Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Ballet clásico: ¿qué taller de danza para adultos escoger?

Publicado por Elvira, el 20/09/2017 Blog > Arte y ocio > Baile > Danza Clásica Adulta: ¡Encuentra tus Clases Ideales!

Los grandes bailarines no destacan por su técnica, sino por su pasión. Martha Graham

A partir de esta cita, ¿qué escusa tienes para no apuntarte a un curso de danza clásica?

Aunque creas que ya ha pasado el tren para poder asistir a un curso de baile, no te preocupes, nunca es tarde para pisar el suelo de un salón de baile sin ningún temor.

Por supuesto, no te convertirás seguramente en la bailarina estrella de El Lago de los Cisnes, pero sí que es posible progresar a tu ritmo y cumplir tus objetivos más humildes.

Practicar la danza clásica también requiere rigor y perseverancia, aunque eso ya lo sabes, ¿verdad?

¡Ponte tus zapatos de baile y a bailar! Aquí te damos nuestros consejos para encontrar las clases de baile perfectas.

¿Se puede empezar a aprender la danza clásica a cualquier edad?

Aprender ballet: ¿edad? Es posible aprender danza clásica a cualquier edad.

Lo ideal en la danza clásica es comenzar desde los 5 o 6 años con un curso de iniciación y continuar durante los siguientes años hasta conseguir unos buenos resultados. Una vez pasados los 8 años de edad, ya no se puede adquirir ni flexibilidad ni elegancia, características inherentes en las bailarinas clásicas.

El ballet clásico es la base de todos los bailes y es esencial empezar aprendiéndolo.

¿Has puesto alguna vez la edad como excusa para no iniciarte en la danza clásica?

Vamos a dejar las cosas claras. Sí, es posible empezar a aprender ballet a los 15, 20, 30, 40, 50 o incluso 60 años. Eso sí, se tratará de una práctica como afición.

Es indudable que la danza clásica requiere un gran esfuerzo para aprehenderla.

No obstante, al igual que la pregunta «Soy un hombre, ¿puedo hacer danza clásica?» puede parecer absurda, la cuestión de la edad también. La danza clásica no se reserva únicamente a las niñas pequeñas.

Siempre que se trate de hacerlo por placer, que tengas la voluntad de progresar y el interés por el arte, la danza clásica está abierta a todos.

Sin embargo, hay que estar en buena forma física. La práctica de la danza es un verdadero deporte, hace falta tener una buena condición cardiovascular y locomotora. Las antiguas lesiones que tengas pueden frenar tu progreso o incluso evitar que hagas ciertos movimientos, por lo que coméntalo siempre con tu profesor de baile.

Descubre también los orígenes y la historia del ballet.

¿Es posible retomar las clases de danza clásica después de haberlas dejado durante unos años?

Un domingo en familia, puedes volver a ver tus vídeos de baile del colegio, de la escuela de danza o del conservatorio. Quizá tenías 10 o 15 años por aquel entonces.

Desde esa época, tus puntas o semi-puntas acumulan polvo en el ático.

No obstante, quieres volver a retomar la danza.

Si es este tu caso, no pienses que es algo descabellado reanudar las clases de danza clásica después de un parón de unos 10 o 20 años. Eso sí, olvídate de tus actuaciones anteriores. Aunque aún tengas el chip «danza clásica» en tu cerebro, puede ser que no te acuerdes ya de lo que viste.

Será un recuerdo vago de un «pas-de-deux», de un «entrechat» o de una pirueta, pero tendrás que empezar prácticamente desde cero.

Además, debes tener en cuenta la edad, el cuerpo y evitar compararte con tu «yo pasado», pues puedes desmotivarte.

Afición: danza clásica. Por falta de tiempo o por los cambios de la vida, a veces nos vemos obligados a dejar una afición que nos gusta.

Además, los estiramientos y el calentamiento en la edad adulta cobran aún mayor importancia para evitar cualquier riesgo de lesión.

Mantente alerta y si no ves progreso, pídele al profesor que te haga una evaluación, pues será más objetivo.

¿Por qué comenzar a aprender danza clásica en la edad adulta?

Existen múltiples razones por las que puedes querer empezar (o retomar) la danza clásica:

  • Llevar a cabo un sueño de cuando eras niña. Este es el caso de María, que tiene 26 años y un año de práctica de ballet: «Estaba deseando volver a ponerme el tutú, pero como nadie en mi familia había bailado antes, no me atrevía».
  • Olvidar los prejuicios. Cuando somos pequeños, puede ser difícil pedirles a los padres que nos apunten a clases de danza clásica. De hecho, puede ser que uno tema que otros lo vean e incluso tener que enfrentarse a los prejuicios y opiniones dañinas sobre que esta disciplina es una disciplina para niñas. Cuando pasan los años, no nos importa. Olvídate de los demás y lánzate a hacer lo que te gusta.
  • Ganar en flexibilidad. Después de unas semanas de clases, podrás ganar en flexibilidad gracias a los ejercicios, que reafirmarán los músculos y limitarán los riesgos de lesionarse.
  • Corregir la postura corporal y decir adiós al dolor de espalda. ¿Has visto alguna vez a una bailarina enchepada en la silla? Gracias al ballet, aprenderás a estar derecho, a corregir tus vicios y a no tener más dolores de espalda.
  • Integrarse en un grupo sin necesidad de competir. Lejos de las rivalidades que pueden aparecer en las compañías de bailarines profesionales, el ambiente en los cursos de adultos es mucho más relajado y amistoso. No hay que llevar mallas o tutú, simplemente un atuendo cómodo que nos permita mostrar las rodillas y la cintura para que el profesor nos diga si corremos el riesgo de lesionarnos en caso de que nos equivoquemos.
  • Trabajar la memoria. La danza clásica requiere que el cerebro y los abdominales, las piernas, las nalgas o los brazos se coordinen. Tendrás que trabajar la memoria para acordarte de los pasos y de las secuencias. Una manera perfecta de luchar contra el envejecimiento.

Sueños de bailar. Lleva a cabo ese sueño que has tenido desde pequeña de montarte en tus puntas y ponerte el tutú y bailar.

Principiantes adultos: escoge unas clases de técnica básica

La mejor opción si quieres estudiar la danza clásica en la edad adulta es escoger un curso de técnica básica. Por lo general, se trata de un curso de danza clásica más asequible. Los movimientos básicos se descomponen para poder permitir el dominio progresivo de pasos y posiciones básicos de baile.

Se suele tardar unos meses en sentirse cómodo con los movimientos básicos. Después de eso, es hora de pasar a un curso para principiantes, donde los conceptos básicos ya se han adquirido y donde se pondrá en práctica la faceta coreográfica.

El enfoque de las clases de técnicas básicas es más anatómico e incluso deportivo. Se trata de una manera de escapar de la presión y la intimidación que podemos sentir cuando empezamos con la danza clásica. No se trata de un movimiento dinámico, ni de una coreografía, se trata de una descomposición de movimientos para poder asimilarlos mejor. Se empieza por descomponer los movimientos de los pies y de las piernas antes de añadir los movimientos de los brazos.

Estos cursos están dirigidos a tres tipos de públicos:

  • Los que nunca han practicado ningún tipo de baile.
  • Los que han hecho algo de ballet, pero hace mucho tiempo.
  • Los que han practicado otros tipos de bailes, pero no tienen nada de base de clásico (danza moderna, jazz dance, danza contemporánea, danza oriental, salsa…).

Este es el enfoque escogido por Lorena López, del Instituto Stanlowa de París. Según ella, antes de poder afirmar que queremos continuar con la danza clásica, tendremos que asistir al menos a unas 20 clases. A partir de ese momento, ya podremos evitar los errores y empezar a perfeccionarlos.

La danza clásica también implica paciencia, rigor y voluntad. No te rindas demasiado pronto.

Ejemplos de clases para adultos por toda España

Ventajas de los adultos en la danza clásica. La ventaja de comenzar las clases de clásico siendo adulto es que podemos ponernos las puntas con tan solo un año más o menos de práctica, cosa que es casi imposible en los niños.

Para asistir a una clase de prueba o tomar clases de danza clásica para adultos, existen múltiples centros que ofrecen a lo largo de la geografía española opciones para desarrollar la expresividad, la gestualidad y el «cupé»:

Madrid

Si estás en la capital, podrás escoger entre las siguientes escuelas y conservatorios de danza clásica para tus clases baile Madrid:

  • Conservatorio Carmen Amaya
  • Centro de Danza Carmen Roche
  • Fortea
  • Real Conservatorio Profesional de Danza Mariemma

¡También puedes ponerte en contacto con uno de nuestros profesores para clases de salsa Madrid entre otras!

Barcelona

Si quieres recibir clases de baile barcelonaclases de salsa barcelona, escoge el Centre De Grau Mitjà De Dansa Laie en Barcelona que propone cursos para adultos principiantes que nunca hayan tenido contacto con el ballet. El ambiente es totalmente cordial y distendido.

Valencia

En Valencia encontrarás varias opciones a la hora de iniciarte en el clásico a la edad adulta. Tanto el rigor como la disciplina son la clave en cualquiera de los centros que escojas:

  • Conservatorio Profesional de Danza de Valencia
  • Estudio Danza María Carbonell
  • Escuela de danza Mari Cruz Alcalá
  • Escuela de danza Valencia

Málaga

El Conservatorio Profesional de Danza de Málaga ofrece cursos de iniciación al clásico para los alumnos que no tienen base o que ya se hayan iniciado pero no han estado en contacto con la disciplina artística durante un período largo de tiempo. No existe límite de edad.

Sevilla

Opta por un curso de clásico para adultos en el Conservatorio Antonio Ruiz Soler si buscas clases técnicas y artísticas, pero, sobre todo, un buen ambiente.

Palma

El Conservatorio Profesional de Música i Dansa de Mallorca acoge adultos principiantes para las clases de clásico. Podrás aprender las bases de la danza clásica en un ambiente totalmente distendido. El placer es la piedra angular de este curso.

 

Para concluir…

  • Al igual que no hay límites en cuanto al sexo, la edad tampoco supone un impedimento a la hora de iniciarse en la danza clásica como afición.
  • Si has parado de practicar el ballet durante unos años, tendrás que aceptar que habrás olvidado parte de los contenidos básicos de la danza clásica y que tu cuerpo habrá cambiado.
  • El ballet clásico ofrece numerosos beneficios: flexibilidad, memorización, posturas…
  • Opta por un curso de técnica básica del clásico antes de lanzarte a un curso para principiantes. A menudo, los cursos para principiantes ya parten de una base. Pídele consejo a tu profesor.
  • Busca qué escuela o centro de baile te conviene más en tu ciudad y asiste a un curso de danza clásica.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

5
Dejar un comentario

avatar
3 Comment threads
2 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Angela ValeriaMarta Sabucedo IglesiasKarinaGaspard MaldonadoAndrea Recent comment authors
newest oldest most voted
Andrea
Invitado
Andrea

Excelente informe! Me ayudo a tomar la decisión de hacer danza clasica a los 40!

Gaspard Maldonado
Admin
Gaspard Maldonado

Hola Andrea y gracias por comentar
Nunca es demasiado tarde para lanzarte, ¡tienes toda la razón!

Karina
Invitado
Karina

Amo la danza clasica desde que tengo uso de razon pero jamas pude estudiar y este articulo me ayudo a terminar de decidirme hacerlo ahora y a decirles a todos los que me dijeron ahora vas a empezar les digo sii ahora. tengo 45 años.

Marta Sabucedo Iglesias
Admin
Marta Sabucedo Iglesias

Hola Karina,

¡Nos encanta oír eso! Está claro que no hay edad para aprender. Bravo, Karina, eres todoun ejemplo.

Un saludo : )

Angela Valeria
Invitado
Angela Valeria

Voy a cumplir 19 años, y toda mi vida quise aprender a bailar ballet, no tengo ninguna experiencia en nada del baile, mas que en los escolares, y ahora sé es posible que pueda hacerlo, muy buen articulo, gracias 🙂