Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Nuestros mejores consejos y métodos para aprobar la prueba final de lengua latina

Publicado por Elvira, el 24/10/2017 Blog > Apoyo escolar > Latín > Aprender Latín para Bachillerato

En España, según las referencias estadísticas del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte (2014), solo entre el 4 y el 5 % de los candidatos inscritos en la prueba de acceso a la universidad se inscribieron en la opción de latín para ese curso escolar.

En la década de los ochenta, sin embargo, se registró más de un 15 % en esta misma etapa educativa e incluso, desde la formación secundaria, muchos eran los interesados en cursar las lenguas de latín y griego.

Las cifras no engañan: cada año hay menos alumnos interesados en aprender latín y en elegir esta lengua en su enseñanza.

La opción latina en la educación secundaria y en el bachillerato en España solo se puede cursar si estás matriculado en la rama de Humanidades.

¿Por qué aprender una lengua muerta?

Por lo general, esta lengua permite:

  • Aprender un idioma que dominó toda Europa occidental (su gramática, sintaxis, vocabulario…).
  • Hacerse una idea más fundamentada de la civilización romana.
  • Estudiar la historia de la literatura romana (Fedro, Cicerón, Tito Livio, Ovidio, Horacio, Plinio el Viejo, Plinio el Joven, etc.).
  • Descubrir la mitología romana.
  • Practicar la expresión oral del latín (y su fonética).
  • Sentirse cómodo en la lectura de textos antiguos.
  • Poder traducir un texto en latín.
  • Tener más facilidad para la formación en lenguas vivas como el francés, el inglés o el español.

Como ves, las virtudes que ofrece el aprendizaje del latín no son pocas y aún quedan muchas en el tintero.

Conocer las palabras latinas y sus raíces etimológicas, así como las griegas, de las palabras españolas será como sentar las bases de una casa.

De la misma manera que las buenas bases evitan las fisuras en las paredes, un estudio concienzudo y riguroso del idioma latino te permitirá ampliar tu conocimiento para el futuro

Para aquellos alumnos más aventureros que ya se hayan iniciado en la lengua latina o para aquellos que se lo estén planteando, Superprof os ofrece algunos consejos para prepararos mejor para el examen de Selectividad.

El programa oficial del latín para el Bachillerato

El latín en la Educación Secundaria

En 4.º de ESO será la primera vez que los alumnos puedan tomar contacto con el latín. No obstante, es necesario saber que la programación puede variar según el centro educativo y según la Comunidad Autónoma. No obstante, como objetivos generales se encuentran:

  • Adquirir un conocimiento básico del funcionamiento de la lengua latina frente al funcionamiento de la lengua castellana.
  • Dominar los hechos más importantes de la gramática latina en morfología y sintaxis.
  • Iniciarse en el vocabulario latino y comprender la conexión entre el vocabulario del latín y de la propia lengua española.
  • Tomar contacto con las primeras oraciones latinas y entrar lentamente en la organización interna de las mismas.
  • Conocer los rasgos generales de la historia de Roma, delimitando los distintos períodos históricos y permitiendo que el alumno se familiarice con los rasgos sociales y las instituciones políticas de la civilización romana y la continuación de estos rasgos en la Europa actual.

Durante cada trimestre se estudiará:

Primer trimestreSegundo trimestreTercer trimestre
a) Lengua madre de las lenguas románicas
b) Lengua de la cultura
c) El legado en la Literatura y el Derecho
d) Pronunciación
e) Partes de la oración y componentes inmediatos
e) Sustantivos, adjetivos y verbos
f) Declinaciones latinas (nociones de «tema», «desinencia» y «caso»)
g) Las cinco declinaciones de los sustantivos
h) Funciones de los casos
a) Morfología de los adjetivos
b) Pronombres
c) Numerales cardinales y ordinales. Cómputo del tiempo.
d) El verbo «sum» y sus compuestos. La oración con el verbo copulativo.
a) Conjugaciones regulares
b) Paradigmas de la conjugaciones regulares en activa y pasiva.
c) Oraciones simples. Oraciones yuxtapuestas

El latín en el Bachillerato

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no todos los alumnos que se matriculan en Latín en 1.º de Bachillerato han cursado la asignatura en 4.º de ESO, por lo que los profesores deben hacer el esfuerzo de facilitar la asimilación de ese contenido para aquellos que no lo hayan estudiado previamente y para aquellos que sí lo hayan visto, tendrán que ayudarles a afianzar aún más esos conocimientos. Por lo tanto, 1.º de Bachillerato se concibe como un afianzamiento y una profundización de los contenidos de 4.º de ESO.

En el caso de 2.º de Bachillerato, se parte del hecho de que los alumnos hayan cursado latín en 1.º y ya hayan adquirido los contenidos fundamentales de la gramática latina, aunque se vuelvan a repasar en 2.º. El objetivo de este curso de latin no es otro que continuar y ampliar los conocimientos de gramática necesarios para poder abordar la comprensión, análisis y traducción de los autores que sean propuestos para las pruebas de acceso a la Universidad (Literatura Latin Selectividad).

¿Quieres estudiar latín en Selectividad? Ejemplo programación de latín de 2.º Bachillerato.

La prueba de Selectividad de Latín

A diferencia de otros países, en España, si te encuentras en la rama de Humanidades, el latín y el griego serán lenguas obligatorias para la prueba de acceso a la Universidad.

Selectividad y latín Al final de Bachillerato, te enfrentarás a la prueba de acceso a la universidad, ¿estás preparado?

Las directrices y orientaciones generales para las pruebas de acceso y admisión a la Universidad varían en función de la Comunidad Autónoma. Por ejemplo, en Andalucía, la estructura de la prueba es la siguiente:

Nos encontramos con dos opciones (A y B), entre las que el alumno deberá escoger una únicamente y hacerla completa, puesto que no se pueden mezclar partes de un cuestionario y de otro. Cada opción consta de cinco partes y cada una de ellas presenta una puntuación:

  1. Traducción (6 puntos): Los textos tendrán la extensión y dificultad habituales: la Opción A será un texto original de César (Guerra civil) y la Opción B será un texto original de Salustio (Guerra de Yugurta).
    Para los textos se utilizará la edición de Oxford (distinguiendo u/v – i/j). En el examen se hará constar expresamente el autor, obra, libro y capítulo. Esto significa que los textos no estarán retocados, las dificultades que pudiera tener el texto propuesto (omisiones del verbo sum, arcaísmos en Salustio…) se aclararán mediante notas al texto o a través de la pregunta morfosintáctica.
  2. Pregunta de morfosintaxis (1 punto): Sólo de una parte del texto.
  3. Pregunta de léxico (1 punto): No cambia. Evolución y derivación de las treinta palabras de anteriores pruebas: (annum, aperire, aurum, capillum, causam, clavem, delicatum, dominum, facere, filium, flammam, integrum, laborare, lactem, magistrum, multum, mutare, noctem, oculum, operam, petram, plenum, populum, portam, rotam, somnum, strictum, terram, ventum, vitam).
  4. Pregunta abierta de Literatura (1,75 puntos): Como novedad, no aparecerán expresados los autores en la pregunta (Orden de 14 de julio de 2016). Se concederá, como es habitual, más importancia a los aspectos literarios (rasgos del género, autores…) que a los históricos (fechas, nombres…). Los temas serán: La épica, La historiografía, La lírica, La oratoria, La comedia latina y La fábula.
  5. Pregunta semiabierta de literatura (0,25 puntos): Una pregunta de respuesta inequívoca sobre uno de los temas de literatura, como, por ejemplo, “¿Quién es el autor de la Eneida?”.

Consejos para preparar bien la prueba de latín

El Bachillerato suele ser muy estresante, sobre todo, por lo que viene al final: la prueba de acceso a la universidad. A menudo, es común experimentar esa sensación de que el camino se alarga como si estuvieras pisando huevos. No obstante, la Selectividad no es tan difícil como nos hacen creer. ¿Quieres aprobar esta prueba? Aquí te dejamos algunos consejos para ello.

En primer lugar, antes de comenzar a estudiar y repasar de manera intensiva para la prueba, deberás prestar atención a tu salud y estar bien hidratado y alimentado.

Consejos para la prueba de latín Tendrás que comer bien para poder afianzar mejor todos los conocimientos.

Como tendrás que traducir un texto, tendrás que haber realizado una formación continua durante los cursos anteriores. No vale de nada esforzarse los tres días de antes. El aprendizaje de idiomas requiere un trabajo regular y voluntad y el latín no es una excepción.

Durante todo el año, recomendamos que vayas haciendo hojas de repaso, tarjetas de memoria… cualquier técnica que te ayude a repasar fácilmente.

Cuando el tiempo vuela y llega el día de la prueba en junio, la cantidad de cosas que tienes que repasar para las distintas asignaturas puede ser abrumadora. Con estas técnicas, la cosa irá mejor.

Haz ejercicios (expresión latina, traducción, lectura…): la practica constituye la piedra angular del éxito.

Al menos, deberás dedicar unas dos horas a la semana para repasar tus clases de latín.

Si no cuentas con ningún diccionario latín-español, busca uno que se recomiende en las directrices del examen o consulta a tu profesor de latin Bachillerato. Esta herramienta te ayudará a ampliar tu léxico para presentar una semántica enriquecida el día del examen, lo que te ayudará a sumar puntos para la traducción.

Algunos consejos para aprobar latín el día de Selectividad

Tras todo el esfuerzo realizado durante estos meses previos, finalmente, ha llegado el día de la prueba.

A menudo, olvidamos que el éxito no solo se basa en acumular conocimiento, sino más bien en una buena preparación para el examen.

Que no cunda el pánico. Ya has hecho todo lo posible para aprobar el examen.

Como dijo una vez Rabelais: «es mejor tener la cabeza bien amueblada que tenerla completa».

Para poder enfrentarte a la prueba con tranquilidad, será necesario que te liberes de todo el estrés acumulado y de todos los pensamientos negativos.

Para ello, practica la respiración lenta y relaja el cinturón abdominal, te ayudará a estar más sereno.

Un texto bien presentado siempre supondrá un plus: presta atención a la ortografía y a la escritura, el corrector no tiene por qué enfrentarse a un jeroglífico a la hora de corregir tu examen.

Te dejamos aquí algunos consejos finales:

  • Lee bien los textos latinos y españoles, los enunciados y las instrucciones.
  • Identifica las palabras clave, los pasajes importantes y los conectores.
  • Enriquece tu texto con referencias culturales, por ejemplo, con escritores romanos de otro género literario.
  • Evita la traducción literal de palabra por palabra.
  • Realiza varias lecturas para evitar los falsos amigos y los malentendidos.

¿Es imposible aprender latín solo? Nuestros profesores particulares están dispuestos a ayudarte…

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 3,33 sobre 5 entre 6 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar