Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Diez pasos para sacar buena nota en francés

Publicado por Helena, el 04/09/2017 Blog > Idiomas > Francés > Bachillerato: 10 Pasos para Sacar Buena Nota en Francés

Varios temas posibles, test de opción múltiple, redacciones ya corregidas…

¿No sabes por dónde comenzar a repasar el examen final de francés?

Pues, ¡sigue esta guía!

Recuerda siempre tu objetivo: sacar buena nota en los exámenes de francés, y mantén el siguiente lema durante el repaso: :«mente sana, en cuerpo sano»

A todas las clases de francés irás

Si vas a clase, será más fácil que apruebes francés. El índice de aprobados de los exámenes de 2º. de bachillerato de francés depende mucho de la asistencia a clase.

Por si no lo sabías, los exámenes finales no se pueden preparar íntegramente en el último momento. En realidad, se tiene que preparar desde el comienzo del curso escolar (o incluso, durante los años anteriores). ¿Cómo? ¡Yendo a clase!

¡Pero cuidado! No se va a clase con las manos en los bolsillos: ¡que no se te olvide el libro! Bueno, y el «cahier d’exercises», el cuaderno, el estuche, la agenda…

El truco es preparar la mochila el día anterior antes de meterse en la cama para, así, no olvidarse nada, incluso si nos levantamos con el tiempo justo para salir de casa.

En segundo lugar: concéntrate en clase. Lo sé, probablemente no hayas visto a tus amigos después del fin de semana y tienes muchas cosas que contarles, pero es mejor hablar durante el recreo.

Cuando estés en clase, haz un esfuerzo por escuchar. El proceso de memorización comienza escuchando. Es lo que llamamos memoria auditiva. Generalmente, un estudiante retiene el 20% de lo que escucha. ¡Seguro que estás pensando que un 20% no es mucho! Pero en realidad, es un 20% menos de trabajo que hacer cuando llegues a casa.

«Para ser más precisos, generalmente un alumno retiene:
10% de lo que lee,
20% de lo escucha,
30% de lo que ve,
50% de lo que ve y escucha,
70% de lo que dice,
90% de lo que hace.»

Por último, cuando estés en clase: ¡participa! Los profesores no incitan a los alumnos a participar porque quieran molestarles. Las estadísticas no mienten: se retiene un 70% de lo que se dice y un 90% de lo que se hace. Pregunta, escucha las explicaciones de los profesores, toma notas y, sobre todo, no dudes en preguntar si no comprendes algo.

Da igual si estudias francés como primera o como segunda lengua extranjera: tendrás que hacer frente a los exámenes finales de 2º. de bachillerato. Así pues, ¿qué mejor opción que hablar francés en clase para ir practicando?

Fichas harás

Ahora sales de clase de francés, has estado atento, has escuchado y participado, pero el trabajo no está aún terminado. Una vez en casa, repasa esa misma tarde la clase que habéis dado para afianzar lo que has aprendido durante el día.

Si apuntas el vocabulario, aprenderás más rápido. Prepara tu matrícula de honor de francés haciendo fichas para memorizar mejor.

Aprovecha también las vacaciones escolares para releer los apuntes. Repásalos algunos días antes de volver a clase para tenerlos más frescos.

Estas fichas son ideales para repasar los exámenes finales de francés de forma eficaz. El objetivo de la ficha es resumir las clases para quedarse con lo esencial.

Para escribir una ficha, tendrás que:

  • Volver a leer tus apuntes de clase.
  • Subrayar lo que es importante.
  • Hacer la ficha o esquemas, dibujos, tablas…
  • Leer la ficha cuando sea necesario.

¿Ves lo que quiero decir? ¡El mero proceso de crear la ficha es en sí un repaso!

Finalmente, puede resultar muy útil hacerte un calendario. No sólo tienes que revisar francés, sino también historia, lengua, matemáticas o biología, por lo que tener un buen calendario puede ser vital. Asegúrate de escribirlo para que no se te olvide nada y poder gestionar bien el tiempo disponible antes de los exámenes.

Curioso serás

Para sentirse cómodo durante los exámenes escritos y durante los exámenes orales de francés y lograr una buena nota, es primordial no conformarse única y exclusivamente con las clases de francés tradicionales o las clases de frances online.

¿Cuántas horas de francés tienes a la semana? ¿Dos o tres? Así no podemos convertirnos en bilingües de francés ni sentirnos seguros el día del examen.

Es necesario plantearse dudas, ser curioso, profundizar y tener ganas de aprender más. ¿Habéis visto un texto de Baudelaire en clase y te ha gustado? Pues corre y compra una de sus antologías poéticas .

Si estás motivado/a, podrás sacar muy buena nota en francés. ¡Abre tu corazón al francés!

De esta forma, puedes aprender más vocabulario, ampliar tus conocimientos generales de francés y hablar sobre diversos temas más fácilmente.

Finalmente, la metodología cuenta: vuelve a hacer los ejercicios vistos en clase. Por cada tema, revisa los ejercicios y vuelve a hacerlos hasta lograr completarlos a la perfección.

Todo en su sitio pondrás

No puedes tener la mesa desorganizada para estudiar. Es mejor repasar los exámenes en un lugar tranquilo.

¿Cómo vas a repasar el examen final de francés con ruido alrededor? ¡Eso no se puede hacer! Elige un lugar tranquilo, luminoso y sin distracciones. No se puede trabajar bien con un móvil al lado, que vibre todo el rato por las notificaciones de Snapchat, Facebook o Instagram. ¡Es demasiado tentador! Así que, lo ponemos en modo avión que es más seguro.

Intenta resolver todos los problemas que puedan surgir para evitar tener que desplazarte y, por lo tanto, desconcentrarte.

Si tienes sed, coge una botella de agua, y no un vaso, que se puede caer (sí, lo digo por experiencia), y si tienes hambre o necesitas energía durante el repaso, ten preparado un tentempié.

Con amigos estudiarás

Para estudiar de forma eficaz, a veces uno necesita estar rodeado. Los exámenes finales de francés constan de dos partes: una parte de comprensión y expresión escrita, para la que es mejor estudiar solo, y una parte de comprensión y expresión oral, para la que tener un compañero que te ayude a revisar puede resultar muy útil.

Sobre todo, porque estas pruebas orales se evalúan en muchos casos a través de la evaluación continua durante el segundo y el tercer trimestre.

Pero hay que repasar los exámenes finales y los apuntes con alguien serio y responsable. Si no es así, seguro que empieza a haber pausas cada cinco minutos.

Podéis hacer un ensayo del examen oral: uno hace de alumno y el otro, de profesor. Esto os permitirá a los dos aprender y ponerse en modo examen para mejorar la administración del tiempo.

Los ejercicios corregidos utilizarás

Para preparar mejor las pruebas escritas de 2º. de bachillerato, la mejor opción es utilizar los ejercicios ya realizados y corregidos durante el año. En ellos podrás encontrar la respuesta a muchas preguntas, los conceptos importantes que suelen entrar en los exámenes y una visión global de la materia.

Si los utilizas seriamente, es decir, sin hacer trampas, como si estuvieses en una situación real de examen, podrás concentrarte en la prueba y aprender cuáles son las preguntas tipo y cómo se deben redactar las respuestas.

Pausas harás

Controla bien el tiempo mientras estás estudiando. El alumno, para ser más eficaz, debe hacer pausas durante su estudio.

¿Conoces la técnica pomodoro? Significa tomate en Italiano. ¿Para qué sirve esta técnica? Pues para responder a la pregunta «¿cómo puedo estudiar correctamente?».

Se trata de ser lo más eficaz posible. El estudiante se fija pocos objetivos al día (entre 3 y 5). La técnica pomodoro se basa en realizar 25 minutos de trabajo y 5 minutos de descanso. Este tiempo resulta generalmente corto a la hora de repasar, pero se puede hacer, por ejemplo, 1 hora de trabajo y 10 minutos de descanso, o mejor, 1 hora 45 minutos de trabajo, y 15 minutos descanso.

Durante estos 15 minutos de pausa, es importante no salir del ambiente de estudio. No se puede ir a ver las notificaciones del móvil. El objetivo es aprobar los exámenes, por lo que tenemos que mantenernos concentrados. Estos 15 minutos se utilizan para tomar el aire , dar un pequeño paseo, ir al baño…

El truco para que funcione esta técnica es poner una alarma en el móvil para obligarse a volver a trabajar al cabo de los 15 minutos. ¡Vamos, que es el último esfuerzo! ¡Los esquemas y los resúmenes no se van a hacer solos!

El estrés olvidarás

El día de los exámenes, los estudiantes pueden estar un poco estresados. Si este es tu caso, no te asustes, nosotros te ayudamos con algunos consejos:

Si estás relajado/a, es más fácil aprobar los exámenes. Saca buena nota en los exámenes de francés con una actitud zen.

  • Intenta ver todo desde fuera y relativiza. No te juegas la vida en este examen y, en realidad, es un examen más, como muchos de los que has hecho antes.
  • Respira profundo y expulsa la angustia de tu cuerpo: la clave para relajarse es una inspiración y una espiración profunda.
  • Confía en ti: probablemente hayas participado en estancias en el extranjero, te sabes cada capítulo de los libros de memoria, has dado un curso intensivo de francés, etc. Ya tienes muchas posibilidades de aprobar y de sacar buena nota en el examen.
  • Llévate un reloj y utiliza todo el tiempo de la prueba. Cuando prepares los temas del examen practica también la administración del tiempo. No dudes en utilizar todo el tiempo disponible para repasar y volver a leer tus respuestas.

Tu examen cuidarás

Es obvio, pero prefiero recordarlo. Los profesores tienen un montón de exámenes que corregir. Así pues, es mejor facilitarles la tarea y dar una buena impresión desde el principio.

Utiliza una letra legible en azul o en negro en todas las pruebas: nada de colorines en los exámenes. Utiliza bien los folios: deja espacio entre las líneas y entre las distintas preguntas, utiliza conectores lógicos, etc. Tu examen no puede parecerse a tu borrador. Si es así, te enfrentarás a los exámenes de recuperación.

Evita los tachones: utiliza un rotulador que borra la tinta o un típex. Espera a que esté bien seco antes de volver a escribir por encima. Y si no tienes corrector, tacha limpiamente con una regla. Una forma sencilla de ganar puntos.

Tu cuerpo mimarás

Hay que descansar para rendir más. ¡Al menos 8 horas de sueño cada día!

Durante los días de repaso y durante las pruebas, es muy importante mantener hábitos de una vida sana para conseguir sacar los exámenes de francés:

  • Levantarse y acostarse pronto: el sueño es muy importante para fijar lo que se aprende. Y, así, el día del examen será más fácil levantarse temprano.
  • Consume alimentos ricos en potasio, magnesio, antioxidantes y vitamina C: almendras, plátanos, frutos rojos, naranjas, kiwis, etc.
  • Haz deporte para liberarte y poder ser más eficaz.

Un truquillo para los futuros graduados, si os da un bajón el día del examen, ¡comeos un chicle! Masticar proporciona oxígeno al cerebro y ayuda a concentrarse, además de ayudar a gestionar mejor el estrés.

En resumen:

  • Preparar los exámenes de francés de 2º. de bachillerato es una carrera de resistencia que comienza a principios de curso.
  • Ir a clase, participar, mostrarse curioso y hacer fichas te servirá también para los estudios superiores.
  • Cuidar la presentación de tu examen y de tu argumentación es esencial para evitar ir a la recuperación.
  • No descuides tampoco tu sueño ni la calidad de tu comida: mente sana en cuerpo sano.
Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar