Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Trucos para que puedas afinar un piano por ti mismo

Blog > Música > Piano > ¿Como Afinar un Piano?

«Un actor es como un piano. Debe estar bien afinado, pero no hay que forzarle», Monica Bellucci.

Un actor también debe interpretar un papel de forma precisa, al igual que las notas de un piano.

No importa si se trata de un piano de pared o de cola, afinar este instrumento puede resultar misión imposible si no se cuenta con el material adecuado y si no se toman las debidas precauciones.

Cuando se acaba de comprar un piano, no se suelen tener en cuenta los factores que hacen que este instrumento llegue a desafinarse: la humedad, las variaciones de temperatura, los traslados, el tiempo (se trata de un instrumento que se desafina rápidamente, por lo que hay que afinarlo al menos una vez al año).

Y es muy común escuchar que para afinar un piano hay que recurrir a un profesional, a un artesano conocido con el nombre de afinador. 

Sin embargo, realizar sin ayuda esta tarea está al alcance de todos, en la medida en que el aprendiz trabaje con precisión, aunque puede resultar complicado para los pianistas principiantes que no cuentan con una formación musical previa.

De hecho, afinar lleva su tiempo, requiere paciencia, agilidad, práctica, buenas herramientas y, sobre todo, un buen oído.

¡Habrá que ponerse a ello!

En este artículo, la redacción de Superprof te proporciona, a ti principiante en este tema, la información necesaria para que puedas afinar el instrumento por ti mismo, sin ayuda de nadie más.

¿Es necesario recurrir a la ayuda de un afinador de pianos?

En la era del 2.0, la intervención de un profesional, sea cual sea el ámbito, es cada vez menos necesaria.

Porque podemos hacer de todo gracias a Internet, a los tutoriales, a los vídeos y a las páginas web especializadas. Se puede aprender inglés de forma gratuita y en línea, chino mandarín, árabe, cocina, hacer punto, yoga, fontanería, mecánica, etc…

Recurre a Internet para aprender a afinar tu piano. Gracias a Internet, podemos aprender a cambiar nosotros mismos el grifo de la cocina sin necesidad de llamar a un fontanero. Para afinar un piano, ocurre algo parecido.

Por ejemplo, en YouTube podrás encontrar diferentes tutoriales que te guiarán a la hora de afinar un piano.

Por lo tanto, ya no es necesario recurrir a los servicios de un profesional en la materia.

Sin embargo, para hacerlo por ti mismo, tu oído deberá ser fantástico. Además, tendrás que tener algún tipo de conocimiento y práctica musical.

En realidad, afinar el piano sin ayuda puede convertirse en un desafío personal. Además, hay que tener en cuenta el coste inmaterial: ¡el tiempo necesario para afinar las 220 cuerdas y las 88 notas! No obstante, la inversión económica también es considerable puesto que hay que contar con las herramientas adecuadas, y en general, suelen ser algo caras.

Afinar un piano de pared o de cola, incluyendo los gastos de desplazamiento, puede llegar a costar entre 70€ y 100€ por una hora y media de trabajo por parte de un profesional.

En realidad, no es demasiado caro cuando en otros ámbitos se cobran más de 100€ por desplazamiento, materiales y mano de obra.

Al pianista principiante que quiera afinar su piano de forma autodidacta podría llevarle cerca de tres horas, puesto que hay que dominar los intervalos de las notas y la teoría – acordes mayores y menores, la tercera menor, la tercera mayor, la quinta justa etc. -, pero ¡qué aprendizaje tan enriquecedor! ¿no crees?

A los profesores de piano puede que les guste esta idea: para aprender a afinar más rápido, ¿por qué no pedir a un afinador que comparta su saber, mediante el pago de una tarifa, como si se tratara de una clase de piano?

¿Cuáles son las herramientas necesarias para afinar un piano?

No se puede afinar un piano como si fuera una guitarra: el piano cuenta con 220 cuerdas para 88 teclas, mientras que una guitarra tan solo tiene seis, doce como máximo…

Para afrontar el desafío, dirígete a la tienda de música más próxima en donde podrás adquirir el material de afinación más adecuado.

¿Qué herramientas se necesitan para afinar un piano? Para afinar un piano, una de las herramientas imprescindibles es el diapasón.

A un afinador profesional afinar pianos correctamente puede llevarle varios años de práctica, incluso con las mejores herramientas. 

Utilizar destornilladores o llaves no apropiadas podría llegar a dañar el mecanismo y las clavijas del instrumento.

Aquí tienes las herramientas que deberías comprar en una tienda de música para armonizar tu piano si eres un pianista novato:

  • Una herramienta inmaterial de vital importancia: ¡el tiempo! Manipular las clavijas requiere una particular destreza y paciencia.
  • Un afinador electrónico.
  • Un diapasón de La A4 a 440 Hz.
  • Una tabla de frecuencias y de tonos de batimiento.
  • Un afinador, con un conector y diámetro que se corresponda con las clavijas del piano (de forma cuadrada, rectangular o de estrella).
  • Una llave estándar con boca de estrella (por lo general del nº 2).
  • Cuñas de plástico o de fieltro para bloquear las cuerdas mientras se afina la tercera de una misma nota.
  • Unas pinzas de plástico para apagar las cuerdas agudas.
  • Una buena fuente de luz para iluminar las zonas más oscuras del interior del piano.

Cuando cuentes con todos estos accesorios, ya puedes ponerte manos a la obra: la etapa preliminar para afinar el piano.

Descubre también cómo improvisar durante las clases de piano.

¿Qué precauciones adoptar mientras se afina un piano?

Para llegar a afinar el piano, es necesario respetar ciertas precauciones al pie de la letra para no hacerse daño uno mismo, dañar las clavijas, el mecanismo o las cuerdas del instrumento.

Cubrir los instrumentos para que no se desafinen. Los instrumentos se desafinan fácilmente por el efecto del calor. ¡Es necesario protegerlos!

Aquí tienes algunas de ellas:

  • Proteger el piano de los rayos del sol, de la humedad o de cualquier fuente de calor, por ejemplo, un radiador.
  • Vaciar la habitación, cerrar las puertas y las ventanas: no debería haber nadie alrededor del piano, el menor ruido posible y ninguna distracción que pueda afectar a la concentración.
  • Llevar guantes para evitar lastimarse las manos: algunas partes metálicas del cuerpo del piano pueden estar muy afiladas y podrías cortarte.
  • Practicar antes de ponerse a afinar: colocar las cuñas de plástico o de fieltro, observar la tabla de armonías y las sujeciones.
  • No tensar demasiado las cuerdas: es raro que se rompan, aunque puede llegar a ocurrir con un piano antiguo, demasiada tensión sobre una cuerda puede hacer que se rompa y provocar heridas.
  • Tener cuidado de no deteriorar las clavijas, el mecanismo…
  • Ser prudente y estar concentrado: los movimientos bruscos pueden ser contraproducentes, por ejemplo, querer afinar el piano demasiado rápido puede hacer que se afine una cuerda con una tonalidad incorrecta (La bemol en vez de becuadro).
  • Saber en qué sentido girar las clavijas: hacia la derecha, se aumenta la tonalidad. Hacia la izquierda se disminuye.
  • No equivocarse de cuerda.

¿Por qué hay que tener en cuenta estas precauciones?

Sin duda, porque existe un ínfimo desfase entre algunas notas – por ese motivo es necesaria una tabla de frecuencias y de tonos – y ello requiere alcanzar un nivel de calidad sonora perfecta.

Afinar un piano en varias etapas

Ahora que ya tienes todo lo que hace falta para afinar un piano, ¡hay que lanzarse a ello!

Paciencia y maña son necesarias a la hora de afinar un piano. Hay que ser meticuloso en la manipulación de las cuerdas para evitar estropearlas.

Aquí tienes 10 etapas para afinar un piano:

  • Pisar el pedal fuertemente (el de la derecha que permite alargar la duración de una nota) y repetir la operación antes de colocar cada cuña entre las cuerdas.
  • Colocar dos cuñas o una pinza de plástico para apagar las cuerdas adyacentes.
  • Empezar afinando el La central del instrumento, el La 440.
  • Afinar, en primer lugar, la cuerda central de los conjuntos de tres cuerdas, girando las clavijas de un golpe seco, pero lento (como cuando se gira el reloj una hora).
  • Tocar la nota que se desea soltando el pedal.
  • Comprobar el tono con la ayuda de un afinador cromático: ¿la nota es demasiado alta, o demasiado baja?
  • Afinar de esta manera todas las notas de la octava del medio, al centro del teclado.
  • Pasar a la octava superior, después a la octava inferior.
  • Comparar las octavas afinadas: mi grave y mi agudo no deben producir mi grave y fa o sol agudo.
  • Afinar de oído el resto de octavas.

Algunos consejos de afinación:

Antes de tensar una cuerda para modificar la tonalidad de una nota, desténsala ligeramente antes de tensarla: en caso de que te equivoques de cuerda no te arriesgarás a que se rompa como consecuencia de demasiada tensión en ella.

Toca fuertemente la tecla para ajustar la nota y hacer que la afinación no se altere: tocarla demasiado suave hará que el instrumento se desafine en cuanto un músico toque la tecla más fuerte.

Algunos especialistas dirán que hay que afinar el piano una vez cada tres meses, es decir, cuatro veces al año.

Otros aconsejarán ajustar una o dos cuerdas cada dos meses durante las clases de piano para principiantes.

Sea lo que sea, una cosa es segura: ¡la precisión es la llave para conseguir una tesitura perfecta y conseguir una afinación de alto nivel!

Igualmente, descubre cómo aprender a tocar el piano cuando se es adulto

¿Se puede romper una cuerda del piano?

Romper una cuerda del piano es muy raro, pero del todo posible. Y esto puede darse, principalmente, en pianos antiguos si las cuerdas están desgastadas.

Si la clavija se ha girado demasiado hacia la izquierda, entonces la cuerda, demasiado tensa, podría romperse. La tensión es tan fuerte que podría cortar la mano o la cara del afinador.

Por lo tanto, ¡prudencia!

Si esto ocurriera, tendrías que dejar el instrumento en manos de un afinador.

Para todos aquellos que quieran llevar a cabo la aventura autodidacta hasta el final, también pueden aprender a cambiar una cuerda en Internet.

Pero es un trabajo delicado y de tiempo

Y al igual que ocurre cuando se quiere afinar una guitarra, el instrumento se desafina pasados unos segundos al cambiar el juego de seis cuerdas, con el piano ocurre lo mismo: para mantener el acorde, la mejor manera es tocar, tocar, y seguir tocando en las clases de piano.

Por último, te recomendamos los mejores libros para aprender piano.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar