«Todo hombre que ha sido profesor guarda en él algo de estudiante» - Alfred de Vigny

El latín es uno de los pilares de la lengua de Cervantes tal como la conocemos hoy en día. Esta es una de las razones por las que muchas personas se dedican a la docencia del latín, especialmente a la educación pública.

Pero entre el máster de profesorado, la preparación para las oposiciones y el salario, a veces podemos perdernos un poco ante el deseo de ser profesor.

Y, sin embargo, la profesión de profesor de latín está llena de recursos y cada vez hay más gente que se interesa por las lenguas muertas y por hacer de su pasión por las letras clásicas su profesión.

Pero entonces, ¿cómo convertirse en profesor de latín como funcionario o profesor particular? ¿Cuáles son las formas de conseguirlo? Aquí encontrarás todas las respuestas a estas preguntas, ¡y muchas más!

Estudios y títulos para enseñar latín

Estudios para ser profesor de latín
Para convertirte en profesor de latín tienes que haber sido alumno primero.

Desde secundaria, adaptar tu trayectoria académica a las letras es la solución ideal, si ya sabes que quieres seguir por el camino de la educación en humanidades. Por tanto, lo mejor es elegir un bachillerato de humanidades, que incluye clases de latín, para poder preparar mejor tus futuros estudios y diplomas para enseñar latín.

Si quieres obtener un título, la forma más fácil, segura y lógica es ir a la universidad y hacer preferentemente el Grado en Estudios Clásicos. Esta carrera te proporcionará un buen conocimiento de la lengua y la cultura latinas, así como del griego y el español. Pero ahí no acaban los estudios necesarios para enseñar latín.

Tras acabar con éxito esta carrera, deberás cursar obligatoriamente el Máster Oficial de Profesorado si quieres impartir en centros públicos. El máster te garantizará adquirir los conocimientos, desarrollar las habilidades y conformar las actitudes necesarias para ejercer de profesor en la educación secundaria obligatoria y en el bachillerato, en la formación profesional y en las enseñanzas artísticas, deportivas y de idiomas.

Por último, como seguramente sabrás, para poder ejercer como profesor funcionario, es necesario pasar una oposición para conseguir una plaza fija o bien apuntarse a una bolsa de trabajo para optar a puestos temporales, como suplencias o interinajes.

Por supuesto, también puedes, además de seguir esta formación académica, tomar clases particulares de latín. Superprof es la plataforma perfecta para eso, ¡piénsalo!

José luis
José luis
Profesor de Latín
4.42 4.42 (12) 16€/h
¡1a clase gratis!
Vicente
Vicente
Profesor de Latín
4.75 4.75 (8) 15€/h
¡1a clase gratis!
Iliana
Iliana
Profesor de Latín
5.00 5.00 (7) 12€/h
¡1a clase gratis!
María
María
Profesor de Latín
4.60 4.60 (5) 10€/h
¡1a clase gratis!
Inmaculada
Inmaculada
Profesor de Latín
5.00 5.00 (8) 9€/h
¡1a clase gratis!
Flavia
Flavia
Profesor de Latín
4.33 4.33 (3) 18€/h
¡1a clase gratis!
Paula
Paula
Profesor de Latín
5.00 5.00 (3) 12€/h
¡1a clase gratis!
Centro de formación y estudio
Centro de formación y estudio
Profesor de Latín
5.00 5.00 (5) 5€/h
¡1a clase gratis!

Cómo enseñar latín en centros públicos

Cómo ser profesor funcionario de latín
Una pizarra, una tiza y estás listo para enseñar latín, ¡después de hacer algunos esfuerzos, por supuesto!

Como hemos comentado, lo más lógico para convertirte en profesor funcionario de latín es hacer el Grado de Estudios Clásicos, que te propondrán una visión amplia y multidisciplinar del mundo antiguo. Se complementa con cinco itinerarios especializados: griego, latín, literatura comparada, lingüística y fuentes para el estudio del mundo antiguo y medieval.

Tendrás asignaturas como prosa latina y griega, textos griegos y latinos, lingüística, gramática, literatura, filosofía… ¡Todo lo necesario para ser un experto en latín!

Después de obtener tu título de Grado en Estudios Clásicos (u otro grado relacionado como el Grado de Estudios de Español y de Clásicas o el grado de Estudios de Inglés o Francés y de Clásicas), deberás cursar el Máster de Profesorado para ejercer como profesor funcionario de latín.

Las principales materias que tendrás que aprobar para superar este Máster son las siguientes:

  • Aprendizaje y Desarrollo de la Personalidad
  • Sociedad, Familia y Educación
  • Procesos y Contextos Educativos
  • Historia y Perfil de la Labor Docente
  • Complementos para la Formación Disciplinar (según especialidad)
  • Didáctica de las Materias (según especialidad)
  • Innovación Docente e Iniciación a la Investigación Educativa (según especialidad)
  • Prácticas
  • Trabajo Final de Máster

Después, como hemos dicho, deberás sacarte unas oposiciones para conseguir una plaza fija de profesor funcionario. Prepararse unas oposiciones es un proceso largo y duro que requiere mucha motivación, pero lo bueno es que, una vez superadas, tendrás trabajo para toda la vida.

El sistema selectivo es el de concurso-oposición. La fase de oposición consta de dos pruebas, que tendrán carácter eliminatorio: la prueba 1 (Prueba Práctica y Desarrollo de un tema para la demostración de los conocimientos específicos de la especialidad docente a la que se opta); la prueba 2 (Presentación + defensa de una programación didáctica y Preparación y exposición oral de una unidad didáctica para la comprobación de tu aptitud pedagógica y el dominio de las técnicas necesarias para el ejercicio docente).

Debes tener en cuenta que en el concurso-oposición no solo se tienen en cuenta las notas de las pruebas selectivas, sino también los puntos que suman los candidatos por los méritos acumulados, ya sean en forma de experiencia profesional o por la realización de cursos. ¡Así que acumula todos los puntos que puedas!

Convertirte en profesor de latín en centros privados

Todos los caminos no conducen al mismo puesto de profesor de latín; también es bastante posible ejercer como profesor en centros privados. La forma de conseguirlo es más o menos la misma.

Cómo impartir latín en centros privados
¿Por qué no enseñas en un centro privado?

El profesor de un centro educativo privado desarrolla con los alumnos las mismas actividades que en un colegio público, pero no es necesario superar una oposición previa que dé acceso a una plaza docente para trabajar como profesor.

Sin embargo, sí hay que contar con estudios universitarios y el Máster de Profesorado. Así, los requisitos necesarios para impartir las enseñanzas de ESO o de Bachillerato en un centro privado son:

  • Tener un título de Licenciado, Ingeniero o Arquitecto, Educación Superior de Graduado o equivalente.
  • Tener la formación pedagógica y didáctica que se establezca para cada enseñanza. Consiste en estar en posesión del correspondiente título de Máster Oficial de Profesorado que habilite el ejercicio de las profesiones de profesor de Educación Secundaria Obligatoria y Bachillerato, Formación Profesional y Enseñanza de Idiomas.
  • Acreditar una cualificación adecuada para impartir las materias correspondientes.
  • Experiencia docente: los candidatos deben de acreditar una experiencia docente previa durante el tiempo establecido en cada caso en un centro público o privado de ESO o Bachillerato.
  • En las Comunidades Autónomas con lengua propia es conveniente poseer el certificado correspondiente que acredite el conocimiento de esta lengua. En muchas ocasiones, los colegios privados y concertados no piden este certificado y se conforman con comprobar que puedes mantener una conversación en ese idioma.
  • En gran número de casos también se solicitan otros idiomas, en especial el inglés y el alemán.

Otra opción es trabajar como profesor de latín en una academia o centro de apoyo escolar. Para conseguirlo, deberás mandar tu CV y pasar una entrevista, como en cualquier otro trabajo.

Cómo convertirte en profesor particular de latín

Cómo ser profesor particular de latín
Los proverbios latinos se aprenden, ¡pero también se transmiten a través de las clases!

Con o sin título universitario, ten en cuenta que puedes convertirte en profesor de latín a pesar de todo: ¡por tu cuenta! Es cierto que convertirse en profesor particular de latín conlleva un largo camino, lleno de obstáculos, pero nada es imposible, sobre todo si sabes cómo hacerlo, ¡y para eso estamos!

La primera forma de hacerte profesor particular es seguir unos estudios para adquirir los conocimientos en latín y la metodología necesarios. No es la solución más sencilla, ya que te llevará unos años. Como ya te hemos explicado, puedes:

  • Sacarte el bachillerato (el bachillerato de Humanidades es el que recomendamos);
  • Obtener un Grado (recomendamos el de Estudios Clásicos);
  • Hacer el Máster Oficial de Profesorado.

Debes tener claro que, para ser profesor particular de latín, no necesitarás ningún título. Es simplemente una garantía que te dará más credibilidad con los estudiantes potenciales y una base de conocimientos necesaria para la enseñanza.

Esta garantía puedes obtenerla por ti mismo, formándote sin estudios establecidos y oficiales, como cursos de latín ofrecidos por establecimientos reputados. También puedes recibir clases de Superprof, la plataforma de clases presenciales y en línea que, gracias a todos los profesores presentes en España, ¡te proporcionará la base para enseñar!

Sea como fuere, aparte de la formación, lo principal será tu pasión por la lengua y la cultura latinas, tu pedagogía y tu disposición a enseñar. ¡Ser profesor de latín es sobre todo el gusto por transmitir conocimientos!

Y como ser profesor particular de latín implicar dominar absolutamente todos los puntos de la lengua y ayudar a los estudiantes, te aconsejamos seguir el mejor método para nosotros: el método del danés Orberg. Este método está disponible en dos volúmenes y dos cuadernos de ejercicios:

  • Lingua Latina per se illustrata, Pars I: Familia Romana,
  • Lingua Latina per se illustrata, Pars II: Roma Aeterna,
  • Exercitia Latina Pars I,
  • Exercitia Latina Pars II.

Te aconsejamos que también inviertas en un diccionario, como el Diccionario de Latín-Español de Santiago Segura Munguía (entre los más vendidos en su género tanto en España como en Latinoamérica).

Ya sea que decidas enseñar en una plataforma de clases como Superprof o ayudarte del boca a boca (amigos, familiares, redes sociales, etc.), no tendrás que preocuparte por el número de plazas o de pasar entrevistas. Teniendo en cuenta el interés de la calidad de tus clases, ¡bienvenido al mundo de la docencia!

¿Se puede enseñar latín sin ningún título?

La gran pregunta que se hacen muchos apasionados de las letras clásicas: ¿es posible enseñar latín sin tener estudios clásicos?

Impartir clases de latín sin título
¿Es necesario el grado para enseñar latín?

Que quede claro: si quieres ser profesor funcionario o impartir clase en un centro privado, es imposible conseguir un puesto sin estudios. Como hemos dicho, hay que tener experiencia en la enseñanza y algunos títulos (el máster, por ejemplo) para encontrar un puesto en el profesorado.

Los títulos son como una garantía para los reclutadores de que los candidatos han adquirido el nivel necesario para poder enseñar. Sin embargo, también es bastante posible convertirse en profesor de latín eligiendo otra vía.

Algunas personas se interesan por el latín algo tarde; otros tomaron clases de latín pero no han conseguido ningún título. Aprender latín o sumergirse en él es algo que se puede conseguir como autodidacta.

Debes tener en cuenta que es muy complicado, pero no imposible si estás motivado. De hecho, a menudo sucede que la motivación disminuye en un momento dado. Al tomar clases de latín, los estudiantes están obligados a continuar con su compromiso, a pesar de la disminución de la motivación. Sin un marco específico, es más tentador rendirse a la primera dificultad o aburrirse.

Si logras tener un buen nivel en latín aprendiendo esta lengua muerta por ti mismo, trata de justificar tu nivel con un profesor antes de comenzar a dar clase. Así, ya puedes ofrecer tranquilamente clases particulares a domicilio.

A pesar de que los profesores graduados tienen más probabilidades de atraer estudiantes, se trata de presentarte y destacar tus puntos fuertes. Al aprender latín por tu cuenta, has podido desarrollar técnicas específicas que pueden ayudar a los estudiantes con dificultades.

También puedes imaginar nuevas formas de clases de latín. A través de videos de YouTube, cursos en línea, ¡todo es posible! Por lo tanto, no te infravalores por no tener ningún título. Evalúa todas las oportunidades que se te presenten.

Las cualidades de un profesor de latín

Aparte de tener los mejores títulos, un profesor de latín (o de cualquier materia) debe tener sobre todo buenas habilidades de escucha y enseñanza para ganarse la confianza de los estudiantes. Algunas de estas cualidades a veces son innatas, pero es muy posible trabajar en ellas.

Ante todo, y no nos cansaremos de decirlo, un profesor debe ser pedagogo. Esto significa que el profesor debe poder explicar claramente sus conocimientos a una audiencia aficionada. Un buen profesor debe ponerse al nivel de sus alumnos para ser comprensible. Y este ejercicio no es tan fácil como se piensa.

Cuando las clases de latín para principiantes parecen fáciles, es difícil entender qué puede bloquear a los alumnos. Por lo tanto, es necesario mostrar empatía para desbloquear a los estudiantes y especialmente ser paciente.

Cualidades de un profesor de latín
Tienes que ser un apasionado para enseñar latín.

No dudes en explicarles varias veces las cosas a los alumnos. Debes pensar también en dar diferentes explicaciones. Cada estudiante puede tener diferentes formas de pensar, por lo que explicar un aspecto de muchas maneras te ayudará a llegar a más alumnos.

Un buen profesor también debe ser capaz de seguir el progreso de sus alumnos y darse cuenta cuando uno tiene dificultades en comparación con los demás. En un grupo, cada estudiante evoluciona a su manera; esta es la dificultad de las clases en grupo de latín.

Pero esta regla se aplica, por supuesto, a los profesores particulares. Debes hacer una evaluación regular del progreso del alumno. Además de alentarlo, también podrás saber cómo continuar tus clases.

Finalmente, una de las principales cualidades de un profesor de latín es, por supuesto, saber transmitir su pasión. El latín no es una asignatura muy popular entre los alumnos. Apasionar a los estudiantes es una misión importante para los profesores de latín.

Cultura, lengua, historia… El latín tiene muchos aspectos. Organiza tus clases de acuerdo con lo que te gustaría aprender si fueras tú el alumno. ¡Y apasiónate tú también!

Profesor de latín: cómo ganar experiencia

Es difícil adquirir experiencia sin practicar frente a los alumnos. Mientras esperas poder tener tu propia clase o tus propios alumnos, intenta progresar en la enseñanza del latín. Por ejemplo, puedes comenzar imaginando tus clases.

Para encontrarte frente a una clase real, puedes realizar las prácticas del máster de profesorado.

También puedes ofrecer talleres en asociaciones. En las ciudades, suele haber estructuras de este tipo que a veces buscan voluntarios para dirigir talleres con audiencias diversas y variadas. Aprovecha la oportunidad de ofrecer tus servicios y organizar talleres de latín. No tienes por qué dar clases como en los institutos y puedes innovar.

Por ejemplo, para atraer a alumnos a inscribirse en tus clases de latín, puedes preparar una receta de cocina de la Antigüedad para que los alumnos la traduzcan con tu ayuda. ¡Una actividad que seguro que fascina a más de uno!

Estos talleres pueden ayudarte a convertirte en un buen profesor.

Ser profesor: cómo preparar tus clases de latín

Cómo organizar tus clases de latín
Preparando las clases por adelantado serás mejor profesor.

Para convertirte en profesor de latín, es importante organizarse bien. No es suficiente estar frente a un alumno para saber cómo impartir una clase de latín. Cada profesor debe tomarse el tiempo necesario para preparar sus clases con mucha antelación.

Una clase puede ser de diferentes formas. Si trabajas en un centro público, deberás seguir el programa impuesto. Pero nada te impide divertirte integrando actividades más divertidas que las simples traducciones literarias.

Los profesores particulares tienen un poco más de libertad porque pueden elegir el programa que quieran según las necesidades de los alumnos. Si un estudiante quiere descubrir la lengua, la historia y la cultura latinas, puedes valerte de recursos modernos como vídeos, etc.

Pero, sobre todo, tómate el tiempo necesario para hablar con tus alumnos para averiguar qué esperan de las clases y cuáles son sus necesidades. De esta forma, podrás personalizar las clases según el carácter y los objetivos del alumno.

Se necesita aproximadamente una hora de preparación para una hora de clase.

¿Qué salario tienen los profesores de latín?

Salario de los profesores de latín
¿Enseñar latín frente a una clase es tu objetivo? ¡Es posible!

De profesor de secundaria a catedrático, el salario de un profesor de latín puede variar drásticamente, ya que entran en juego muchos criterios, como la antigüedad o la forma de enseñar.

Por ejemplo, el sueldo de un profesor de secundaria se compone de un salario base, que es de 1109 euros mensuales en todas las Comunidades Autónomas, más ciertos complementos que hacen que el sueldo mínimo se sitúe entre los 25 000 y los 35 000 euros anuales (es decir, entre unos 2000 y 3000 € al mes).

En cuanto a los profesores universitarios, un profesor de universidad catedrático tiene un sueldo de entre 3000 y 6000 euros mensuales, mientras que un profesor universitario titular puede cobrar unos 2000 € mensuales, pero pueden aumentar su sueldo por méritos.

Por otro lado, están los titulares interinos, que cobran unos 1000 euros al mes, y los profesores ayudantes doctores y los asociados, que, dependiendo del número de horas de docencia, tienen un sueldo muy reducido que comprende entre 300 y 700 euros.

A estos salarios se les puede sumar, según cada caso, los llamados trienios (por antigüedad como funcionario), quinquenios (por docencia) y sexenios (por investigación). Las cantidades implicadas son:

  • Por trienio: unos 40 €/mes.
  • Por quinquenio: unos 120 €/mes.
  • Por sexenio: unos 120 €/mes.

En cuanto al sueldo de un profesor particular de latín, la cifra puede variar bastante. Al inscribirte en plataformas de clases presenciales y en línea como Superprof, el precio medio de una clase de latín se sitúa en los 12 €, dependiendo del prestigio y la calidad del perfil del profesor. Si en una semana impartes 25 horas de clase, podrás cobrar 1200 €, pero obviamente es una estimación, hay que saber adaptarse y encontrar clientes habituales. ¡Ánimo!

Ya quieras ser profesor de secundaria, profesor universitario o profesor particular, ser profesor de latín es una elección de profesión muy honorable, que pone la cultura general en un pedestal y da a los estudiantes el poder de integrarse al mundo con la cultura como aliada. ¡Su futuro está en tus manos!

 

¿Necesitás un profesor de Latín?

¿Te gustó este artículo?

0,00/5, 0 votes
Cargando…

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.