Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo enseñar matemáticas a una persona con dislexia? 

Publicado por Eva, el 28/01/2018 Blog > Apoyo escolar > Matemáticas > Consejos para Enseñar Matemáticas a un Disléxico

Aprender matemáticas no es algo fácil. Si das clases particulares matematicas, sabrás sin duda que enseñarlas es una tarea que requiere mucho rigor, concentración, organización y empatía con el fin de ponerse en el lugar del alumno y proporcionarle lo que él necesita para subsanar sus lagunas.

Descubre los mejores métodos para enseñar matemáticas a los niños.

Dislexia: características

Antes de entrar en detalle sobre los distintos métodos de enseñanza para niños con dislexia, debemos entender en qué consiste este trastorno.

En líneas generales, podemos identificar la dislexia como un trastorno que hace que la persona que lo padezca tenga dificultades para leer, escribir e incluso hablar. A veces se confunde erróneamente con otras dificultades de aprendizaje que provocan unos problemas parecidos, por eso es importante que se diagnostique correctamente.

Para ello, debemos esperar hasta los 8 años, aproximadamente, que es cuando los niños empiezan a leer escribir y, por tanto, es cuando podemos empezar a notar ciertas discrepancias.

Según el manual internacional de trastornos metales CIE-10, los disléxicos presentan dificultades para recitar el alfabeto, llamar a las letras por su nombre, clasificar los sonidos o incluso hacer rimas sencillas. Tienden a omitir, sustituir, invertir o añadir palabras en su lectura y les cuesta comprender los textos escritos.

La organización DISFAM (Dislexia y Familia) afirma que:

El principal problema que tiene la dislexia es que no es compatible con nuestro sistema educativo, pues, dentro de este, todos los aprendizajes se realizan a través del código escrito, por lo cuál el niño disléxico no puede asimilar ciertos contenidos de materias como Conocimiento del Medio, porque no es capaz de llegar a su significado a través de la lectura.

La propia DISFAM cuenta con un protocolo de detección denominado PRODISLEX, que busca ayudar a padres y profesores a detectar lo antes posible si sus hijos o alumnos padecen este trastorno de aprendizaje.

La dislexia tiene que ser diagnosticada correctamente por un profesional. Es muy importante aprender a identificar la dislexia a tiempo. Foto: TheDyslexicBook.com on Visual Hunt / CC BY

Ante estas dificultades, lo mejor que podemos hacer es recurrir lo antes posible a la ayuda de un psicólogo o neuropsicólogo que haga un diagnóstico completo y determine si de verdad padece dislexia.

¿A qué nos referimos con que los disléxicos tienen dificultades de lectura? Pues a que «papá» lo leen como si fuese «appa» o que «mesa» se convierta en «meas».

De todos modos, la dislexia puede presentarse en múltiples variantes porque no todos los niños leen ni hablan de la misma manera.

Por un lado está la dislexia fonológica que es la que solemos identificar comúnmente como dislexia. ¿En qué consiste? Pues que a un niño con dislexia le podemos decir una palabra en voz alta y sabrá repetirla correctamente, pero si le pedimos que la divida en sílabas o sonidos, no sabrá cómo hacerlo.

De esta misma manera, también les cuesta relacionar sonidos con grafemas.

Por otra parte identificamos la dislexia superficial, que está relacionada con la fluidez de la lectura y la capacidad de los niños para deletrear las palabras y pronunciarlas fonéticamente. Para leer bien y con fluidez, debemos ser capaces de identificar las palabras sin necesidad de decirlas en voz alta (y, así, oírlas).

Por último podemos hablar de la dislexia profunda o mixta, que se da en aquellos casos en los que los procesos de lectura, fonología y visión están dañados. Los niños con este trastorno presentan graves dificultades para descifrar el significado de la palabra y tienen errores semánticos o paralexias, de modo que confunden palabras que pueden estar semánticamente relacionadas. Además, los que padecen este tipo de dislexia no entienden fácilmente las palabras abstractas, los verbos y los conectores.

Dislexia vs. Discalculia

Como hemos dicho anteriormente, es importante identificar la dislexia a tiempo y de manera correcta para asegurarnos de que la afrontamos de la mejor manera posible.

La discalculia es un trastorno similar con el que muchos la confunden. Sí, aunque el nombre no te suene, quizás en algún momento hayas podido pensar que los síntomas de la discalculia son síntomas de dislexia.

¿En qué consiste la discalculia?

La discalculia es un trastorno específico del aprendizaje de matemáticas por el cual quienes la padecen tienen dificultades para entender conceptos relacionados con números o con los símbolos matemáticos.

¿Qué problemas presenta una persona con discalculia?

  • Dificultad para aprender a contar.
  • Problemas para hacer cálculos sencillos.
  • Problemas para entender gráficos.
  • Dificultades para memorizar elementos de listas o números telefónicos.
  • Dificultades para aplicar las matemáticas a situaciones de la vida cotidiana.

Así, los niños con discalculia necesitan una enseñanza específica que refuerce su aprendizaje matemático. Necesitan aprender estrategias para resolver problemas matemáticos y un enfoque multisensorial (que describiremos más adelante) para entender los principios matemáticos y llevarlos a la práctica.

La dislexia es un gran obstáculo para los niños. Las dificultades de aprendizaje hacen que los niños tengan muchos problemas para avanzar en sus estudios. Foto: Bindaas Madhavi on VisualHunt.com / CC BY-NC-ND

Las mates frente a las dificultades de lectura y de escritura

Sea cual sea la dificultad del alumno, lo que importa es que este último se sienta cómodo en matemáticas, pero también en las otras disciplinas. En esta ocasión, es lo que va a acondicionar su interés por las mates.

La dislexia es una dificultad de aprendizaje de la lectura pero también de la escritura. Esta deficiencia va a afectar a los otros aspectos de la vida del alumno, como su capacidad de memoria, su concentración o aún más, su sentido de la organización.

Para asegurarse de enseñar bien las mates a una persona disléxica – ya sea un niño, un adolescente o un adulto – tienes que utilizar métodos de aprendizaje que incluyan  un enfoque multisensorial.

Esto va a ayudarles a desarrollar una verdadera consciencia de ellos mismos, así como a impulsar sus facultades cognitivas.

¡Todos los niños pueden aprender matemáticas!

El enfoque multisensorial

Este enfoque implica la utilización de varios de nuestros sentidos como la vista, el oído, el tacto y el movimiento.

¿Cómo hacerlo exactamente?

Un aprendizaje visual y sensorial

Para enseñar mates, es necesario que el aprendizaje sea lo más visual y sensorial posible.

Utiliza tarjetas en las cuales escribas una fórmula o un concepto en particular. Ilústralas, si es posible, con el fin de implicar a las capacidades motrices y auditivas.

Integra actividades lúdicas en el tiempo de aprendizaje: efectivamente, la capacidad de concentración es más reducida que en el caso de otro alumno, esto le va a ayudar a implicarse más en el proceso de aprendizaje.

Desde el punto de vista del alumno, este tipo de actividades le interesan más, son más gratificantes para él, tendrá un sentimiento de realización y ya no tendrá miedo a las mates.

Utiliza toda la gama de colores de manera intencionada: los índices visuales ayudan a las personas disléxicas a comprender lo que está escrito en una hoja de papel.

La visualización de los conceptos facilita el aprendizaje a los niños con dislexia o discalculia. Las nuevas tecnologías ayudan a fomentar un aprendizaje más visual.

El color se puede utilizar para escribir sobre un soporte como la pizarra, los números decimales se pueden escribir en un cierto color, mientras que la nota del alumno será de otro color (escoge otra opción al rojo, el cual conlleva una connotación universalmente negativa).

El empleo del tiempo

Las personas disléxicas tienen dificultades con la noción del tiempo por eso no pueden concentrarse durante mucho rato.

Se pueden distraer fácilmente por un elemento externo y si tienen que escuchar un largo sermón, un discurso o seguir un vídeo que dura más de 10 ó 15 minutos, su facultad de concentración cae rápidamente.

No hay que olvidar que los disléxicos también tienen problemas de memoria a corto plazo, lo que va a convertir el tomar apuntes y la comprensión de simples instrucciones en algo difícil.

Descubre seis formas de enseñar matemáticas a tu hijo en casa.

¿Cómo enseñar mates en estas condiciones?

Tómate tu tiempo y no te precipites por terminar la lección: deja tiempo a tu alumno para que copie lo que has escrito en la pizarra.

Es importante asegurarse de que el alumno ha asimilado bien las explicaciones antes de pasar al siguiente tema.

Repite las instrucciones tantas veces como él lo necesite, acompaña tus frases con palabras-clave que hayas repetido varias veces para que el alumno las entienda, las integre en su vocabulario y en sus clases de matematicas.

 Trabajar la concentración y la motivación

Haz pausas frecuentemente: la concentración, pero también el simple hecho de permanecer todo el tiempo sentado, es algo díficil para los disléxicos.

Necesitan moverse, alternar las actividades, por lo tanto, no dudes en pasar de una actividad a otra y de volver a la actividad de aprendizaje después.

Además, la dislexia solo es un freno en el aprendizaje. Una vez domine sus dificultades, el alumno puede progresar en mates muy rápidamente.

El alumno tiene que ser consciente de su margen de maniobra.

Los niños con dislexia deben saber que pueden conseguir todo lo que se propongan. ¡Nada es imposible!

Contar con los apoyos adecuados

Las personas disléxicas tienen problemas de memoria, sobre todo a corto plazo, es por lo que se recomienda darles información (con soportes visuales, a ser posible) que resuma las clases, los temas o el concepto sobre el cual trabajas.

Utiliza referencias visuales como los asteriscos, las viñetas o los números para llamar la atención sobre las informaciones evidentes. 

Trabajar en la organización y en la estructura

Para enseñar mates a una persona con dislexia, tienes que ayudarla con su organización y en la manera de estructurar sus clases particulares de matematicas y su forma de pensar.

Tendrás que crear  durante las clases lo que se llama modelos de organización y será necesario animar al alumno a que los lleve a la práctica en su casa, en su vida diaria.

  • Utiliza carpetas de cartón para diferenciar las clases y los temas, esto permitirá encontrar más rápidamente lo que se busca. En este punto, establece un código de colores para cada carpeta.
  • Respeta el programa diario: el disléxico tiene problemas para planificarse a corto y medio plazo, por lo que es preferible establecer un programa diario para que sepa lo que le espera. Cuelga el programa en la pared de su habitación si eres un profesor particular o en la clase para que pueda consultarlo los más regularmente posible.
  • Finalmente, considera la idea de que el alumno utilice un cuaderno de ejercicios o si no, una agenda, y hazle escribir los ejercicios diarios en su cuaderno.

Plantear otros recursos

Cuanto más multipliques los soportes y recursos, más cosas conseguirás hacer aprender a tu alumno con dislexia.

Si es posible, intenta animar la tutoría con otros profesores: tan bueno para el alumno como para ti, es una oportunidad de tener apoyo extra.

El alumno también tiene que poder compartir lo que vive, lo que aprende con otros alumnos.

Sobre todo, no hay que dudar en llamar a un especialista para que el alumno se sienta integrado con sus compañeros de todos los días.

También, numerosas herramientas tecnológicas son apropiadas para la enseñanza de una materia como las mates: juegos, tratamiento de textos, softwares de control de la voz, o incluso grabaciones digitales de voz.

La vieja escuela también es una solución. Existen muchos libros para progresar en mates. 

¿Crees que los chicos son mejores en matemáticas que las chicas?

Trucos para enseñar mates a un alumno con dislexia

  • No propongas al alumno disléxico que copie las palabras como método de memorización.
  • En cada comienzo de clase, recuérdale lo que ha hecho y lo que ha visto en la clase anterior.
  • Divide todas tus instrucciones: preséntalas bajo forma de secuencias y no bajo forma de largas instrucciones. Deja siempre un rastro visual de diferentes tareas que hay que llevar a cabo.

Utiliza los colores para todo lo que inicies, el color ayuda a la memorización: propón el subrayar las palabras-clave, escribirlas en negrita, con el fin de resaltar lo importante de las clases de matematicas.

  • Vuelve de forma frecuente sobre los conceptos aprendidos los días anteriores para consolidarlos.
  • Distribuye los deberes: en lugar de que el alumno aprenda 3 teoremas en 15 días, fracciona este aprendizaje haciéndole aprender solo uno por semana y comprueba que lo haya aprendido correctamente.

Para ayudar a un disléxico a que aprenda mates, ayúdale a memorizar los elementos esenciales, dale la oportunidad de representar los acontecimientos principales a través de esquemas, de gráficos o de dibujos. Es necesario, poco a poco y con el aprendizaje, que el alumno realice sus propios apuntes, para que obtenga una verdadera ayuda para la memoria.

  • Al final de cada clase, anota los puntos esenciales de una manera simple en forma de palabras-claves o en la pizarra. El objetivo es el de extraer lo importante de la clase en algunos conceptos fácilmente localizables.

Lo vemos, enseñar mates a un alumno disléxico, sea cual sea su edad, no es tarea fácil, es por lo que la ayuda y la colaboración de un profesional pueden resultar muy útiles.

Las nuevas tecnologías ofrecen muchas posibilidades a los niños con dislexia. Los padres pueden ayudar a sus niños con dislexia desde casa.

El profesor no invierte el mismo tiempo con un niño disléxico que con otro alumno, pero es con esta total  dedicación con la que se puede ayudar a hacer progresar a un alumno con dislexia.

Es muy importante, además de las competencias relacionadas con la enseñanza de las matemáticas, ver recursos y cualidades humanas: no te impacientes si el niño habla demasiado rápido puesto que el niño disléxico comprende de una forma más visual que los niños que no son disléxicos, es por lo que piensa más rápido y sus palabras se precipitan.

Cuanto más ayudes visualmente a un alumno con dislexia, más oportunidades tendrá de entender y  de retener: deja que utilice papel milimetrado o papel con líneas para escribir para que resuelva los problemas. Sobre todo, el papel con líneas para escribir le sirve para seguir un problema de manera horizontal o vertical, según el tipo de problema a resolver.

¿Por qué no optar por escribir en negro sobre papel de color como una hoja amarilla? Para el alumno, es más fácil comprender y leer de esta manera. 

 

¿Cómo ayudamos a un niño con dislexia?

Está claro que la dislexia es un trastorno complicado que dificulta enormemente el proceso de aprendizaje de quienes lo padecen. Ante esto, ¿qué podemos nosotros (como padres o profesores) hacer?

  • Ante todo, necesitamos informarnos en profundidad para entender bien a qué nos enfrentamos y armarnos de paciencia. Puede resultar frustrante intentar enseñar a un niño con dislexia, pero debemos recordar siempre que más frustrante le resulta a él ver cómo le cuesta tanto aprender.
  • Debemos ponernos en contacto con padres y/o profesores para saber de qué manera podemos ayudarle y si existe algún plan en los colegios para tratar estos casos (adaptaciones curriculares, software específico, etc.).
  • Los niños que padecen dislexia deben también entender en qué consiste su trastorno y cómo le puede afectar tanto a su aprendizaje como a su vida social. A fin de cuentas, los niños con dificultades de aprendizaje o con problemas de atención tienden a padecer otros trastornos psicológicos, como ansiedad o depresión.
  • Buscar ayuda. Ante trastornos de este estilo siempre nos podemos valer de la ayuda de auténticos profesionales que sepan cómo abordar estos casos y nos ayuden en el proceso. Estos expertos pueden ayudarnos a nosotros, pero también a los niños disléxicos.
  • Leer libros que le interesen. Leer con él sus libros favoritos puede ser una oportunidad estupenda para hacer hincapié en determinadas palabras y para ayudarle a que se concentre en la lectura y en entender lo que ocurre.
  • Mantener la motivación. Muchos creen erróneamente que la dislexia está directamente relacionada con la inteligencia, pero nada más alejado de la realidad. Por eso, para evitar que los niños sientan que su dificultad de aprendizaje es causa de una inteligencia inferior, debemos ayudarles a mantener la motivación y a dejarles claro que son igual de capaces que otros niños.

Último consejo: vocalizar y mostrar empatía

Por último, no olvides nunca mostrar empatía, tolerancia y paciencia: vocaliza de forma clara, da ejemplos concretos para cada explicación, motiva siempre al alumno en lo que hace y anímale.

Intenta enseñarle técnicas para autocorregirse.

Pero, evita utilizar conceptos y palabras demasiado complicados y un lenguaje abstracto, ya que el alumno disléxico necesita representaciones concretas, reales.

No existen soluciones hechas para ayudar a las personas disléxicas, sin embargo, un poco de práctica ayuda a entenderlas y a hacerlas salir de su bloqueo.

A partir del momento en el que las clases particulares matematicas se desglosan, se estudian paso a paso y se toma tiempo para hacer entender al alumno, es posible llegar a resultados concluyentes con un alumno disléxico de la misma manera que con un alumno que no lo es.

Recursos online para niños con dislexia

Afortunadamente, cada vez hay más páginas web y programas informáticos diseñados con la idea de ayudar a niños con dislexia. Entre todas las que podemos encontrar en la Red (muchas de ellas de uso libre, aunque también hay otras de pago) aquí te dejamos una pequeña selección.

Podemos ayudar a los niños con dislexia con juegos y webs interactivas. ¡El aprendizaje interactivo es una gran opción!

  1. Katalekto 1.1. Se trata de un programa de software libre diseñado para Windows y Linux que se creó con el objetivo de que los niños con dislexia mejoren poco a poco su capacidad de lectura (tanto de velocidad como de comprensión).
    ¿Cómo funciona? Este programa va mostrando pequeños párrafos que van desapareciendo con una velocidad controlada medida en palabras por minuto. También ofrece la posibilidad de que los usuarios marquen con colores algunas letras (las más problemáticas) para que así les resulte más fácil distinguirlas.
  2. Donna Young. En esta web (si bien está en inglés), puedes encontrar una grandísima cantidad de hojas de ejercicios de matemáticas para practicar esta asignatura de una manera mucho más visual y dinámica. De esta manera, los niños con dislexia asimilan mucho mejor la información.
  3. Alles II. Esta es una propuesta del Ministerio de Educación y Ciencia. Se trata de una web interactiva que permite a los niños seguir la historia de Peter Pan interactuando con las imágenes y leyendo el texto poco a poco.

Hay muchísimas web de este estilo que puedes descubrir con una sencilla búsqueda. Nuestro consejo: échales un vistazo, investiga, prueba y quédate con la que más te convenza.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 4,25 sobre 5 entre 20 votos)
Cargando…

12
Dejar un comentario

avatar
7 Comment threads
5 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
10 Comment authors
PILLAJOJesper SehestedOsante CisnerosMarta Sabucedo IglesiasCarolina alvarez Recent comment authors
newest oldest most voted
Ronda
Invitado
Ronda

Me ha ido fatal con psicólogos y estupendamente con profesores particulares, y con compañeras de clase, ponerme con psicólogos para estos cuadernos, primero que me quita tiempo para estudiar lo que tengo que estudiar y he suspendido. De nada me ha servido

garcia esques
Invitado
garcia esques

muy interesante, gracias

Najera
Invitado
Najera

Excelente informacion. En vdd. Me ha ayudado a entender las dificultades de mi hijo en esta materia

Diego
Invitado
Diego

Muy lindos los consejos, empezaremos a utilizarlos en casa. Por lo que noto, tus consejos están dirigidos a las clases particulares, tienes algo para recomendar a los docentes en clases en escuela, me interesa imprimirlos y mandárselo con mi hijo, a modo de sugerencias y recordatorios. En Argentina, la dislexia empezó muy reciente a reconocerse, los docentes no tienen mucha información para poder ayudar a nuestros hijos disléxicos, incluso en el profesorado no enseñan nada específico para actuar, entonces, si los docentes recién recibidos no tuvieron casi referencia, qué podemos esperar de docentes mayores, y hablo de técnicas, no pongo… Read more »

Carolina alvarez
Invitado
Carolina alvarez

Exelente

Marta Sabucedo Iglesias
Admin
Marta Sabucedo Iglesias

Gracias, Carolina ; )

Osante Cisneros
Invitado
Osante Cisneros

Excelente!!! Me encantó.

PILLAJO
Invitado
PILLAJO

ESTIMADA EVA. ESTOY HACIENDO MI TESIS PARA LICENCIA DE EDUCACION, QUISIERA SABER SI ME PUEDES DAR TU NOMBRE COMPLETO PARA CITARTE Y ADEMAS, ACONSEJARME BIBLIOGRAFIA

Marta Sabucedo Iglesias
Admin
Marta Sabucedo Iglesias

Hola Carla:

Su nombre completo es Eva Pacios Santamaría ; )

Un saludo

PILLAJO
Invitado
PILLAJO

gracias