Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Expresión y comprensión oral de francés. ¿Cómo lograr los mejores resultados?

Publicado por Helena, el 04/09/2017 Blog > Idiomas > Francés > Preparar los Orales de 2º de Bachillerato de Frances

Durante el curso 2016/2017, 707 033 estudiantes han cursado Bachillerato, un 1,8% más que en el curso 2015/2016. ¿Sabías que en el curso 1999/2000 solo había 483 705?

¡Seguro que la gran mayoría pudieron obtener su diploma y aprobar sus exámenes! ¿Y tú? ¿Te enfrentas este año al reto del Bachillerato? Si es así, ¡tenemos algunos consejos para ti sobre cómo preparar bien los exámenes orales de francés!

¡Los orales! A algunos les encantan estos exámenes, pero la mayoría sienten temor o incluso odio cuando escuchan la palabra oral. Más vale estar bien preparados. Con suerte, ¡podremos evitar el miedo escénico de hablar en público un idioma que no es el nuestro!

  • ¿Cómo son las pruebas orales de francés? ¿Qué diferencias hay según sea nuestra primera o nuestra segunda lengua extranjera?
  • ¿Cómo hay que prepararse?
  • ¿Qué actitud es la adecuada para aprobar los exámenes de segundo de bachillerato de francés?
  • ¿Qué podemos hacer para lidiar mejor con el estrés?

¡Superprof os da toda la información para llegar preparados al Día D y sacar una buena nota en los orales de francés!

¿Qué cambia según sea primera o segunda lengua extranjera?

Los resultados de los exámenes van a depender de tu grado de motivación. ¡Vamos! ¡Hay que motivarse! ¡Vamos a sacar buena nota en los exámenes finales!

Las pruebas orales de francés, igual que ocurre en inglés, tienen lugar de forma anticipada. Normalmente, se llevan a cabo antes de las pruebas escritas y, sin duda, antes de todo el estrés de los exámenes de selectividad.

Aunque se estudie francés como primera lengua o como segunda lengua extranjera, los exámenes orales finales tienen las mismas partes:

  • Una prueba de comprensión oral.
  • Una prueba de expresión oral.

Lo que cambia son los criterios de corrección y el nivel de exigencia. Aquellos que estudien francés como primera lengua extranjera deberán ser capaces de comprender las ideas principales de un texto oral informativo, narrativo, descriptivo o argumentativo. Tendrán que saber expresarse en situaciones de debate (se tendrá en cuenta el ritmo, la entonación, la gramaticalidad, la fluidez léxica, etc.) Asimismo, deberán comprender textos orales sobre temas abstractos, transmitir informaciones, hacer exposiciones bien organizadas y saber justificar su punto de vista. Normalmente, los alumnos que cursan francés como primera lengua extranjera pertenecen a un programa de sección bilingüe o cursan el llamado Bachibac (doble título de Bachillerato y Baccalauréat francés).
En el caso del Bachibac, los alumnos deben realizar una prueba externa que les examina de las asignaturas de Lengua y Literatura Francesa e Historia de España y Francia. Si posteriormente desean acceder a la universidad en España, no tendrán que realizar los exámenes de Primera Lengua Extranjera ni de Historia de España, pues tendrán la nota que saquen en la prueba externa. La prueba externa de Lengua y Literatura Francesa tiene una parte escrita y una parte oral. Para la parte oral, se proporciona al alumno un texto que debe servir de base para preparar una presentación sobre el tema (20 minutos). El texto incluye algunas preguntas que le sirven de guía. A continuación, durante los siguientes 20 minutos, el alumno realiza una presentación sobre el tema del texto. El examinador puede realizarle preguntas después o durante su presentación. Si es así, el alumno debe defender su opinión y utilizar argumentos válidos.

Por el contrario, si el alumno cursa francés como primera lengua extranjera sin pertenecer al programa Bachibac, su examen final será con el profesor del centro. La prueba de expresión oral podrá ser una presentación de un tema, un debate, una entrevista, etc., y la prueba de comprensión oral podrá ser una escucha de un programa de radio, ver un documental, etc. y responder a una serie de preguntas. Finalmente, si el alumno quiere presentarse a selectividad con francés, lo tiene fácil porque, ¡la prueba es solo escrita!

Sin embargo, la mayoría de alumnos cursan francés como segunda lengua extranjera. Sus objetivos son distintos: capacidad de identificar la idea general y la información específica en textos orales breves, conocer y saber aplicar las estrategias adecuadas de comprensión, entender la función o funciones comunicativas más relevantes del texto, comprender el léxico oral usado en temas generales y asuntos cotidianos y discriminar patrones sonoros y acentuales, así como la intención general en el acto comunicativo. Con respecto a su examen final, como ya hemos dicho, tiene una parte escrita y una parte oral. La expresión oral puede evaluarse durante todo el curso como parte de la evaluación continua, además de realizar tareas específicas de corta duración, como presentaciones, juego de roles, etc. Con respecto a la comprensión oral, también se puede realizar durante el curso mediante la evaluación continua o a través de entrevistas, debates con otros alumnos, respondiendo a preguntas breves sobre distintas escuchas, etc. Estos alumnos también pueden decidir realizar el examen de selectividad con francés como Primera Lengua Extranjera. Sin embargo, su nivel de idioma suele ser más bajo y no se suelen trabajar los comentarios de texto y las argumentaciones de una forma tan profunda.

Si puedes, tómate un té antes del examen para llegar calmado/a. No te estreses antes del examen… ¡relájate!

¡Prepárate para la comprensión oral!

Practica el oral de francés con todas las herramientas posibles. Hay métodos más modernos que este, pero ¡depende de vuestro gusto!

Para obtener una buena calificación en el examen oral final de francés, es necesario practicar situaciones reales de examen. Los idiomas se trabajan durante todo el año escolar y no justo la semana antes del examen. ¡De lo contrario, es poco probable superar el examen! Si no hablas ni una palabra de francés antes de presentarte a la prueba, siento comunicarte que pinta bastante mal.

Realizar escuchas en francés es esencial para familiarizarse con los sonidos y la coherencia de la lengua. Se puede practicar francés en el instituto con el profesor y los compañeros, pero no suele ser suficiente.

Con dos horas de francés a la semana y haciendo como mucho dos ejercicios de comprensión oral a la semana, no se progresa lo suficiente como para sentirse cómodo el día del examen.

Un idioma, no es sólo una palabra tras otra. Es una manera de expresarse.

Por ello, es una buena opción escuchar la radio en francés (con internet es súper fácil). Aunque al principio el ritmo del discurso pueda parecer rápido y te encuentres un poco perdido, poco a poco verás que vas entendiendo más. Solo con 10 minutos al día, ¡progresarás sin darte cuenta! La clave es la constancia.

Mientras escuchas, imagínate que estás haciendo el examen. Toma notas e intenta explicar después en voz alta lo que has entendido. En la primera escucha, intenta comprender el contexto.

  • ¿De qué trata?
  • ¿Es un tema de actualidad?
  • ¿Cuántos protagonistas hay?

¡Concéntrate en las palabras que entiendes, no en las que no comprendes!

Intenta poco a poco afinar el oído. Para la segunda escucha, céntrate en lo que ya has entendido y trata de ampliar la información:

  • ¿Hay un problema en particular?
  • Si hay varios protagonistas, ¿tienen algún problema entre ellos?
  • ¿Están buscando una solución?
  • ¿Dónde ocurre la escena?
  • ¿Y cuándo?

Finalmente, en la última escucha, sigue tomando notas y completa todo lo que ya has entendido. Céntrate en los detalles para poder proporcionar respuestas más específicas.

Leer para aprender vocabulario

Ver películas te ayudará a estar preparado/a el día del control. Para no poner esta cara el día del examen, vale la pena prepararse antes.

Para aprender francés y poder tener éxito en los exámenes y, como consecuencia, tener una buena nota en selectividad, se necesita también una buena base de vocabulario. No solo se utiliza para la comprensión oral, sino también para la comprensión escrita, expresión oral y expresión escrita. ¡Es un 4×1! No podemos pretender ser buenos en francés si no se domina un vocabulario básico variado.

También se puede practicar la identificación de los elementos clave para la comprensión oral. Incluso si practicas con textos escritos, los elementos son siempre los mismos, por lo que también te servirán para la expresión y comprensión oral. Estas son las famosas preguntas:

  • ¿Quién?
  • ¿Dónde?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Cómo?
  • ¿Por qué?

Así, acostumbras a tu cerebro a buscar las palabras clave, las figuras literarias y el tiempo verbal utilizado. Esto te sirve en la prueba oral para entender mejor y saber más vocabulario, para sacar más puntos, para aprobar el bachillerato de francés y para evitar los exámenes de recuperación.

¡Habla para preparar la prueba de expresión oral!

No hay ninguna fórmula mágica para mejorar la expresión oral: solo se necesita hablar. Hablar permite perder los complejos y no llegar totalmente estresados a la prueba oral.

Tal vez os veáis un poco ridículos, pero es muy útil practicar delante del espejo en casa.

Repetid frases que ya sabéis en francés para ver qué postura adoptar y ver si habláis de manera clara y audible.

A los examinadores no les gusta hacer repetir a un alumno lo que ha dicho, y para el estudiante, esta situación puede producirle más estrés del que ya tenga. Puede que piense que ha dicho una tontería, mientras que el examinador simplemente no oyó lo que decía el alumno. Por eso, habla de manera clara y con confianza. ¡No te va a pasar nada malo!

No puedes ir vestido de cualquier forma. Cuida tu presentación en el examen oral.

A continuación, practica con un compañero de clase.

Haced un ensayo del examen oral. Poneos en situación: elegid un texto conocido por ambos. Uno hace de alumno y el otro, de revisor, y después, se invierten los papeles y se hacen otros textos. También es una buena manera de revisar los textos y el vocabulario durante las vacaciones, por ejemplo.

Este ejercicio es una buena manera de aprender a estructurar las ideas y a controlar el estrés a la hora de hablar francés.

Recuerda que aprender un idioma no es únicamente aprender de memoria palabras, conceptos o figuras literarias.

Aunque la memorización puede funcionar para hacer una presentación o un monólogo, cuando se interactúe con el profesor, el estudiante debe demostrar más espontaneidad en sus respuestas.

Saber utilizar los conectores del discurso en la lengua de Molière puede ayudar, pero hablar de una manera espontánea debe trabajarse durante todo el año para no estar en tensión el día del examen y poder pasarlo con menos dificultades.

Algunos consejos para salir airoso de los orales de francés

El enfoque metodológico utilizado para repasar los exámenes finales de francés es esencial.

Las palabras nuevas se tienen que escribir para aprenderlas. Un truco: escribir en un cuaderno las palabras que no se conozcan.

  • Para los orales, las fichas de repaso de francés son útiles principalmente para memorizar los conceptos y construir las frases y los argumentos que se pueden utilizar.
  • Los ejercicios y redacciones de francés ya corregidos son útiles para la prueba escrita, pero no tanto para la oral, puesto que los conceptos estudiados no tienen por qué ser los mismos.
  • Entrenar el oído durante todo el año para la comprensión oral. Puedes ver series en VOS (Versión Original Subtitulada), escuchar radio y ver noticias en francés.
  • Para hacer la presentación el día del examen, es aconsejable mostrar varios puntos de vista (más o menos como en las argumentaciones de lengua) que guarden relación con los textos estudiados en curso de frances.
  • Diseña una estructura con varias partes: introducción, dos o tres argumentos o ideas importantes y conclusión. Utiliza los marcadores discursivos para relacionar unas ideas con otras y no te limites a colocarlas una detrás de otra.
  • Cuida la expresión, la pronunciación y el acento. Si cometes un error, no pasa nada por corregirlo. Habla con claridad y normalidad
  • En la parte de interacción con el profesor, piensa que tan solo es una conversación: demuestra que entiendes las preguntas, contéstalas, argumenta tus opiniones y no dejes que el examinador hable solo.

En resumen:

  • Los exámenes orales de francés pueden ser estresantes. La clave reside en la preparación.
  • La comprensión oral debe trabajarse a lo largo del año escuchando la radio en internet, viendo el telediario o series en VOS.
  • La expresión oral, de nuevo, se trabaja durante todo el año. Habla, habla y habla. Es lo que mejor funciona. Prepara la prueba con un compañero de clase, ¡eso también ayuda!
  • ¡Relájate! El examinador no está ahí para pillarte. El examen solo dura unos 20 minutos, ¡y se pasa muy rápido!

Si deseas profundizar este tema, no dudes en consultar los anuncios de nuestros profesores para tomar clases presenciales o cursos frances online.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 3,50 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar