«El contable es aquella persona que resuelve un problema que no sabía que existía, de una manera que no todos somos capaces de comprender». - Anónimo

Si eres un emprendedor autónomo, la contabilidad puede convertirse rápidamente en un quebradero de cabeza, con sus múltiples conceptos: cotizaciones sociales, impuesto sobre la renta, exenciones... Son tantos los términos que nos suenan a chino cuando estamos empezando nuestra actividad profesional.

Sin embargo, no son para tanto, ya que las ventajas que representa el régimen de autónomos y todo lo relacionado con él pueden inclinar la balanza a nuestro favor. Porque sí, ser autónomo tiene muchas ventajas.

Según el Ministerio de Trabajo y Economía Social del Gobierno de España, en el mes de junio de 2021, el número de afiliados al régimen de autónomos supuso nada más ni nada menos que un incremento del 2,33 % con respecto al mismo mes del año anterior, siendo el número total de trabajadores autónomos 3.320.983.

Una cifra que hablar por sí misma, teniendo en cuenta los números y la situación que estamos viviendo. Desde la facturación anual hasta la fiscalidad, ser autónomo, tener un sistema tributario autónomo, implica apostar por la libertad. Una verdadera libertad, que también se siente a la hora de hacer las cuentas y declarar el volumen de facturación, ya que todo resulta mucho más sencillo cuando se comprende.

¿No te interesa la contabilidad? Bienvenido al maravilloso mundo del autónomo.

Los/las mejores profesores/as de Contabilidad que están disponibles
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Autónomos: la ventaja de no tener una contabilidad demasiado compleja

contabilidad autónomos
Si eres autónomo y eres quien se encarga de gestionar, sabrás qué es lo que te espera cada año al finalizar el año fiscal en cuanto a facturación se refiere.

Aunque el autónomo tenga una serie de obligaciones, sí que es verdad que a diferencia de las empresas y sociedades, sus trámites se pueden llegar a simplificar un poco, eso sí, en función del tipo de autónomo que sea, así como de los ingresos que tenga.

En cuanto uno se hace autónomo, es obligatorio darse de alta en Hacienda antes de iniciar la actividad económica. Para ello, a través de la declaración censal (modelos 036 y 037), proporcionará todos sus datos del negocio a Hacienda. Cada vez que haya un cambio en alguno de los datos, se deberá realizar una modificación y presentar de nuevo el modelo correspondiente (036 o 037). Asimismo, también tendrás que darte de alta en Seguridad Social, en el Régimen de Autónomos.

A la hora de declarar tu actividad económica, tendrás que seleccionar uno de los epígrafes del Impuesto de Actividades Económicas, aunque lo normal es no tener que pagar dicho impuesto ya que están exentos las personas físicas y sujetos pasivos del Impuesto de Sociedades que tengan una facturación neta del negocio inferior al millón de euros.

De cara a la fiscalidad, los autónomos deben pagar una serie de impuestos:

  • El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). Este impuesto se paga trimestralmente y grava las rentas empresariales obtenidas por el autónomo.
  • El Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). También se declara de manera trimestral y se trata de impuesto indirecto que grava el consumo y recae en el consumidor final. El autónomo tan solo actúa como intermediario entre Hacienda y el consumidor final, ya que deberá pagar a Hacienda la diferencia entre el IVA repercutido y cobrado a los cliente y el que haya tenido que soportar en sus gastos.
  • El Impuesto de Sociedades solo es obligatorio para aquellos que ejerzan su actividad dentro de una sociedad mercantil (no haciéndolo a través del IRPF).

Además de estos impuestos, quizá hay que realizar algunas declaraciones más como la de si tienes clientes intracomunitarios o si superas tus ingresos con algún cliente que te pague anualmente más de 3.001 euros. En tales casos, lo mejor será informarse bien sobre qué requisitos fiscales tienes. Una vez que lo hagas, siempre será lo mismo trimestral y anualmente.

Contabilidad: la ausencia de impuestos (según la circunstancia) cuando eres autónomo

IVA autónomos
¿Sabías que si estás empezando tu actividad como autónomo puedes beneficiarte de algunos impuestos?

Cuando comenzamos con una nueva actividad económica, puede asustarnos un poco el hecho de tener que declarar todo lo que ingresamos y gastamos. No obstante, también puede tener ciertos beneficios el ser un «novato».

Por ejemplo, los nuevos autónomos tienen la posibilidad de aplicar una retención reducida del 7 % (en lugar del 15 %, como suele ser lo habitual) en el IRPF durante el primer año de alta y los dos siguientes.

Asimismo, la tarifa de autónomos de la Seguridad Social también está reducida:

  • Primeros doce meses: 60 euros.
  • Meses 13-18: 143,10 euros (teniendo en cuenta que la cuota base en la actualidad es de 283,30 euros).
  • Meses 19-36: 200,30 euros.

Por otro lado, debes saber que hay casos en los que no tienes por qué aplicar el IRPF o el IVA:

  • El IVA no se aplica si nuestro cliente no reside en España, por ejemplo, y forma parte del Registro de Operaciones Intracomunitarias.
  • El IRPF, por su parte, no se debe aplicar si nuestro cliente es un particular.

Como ves, dar el salto al mundo del autónomo no está tan mal, aunque te dé miedo perderte entre todos los procedimientos contables que tienen. Esto ocurre más que nunca cuando realmente no sabemos cómo lidiar con los números, cuando estos no hacen nada más que frenarnos, pero tranquilo, que siempre puedes solicitar ayuda.

Autónomos y contabilidad: un régimen fiscal poco complejo y soportado

Ser autónomo y llevar la contabilidad
Nada es más importante que sentirse apoyado a la hora de emprender una actividad por cuenta propia, sobre todo cuando no se dominan los números. ¿Es este tu caso?

Como te podrás imaginar, ser «autónomo», una vez interiorizados los trámites, resulta bastante sencillo en cuanto a contabilidad se refiere. El pago de contribuciones e impuestos se realiza de forma trimestral o anual, según corresponda. Para ello, lo mejor será informarte bien para no olvidarte de ningún pago. Hay quienes prefieren declarar en la Renta o quienes prefieren ir poco a poco. Cada caso es diferente y lo mejor, para poder estar seguro de que lo haces bien es que te asesoren al principio.

Una buena idea puede ser abrir una cuenta bancaria profesional, que se distinga de tu cuenta bancaria «personal». De este modo, podrás centralizar los gastos y compras relacionados con tu actividad profesional, pero también, simplificar el momento en el que te toque hacer las cuentas. ¡Todo sea por simplificar la contabilidad!

Además, junto a la tarifa plana para autónomos que promueve el Gobierno, también se simplifican cada vez más los trámites, para que no tengas que salir de casa y puedas hacerlo todo por internet. De este modo, dar el santo al mundo del autónomo no te parecerá tan terrible.

Para ayudarte en tus primeros pasos, puedes ponerte en contacto con un centro de apoyo a emprendedores o un punto de atención al emprendedor. Allí te podrán informar sobre todo lo necesario para darte de alta como autónomo, el tema de impuestos, subvenciones para empresas...

Todo este tipo de ayuda te permitirá gestionar tus cuentas lo mejor posible y formarte en contabilidad. Año tras año, ¡tu negocio irá subiendo como la espuma!

Autónomos y contabilidad: la ventaja de poder compatibilizar más de un trabajo

Autónomos contables
Nada es más importante que sentirse libre, no oprimido, sobre todo al iniciar una actividad autónoma.

Si estás trabajando por cuenta ajena pero tienes un contrato parcial y quieres emprender tu propio negocio o realizar una actividad en paralelo a tu profesión, no pienses que es imposible.

Una de las ventajas que ofrece el ser autónomo es que podrás combinar un trabajo por cuenta propia con otro por cuenta ajena. De hecho, por ejemplo, si eres diseñador gráfico para una agencia de publicidad, podrás lanzar un negocio propio en paralelo, siempre que no interfiera con tus horas de trabajo. Por otro lado, si quieres empezar como diseñador gráfico autónomo además de tu trabajo actual, tampoco sería imposible, siempre que no incumplas ningún tipo de contrato con la empresa para la que trabajas.

Por supuesto, ten en cuenta que si quieres ser autónomo, mientras tienes un trabajo por cuenta ajena, necesitarás una buena organización del tiempo para poder cumplir con todo perfectamente.

Eso sí, ten en cuenta que tener dos trabajos puede suponer posteriormente alguna obligación que otra de cara a la Renta. Por lo tanto, estudia todas las posibilidades antes de dar el paso, para que no tropieces a la primera de cambio.

Por último, ser autónomo también te permite contratar a un aprendiz. ¿Te imaginas dando trabajo a otras personas?

Desde la facturación anual hasta la administración tributaria, el ejercicio de una actividad autónoma no es un proceso tan complejo como muchos pueden creer, aunque lo mejor es planificar un poco ya que también simplifica la vida.

La contabilidad no es tan compleja como puede parecer en un principio. Una vez que tengas toda la información que necesites, sobre tus clientes y servicios, podrás ir cogiéndole el truco a la contabilidad de tu negocio. ¡Arriésgate y empieza hoy mismo a trabajar en el negocio de tus sueños!

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (2 nota(s))
Cargando...

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».