Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Guía para proponer un taller culinario lúdico

Publicado por Coral, el 31/01/2017 Blog > Arte y ocio > Cocina > ¿Cómo Hacer que tu Curso de Cocina Sea Atractivo?

¿Te gustaría dedicarte a dar clases de cocina?

La cocina es un ámbito de enseñanza muy en boga, ya que la alimentación es la base de la vida y todo el mundo tiene que comer. Que seamos gourmets o no, hay que alimentarse, así que mejor hacerlo bien y enseñar a los demás a hacer lo propio.

No es necesario ir a una prestigiosa escuela de cocina para poder dar clase. Por supuesto, no vas a convertirte en un gran chef con estrellas Michelin, no se trata de eso, pero puedes ponerte frente a los fogones, ponerte el delantal y difundir tus conocimientos de cocinero.

Si quieres dar clases de cocina molecular, de iniciación, animar talleres infantiles, preparar el surtido para una fiesta de soltera o un team building, ¿cómo hacer tu curso atractivo y encontrar clientes?

¡Esta es la pregunta a la que queremos responder! Esperamos que te guste.

Destácate con temas originales

No te vamos a engañar, ¡no eres el único en el mercado de las clases de cocina! Emergen numerosos talleres por todas partes, sobre todo con la tendencia de las emisiones de cocina como Top Chef, Master Chef, etc.

Estas emisiones, o te gustan o las detestas, pero reconoce que tienen el mérito de despertar la curiosidad y de inspirar nuevas vocaciones entre numerosas personas que desean aprender a cocinar mejor para deslumbrar a sus amigos.

Si inspiran a algunos a lanzarse como profesores de cocina, incitan a otros a seguir cursos, y de hecho es un mercado en expansión.

Pero no creas que por eso te puedes dar por satisfecho. Quien dice más demanda, dice más oferta, es por tanto necesario que te destaques de la competencia y crees un curso de cocina original.

En cocina, las posibilidades de taller o de clases se multiplican. Encontrar tu propio espacio es primordial, así como adaptarlo y conceptualizarlo de forma original.

Cata de vinos o clases de coina asíatica. Propón clases de enología y enseña a tus alumnos que una degustación de buenos vinos se puede hacer con más cosas aparte del queso.

¿Cómo? ¡Surfeando por las tendencias!

  • Ves a dar una vuelta por la librería y consulta los libros de cocina en los expositores de la entrada, que son normalmente los más vendidos. Eso te dará ideas y te mantendrás informado de las últimas tendencias culinarias para proponer temas que vayan a la par con la sociedad.
  • ¿Eres adepto de la cocina de la tierra, la italiana o la gastronómica? No dudes en adaptar los conceptos e innovar. Propón por ejemplo revisitar las recetas familiares como por ejemplo el pollo en pepitoria.
  • Si tienes competencias en enología, ¿por qué no proponer un taller de cocina sobre maridaje?
  • Puedes igualmente proponer cursos en los que solo se necesiten los utensilios más corrientes o proponer platos según un presupuesto determinado.
  • Aportar creatividad y devolver un poco de nobleza a los platos de la vida cotidiana está muy en boga entre los chefs cocineros, por ejemplo.
  • Lo bio está igualmente muy de moda, al igual que la cocina vegetariana. Si tienes las competencias y esta especialidad te interesa, no dudes en proponerlo como tema.

¿Quieres saber cómo crear tu propio curso de cocina?

¡Ten presencia en internet!

Internet es hoy en día imprescindible cuando se busca información. Consultar el móvil para buscar cualquier cosa en Google se ha convertido en un gesto habitual.

De media, la gente mira su teléfono 150 veces al día, cada 6,5 minutos. Además, la tendencia es a la alta. En 2017, las previsiones estiman que los vídeos van a representar un 66% del tráfico en los móviles (fuente: Gameblog).

Podemos darte aún mejores cifras: 39 000 búsquedas por segundo en Google, 277 000 conexiones en Facebook cada minuto, 4 mil millones de visitas en YouTube al día (el 25% desde móviles)… (Fuente: Planetoscope).

Difunde tus recetas y tu arte culinario. Instagram es el LA red social en boga para compartir creaciones, ya seas aficionado o cocinero.

¿Qué quiere decir eso? ¡Que tienes que estar presente, e incluso omnipresente en línea!

  • Hazte un blog: hoy en día hay numerosos soportes que te permiten crear tu blog fácilmente: Wix, Overblog, WordPress… No necesitas ser un experto en códigos para tener una página. Compartir tu entusiasmo por la gastronomía y los platos que preparas te hace más visible en la red y te permitirá conseguir alumnos con mayor facilidad.
  • Cuida la calidad de tu contenido: haz fotos con calidad de tus creaciones y tus talleres de cocina. Para despertar las papilas de los internautas, nada mejor que unas buenas fotos de platos bien presentados. Presta atención a la luz y a las sombras que pueda haber. ¡Y no hace ninguna falta tener una súper cámara de fotos! Un buen móvil puede bastar con un filtro adaptado antes de la publicación.
  • Haz vídeos: como habrás entendido, las cifras hablan por sí solas, ¡los vídeos son el futuro de internet! Par estar seguro de captar debidamente a tu audiencia, puedes proponer por ejemplo tus recetas mediante vídeos, pero cuidado con no superar los dos minutos, más allá, la atención disminuye. Piensa igualmente en no poner sonido, a menos que cuentes con un material de calidad. Además, las personas que quieran ver tu vídeo sin sonido deben poder comprender la receta, escribe más bien las cantidades y muestra los ingredientes necesarios. Igual que con la foto, lleva cuidado con la iluminación y las sombras cuando te dispongas a impartir tu curso de cocina.
  • Ten presencia en las redes sociales: por supuesto, tus fotos y vídeos tienen que estar presentes en tu página, en la que podrás añadir más cosas por escrito. Pero no olvides las redes sociales. Instagram se presta muy bien a los visuales y Facebook reúne una gran cantidad de internautas. Da prioridad a estos dos medios, pero, ¿por qué no utilizar las storys de Snapchat para compartir tus trucos y astucias? ¡Da rienda suelta a tus ideas!
  • Utiliza la plataforma Superprof: ¡es fácil y gratuito! Casi 120 000 alumnos ya han contactado con un Superprof. Basta con que te inscribas, pongas un anuncio, lo más completo posible, fijes tu tarifa y esperes a que los alumnos te contacten.

Como ves, hoy en día es difícil, incluso imposible, no utilizar internet cuando se quieren impartir cursos de pastelería o de cocina generalista.

¿Buscas algún consejo más para dirigir tus clases de cocina?

Crea y guarda el contacto con tus alumnos

La presencia en las redes sociales de blogs te permite crear un vínculo privilegiado con tus futuros alumnos. Eso te permite presentarte, presentar tus talleres culinarios, tus especificidades e intercambiar incluso antes del primer encuentro.

Podrás responder a sus preguntas, ayudarles con recetas, orientarles hacia tal o cual manual de cocina según su nivel y, evidentemente, proponerles tus servicios de profesor de cocina para transmitirles tu pasión.

Si te estrenas en este oficio, practica con tus amigos y familia y pregúntales si puedes hacer fotos para ilustrar tu taller. Si hay buen ambiente, ¡eso dará aún más ganas de apuntarse a tus cursos!

Además, no dudes en destacar los comentarios y opiniones de tus alumnos para atraer a nuevos. Son tus mejores representantes y tu mejor publicidad, ¡cuida la relación con cada uno de ellos!

Las bondades de la buena cocina. ¿Quién ha dicho que ser glotón sea un defecto? Ningún cocinero, en cualquier caso 😉

Si vives en la Ciudad Condal, ¿por qué no buscas un curso de cocina barcelona?

En Superprof, destacamos las recomendaciones hechas por los antiguos alumnos de nuestros profesores.

Por ejemplo, Sina enseña cocina camboyana en Madrid. Tiene una nota de 5/5 y los comentarios son elogiosos, lo que resulta muy atractivo para los nuevos adeptos:

Isabel la recomienda encarecidamente: “Sina es una profesora excelente que le dedica tiempo a hacernos descubrir los sabores de su país y nos da trucos de gran cocinero. ¡Hemos pasado una velada muy amena y la cena ha sido todo un éxito!”.

A Marión también le ha encantado su cocina asiática: “He organizado una clase a domicilio con 5 amigas. Hemos pasado una tarde inolvidable y hemos descubierto una cocina refinada y sabrosa. Todo está bien organizado, los ingredientes son frescos y la clase es muy agradable. Se lo recomiendo a todos los que quieran pasar una tarde que sale de lo ordinario”.

También puedes proponer juegos y concursos en los que puedes sortear algunos regalos, eso contribuye a la convivialidad, no siempre presente en las redes sociales. ¡Abajo los prejuicios! En las redes sociales, haz que vuestros intercambios sean cercanos con el fin de crear una comunidad de cocineros y ampliar tu círculo de clientes.

Si deseas tomar unos cursos cocina Madrid, no dudes en registrarte sobre Superprof.

En resumen:

  • Dar clases de cocina de calidad no está al alcance de todo el mundo. Encontrar alumnos requiere algún esfuerzo, sobre todo para destacar de la competencia.
  • Piensa que dar clase, de lo que sea, significa ante todo disfrutar de intercambiar y compartir con los demás.
  • Sigue las últimas tendencias para atraer siempre a nuevos clientes.
  • ¡Ten presencia en internet! Y si no es lo tuyo, ¡fórmate para que sí lo sea!

Ahora que ya sabes todo esto, ¡contamos contigo para dar clases excepcionales a tus alumnos!

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar