Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Las 10 ciudades portuguesas imprescindibles que visitar

Publicado por Marisol, el 29/06/2019 Blog > Idiomas > Portugués > Las Ciudades Más Bonitas de Portugal

«Nada desarrolla la inteligencia como los viajes» – Emile Zola

Con más de 10 millones de turistas cada año, Portugal es uno de los destinos favoritos de los viajeros. Lisboa, Oporto, Sintra… sea cual sea el lugar, los viajeros los visitan para descubrir nuevos paisajes y otra cultura.

Desde la costa atlántica hasta las fronteras con España, de norte a sur, Portugal está lleno de hermosas playas, monumentos atípicos y pueblos pintorescos. Descubre cuáles son las ciudades imprescindibles que visitar durante un viaje a Portugal.

Descubre con Superprof nuestros consejos para visitar Portugal.

Lisboa, la ciudad cosmopolita

Las ciudades imprescindibles de Portugal Lisboa encanta a muchos turistas cada año.

¿Cómo visitar Portugal sin pasar por su capital, Lisboa? Visita obligada en la Península Ibérica, Lisboa es un destino cada vez más popular para un fin de semana relajante o unas largas vacaciones bajo el sol. Cerca de innumerables playas, es fácil nadar durante el día e ir a escuchar fado por la noche en uno de los encantadores restaurantes de las calles de la capital.

Muy animada, la ciudad también ofrece muchas actividades a sus visitantes. Un tour por el barrio de Belém, el Museo Nacional del Azulejo, el Castillo de San Jorge… Todo esto encantará a los turistas que busquen un descubrimiento cultural e histórico. No dudes en probar los famosos pasteles de Belém y luego dar un paseo por el río Tajo o montarte en los famosos tranvías amarillos. ¡Sin duda, volverás a Lisboa!

El colorido encanto de Oporto

Llamado la capital del norte, Oporto debe incluirse en tu lista de lugares para visitar durante un viaje en Portugal. El barrio de Ribeira, las bodegas de vino de Oporto, el muelle del Duero… no te decepcionarán. La ciudad de Oporto es famosa por todas sus casitas de colores que descubrirás a lo largo de las orillas del río Duero. Los colores brillantes animan toda la ciudad, desde las pequeñas tiendas hasta los edificios.

Pero Oporto es más conocida por su gran producción vinícola, lo que la convierte en una de las ciudades industriales más importantes del país. Sus producciones son reconocidas a nivel mundial. Déjate guiar por el ambiente de la ciudad y disfruta de las catas que se ofrecen a los visitantes. Te avisamos de que tal vez te vayas con unas cuantas botellas.

¿Quieres conocer también los monumentos más bonitos de Portugal?

Sintra, la ciudad de los reyes

Ciudad de montañas y palacios, Sintra fue durante mucho tiempo una ciudad real desde donde los gobernantes podían disfrutar de las vistas sin obstáculos para observar los alrededores. Los visitantes pueden apreciar especialmente el excelente Palacio Nacional da Pena cuyos colores impresionan al llegar a la ciudad. El amarillo brillante y el rojo llaman tanto a turistas portugueses como extranjeros a descubrir la historia de Portugal a través de su arquitectura. Rodeado por un parque de varias hectáreas, el palacio ofrece un remanso de paz en el corazón de la ciudad.

Pero la ciudad de Sintra no solo ofrece el Palacio da Pena. También puedes disfrutar de otros impresionantes monumentos como la Quinta da Regaleira.

Siendo un auténtico viaje al pasado, la ciudad de Sintra es un paréntesis encantado en la corte de los reyes.

Visitar Sintra ¡Portugal tiene muchos colores!

Relajarse en Faro

Los amantes de los rincones tranquilos y las pequeñas ciudades pintorescas estarán encantados de descubrir una ciudad como Faro. Lejos de la gran agitación turística, Faro permite a los visitantes disfrutar del Parque Nacional de la Ria Formosa, así como de las muchas playas accesibles por ferry desde el puerto.

En el sur de Portugal, en la región del Algrave, este pequeño rincón del paraíso es excelente para relajarse mientras disfrutas de la belleza de los alrededores. Puedes descubrir la Catedral que data del siglo XIII, el museo municipal o el puerto deportivo, todo ello rodeado de murallas históricas. Después de pasar por el arco neoclásico de la ciudad, podrás pasear por todas las calles estrechas de la ciudad. Una escapada que se puede hacer durante un día, o más si te encanta.

Coímbra, la ciudad de los estudiantes

Cerca de Río Mondego, Coímbra es famosa por hospedar la universidad más antigua de Portugal cuyo edificio, construido en el siglo XII, es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Esta prestigiosa universidad no solo atrae a muchos estudiantes a la ciudad, sino también a grandes investigadores gracias a su centro de investigación y estudios superiores. Pero el ambiente estudiantil que emerge de sus estrechas calles no impide en ningún caso clasificar a la ciudad entre las más turísticas del país.

Iglesias y edificios pintorescos permiten realizar un bonito paseo turístico por la Biblioteca Joanina, el Pátio das Escolas y la Capilla de São Miguel. El centro histórico de la ciudad de Coímbra también cuenta con restaurantes y bares para una pasar una agradable velada. Y para los amantes de la natación, hay una playa a unos kilómetros de la ciudad.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre el presupuesto necesario para viajar a Portugal.

Évora, la ciudad museo

Auténtico museo al aire libre, hay que visitar Évora si tienes interés por la historia y la arquitectura. Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, la ciudad, llena de edificios que datan de los siglos XV y XVI, también cuenta con un templo romano, testigo de una historia rica y consecuente para la ciudad. Por lo tanto, es aconsejable caminar por los callejones y descubrir los monumentos y las construcciones que más te gusten.

Y si te gusta la fiesta, hay una amplia variedad de bares para que pruebes el ambiente estudiantil de esta ciudad, ya que Évora también alberga una de las universidades más famosas del país.

Aveiro, la pequeña Venecia

¿Ganas de ir a la Venecia de Portugal?

Descubre todo el encanto de la famosa ciudad de Venecia en pleno corazón de Portugal. A unos cincuenta kilómetros de la ciudad de Coímbra, destaca Aveiro, cuyo estilo veneciano se debe a la ría de Aveiro. La ciudad ofrece excursiones de poco menos de una hora para descubrir el río y los alrededores en barco.

Esta «Venecia de Portugal» también merece una visita por su arquitectura y monumentos como el antiguo Monasterio de Jesús, ahora llamado Museo de Aveiro. Encontrarás una arquitectura colorida hecha de azulejos de cerámica coloreada, típicos de Portugal.

Viana Do Castelo, cerca del mar

Viana Do Castelo es la ciudad soñada para los amantes del mar. Situada en la desembocadura de Lima, la ciudad es el lugar de fabricación de muchos barcos. Su proximidad al mar le da un ambiente marítimo especial que hará las delicias de muchos turistas.

Visitar Viana Do Castelo no solo implica ver el mar. Al pasear, descubrirás monumentos espléndidos como la Basílica de Santa Lucía. También llamada Templo del Sagrado Corazón de Jesús (Templo di Sagrado Coração de Jésus en portugués), la basílica tiene una de las vistas más hermosas del país, desde la parte superior de la iglesia a la que se accede con el funicular. Un espectáculo en el corazón de la región de Minho que no debes perderte.

Óbidos, la ciudad antigua

Conocida por su famoso castillo, el Castillo de Óbidos, que ahora alberga un hotel de lujo, Óbidos es una de las paradas esenciales de un viaje a Portugal, sobre todo si viajas de Lisboa a Oporto.

En esta bonita ciudad fortificada están prohibidos los coches, lo que la convierte en una ciudad tranquila y calmada, lo cual te hará viajar atrás en el tiempo cuando todavía no existían los motores diésel. Para descubrirla, lo mejor es rodear las murallas para apreciar tanto la ciudad como los alrededores. Puedes hacer pequeño descanso bien merecido en uno de los cafés o bares de la ciudad para disfrutar de la famosa bebida tradicional de cereza llamada ginjinha, típica también en Lisboa. En julio, un festival medieval ofrece a sus visitantes espectáculos de caballeros, trovadores y otros personajes de las novelas históricas. ¡Ponte tu disfraz y disfruta de la fiesta como un auténtico portugués!

Consejos para visitar Óbidos ¿Un pequeño recorrido por las calles de la ciudad?

Monsaraz, la ciudad blanca

En la región portuguesa de Alentejo, cerca de la frontera española, se esconde un bonito pueblo llamado Reguengos de Monsaraz. Con no más de 750 habitantes, el pueblo es increíblemente tranquilo para los turistas acostumbrados a las grandes ciudades de Portugal.

Este pueblo es conocido por ser uno de los más antiguos de la región. Este espacio habría sido ocupado desde la prehistoria, lo cual lo convierte en un sitio arqueológico importante. Puedes admirar las reliquias de Herdade de Xerez del Neolítico y también las muchas iglesias y el castillo de Monsaraz.

En la cima de una colina, Monsaraz ofrece una excelente imagen de la región. Es un lugar muy apreciado por los pintores que van allí a reproducir los paisajes o los callejones blancos del pueblo. Y para tus papilas gustativas, debes saber que el pueblo fue elegido «capital europea del vino» en 2015. Merece la pena tomar un desvío a este pueblo en tu programa turístico.

Boa viagem!

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar