Inicio
Dar clases particulares

Curso frances Barcelona

763 profesores disponibles

¿Cuál es tu nivel?

Clases particulares - Superprof

Nuestra selección de profes
de francés en Barcelona

Ver mas profesores-as

4.9 /5

Profes estrella con una evaluación media de 4.9 y más de 81 opiniones.

10 €/h

El mejor precio: 98% de nuestr@s profes ofrecen su 1ra clase gratis. y la hora cuesta 10€ de media

13 h

Nuestr@s profes responden en 13h de media

01

Encuentra
tu profe perfect@

Consulta libremente los perfiles y contacta un-a fantástico-a profe según tus criterios (tarifas, títulos, opiniones, clases a domicilio o vía webcam)

02

Organiza tus
clases

Habla con tu profe para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad.
Programa tus clases y págalas en toda seguridad desde vuestra mensajería.

03

Vive nuevas experiencias

El increíble Pase Alumno te da acceso ilimitado a tod@s l@s profesor@s, coaches y masterclass durante 1 año. Todo un año para descubrir las nuevas pasiones con personas fabulosas.

Nuestr@s antigu@s alumn@s de Barcelona evalúan a sus profes de francés

Consulta todas nuestras clases de francés

La mejor alternativa a la academia frances Barcelona

Ir a cursos de francés en Barcelona

¿Qué tienen en común un fontanero de Quebec, un profesor de piano de París, un profesor de francés en Toulouse, un cocinero en Senegal, un pintor en Arles y un estudiante de francés en la Universidad Stendhal de Grenoble? Los seis utilizan una lengua latina en común: la lengua francesa, ya sea como lengua materna o como segundo idioma. Barcelona está muy cerca del país vecino y la oferta de clases de francés es realmente abundante. Escuela Oficial de idiomas, centros de enseñanza de idiomas, asociaciones, academias, universidades, profesores particulares: no te costará mucho encontrar un profesor de francés en Barcelona.

El idioma francés

Hasta 1990, pensábamos que solo los niños podían aprender otro idioma tan bien como su lengua materna. Se consideraba que los adultos eran más lentos, menos aptos para progresar rápidamente. Esta creencia ha demostrado ser errónea en la medida en que los adultos se sirven de su experiencia para asimilar un nuevo idioma:

  • Un viaje a Quebec,
  • A Francia,
  • A Suiza,
  • A Senegal, por ejemplo,
  • Una estancia en un país francófono.
La lengua francesa goza de una zona de expansión lingüística enorme: los países en los que existe una población francófona van desde EE. UU. a Andorra y las Seychelles, pasando por multitud de países africanos, además de Suiza, Canadá, Bélgica y Luxemburgo: un total de 37 países repartidos por todo el mundo y 274 millones de hablantes. La cultura francesa es además una de las más importantes del mundo. En el ámbito internacional el francés es una de las lenguas oficiales de instituciones de gran influencia: la  ONU, el Comité Olímpico Internacional, de la OTAN, de la OMC, de la Unión Africana, de la UE y la Organización de la Conferencia Islámica, además de una de las dos lenguas oficiales del Consejo de Europa. A pesar de esto, es una lengua que no se estudia mucho fuera del ámbito no francófono (ingleses, italiano, alemanes, españoles, etc.), en comparación con el 40% de estudiantes no anglófonos que estudian inglés como lengua extranjera en todo el mundo. La lengua de Molière, uno de los seis idiomas en los que se difunde Euronews, ocupa un lugar principal en los medios de comunicación y tiene una gran influencia en Internet, es el noveno idioma más hablado por hablantes nativos y la segunda lengua en las relaciones internacionales.

Aprender francés en Barcelona: c’est très facile !

Cuando se aprende un idioma, es importante perfeccionar nuestra expresión oral para mejorar nuestro nivel o aprender a hablar francés en clases de iniciación. Como ocurre con otras lenguas romances como el español, el italiano, el portugués o el rumano, el francés ha adoptado el alfabeto latino y utiliza los acentos escritos. Las reglas gramaticales del francés son muy cercanas a la lengua latina: el sujeto, por ejemplo, se acuerda en género y número con el verbo. Seguro que ya te lo imaginas: aprender francés es fácil para un español que reside en Barcelona. Además, el idioma francés nos resulta más fácil de pronunciar que el ruso, el árabe, el alemán o el inglés.

¿Por qué? Porque el vocabulario francés también es muy cercano a nuestra lengua materna, aunque por supuesto haya también falsos amigos y numerosos préstamos lingüísticos. Fonéticamente, la lengua francesa se parece al catalán. Dicho lo cual, un estudiante puede hacerse entender fácilmente en Colmar, Albi, Rennes o en Grenoble, pero de ahí a hablar con la fluidez de un nativo, hay un largo camino. Es ahí donde intervenimos: nuestras clases a manos de nuestros profesores tienen como objetivo facilitar tu aprendizaje del francés.

Curso Frances Barcelona, ¿por qué lanzarse?

La ciudad condal es una puerta abierta a la francofonía. Ir a clases de idiomas, sumergirse –sin tener que ir a aprender francés en Francia– es siempre una inversión en capital humano a largo plazo, que no se deteriora: las competencias lingüísticas adquiridas se consolidan, gracias a una práctica regular. Barcelona es una ciudad cosmopolita y muy turística.

Ser francófono en la segunda ciudad más importante de España permite comunicarse con muchos expatriados franceses y turistas que vienen a visitar la ciudad condal. Además, seguir clases particulares durante las vacaciones y consolidar tus conocimientos puede ser una excelente opción para mejorar tus resultados escolares y subir la media. El aprendizaje de lenguas extranjeras es muy importante, sobre todo antes de la PAU, para ganar puntos suplementarios en el Bachiller…

En la universidad, los estudiantes suelen hacer unas prácticas en centros escolares o en empresas. Tener un nivel avanzado –B2 o C1, según el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCERL)– en francés puede abrirte las puertas de un primer empleo y facilitarte la inserción en el mercado de trabajo. Las clases intensivas y nocturnas –para los asalariados que no disponen de tiempo durante el día– pueden ser una ayuda para disfrutar de una puesta al día rápida ( rapide, dirían los franceses), sobre todo para preparar exámenes o una entrevista de empleo. Recordemos que el francés es la lengua oficial de numerosos países en todo el mundo, lo que te abre las puertas de un amplio espectro de posibilidades. 

Ir a clases para alcanzar un nivel intermedio puede ser un buen trampolín para proyectarte en una futura inmersión lingüística en Quebec, en Suiza o en Bélgica. Por último, hay muchos trabajos que puedes desempeñar en la ciudad condal relacionados con el idioma francés o en relación con las relaciones internacionales (intercambios franco-españoles, hispano-senegaleses, etc.):

  • Traductor,
  • Profesor de inglés,
  • Profesor de español como lengua extranjera,
  • Camarero, periodista,
  • Informador en información y turismo, etc.
Ir a clases de francés en Gracia, en el Eixample o en el Gótico y revisar el vocabulario francés en una app mientras te desplazas en el transporte público, puedes simplemente compartir tu pasión por la cultura francesa.

Nuestras clases particulares de francés en Barcelona

295: es el número de profesionales de la enseñanza del idioma francés en Barcelona. El precio medio de una hora de clase es de 15 €. Los perfiles de profesores que confían en nosotros son muy heterogéneos, como demuestran las diferentes tarifas. Si bien a la hora de comprar o de contratar un servicio, el precio es una de las variables a tener en cuenta, existen otros criterios en el ámbito de la formación lingüística. Para empezar, la trayectoria profesional, los diplomas y la experiencia del profesor. 

En Superprof, hay perfiles muy diversos: estudiantes de francés, estudiantes que están preparando una oposición para ser profesores de francés, profesores de francés titulares o en prácticas, nativos originarios de un país francófono, profesores multilingües que proponen clases de apoyo escolar en inglés, francés, español, centros y academias de idiomas. Un francófono puede considerarse profesor particular cuando tiene al menos tres años de práctica más que el alumno, pero eso no es todo, también hay que tener en cuenta:

  • El lugar de las clases: los gastos de desplazamiento pueden influir en la tarifa,
  • El contenido de las clases: ¿se trata de una clase de conversación, de clases que combinan gramática, conjugación, lectura, pronunciación, escritura y expresión oral?,
  • El nivel enseñado: primaria, secundaria, superior, formación para adultos,
  • La sesión de prueba: ¿se propone una primera clase gratuita?
  • La afinidad: ¿el profesor y el alumno se entienden bien?

Lo más difícil es comparar los distintos perfiles y elegir:

  • Jocia, francesa nativa, imparte clases para todos los niveles, presenciales o por webcam.
  • Catherine, profesora nativa y titulada, grupos muy reducidos en Barcelona centro con más de 10 años de experiencia,
  • Aida, profesora nativa titulada en enseñanza del francés como idioma extranjero.
Tendrás que probar y guiarte también por tu intuición. À bientôt !

Nuestros mejores artículos
sobre francés