«El impulso de viajar es uno de los signos esperanzadores de la vida». - Agnes Repplier

Según las últimas cifras de ventas de los operadores turísticos, Japón es el gran ganador de los destinos asiáticos. Ir de viaje a Japón y descubrir la cocina japonesa en todo el archipiélago es una auténtica aventura. Con una cultura muy diferente de la de España, resulta casi imprescindible contar con una pequeña guía de Japón para entenderlo todo sobre la vida japonesa.

Entonces, ¿cómo puedes establecerte allí si quieres vivir en el país a largo plazo? Te contamos cómo ir a Japón para ganarte la vida.

¿Qué pasos hay que seguir para irte a trabajar a Japón?

¿Acabas de encontrar tu trabajo perfecto en Japón o te gustaría estudiar en la tierra del sol naciente? ¡Enhorabuena! Pero antes de que puedas establecerte allí, debes seguir algunos procedimientos administrativos (además de aprender un poquito del idioma gracias a las clases de japones online o las clases presenciales).

Si vives en Cataluña, puedes dar unas clases de japones barcelona con nosotros.

Consejos para irte a trabajar a Japón
El visado es esencial para quedarte en Japón.

Antes de nada, y para entrar en el territorio japonés, debes obtener un visado, aunque no es necesario para los turistas que quieren permanecer en Japón durante menos de tres meses. Sin embargo, para vivir en Japón necesitarás un visado de trabajo, un visado de vacaciones-trabajo o un visado de estudiante.

Así podrás quedarte en Japón de forma legal. Podrás permanecer más o menos tiempo en Japón dependiendo del visado solicitado. El visado de estudiante dura, por ejemplo, un año. Tendrás que renovarlo cada año si quieres realizar todos tus estudios universitarios en Japón.

¡Con tu visado en el bolsillo, ya podrás volar al país del Studio Ghibli!

Una vez allí, obviamente tendrás que encontrar alojamiento. Apartamento, piso compartido, alquiler de una habitación en una familia… Tú decides.

Después, tendrás que ir al banco para abrir una cuenta bancaria. Si trabajas en Japón, tendrás que tener una para tu salario. Si eres estudiante, te permitirá pagar tus compras diarias, así como tu matrícula universitaria, sin comisiones altas. Elige un banco cerca de casa para no complicar los procedimientos bancarios y pedir consejo sin tener que cruzar la ciudad.

Cuando llegues a Japón, también debes recordar inscribirte en el ayuntamiento de tu ciudad o distrito como extranjero (inmigrante, estudiante, etc.). Este procedimiento te permite estar en regla con la administración japonesa. Podrás declarar tus impuestos y suscribirte a la seguridad social japonesa. No olvides este importante paso en tu nueva vida en Japón.

Además, puedes contratar una línea de teléfono o comprar una tarjeta prepago para comunicarte más fácilmente con los amigos japoneses que vayas haciendo.

Piensa finalmente en avisar a las instituciones españolas de tu cambio de domicilio (banco, Hacienda, etc.).

Todos estos procedimientos deben realizarse para estar tranquilo y vivir bien en Japón.

¿Cómo ir a estudiar a Japón?

Ir a Japón para estudiar es la elección de muchos alumnos españoles. Carrera completa o año de intercambio universitario, hay varias opciones disponibles para los apasionados por la tierra del sol naciente. ¡Ir a estudiar a Japón es una oportunidad única!

Los intercambios universitarios se realizan a partir de acuerdos entre universidades españolas y universidades japonesas. Los estudiantes pueden solicitar pasar un año en el extranjero mientras continúan sus estudios en la universidad correspondiente.

Consejos para irte a estudiar a Japón
¡El japonés será una ventaja en tu carrera!

Este año de intercambio es una oportunidad excelente para descubrir la cultura japonesa (comida, costumbres, tradiciones, etc.) y el país. Para ello, debes contactar con el departamento de relaciones internacionales de tu universidad. Podrás obtener todos los documentos necesarios para tu matrícula. La ventaja de hacer un intercambio universitario es que no tendrás que pagar la matrícula, que suele ser bastante alta.

Por otro lado, puedes elegir estudiar en Japón organizando todo el proceso por tu cuenta. Para ello, busca la universidad o escuela que más te convenga y ponte en contacto con ellos para saber cómo matricularte como extranjero, así como los costes que conlleva. Una vez seas aceptado por la universidad, te entregarán un Certificate of Eligibility (certificado de elegibilidad) con el que podrás solicitar un visado.

Otra alternativa es inscribirte en una escuela de idiomas para obtener el nivel necesario para hacer un año universitario en Japón. Así, aprenderás a hablar y escribir japonés en unos pocos meses (comprensión escrita, expresión oral, etc.). Puede ser desde seis meses hasta un año. Las escuelas suelen ofrecer este programa de preparación a la universidad japonesa para extranjeros.

Estudiar japonés antes de embarcarte en tu campo de estudio te permitirá comprobar cómo es la vida japonesa y ver si te sientes cómodo en Japón y si quieres continuar viviendo en el país.

Para ayudarte a cubrir tus gastos durante tu estancia en Japón, tienes la oportunidad de solicitar una beca. Hay becas de investigación, para estudiantes de japonés, para profesores… Infórmate para solicitar la financiación necesaria.

Las razones principales para irte a vivir a Japón

¡Vivir en el extranjero es una experiencia única! Aquí tienes las mejores razones para hacer una inmersión en Japón.

Japón es un país muy exótico para los occidentales. La cultura japonesa es muy diferente de la cultura española y, a menudo, lleva tiempo comprender todas las costumbres del país. Paisajes, comida, forma de comunicarse… Todo es diferente y eso forma parte del encanto de Japón.

Pero además de buscar un cambio de cultura, muchos españoles disfrutan con el respeto que muestran los japoneses. Sin empujones, casi sin robos, acogedores… Los japoneses siempre estarán encantados de ayudarte cuando sea necesario. Con su mente abierta con los extranjeros, normalmente no tendrás problemas en entablar un vínculo y hacer amigos.

Ventajas de irte a vivir a Japón
La belleza del paisaje es una de las mayores razones para irse a vivir a Japón.

Todo lo que tienes que hacer es pedirles su opinión sobre el paisaje más hermoso de la zona. Con mucho gusto te guiarán a un parque de bambú o por monte Fuji. Porque la otra particularidad de Japón es que el país tiene muchos paisajes impresionantes. Desde las montañas hasta el mar, encontrarás de todo.

Del respeto por los japoneses también se desprende la limpieza de los lugares públicos, que siempre están impecables. Algo impresionante en las ciudades densamente pobladas.

Y después de un largo paseo, nada mejor que descubrir la gastronomía japonesa: sushi, tempura… Los restaurantes japoneses son accesibles desde el punto de vista económico y ofrecen las mejores especialidades japonesas. La comida puede ser la mejor razón para que algunos vayan a vivirse a Japón.

Otra de las razones para irte a vivir a Japón es que seguro que no te aburres nunca y siempre encontrarás un espectáculo o evento cerca de ti. Con tiendas abiertas todo el día y la gran cantidad de eventos organizados, seguro que nunca te aburrirás.

Hacer una inmersión también te hará progresar en japonés. Aprender este idioma enriquecerá tu currículo y te ofrecerá una nueva forma de ver la vida. ¡No te lo pierdas!

Y una vez que hables japonés con fluidez, podrás comenzar a charlar con los locales en los baños termales japoneses. Estos baños, llamados onsens, permiten que todos los japoneses se relajen después de un largo día de trabajo o durante las vacaciones.

¿Convencido?

¿Cuál es el presupuesto necesario para vivir en Japón?

Antes de irte, es importante calcular el presupuesto necesario para vivir en Japón. La vida en Japón es más o menos igual de cara que en España. Vivir en la capital es mucho más caro que en las demás ciudades (Yokohama, Fukuoka, Osaka, Kioto, Nagasaki, Nagoya, etc.).

Las viviendas en Tokio tienen un precio excesivo (unos 900 € por un apartamento pequeño). Es por eso que muchos extranjeros eligen compartir piso para disminuir el coste del alquiler y los gastos adicionales, que pueden ser altos si tu casa no está lo suficientemente aislada (gastos en calefacción y aire acondicionado). Si quieres buscar compañero de piso, entra en: tokyosharehouse.com. En las demás ciudades, encontrarás pequeños apartamentos por 500 € o 600 €.

Presupuesto para vivir en Japón
¿Cuánto cuesta la vida en Japón?

Si tu presupuesto no te permite gastarte tanto en la vivienda, puedes alquilar una habitación. Algunas familias japonesas ofrecen alquilar una habitación en una casa, en la que compartirás las estancias con la familia, pero tendrás derecho a una habitación y, a veces, a un baño privado.

En cuanto a las comidas, opta por las combinis (tiendas 24h) para comprar platos cocinados o los restaurantes. Sin embargo, los menús suelen ser a base de frituras. Para comer un poco más saludable, puedes dar una vuelta por los mercados de comida japonesa. Las frutas y verduras son más caras que en España, pero en general te gastarás unos 300 € al mes.

También debes tener en cuenta el transporte. Si eliges el transporte público, cuenta con alrededor de 90 € al mes. Sin embargo, el abono solo incluye un trayecto (de casa a la universidad o al trabajo). Por lo tanto, tendrás que contar además con los viajes excepcionales a otros lugares de la ciudad o del país.

Dependiendo del presupuesto que te quede, podrás irte de restaurantes con amigos o participar en un karaoke. El cine es, sin embargo, un poco más caro que en España, ya que cuesta unos 15 € por sesión.

En total, debes contar mínimo con entre 10 000 y 15 000 € al año. Es un buen indicativo. Luego, cada uno debe recalcular de acuerdo con su estilo de vida. ¡Prepara los yenes y lánzate!

Buscar trabajo en Japón

Ahora que ya sabemos que para vivir en el país del anime necesitaremos un buen presupuesto: es hora de buscar trabajo. Como cuando te mudas a cualquier otro lugar, tener un colchón de ahorros es muy recomendable. Siempre surgen imprevistos y no sabemos muy bien el funcionamiento del país. Además, aunque tengas trabajo, si cobrar a final de mes, como es lo habitual, el desembolso inicial lo tienes que hacer de tu bolsillo.

Los puestos que ocupan las personas extranjeras son habitualmente puestos en grandes multinacionales que tienen una sucursal en Japón pero también empresas japonesas que necesitas personal extranjero para lanzarse en el mercado internacional. Sea como fuere, lo más probable es que los cargos más ofertados en los que contraten extranjeros sean aquellos precisamente en que ser extranjero o tener un vínculo estrecho con otro país sea uno de los requisitos.

Usa siempre colores oscuros.
Conocer el código de vestimenta es imprescindible.

Sin embargo, ¡no te confíes! El hecho de que vayas a trabajar en el mercado internacional o para España desde Japón, no quiere decir que no tengas que poseer una buena base cultural japonesa.

Un nivel de japonés N2 es fundamental para trabajar en japonés así como un buen de inglés, lo que incluye hablar fluidamente. Así mismo, debes tener unas nociones de japonés formal, keigo, a nivel oral y escrito.

¿Qué debo tener preparado cuando solicito un puesto de trabajo? Como en casi todo el mundo, un buen currículo, en este caso en japonés; seguido de una carta de presentación o carta de motivación. Además, como es obvio, prepárate bien la entrevista, infórmate bien sobre la empresa y su funcionamiento. ¿Qué pueden preguntarte en la entrevista? Siempre hay unas preguntas tipo que puedes llevarte preparadas para que no te cojan por sorpresa, así como el respecto del código de vestimenta.

¿Pero por dónde empiezo la búsqueda? Al igual que en España, existen agencias de empleo y agencias de colocación como Interplace-agency.com, se usa mucho LinkedIn y también hay portales de búsqueda de empleo como Jobs in Japan, Gaijinpot.com o Daijob.com.

Aunque puedes desempeñar cualquier tipo de trabajo en Japón, sí es cierto que hay puestos más solicitados y en los que encontrarás a multitud de compatriotas. Estos son por ejemplo empleos altamente cualificados por lo que lo que se lleva a cabo es una «caza» de talentos, sobre todo en ingeniería. También se buscan profesores de universidad, de instituto o en academias para dar clases de lengua y literatura española. Periodistas, sobre todo corresponsales españoles en Japón. Especialistas en servicios internacionales, comercio con países hispanohablante, servicio al cliente en español, gerentes de departamento... todos aquellos puestos en los que la lengua española sea el requisito fundamental.

Consejos prácticos para vivir en Japón

Ahora que ya está claro cómo orientar nuestra búsqueda de empleo y los trámites administrativos e institucionales necesarios para asentarnos correctamente en el país nipón, te traemos algunos consejos prácticos para empezar con buen pie tu nueva vida.

Los cerezos son un emblema nipón
¡Bienvenidos a Tokio!

Antes de nada, como ya hemos comentado, ábrete una cuenta bancaria. Lo mejor para retirar dinero en efectivo de los cajeros es con una tarjeta N26. Con este modelo podrás sacar efectivo unas 5 veces sin comisiones.

Haz contactos. Entre que estarás lejos de tu familia y amigos, se trata de una cultura muy distinta y no controlas bien el idioma; puedes sufrir momentos de estrés o confusión ante el cambio. Lo más recomendable es que antes de irte te unas a grupos de Facebook de españoles en Japón o españoles en la ciudad a la que te vayas a mudar. Hoy en día hay españoles por todo el mundo y en Japón hay bastantes, así que de seguro encontrarás alguno que te guíe en esta aventura.

Contrata un seguro médico. Si ya vas con trabajo es posible que desde el departamento de recursos humanos te expliquen mejor este punto o ya tengan algunos convenios o guías para la cobertura sanitaria. En cualquier caso, no pongas un pie allí sin un seguro de viaje, ya que los hospitales son muy caros.

Contrata una línea de móvil. Si vas a quedarte varios meses, muy seguramente comiences a hacer contactos y algún que otro amigo, por lo que lo más adecuado es que tengas una línea de móvil japonesa. Así mismo, para conseguir trabajo también es más adecuado, ya que las personas tienden a llamar más a líneas de su mismo país que a líneas con códigos extranjeros. Por otro lado, depende de la compañía de telefonía que tengas contratada en España, pero pocas tienen una itinerancia de datos gratuita en Japón, y menos a larga plazo; por lo que los costes de roaming se vuelven muy elevados.

Tramita el papeleo para conseguir el número de seguridad social, My Number. La solicitud de este número personal es parte del trámite de registro de residencia, que tienes que hacer en el ayuntamiento del lugar en el que vayas a vivir. Obtener este número es importante ya que lo necesitarás para la fiscalidad y la seguridad social o para recibir y enviar dinero.

En resumidas cuentas, infórmate bien. Puedes también acudir a la Embajada de España en Japón, que se sitúa en Tokio. Además, España cuenta también con los llamados Consulados Honorarios, en los que trabajan personal que ofrecen un servicio a los ciudadanos españoles en Japón en base a un compromiso voluntario con España. Estos Consulados Honorarios los encontramos repartidos por todo el país, en las ciudades de Nagoya, Osaka, Sapporo y Takamatsu.

Diferencias culturales entre España y Japón

Como bien sabrás se trata de culturas muy distintas pero nada mejor que una mente abierta para viajar por el mundo. Y es que las diferencias culturales son los elementos que nos empujan a aventurarnos por el mundo: ver, oír y sentir cosas diferentes.

Por muy educados que seamos, no tenemos las mismas costumbres en todo el mundo; algo que está bien visto en un lugar puede ser mal visto en otro, y viceversa. Cuando viajamos y sobre todo, cuando nos mudamos a otro país, es esencial integrarse y adaptarse a las formas de vida autóctonas. No es de recibo imponer nuestra cultura y nuestras costumbres.

Los horarios de comida son más tempranos: se come sobre el mediodía, literalmente. A las 12h suele ser la pausa para comer. Sorprendentemente, después la jornada laboral se alarga hasta las 17h o 18h, por lo que igual es recomendable llevarte también la merienda.

Sushi, ramen, wakame... prepara tu vocabulario culinario.
La gastronomía japonesa: o la amas o la odias.

Los japoneses insisten más en la cortesía. Oirás repetir «por favor» y «gracias» hasta la saciedad, además de que estarán pendientes de ti.

Si fumas, tendrás que cambiar tus hábitos. Fumar en la calle está prohibido en la mayoría de los sitios excepto en áreas especialmente designadas para hacerlo. Por el contrario, fumar en bares y restaurantes sí es legal y está normalizado. ¿Qué paradoja, no?

En Japón no hay papeleras ni contenedores para tirar la basura en casi ningún sitio. No es que no generen mucha basura, si no que están «escondidos». Los contenedores no están en la calle, como es habitual en España, si no en los edificios o dentro de los complejos residenciales. Esto se debe a que en 1995 una banda terrorista japonesa perpetró un ataque en Tokio poniendo gas sarín en las papeleras, una sustancia neurotóxia que es inodora e invisible. Al no haber papeleras, la gente simplemente acostumbra a llevar la basura a casa y tirarla allí. Sobra decir que nada de tirarla por la calle.

Estudia bien el funcionamiento del baño antes de sentarte en la taza del váter. Poco menos que un manual de instrucciones necesitamos los españoles para entender tal ingeniería. Olvídate de un simple inodoro del que tiras de la cadena y ya está. Los baños japoneses, además de estar muy limpios, cosa que ya se nos podía pegar un poquito en España, tienen multitud de funciones: calentar la taza del váter, chorro de agua para limpiarnos, música, luces de colores. Cómo no, cuentas también con un timbre para llamar en caso de que necesites algo.

El uso de los baños en Japón.
De seguro tendrás alguna anécdota de ir al baño.

A diferencia de nuestro país, los bancos no forman parte del mobiliario urbano nipón. Los japoneses entienden la calle como un lugar de tránsito y no de ocio, por lo que no tiene sentido poner bancos. Entienden que si quieres sentarte, para eso vas a una cafetería o a un parque. Conste que poco a poco algunos bancos se van colocando, mientras que en España los van quitando.

¿Has viajado o vivido ya en Japón? ¿Qué es lo que más te ha llamado la atención?

¿Necesitas un profesor de Japonés?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 5 voto(s)
Cargando…

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.