Un sistema tributario es un conjunto de normas, medios e instrumentos con los que la administración pública de un país regula la gestión de los diferentes tributos o gravámenes que se exigen a los ciudadanos, denominados contribuyentes, como medio de financiación para el gasto público.

En cada país el sistema tributario es distinto. No todos los bienes y servicios tributan de igual manera o ni siquiera existen los mismos tipos de impuestos. En España, además, algunos aspectos fiscales son distintos entre comunidades autónomas, ya que los gobiernos autonómicos tienen competencias para regular determinados impuestos.

En este artículo vamos a explicar los aspectos principales del sistema tributario español, cómo funciona y quién lo gestiona. Del mismo modo, hablaremos de cómo se clasifican los impuestos y de los tributos más conocidos y que afectan a la mayor parte de la población.

Los/las mejores profesores/as de Contabilidad que están disponibles
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Funcionamiento del sistema tributario en España

En España la institución encargada de gestionar los impuestos es el Ministerio de Hacienda. El Ministerio de Hacienda es un órgano gubernamental cuyas materias de competencia son:

  • El catastro: registro de los bienes inmobiliarios. En este registro se recogen las características, el valor, la titularidad y la localización de cada bien.
  • La financiación local: se define la capacidad para desarrollar políticas tributarias de los ayuntamientos.
  • La financiación autonómica: gestión de los recursos que el sistema de financiación proporciona a las Comunidades Autónomas.
  • Los impuestos: todas las acciones relativas a la financiación de los presupuestos de las administraciones públicas.
Como declarar impuestos en España
María Jesús Montero, actual ministra de Hacienda, en la sede del ministerio. Foto de la Agencia EFE.

Estas acciones se materializan a través del trabajo de la Secretaría de Estado de Hacienda, que se divide en varios organismos:

    • La Agencia Tributaria: se encarga de la aplicación efectiva (gestión, inspección y recaudación) del sistema tributario estatal y del aduanero.
    • ​La Secretaría General de Financiación Autonómica y Local: estudia la situación de cada comunidad y propone normas.
    • Los Tribunales Económico-Administrativos: se centran en la resolución de las reclamaciones económico-administrativas.
    • El Instituto de Estudios Fiscales: investiga los ingresos y gastos públicos y analiza los cambios a lo largo de los años.
    • La Dirección General de Tributos: es el organismo encargado del diseño de la política del sistema tributario estatal.
    • La Dirección General del Catastro: es la entidad que realiza el registro administrativo en el que se describen los bienes inmuebles, de acuerdo con sus características físicas, económicas y jurídicas.

Además de los organismos nombrados, el Ministerio de Hacienda engloba también otras entidades que apoyan y controlan su labor:

  • La Dirección General de Presupuestos, a la cual pertenece la Secretaría de Estado de Presupuestos y Gastos: presenta los objetivos y criterios de la política presupuestaria y elabora la programación plurianual y anual de ingresos y gastos. Dentro de esta secretaría tenemos la Intervención General de la Administración del Estado, que es el órgano de control interno de la gestión económico-financiera del sector público estatal y el centro directivo y gestor de la contabilidad pública.
  • La Dirección General de Fondos Europeos: coordina la aplicación y gestión de los Fondos Estructurales y del Fondo de Cohesión de la Unión Europea.

Para tener la estructura del Ministerio de Hacienda más clara, te recomendamos que consultes el organigrama del ministerio en el Portal Institucional del Ministerio de Hacienda.

Legislación sobre los derechos y obligaciones fiscales

Se han promulgado cientos de leyes sobre impuestos, sobre el funcionamiento y gestión de la recaudación y acerca de las responsabilidades fiscales de los ciudadanos y de los organismos tanto públicos como privados; ya que todo lo relativo a los impuestos debe estar regulado.

En este apartado tan solo vamos a ver las leyes más destacables en materias de impuestos y que afectan a todos los contribuyentes; pero si necesitas unas clases de contabilidad o de economía no dudes en consultar con alguno de los profes de Superprof, estarán encantados de resolver tus dudas.

Artículo 31 de la Constitución Española

Todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos de acuerdo con su capacidad económica mediante un sistema tributario justo inspirado en los principios de igualdad y progresividad que, en ningún caso, tendrá alcance confiscatorio.

Artículo 133 de la Constitución Española

La potestad originaria para establecer los tributos corresponde exclusivamente al Estado, mediante ley. Las Comunidades Autónomas y las Corporaciones Locales podrán establecer y exigir tributos, de acuerdo con la Constitución y las leyes.

En resumen, los impuestos son una determinada cantidad de dinero que cada ciudadano está obligado a pagar para que las administraciones públicas dispongan de los recursos suficientes para financiar los gastos públicos de los servicios que se ofrecen en el país. Por lo tanto, gracias a los impuestos se financia y se mantiene prácticamente todo; como, por ejemplo, la limpieza de las calles, todos los gastos de un hospital, la seguridad...

El impuesto sobre la renta de las personas fisicas
Ejemplar de la Constitución Española. Foto de Dani Duch.
Los/las mejores profesores/as de Contabilidad que están disponibles
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Amin
5
5 (53 opiniones)
Amin
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Ernesto
4,9
4,9 (29 opiniones)
Ernesto
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Heynar
5
5 (23 opiniones)
Heynar
26€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rafael
5
5 (30 opiniones)
Rafael
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (16 opiniones)
Jesus
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Leonor
4,9
4,9 (31 opiniones)
Leonor
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Cristina
4,9
4,9 (14 opiniones)
Cristina
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Miguel
5
5 (10 opiniones)
Miguel
50€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Principios del sistema tributario español

El sistema tributario se rige por una serie de principios que hay que respectar a la hora de llevar a cabo cualquier acción relacionada con esta materia:

  • Principio de generalidad: todos los ciudadanos deben contribuir al pago de los gastos públicos en la medida de lo posible.
  • Principio de igualdad: los ciudadanos con igual capacidad económica e iguales condiciones han de pagar la misma cantidad de impuestos.
  • Principio de progresividad: quienes más tienen, más pagan.
  • Principio de capacidad económica: se tienen en cuenta los recursos económicos que tiene cada persona y su situación para evaluar en qué medida puede contribuir con los gastos públicos (capacidad contributiva).
  • Principio de no confiscatoriedad: este principio evita que el sistema tributario no lleve la aplicación del principio de progresividad tan lejos que mediante la exigencia de impuestos se pueda amenazar la capacidad económica del contribuyente.

Diferencia entre tributos e impuestos

Declaracion de impuestos en España
Página web de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

A veces utilizamos la palabra «impuestos» para referirnos a toda aquella cantidad de dinero que pagamos al Estado o que ingresamos en las administraciones públicas. Sin embargo, técnicamente hablando, no todo pago se considera impuesto. De hecho, la palabra que se debe utilizar para referirse a las aportaciones económicas que los contribuyentes deben realizar por ley para proporcionar ingresos a las arcas públicas se denominan tributos. Dentro de los tributos, tenemos:

  • Las tasas: cantidad de dinero que paga el ciudadano para realizar una actuación administrativa que le beneficia directa e individualmente y que está obligados a llevar a cabo. Un ejemplo de tasa sería por ejemplo lo que vale la expedición del DNI y del pasaporte o la recogida de basura.
  • Los impuestos: cantidad que debe pagar el ciudadano obligatoriamente sin que exista una contraprestación en particular a cambio. La cantidad aportada se destina a las arcas del Estado para financiar los gastos públicos, sean del tipo que sean.
  • Las contribuciones especiales: se refiere a una actuación pública dirigida a satisfacer una necesidad colectiva que produce un beneficio especial a personas en particular. Por ejemplo, el aumento de valor de una finca tras la realización de una obra pública.

Por lo tanto, se puede afirmar que todos los impuestos son tributos, pero no que todos los tributos son impuestos.

¿Conoces a nuestros profesores de contabilidad?

Tipos de impuestos

Ahora que ya tenemos claro a qué nos referimos cuando hablamos de impuestos, vamos a ver qué tipos de impuestos hay en España. Se pueden clasificar de dos formas:

Impuestos proporcionales, progresivos y regresivos

  • Impuestos proporcionales: el importe que hay que pagar se calcula a través de un porcentaje fijo, no se tiene en cuenta la capacidad económica del contribuyente. El IVA es un impuesto proporcional, ya que el precio de una barra de pan tiene un 4 % de IVA independientemente de sí quien la compra gana 1 000 o 10 000 € al mes.
  • Impuestos progresivos: cuanto más gane o mayor renta tenga la persona, mayor es el porcentaje de tributos que debe pagar. El IRPF es un ejemplo de ello.
  • Impuestos regresivos: es justo lo opuesto al anterior, cuanto más dinero gane la persona, menor es el porcentaje de impuestos que debe abonar.
El impuesto sobre el valor añadido
Cada vez que adquirimos un bien o servicio estamos contribuyendo.

Impuestos directos e indirectos

  • Impuestos directos: se basan en la capacidad económica del contribuyente y recaen directamente sobre este.
    • Impuestos de Sociedades (IS): se aplica a las empresas según la renta obtenida.
    • Impuestos sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF): recae sobre las personas físicas. Normalmente se deduce mes a mes de la nómina para los trabajadores por cuenta ajena (asalariados) y cada tres meses para los trabajadores por cuenta propia (autónomos).
    • Impuesto sobre la Renta de No Residentes: grava la renta conseguida en España por sociedades o personas residentes en el extranjero.
    • Impuesto sobre Donaciones y Sucesiones (ISD): es una cantidad que hay que pagar al percibir una herencia o una donación.
    • Impuesto sobre el Patrimonio: es un impuesto que se paga en función del valor de los bienes que se poseen.
  • Impuestos indirectos: se aplica tras la adquisición de un bien o servicio. El impuesto no recae directamente sobre la persona ni se tiene en cuenta su situación, sino que se centra en el servicio o bien comprado.
    • Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA): grava el precio de los bienes y servicios que adquirimos.
    • Renta de aduanas: el 2 % de la cantidad recaudada en las aduanas se transfiere a la provincia a la que pertenece la aduana en la que se recaudó la renta.
    • Impuestos especiales: se aplica a productos en específico, como el impuesto especial sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas.
    • Impuesto sobre transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados (ITP): son pagos que hay que realizar al llevar a cabo transmisiones patrimoniales, operaciones societarias y actos jurídicos documentados.
>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (2 nota(s))
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.