Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Y la mejor herramienta de traducción de ruso en línea es…

Publicado por Coral, el 25/01/2018 Blog > Idiomas > Ruso > Traducción Ruso-Español: ¿Qué Traductor en Línea Elegir?

La traducción de un texto de ruso a español cuesta una media de 0,14 € por palabra si acudimos a un traductor jurado. En cuanto a la interpretación, un traductor intérprete cobra una media de 470 € al día…

¿Por qué no aprender a traducir solo?

Un servicio de traducción es ciertamente de mejor calidad, pero con un poco de trabajo y la ayuda de programas de traducción, puedes convertirte en un experto de la traducción ruso-español. Es uno de los recursos disponibles para aprender ruso.

Aquí tienes una comparación de los diferentes traductores en línea y consejos para traducir como un profesional.

¿Cómo elegir el mejor traductor ruso-español en línea?

Los traductores en línea han mejorado mucho desde hace unos años. Aunque los profesores de idiomas desaconsejan e incluso prohíben su uso, permiten tener una idea precisa del contenido de un texto.

Traducir un texto requiere por supuesto un cierto conocimiento del idioma. Así, te desaconsejamos tratar de traducir un texto del español al ruso sin tener ni idea de la lengua. Casi seguro que el resultado acaba siendo un auténtico desastre.

La calidad de los traductores en línea varía mucho. Algunos se contentan con traducir palabra por palabra, lo que da lugar a frases de dudosa sintaxis, mientras que otros realizan un análisis global del texto.

Para elegir el mejor traductor ruso online, ten en cuenta estos dos criterios:

  1. La facilidad de utilización: claro, sin publicidad y rápido.
  2. La calidad de la traducción: ortografía, expresiones idiomáticas, sintaxis, verbos con partícula, nombres propios, etc.

Si la mayoría de herramientas de traducción en línea alcanzan entre un 50% y un 60% de éxito de traducción de los textos realizados, el traductor de Google alcanza todos los honores con un 80%.

Sin embargo, si los traductores permiten reducir el trabajo, no remplazan a las personas para corregir errores y retocar frases, a veces algo paticojas.

¿Prefieres el papel? Lee nuestro artículo sobre los mejores libros para aprender ruso.

El traductor de Google, en el pedestal

Aprender ruso. El alfabeto cirílico puede complicar la tarea de traducir.

El mejor traductor ruso español es sin duda alguna traductor de Google. Con un estilo sobrio, fácil de utilizar, claro, pero también y sobre todo, con el mejor resultado en términos de traducción.

Sin ser un traductor profesional, el traductor de Google cuenta con una colosal base de datos y cruza miles de traducciones para ofrecerte la mejor.

Además, el traductor de Google te invita a dejar un feedback para mejorar constantemente. La herramienta es por tanto participativa y progresa con la intervención de los internautas.

Hay varias funcionalidades bastante útiles, sobre todo cuando se viaja a Rusia, por ejemplo:

  • La traducción a partir de una foto/imagen: basta con seleccionar la lengua a la que quieres traducir el texto de la imagen y Google se ocupa del resto.
  • Descargar y utilizar la aplicación del traductor de Google para hacer una traducción instantánea sin conexión.
  • Practicar la pronunciación con la inteligencia vocal de la herramienta.

Además, está integrada directamente en el navegador Google Chrome, lo que permite la traducción de la página web a tu idioma en caso de ser necesario.

¿Te interesa saber otras formas de aprender ruso a través de Internet?

Traductor ruso-español: Reverso, el mejor en términos de expresiones idiomáticas

Peculiaridades de la lengua rusa. Traducir al ruso, significa también conocer las expresiones, al igual que en español.

Reverso presenta igualmente excelentes características e incluso supera al traductor de Google en términos de traducción de expresiones idiomáticas.

Así «Мне по барабану» Reverso lo traduce correctamente por  «me da igual», mientras que el traductor de Google traduce literalmente «A mí en un tambor».

En cambio, mejor no fijarse en el diseño de la web, digno de la década de los 90 ni en la publicidad que ocupa una gran parte de la página. Pero la traducción es adecuada y sobre todo gratuita, contrariamente a una agencia de traducción.

En este caso también puedes colaborar con la página. Cada internauta puede dejar su opinión sobre la buena o mala traducción de un texto, y puede añadir vocabulario.

Además, Reverso es igualmente un diccionario, un corrector ortográfico, un corrector de conjugación y un corrector de gramática rusa. Esto permite evitar las faltas evidentes y frecuentes en las que caen otros traductores.

Igualmente, si hay varias posibilidades en tu traducción, Reverso te indica la mejor, en función del contexto.

¿Quieres saber también cómo aprender ruso gracias a los podcasts? ¿Y a través de vídeos?

Traductor ruso-español Babylon: para una traducción en un tema especializado

Babylon te ayudará a aprender ruso y sobre todo a enriquecer tu vocabulario y tus conocimientos de las palabras en función del contexto. Así, la herramienta propone una traducción gratuita de términos específicos relacionadas con ámbitos precisos:

  • Traducción técnica,
  • Traducción jurídica,
  • Traducción médica,
  • Traducción marketing,
  • Traducción comercial de documentos técnicos, etc.

El traductor en línea Babylon es eficaz dado que toma en cuenta el contexto del texto a traducir para ser más fiable.

Si quieres empezar desde cero, descubre cómo aprender ruso basico.

Los diccionarios en línea

La traducción automática realizada por traductores en línea tiene ciertas lagunas en la lengua de Dostoievski. La presencia humana es indispensable y para traducir un texto ruso, no basta con conocer el alfabeto y hacer una traducción literal.

A fin de cuentas, los idiomas van mucho más allá de la suma de palabras individuales. Las personas construimos frases y textos con el fin de trasmitir emociones y sentimientos. Así, cuando leemos u oímos hablar a alguien, tenemos que ir más allá de la semántica para entender la pragmática; es decir, leer entre líneas. De momento, los traductores en línea y los programas de traducción automática no saben captar estos matices, de modo que los textos que producen muchas veces carecen de sentido y son de todo menos naturales en la lengua meta.

Los traductores automáticos nos pueden ayudar en nuestro aprendizaje. Los recursos online tienen muchísimas ventajas.

Por eso es tan importante el papel de una persona.

Ya te prepares para vivir en San Petersburgo o quieras trabajar como traductor o intérprete de ruso, te recomendamos que antes de nada te hagas con un buen diccionario ruso – español.

¡Claro que necesitas un diccionario! Saber a la perfección dos idiomas no implica saber absolutamente todas las palabras del diccionario. Así que este se convertirá en tu mejor aliado. Con su ayuda, tu sentido común y tu manera de interpretar los mensajes conseguirás que tus traducciones cobren sentido y suenen naturales.

Si bien Google Translate, Reverso y Babylon pueden darte algunas traducciones correctas de frases en lenguas eslavas, ni de lejos reemplazarán la calidad y la exhaustividad de un traductor con un buen diccionario español – ruso.

Los diccionarios en línea han contribuido a la digitalización de los soportes enciclopédicos en papel. Además, no solo son mucho más económicos, sino que además ocupan muy poco espacio y están a nuestro alcance allá donde estemos (siempre y cuando tengamos acceso a internet y/o un dispositivo electrónico a nuestro alcance).

WordReference

El mejor en su categoría es, sin duda alguna, WordReference. ¿Cuál es la desventaja? Pues que en su diccionario (por lo menos de momento) solo ofrece la combinación ruso – inglés, inglés – ruso. Así que si no dominas el idioma de Shakespeare, quizás tengas que duplicar tu trabajo: buscar primero la traducción español – inglés (en este mismo diccionario) y luego la traducción inglés – español. Eso sí, ten cuidado con este truco porque a veces traducir una traducción puede acabar muy mal. Es como jugar al teléfono estropeado.

Todos los que se mueven en el mundo de los idiomas conocen el diccionario y el foro de WordReference. WordReference es el diccionario bilingüe por excelencia en la Red.

La principal ventaja de este diccionario es la excelente traducción en contexto. Así, si una palabra tienes varios significados, estos aparecen dados en función del contexto y a veces con expresiones en las que se puede usar cada palabra.

Si no encuentras lo que buscas (que sí, también puede ocurrir), hay un foro disponible. Puede que en él encuentres ya la respuesta a alguna pregunta (que otros se han hecho antes que tú), pero si no es así, no dudes en dejar tus dudas y alguien saldrá a tu auxilio.

Dict.com

Dict.com es un diccionario en línea con una interfaz muy sencilla. La traducción de cada palabra que busques aparece detallada en función de su uso en contexto.

Además, esta página web puede convertirse en tu complemento de aprendizaje ideal. ¿Por qué? Pues porque además de un diccionario bilingüe, ofrece un manual de conversación y de vocabulario. En la práctica de vocabulario puedes hacer tests, en los que, según la temática que elijas de entre una grandísima variedad (el tiempo, animales, plantas, colores, el cuerpo humano, ropa, casa, deporte, cultura, sociedad, etc.), tienes que escoger la traducción correcta de español a ruso. Luego puedes consultar la evaluación para ver qué palabra era la correcta y con cuál te confundiste.

Diccionario.ru

Otro diccionario online muy fácil de usar es Diccionario.ru. Esta web tiene una interfaz muy sencilla y más que un diccionario, podemos decir que se trata de un buscador de diccionarios.

Para usarlo, no tienes más que escribir la palabra en cuestión en su barra de búsquedas y ver todos los resultados que te ofrece.

Lexicool

Otra opción estupenda es Lexicool. En la misma línea que Diccionario.ru, Lexicool es un buscador de diccionarios con un traductor automático integrado.

¿Estás estudiando ruso y no conoces Lexicool? ¿A qué estás esperando? Lexicool es un compendio de herramientas y recursos de ruso estupendos.

Te puede venir de peras si todavía no has decidido cuál es el diccionario que más te gusta.  Introduces un término en su barra de búsqueda y seleccionas uno de los diccionarios que te ofrece. A continuación se abrirá una nueva pestaña en el navegador con la entrada de dicha palabra en el diccionario que hayas elegido. ¡Así de fácil!

También ofrece un diccionario contextual (que remite a Context.reverso). Esta herramienta es estupenda porque, como ya hemos dicho, las palabras por sí solas muchas veces no funcionan. Necesitamos ver cómo se construyen en una frase para entender de verdad su uso.

Si quieres diccionario monolingüe de ruso, en Lexicool también lo puedes consultar.

Y, por último, si estás empezando a con este idioma y necesitas algunos recursos, en Lexicool verás enlaces a software de teclado, correctores ortográficos, gramática, diccionarios gramaticales, diccionarios de sinónimos, etc.

En resumen, esta web es un compendio de recursos lingüísticos estupendo para traductores, estudiantes o profesores de ruso.

¡No dudes en echarle un vistazo!

Si quieres más información sobre este tema, lee nuestro artículo sobre los mejores diccionarios español-ruso.

6 etapas que debemos respetar para conseguir una buena traducción ruso-español

Además del hecho de ir a clases de ruso con un profesor ruso para saber más sobre la cultura rusa, antes de lanzarte a la traducción de ruso a español, hay algunas etapas necesarias:

  1. Lee varias veces el texto original en la lengua de origen. Aunque no comprendas la totalidad, es una buena forma de tener una idea general.
  2. Utiliza el método del embudo: ir de lo más general hacia lo más preciso. Comenzar por hacer una traducción previa general del texto para luego afinar a medida que realices su lectura.
  3. Identifica y subraya las expresiones desconocidas. Con el contexto, es posible que termines por comprenderlas,
  4. Evita los anacronismos.
  5. Utiliza un diccionario en línea para las palabras más difíciles, si realmente no entiendes el sentido.
  6. Lee bien tu traducción, para detectar los errores de conjugación, gramática y sintaxis.

Un traductor automático puede ayudarte en un primer momento. Pero para practicar y progresar, nada remplaza el trabajo personal.

Traducción ruso-español: ¡errores que debemos evitar!

Los traductores automáticos no son perfectos. Para una traducción jurada, es necesaria la intervención humana.

El tratamiento de texto ruso da lugar a algunos errores frecuentes. Estos son los tropiezos a evitar:

  • Traducir de manera literal: evidentemente, la lengua rusa es compleja y dispone de sus propias expresiones, que no tendrán sentido si las traduces palabra por palabra a tu idioma.
  • No ser fiel al original: el texto en español no tiene que decir ni más ni menos que el texto original. Hay que ser fiel al texto de partida. Una traducción literaria tendrá que dar lugar a un tono más culto que una traducción de un artículo periodístico, por ejemplo.
  • Sinsentido: escribir una frase o una expresión que no quiere decir nada. Vuelve a leer tu traducción para evitarlo.
  • Falso sentido: es decir, confundir una palabra con otra.
  • Contrasentido: es decir, traducir lo contrario. Puede ser un auténtico problema en un contexto jurídico o médico, por ejemplo.
  • La omisión: olvidar todo o una parte de una frase. Esto puede cambiar radicalmente el sentido de la frase.
  • Las faltas de ortografía, de tiempo o de sintaxis.

Si te interesa este idioma, ¿Qué esperas para reservar tu primer curso de ruso?

Traductores automáticos y software online: limitaciones

Los avances de las nuevas tecnologías en los últimos años han revolucionado por completo el mundo de los idiomas, tanto del aprendizaje y la enseñanza, como el de la traducción.

La aparición de los diccionarios en línea, los traductores automáticos y los cursos online nos han hecho la vida mucho más fácil. Gracias a ellos, ahora podemos:

  • Aprender ruso desde la comodidad de nuestro sofá, de camino al trabajo o en transporte público con apps tan famosas como Busuu o Babel.
  • Buscar el significado de cualquier palabra o expresión con diccionarios en línea, como WordRefence o Reverso.
  • Entender textos escritos en ruso gracias a la tecnología de traducción automática que nos ofrece, por ejemplo, Google Translate.

No está nada mal, ¿no crees?

Los traductores automáticos no son perfectos. ¡Cuidado con los traductores automáticos!

No obstante, tampoco debemos confiarnos. Estos recursos están a nuestra disposición para que los utilicemos, por supuesto, pero siempre con cabeza. Para ello, debemos conocer sus limitaciones y tener en cuenta que todavía les queda mucho para llegar a ser perfectos.

¿Qué queremos decir con todo esto? Que aprender un idioma como el ruso es una tarea muy difícil. Tenemos que familiarizarnos con un alfabeto nuevo, una gramática compleja y, lo más importante, con una cultura y una forma de pensar totalmente distintas. Así, nos podemos beneficiar de las muchísimas ventajas que ofrecen estas herramientas para hacer que nuestro aprendizaje sea más sencillo, pero debemos también ser conscientes de que por sí solas no suponen un buen recurso de aprendizaje.

Hay que utilizarlas como un complemento más. Una ayuda extra a la hora de leer libros, ver películas, escuchar música, ir a clases particulares o a una academia, hacer ejercicios de gramática, redactar textos, etc.

Nuestro mejor consejo siempre será que recurras a un auténtico profesional. Si quieres aprender ruso, busca un buen profesor que te guíe y complementa sus enseñanzas con estos recursos en línea. Si buscas traducir un texto pero no tienes ningún interés en aprender el idioma, contacta con un traductor profesional que te de un servicio de calidad. Confiar únicamente en los traductores automáticos nos puede jugar una mala pasada.

¿Quieres estudiar esta lengua a través de alguno de los cursos de ruso que ofrecen nuestros Superprofes?

¿Quieres aprender a traducir?

Hace unos años, las personas que querían dedicarse a la traducción de manera profesional estudiaban idiomas (Filología Rusa, por ejemplo). Por suerte, en los últimos años han ido apareciendo una grandísima cantidad de nuevas carreras y grados universitarios que permiten a los estudiantes recibir una formación mucho más específica.

Estudios Universitarios

El Grado en Traducción e Interpretación es un Grado universitario que se imparte en universidades de toda España y busca crear traductores e intérpretes o, dicho de otra manera, mediadores lingüísticos. En este Grado se trabaja, principalmente, con tres idiomas (las denominadas «lenguas de trabajo»): una lengua materna (el español, por ejemplo) y dos lenguas extranjeras (de entre las que se pueden hacer muchísimas combinaciones en función del centro donde se estudien).

Para que te hagas una idea, la Universidad de Granada, por ejemplo, ofrece los distintos idiomas de impartición para su título de Graduado en Traducción e Interpretación: alemán, árabe, catalán, chino, danés, español, francés, griego, inglés, italiano, neerlandés, polaco, portugués, rumano, ruso y turco.

Descubre el ruso en Granada. ¿Qué te parecería estudiar traducción de ruso en la preciosa ciudad de Granada?

La Universidad Autónoma de Barcelona, por su parte, ofrece: español, catalán, inglés, francés, alemán, portugués, italiano, ruso, árabe, chino, japonés, coreano, rumano y polaco.

¿Qué combinaciones escogerías?

Por otro lado, para quienes hayan cursado Estudios Eslavos o Filología Eslava, otra opción es hacer a posteriori un Máster, como el Máster Universitario en Comunicación Intercultural, Interpretación y Traducción en los Servicios Públicos, que ofrece la Universidad de Alcalá para distintas combinaciones, como Ruso-Español.

Cursos

Si crees que los estudios universitarios no se ajustan a tu perfil, también puedes optar por realizar cursos especializados en traducción hispano-rusa.

Un ejemplo es el Curso de Traducción Aplicada Ruso-Español que ofrece Casa Rusia, en Madrid. Se trata de un curso pensado para estudiantes con un dominio alto de ruso (B1/B2) y de español (C1/C2) que se realiza en evaluación continua a lo largo de dos semestres y tiene un precio de 525€, aunque los alumnos de Casa Rusia y la UCM tienen un pequeño descuento.

Si vives en Madrid y quieres aprender sobre la traducción Ruso – Español (política y de prensa, jurídica-económica, digital y publicitaria, literaria, etc). Este curso puede ser una opción estupenda.

El Aula Universitaria Hispano-Rusa (con base en Cádiz) ofrece un título de Experto Universitario (es decir, a caballo entre el grado y el posgrado) en Español para Fines Específicos y Traducción. Es un programa de poco más de medio año con un módulo práctico y otro teórico que pretende enseñar a los alumnos sobre la traducción turística, divulgativa, jurídica, económica, científica y tecnológica, entre otras modalidades.

En resumen:

  • El traductor de Google y Reverso son unas herramientas muy eficaces para traducir del ruso al español.
  • Pero nada remplaza la corrección humana para garantizar la calidad de una traducción.
  • Con la ayuda de un diccionario ruso-español y un cierto conocimiento del idioma, se puede obtener una traducción casi profesional. A condición de no caer en errores como el sinsentido, el contrasentido o la falta de fidelidad al texto original.
  • Si te interesa el mundo de la traducción, anímate a seguir unos estudios especializados para formarte.

¿Te gustaría conocer también las mejores aplicaciones para aprender ruso?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar