Durante el período que duró la ocupación musulmana en la Península Ibérica (711-1492) numerosos científicos árabes vinieron a realizar su labor y a llevar a cabo investigaciones en distintos campos.

Así mismo, al-Ándalus vio nacer a notables científicos hispanoárabes que colaborarían con el desarrollo de la ciencia en diferentes campos. Las matemáticas, la ingeniería, la astronomía, la medicina o la botánica son algunos de las ámbitos en los que se llevaron a cabo investigaciones durante este período.

La ciencia en al-Ándalus está considerada como la más floreciente de la Edad Media en Europa. Los científicos andalusíes continuaron con el legado de los desarrollos llevados a cabo por la cultura clásica de los griegos y adoptaron y desarrollaron ideas que llegaban de diferentes zonas de Asia, como los avances científicos provenientes de India y de China.

El desarrollo de la ciencia en la sociedad andalusí

De la sociedad andalusí destaca su alta alfabetización en comparación con el resto de Europa. Esto se debe a que los árabes utilizaban y escribían sobre papel y había abundantes libros. En el resto de Europa se escribía sobre el cuero de los animales, por lo que el precio de los libros era más alto, por lo que solo las clases sociales más adineradas tenían libros.

En al-Ándalus había incluso bibliotecas. Destaca la biblioteca de al-Hakam II en Córdoba, que tenía 400 000 volúmenes. Es una cantidad enorme para la época. En las obras de esta biblioteca destacan las traducciones de las aportaciones a la ciencia en la época medieval y las traducciones de obras griegas.

Aportaciones de la ciencia andalusí

En este apartado repasaremos brevemente las investigaciones que se desarrollaron durante la época de al-Ándalus en los diferentes campos de la ciencia.

La medicina

La medicina andalusí se inspira de obras médicas de la cultura griega y de la medicina oriental.

En al-Ándalus médicos musulmanes, cristianos y judíos trabajaban juntos. En la medicina andalusí existían tres tipos de médicos que se nombraban con tres conceptos distintos y determinaban el nivel de experiencia. Según la experiencia, realizaban unas tareas médica u otras. Los tres tipos de médicos eran: hakim (sabio) que era el médico que curaba por similitud; tabib, que empelaba los contrarios; y mutatab, que era el ayudante de los dos anteriores.

Destaca la figura de Averroes (1126-1198), nacido en Córdoba, ya que elaboró una completa enciclopedia médica.

Los filósofos del Califato de Córdoba.
Monumento a Averroes. Foto de Historia de España.

En cuanto a la medicina aplicada, destaca el papel del cirujano Abul Qasim Khalaf ibn al-Abbas al-Zahrawi, nacido en 936 cerca de Córdoba. Abulcasis fue el escritor de la conocida enciclopedia médica Al-Tasrif.

La astronomía

Los astrónomos andalusíes elaboraron tablas astronómicas con precisión y desarrollaron métodos geométricos y trigonométricos. Así mismo, elaboraron instrumentos de medida como azafeas (instrumento de observación astronómica para la resolución de problemas de astronomía esférica y astrología), ecuatorios (instrumento astronómico empleado para encontrar las posiciones del Sol, la Luna y los planetas), nocturlabios (instrumento utilizado para determinar el tiempo en función de la posición de una determinada estrella en el cielo nocturno) y astrolabios (instrumento astronómico que permite determinar la posición y altura de las estrellas sobre el cielo).

Podemos destacar a Ibrahim ibn Sahli como astrónomo.

La rama de la astronomía que más avanzó fue la gnomónica, ya que se elaboraron cuadrantes solares en esta época.

Las matemáticas

Abu-l-Quasim Maslama ibn Ahmad al-Faradi al-Hasib el-Qurtubí al-Mairití, alias Maslama de Madrid, fue el matemático más notable de al-Ándalus. Ibn al-Samh e Abu-l-Quasim Asbag fueron sus discípulos. Destaca también Al-Qalasadi.

La mayoría del desarrollo matemático de la época fue aplicado a la astronomía y a la astrología.

La ingeniería

La ingeniería arquitectónica andalusí es más que salientable. La construcción de las mezquitas es fruto de un gran desarrollo de la ingeniería y una correcta aplicación de las matemáticas.

Entre los elementos de la arquitectura más desarrollados en la península durante la ocupación musulmana tenemos los hammam (grandes zonas de agua para bañarse y asearse), las fortificaciones, las madrasas (escuelas)...

Por otro lado, los materiales más utilizados por los constructores moriscos fueron el ladrillo, el yeso y el mármol.

Las corrientes artísticas que se sucedieron en la arquitectura andalusí fue el estilo almorávido, el almohade, el taifal, el mudéjar y el nazarí.

La botánica

El desarrollo de la medicina en los reinos de taifas.
Páginas de un libro sobre farmacología. Foto del blog España y su Historia.

La medicina y la farmacopea estaban muy ligadas a la botánica, por lo que muchos médicos eran a la vez farmacéuticos y expertos en botánica. Destaca el papel de Ibn al-Baitar, considerado el mejor botánico después de Dioscórides.

En cuanto a acciones concretas en el campo de la botánica llevadas a cabo durante al-Ándalus destaca la taxonomía (clasificación) de especies botánicas realizada por un equipo de médicos de Córdoba, dirigidos por el monje bizantino Nicolás. Esta taxonomía sería utilizada como base de la escuela famacológica andalusí.

La historia de la ciencia

Los escritos en la rama de historia de la ciencia demuestran que la ciencia importaba en al-Ándalus, que era un campo sobre el que valía la pena reflexionar, escribir e investigar.

En los escritos andalusíes se reflexiona sobre la ciencia en general, su evolución, los éxitos y los fracasos, cómo se desarrolló y cómo se puede seguir desarrollando, etcétera.

El historiador de la ciencia más destacado es Said Al Andalusi, también conocido como Said Benayad, nacido en 1029 en Almería. Said es el autor del Libro de las Categorías de las Naciones. En este libro Said Benayad plantea que las naciones se pueden dividir en dos categorías, las que han mostrado interés por la ciencia y las que no. Gracias a las primeras es que se han desarrollado formas de saber y las diferentes clases de conocimiento. A estas naciones que se han interesado por la ciencia las agrupa en ocho grandes pueblos: los persas, los caldeos, los indios, las gentes de Egipto, los griegos, los árabes, los hebreos y los romanos.

Científicos de al-Ándalus

En este apartado vamos a mencionar algunos de los pensadores y científicos de la época de la ocupación musulmana en la Península Ibérica que han pasado a la historia. Como ya has visto en el apartado anterior, en la época de al-Ándalus la ciencia era un campo de estudio importante y se dieron notables avances en muchos de ellos.

Abbás Ibn Firnás

La influencia de la astronomía andalusí.
La primera persona que se atrevió a volar.

Fue un protohumanista, científico y químico de familia bereber que nació en Málaga y murió en Córdoba (810-887). Construyó el primer planeador de transporte humano. Fue un brillante filósofo y tenían sólidos conocimientos en física, química y astronomía.

Abbás fue incluso profesor de poesía en la corte de Abderramán II.

Entre sus inventos más destacados está el diseño del reloj de agua o clepsidra.

Abraham ben Meir ibn Ezra

Aben Ezra (Tudela, 1092-Calahorra, 1167) lleva el sobrenombre de el Sabio. Fue un judío andalusí que destacó por sus conocimientos en muy diversos ámbitos: la filosofía, la gramática, la poesía, la astronomía, la medicina y la matemática.

Era un gran viajero y tuvo la oportunidad de visitar el norte de África, Egipto, Israel y conocer parte de Europa (Italia, Inglaterra, Francia).

Ibn Gabirol

Este hispanojudío nació en Málaga en 1020 y murió en Valencia en 1057. Es el autor de numerosas elegías y panegíricos, fue un gran poeta.

De Avicebrón (su nombre latinizado) es la célebre frase:

«La paciencia cosecha la paz y la prisa, la pierde».

En el campo de la filosofía destaca su obra neoplatóncia Fons vitae (La fuente de la vida).

Abenalsid

Ibn al Sīd nació en 1052 en Badajoz y murió en 1127 en Valencia. Desarrolló su labor como filósofo en la doctrina neopitagórica.

Abenalarif

Ibn al-Arif nació en el seno de un familia sufí en Almería en 1088 y murió en Marrakech en 1141. Destaca por su obra poética: Maḥāsin al-majālis, Mahasin al-machalis y Miftah al-sa`ada wa-tahqiq fariq al-sa`ada.

Abdallah al-Bakri

Nació en Huelva en 1014 y murió en 1094 en Córdoba. Su área de estudio e investigación fue la geografía, la filología, la teología, la historia y la medicina.

Es el hijo de uno de los gobernadores de la provincia de Huelva y vivió en diferentes ciudades del sur.

Destaca su labor como escritor y geógrafo sobre el comercio transahariano y las ciudades de la curva del río Niger. De cada lugar describía el clima, la botánica, la geografía y las ciudades.

Azarquiel

Az-Zarqali fue un astrólogo, astrónomo, matemático y relojero que nació en Toledo en 1027 y murió en Sevilla en 1087.

La importancia de la ingeniería de al-Ándalus.
Las Tablas de Toledo. Foto de www.astromia.com

Este astrónomo fue quien de encontrar cuál era el movimiento del apogeo solar, la distancia solar entre el Sol y la Tierra. Así mismo, escribió sobre tablas e instrumentos astronómicos y astronomía teórica: Las Tablas de Toledo, Almanaque, Sobre el año solar, Tratado sobre la invalidez del método de Ptolomeo.

Ibn Jaldún

Nacido en 1332 en Túnez y muerto en 1406 en El Cairo, su familia fue la dueña de la Hacienda Torre de Doña María que se sitúa en la actual Dos Hermanas, Sevilla.

Está considerado como uno de los fundadores de la historiografía y de la sociología moderna, además de ser un gran filósofo de la historia, economista y demógrafo. Es una gran figura en el campo de las ciencias sociales.

De sus obras podemos destacar el Libro de la evidencia, registro de los inicios y eventos de los días de los árabes, persas y bereberes y sus poderosos contemporáneos.

¿Conocías todos estos datos sobre el desarrollo científico en al-Ándalus? ¡Nunca dejes de aprender con Superprof!

¿Necesitas un profesor de Árabe?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 2 voto(s)
Cargando…

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.