylvia
4,9
4,9 (15 opiniones)
Sylvia
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (28 opiniones)
Joyce
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Gloria
5
5 (68 opiniones)
Gloria
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adrien
5
5 (13 opiniones)
Adrien
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Catherine ch
5
5 (93 opiniones)
Catherine ch
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adolfo
4,9
4,9 (9 opiniones)
Adolfo
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Robin
4,9
4,9 (23 opiniones)
Robin
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lisa
5
5 (21 opiniones)
Lisa
16€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Sylvia
4,9
4,9 (15 opiniones)
Sylvia
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (28 opiniones)
Joyce
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Gloria
5
5 (68 opiniones)
Gloria
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Adrien
5
5 (13 opiniones)
Adrien
13€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

¿Qué ayudas hay para los estudiantes Erasmus en Francia?

Ayudas para estudiar en Francia
Para financiar tus estudios, ¡puedes solicitar becas!

El programa Erasmus permite a los estudiantes españoles y europeos ir al extranjero para estudiar sin gastar una barbaridad.

Puedes solicitar una beca Erasmus, que está estrictamente reservada para estudiantes Erasmus. Su atribución no es automática y debes solicitarla en tu universidad. La cantidad de la beca depende del balance que se debe alcanzar entre los dos países, el programa de estudios y la dotación financiera asignada a España.

Las becas Erasmus se dividen en tres tramos: el primero concede 400 euros al mes, el segundo 350 euros y el tercero 300, pudiendo haber extras de 100 euros si se trata de becarios o de prácticas profesionales y de 200 euros si se posee una discapacidad superior al 33 %.

En el caso de España, es importante señalar que las aportaciones pueden venir de hasta tres vías diferentes: las instituciones comunitarias (UE), el Gobierno de España y algunas Comunidades Autónomas que, por vía de las ayudas, pueden aumentar estas cantidades. De hecho, hay territorios de España en los cuales el monto puede ascender a 600 o 700 euros, mientras que en otros territorios se puede quedar en poco más de 300, por lo que es muy importante consultar cada caso de forma específica.

Descubre también nuestro artículo sobre las costumbres que debes conocer de Francia para estudiar allí.

¿Cómo se desarrollan las clases Erasmus en Francia?

Descubrir las clases y la cultura francesa
¡Sumérgete en las tradiciones locales para vivir una experiencia auténticamente francesa!

El sistema universitario francés es similar al español, aunque con algunas excepciones de organización: su sistema es el «LMD» (Licence-Master-Doctorat), y tus años de estudio se empiezan a contar desde el Bachillerato. Así, una Licence es un Bac+3, un Master es un Bac+5 y un Doctorat sería un Bac+8. Hay dos tipos de clases:

  • CM (Clases magistrales): se dan en auditorios con entre 100 y 1000 asientos, a modo de conferencia (el profesor «suelta el rollo» y los alumnos cogen apuntes). No son de asistencia obligatoria, ¡pero sí muy recomendada!
  • TD (Trabajos dirigidos): trabajos en pequeños grupos que ilustran las clases magistrales. La asistencia es obligatoria en este caso. También hay los TP (Trabajos prácticos).

La duración de las clases es larga, como en las aulas españolas. Los exámenes por lo general son por escrito, y el nivel dependerá mucho de la carrera que hagas. En algunas el nivel es más alto que en España y en otras más bajo, pero en todas encontrarás compañeros de clase muy atentos.

Las universidades francesas son conocidas por la importancia que le dan a la investigación, y por su apertura y orientación al mundo profesional (en muchas universidades ya son obligatorias las prácticas en empresas e instituciones), lo cual es un complemento ideal al currículum.

Si te vas a estudiar a Francia, descubrirás una nueva forma de aprender debatiendo, expresando tus opiniones y participando activamente en tu proceso de aprendizaje. La cultura francesa también es muy rica. ¡Te sorprenderás!

Y aunque estar fuera de tu país puede ser difícil a veces, todos los estudiantes Erasmus coinciden en que, si pudiesen volver a elegir, ¡se irían otra vez sin dudarlo!

¿Listo para vivir una rica experiencia Erasmus en Francia?

Asociaciones de estudiantes Erasmus

Es muy común que una universidad mande más de uno de sus estudiantes a un mismo destino en una universidad extranjera. Así, tienes muchas posibilidades de ya conocer a alguien cuando llegues a tu país de destino o de poder ir desde España con esa persona.

Por otro lado, rápido se crean grupos de Facebook o de Whatsapp de españoles que van a hacer su Erasmus a un mismo destino. ¡Ten por seguro que rápido harás amigos!

No obstante, el objetivo no es solo estar con españoles, si no intentar relacionarse con otras nacionalidades. Con este fin, en muchas universidades realiza una importante labor la asociación ESN (Erasmus Student Nerwok), aunque también pueden existir otras. La ESN es una asociación que acompaña a los estudiantes en su experiencia Erasmus. Hacen un montón de actividades para que los estudiantes se relacionen y se sientan integrados allá donde estén. Hay ESNs muy activas que organizan algo cada día de la semana. ¡Te va a faltar tiempo!

Busca organizaciones estudiantiles.
ESN, la mayor asociación de estudiantes de intercambio. Foto: ESN

Así mismo, en las universidades francesas también hay departamentos destinados a dinamizar la experiencia del estudiante Erasmus. Te recomendamos que te dirijas por ejemplo al Bureau des Etudiants (BDE) para enterarte de las actividades que organizan: charlas, fiestas, viajes...

Si eres deportista, no dudes en seguir con tu actividad deportiva allí a dónde te vayas de Erasmus. Contacta con el Bureau des Sports (BDS) de la universidad a la que vayas para informarte sobre los deportes que se practican en la universidad y las actividades que se realizan.

¿Dónde alojarte durante tu Erasmus en Francia?

Uno de los factores clave a la hora de irte de Erasmus. ¿Cómo es el alojamiento en la ciudad? ¿Cómo son los precios? ¿Hay muchas residencias universitarias? Un buen número de estudiantes se hace estas preguntas a la hora de decidir qué destino elegir. Y es que por mucha beca que te concedan, los gastos que te cubra no van a ser los mismos en diferentes ciudades. De todos modos, en Francia la cosa está más o menos como en España: grandes ciudades, precios desorbitados.

No obstante, en Francia existe una consolidada red de residencias universitarias gracias a la cuales puedes vivir en ciudades caras a precios razonables. ¡A por ellas!

Para conseguir información sobre las residencias universitarias, llamadas Cités-U, dirígete al CROUS correspondiente. CROUS son las siglas de Centre Régional des Œuvres Universitaires et Scolaires (Centros Regionales de las Obras Universitarias y Escolares), que son los organismos que administran las residencias universitarias.

Conseguir una plaza en una residencia del CROUS es lo más económico que vas a conseguir en Francia (entre 120 € y 350 € al mes). Eso sí, algunas residencias dejan mucho que desear. Lo mejor que te vas a encontrar es que esté un poco vieja, o que quizás algún hornillo de la cocina no funcione bien... pero hay muchas en las que el gran problema es la falta de mantenimiento y limpieza (tanto por parte de los estudiantes como del establecimiento en sí) por lo que es muy común que te salgan sarpullidos o que tengas bichitos que te hacen compañía en la habitación, notablemente cucarachas (cafard, en francés).

Residencias para universitarios
Logo del CROUS, la red de residencias universitarias públicas de Francia. Foto: CROUS

Si tu universidad de origen tiene convenio con alguna Grande École francesa, aprovecha la oportunidad. Las Grandes Écoles son instituciones semiprivadas en Francia que gozan de gran prestigio. Cuentan en sus instalaciones con residencias para sus estudiantes y suele haber plazas reservadas para los estudiantes internacionales. El alquiler tampoco es excesivo (250 € - 350 € al mes). Están situadas en el campus universitario y suelen estar bien.

Por último en cuanto a residencias, si tu bolsillo te lo permite, también hay residencias para estudiantes privadas. Al igual que en España, ya es otro mundo. Las instalaciones y servicios que ofrecen son lo mejor y a todos nos gustaría poder vivir así, pero hay que pagarlo, y no es poco. Si estás interesado, consulta la página web de Adele, que es el organismo de alojamiento estudiantil privado que gestiona las residencias privadas en Francia.

¿Estás pensando mejor en alquilar un piso? También puede ser una buena opción. Ya depende de lo que tú busques. Por tu experiencia previa como estudiante en España, ya sabrás que estar en una resi o en un piso compartido no es lo mismo, pero en ambos casos te lo pasas bien. Buscar piso es siempre más complejo, y quizás se vuelve algo más pesado si es en el extranjero.

Lo mejor es que te unas a grupos de Facebook para encontrar piso para estudiantes en la ciudad a la que vayas, o que preguntes en tu universidad de destino si disponen de algún medio o tablón de anuncios para poner en contacto a gente que ofrece y busca piso.

Normalmente, los contratos de alquiler en Francia se firman por una duración de un año (pregunta siempre si se puede adaptar al año escolar). Tendrás que dar una fianza (caution) de un mes o dos. Necesitarás un aval (garant) que tendrá que presentar su última declaración del IRFP o sus tres últimas nóminas para comprobar que es una persona que puede hacer frente a los gastos del alquiler.

Cómo en muchas ocasiones es difícil presentar un aval válido, sobre todo si es extranjero, el estado francés ha creado un servicio para los estudiantes gracias al cual el estado se presenta como aval. Este servicios recibe el nombre de VISALE.

Si acudes a una agencia para encontrar piso tendrás que pagar sus honorarios, que suele ser un mes de alquiler.

¿Buscar un apartamento compartido?
Comienza a conocer los organismos franceses poco a poco. Foto: VISALE

Así mismo, cuando alquilas un piso en Francia es obligatorio tener un seguro multiriesgo de vivienda y de responsabilidad civil. Aunque pocas veces sucede, pregunta al arrendatario si el apartamento ya está asegurado o si el seguro viene incluido en el precio de la vivienda. Este seguro lo puedes contratar fácilmente con cualquier compañía de seguros o con un banco.

Algunas páginas web que te recomendamos para buscar piso compartido (colocation) en Francia es Le Boin Coin o La Carte Des Colocs.

Además de las residencias y los pisos compartidos, existen otras opciones para alojarte durante tu Erasmus en el país galo, sobre todo si se trata de una estadía corta, como un solo cuatrimestre.

En Francia hay los llamados Auberge de Jeunesse (albergues juveniles) más baratos que un hostal o un hotel pero más caros que un piso. Aunque el precio es más elevado, te olvidas de contratos de alquiler, avales o eventuales problemas en el piso.

Por otro lado, hay casas o apartamentos en los que se alquila una habitación por un módico precio. O incluso, puedes conseguir una habitación a cambio de otros servicios, como clases de español o el cuidado de los niños o mascotas de la familia. Una buena opción si vas muy justo de dinero.

Así mismo, existe un programa específico desarrollado por el gobierno francés para fomentar la convivencia intergeneracional. Sirve para poner en contacto personas mayores que viven solas y tienen una habitación libre con estudiantes que buscan alojamiento. La persona mayor ya no estará sola y el estudiante tendrá un alquiler barato. Obviamente se trata de un piso en el que vive una persona mayor, por lo que las fiestas y las visitas continuas están prohibidas. Si te interesa, consulta la página web ensemble2generations.

Ayudas del gobierno francés

Como hemos explicado, cuando te vas de Erasmus tienes derecho a la beca Erasmus y, además, otras líneas de financiación que dependen del lugar del que vengas: ayudas a nivel de la Unión, ayudas del gobierno español, ayudas de tu Comunidad Autónoma y, con mucha suerte, ayudas de la deputación provincial a la que pertenezcas o del municipio en el que estés empadronado.

Pero cuando te vas de Erasmus a Francia, puedes conseguir más ayudas: ayudas del gobiernos francés para pagar el alojamiento. Suponen bastante papeleo y una mayor comprensión del sistema francés, así como de la lengua francesa en sí; pero vale la pena, económicamente hablando. Quizás ponerte a hacer este papeleo en cuanto llegues te parezca un rollazo, pero tu bolsillo te lo va a agradecer. Nosotros te recomendamos que ya te lo lleves estudiado y preparado de España.

Seguro que cuando llegues allí encuentras españoles que ya lo han hecho y te pueden echar una mano.

Estamos hablando de las famosas APL, aide personnalisée au logement (ayuda personalizada para el alojamiento) que son básicamente eso, ayudas económicas para pagar el alojamiento cuya cuantía varía en función de tu situación personal. Para solicitarlas debes dirigirte a la CAF (Caisse d'allocations familiales) más cercana a tu futura residencia. Actualmente todo el proceso de solicitud puede hacerse de forma telemática a través de su página web; pero si lo ves muy difícil, pide una cita para hacer los papeles en una de sus oficinas.

Becas para erasmus.
Aprenderás cómo funciona la burocracia francesa.

La información que se ofrece en la web es detallada y está bien explicada. Además los trámites están bastante simplificados y la atención al ciudadano es buena. ¡No tengas miedo de llamar por teléfono aunque no tengas un buen nivel de francés!

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (3 nota(s))
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.