Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Nuestros consejos para conseguir el mejor profesor de violín

Publicado por Raquel, el 16/08/2018 Blog > Música > Violín > Elegir un Profesor Violinista según su Experiencia

«Por maravillosa que sea la vida, es difícil. La vida, según escribía uno de mis amigos, es como tocar el violín en público y aprender a tocar a la vez» – Edward Morgan Foster (1879-1970).

Aprender a tocar un instrumento de cuerda frotada como el violín requiere mucho tiempo, esfuerzo y la ayuda de un buen profesor que nos guíe en el proceso: clases de solfeo, lectura de partituras, técnica de digitación, etc.

Para ello, lo mejor es contar con un profesor experimentado, que no solo conozca el instrumento como la palma de su mano, sino que además disfrute con la docencia y la trasmisión de saberes.

Ya se trate de unas clases de inicio musical o de perfeccionamiento para jóvenes y adultos, aquí te ofrecemos una serie de ideas y consejos para que escojas el mejor profesor de violín para ti.

Preguntas que plantearle a un profesor particular de violín nuevo

Cuando queremos enseñar a tocar un instrumento, no basta con que seamos unos virtuosos y nos apasione la música.

Aprende el estilo de música que más te guste. ¿Quieres descubrir el estilo Tzigane? Muchos violinistas que dominan este estilo no han seguido una formación reglada.

Los alumnos no deben buscar únicamente a profesores que sean auténticos artistas del violín, sino que tienen que buscar a una persona que sepa aplicar una metodología adaptada para enseñarles a mantener una postura adecuada, tocar cada nota con precisión o interpretar adecuadamente distintos estilos de música (clásica, jazz, tzigane, folk, klezmer…).

Ante esto, lo primero que debemos hacer es preguntar a nuestro profesor por su formación y su recorrido profesional. ¿Tiene algún tipo de formación pedagógica? ¿Ha estudiado en algún conservatorio de música? ¿Cuántos años lleva tocando el violín?

En cierta manera, los alumnos pueden utilizar el primer contacto con el profesor para hacerle una pequeña entrevista de trabajo.

A fin de cuentas, las clases de música a domicilio, ya sean para aprender a tocar el violín, para tocar algunas piezas de grandes artistas (como Vivaldi, Monteverdi, Lully, Paganini, Menuhin o Grapelli) o para mejorar la práctica instrumental, requieren un profesorado con cierto nivel que ayude al alumno en su aprendizaje. Eso sí, la formación y la experiencia del profesor no tiene que ser la misma para un alumno que quiere unas clases de iniciación que para alguien que quiere perfeccionar una determinada técnica.

  • Si quieres aprender a leer y tocar las notas básicas, basta con que cuentes con un estudiante de música que te ayude.
  • Si quieres que los peques de la casa se inicien en el mundo de la música, basta con que busques a alguien con conocimientos de cultura musical y experiencia en dar clases a niños.
  • Si quieres unas clases en línea para todo tu grupo de música, hazte con un profesor con un nivel intermedio-avanzado.
  • Si quieres unas clases de refuerzo para los últimos cursos del Conservatorio Superior, intenta conseguir un profesor con mucha experiencia y una gran formación.

Muchos músicos aprenden a tocar instrumentos de manera totalmente autodidacta, pero recuerda que ser un virtuoso del violín o tener un oído absoluto no se traduce necesariamente en saber enseñar.

Sin embargo, la mayoría de músicos profesionales también han desarrollado ciertas competencias docentes para poder vivir de su arte. Al fin y al cabo, son muy pocos los violinistas que pueden vivir únicamente de sus espectáculos o conciertos.

En resumidas cuentas: para nosotros, un profesor de violín debe tener ciertas aptitudes de psicología y ciencia de la educación, de historia de la música y literatura musical.

¿Escogerías un curso de formación a distancia?

¿Cuál es la formación musical y qué diplomas tienen nuestros profesores?

En la plataforma de Superprof vemos una fuerte correlación entre la tarifa horaria de nuestros profesores y su nivel de formación o su experiencia docente. Cuanto mayor sea su experiencia en el mundo de la enseñanza y del violín, mayor será el nivel de sus alumnos y, en consecuencia, mayor será también su tarifa horaria.

Por el contrario, los profesores más jóvenes (muchos de ellos estudiantes de música) ofrecen unas clases más económicas porque tienen menos experiencia profesional.

Disfruta descubriendo los instrumentos de cuerda. Con un buen profesor, aprender puede ser “la mar” de fácil.

He aquí un breve análisis comparativo de algunos de los perfiles de nuestros Superprofes de violín en España. Hemos cambiado los nombres para que permanezcan anónimos:

Tomemos por ejemplo el caso de Julián, que ofrece clases de violín a 50€ la hora en Madrid. Se trata de un pianista concertista con un amplísimo recorrido formativo, que ha trabajado en varias orquestas profesionales. Si bien su instrumento principal es el piano, lleva más de 20 años tocando también el violín clásico y por eso ofrece clases de ambos instrumentos.

Por otro lado tenemos a Marta, profesora de violín en Barcelona, titulada por el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, da clases de violín a todos los niveles por un precio de 30€/hora.

Antonio, por su parte, da clases de violín a principiantes o a personas que se están iniciando en el mundo de la música:

«Llevo muchos años tocando el violín y, como mi auténtica vocación era la enseñanza, decidí empezar a diseñar herramientas y recursos con los que trabajar la música a través de la inteligencia emocional.
He desarrollado métodos sencillos, rápidos y eficaces para encontrar la raíz de los problemas que los estudiantes de violín suelen tener y así solucionarlos».

Sandra estudia musicoterapia y sigue su formación en el Conservatorio Superior de Música. Ofrece clases a 20€ la hora, sobre todo a niños y personas con un nivel principiante, para pagarse los estudios.

Julia es una Superprofe de Valencia que lleva más de 30 años tocando el violín y más de 15 enseñando. Es profesora del Conservatorio Superior de Música de Aragón y da también clases particulares.

Por otro lado tenemos a Mauricio, un argentino venido a España, con más de 11 años de experiencia en el mundo del violín, que da clases particulares de solfeo con una metodología basada en la teoría y la práctica musical.

Todos estos perfiles los extraemos de nuestros miles de profesores de violín que dan clases en España. Aunque hay perfiles de lo más diversos, en su mayoría se trata de profesionales con una amplia formación y años de experiencia en el sector docente.

¿Buscas unas clases de violin para adultos?

Elegir un profesor que sea concertista de violín a nivel profesional

Nosotros creemos que recibir clases de un violinista profesional es la mejor opción cuando buscamos ayuda para alcanzar la perfección instrumental con un rendimiento de alto nivel.

Aprender a tocar el violín es un proceso muy exigente: se trata de un instrumento que exige una gran rigurosidad, sobre todo si queremos improvisar y componer.

Conseguir un buen docente no es tarea fácil. Encontrar un buen profesor es como encontrar a Wally.

Hay muchos músicos profesionales que se dedican también a dar clases de violín de manera particular porque no tienen todo el tiempo necesario para dedicarse a la docencia en una escuela o centro profesional de estudios musicales.

Esta fórmula de enseñanza/aprendizaje de violín es muy flexible y se adapta a cualquier horario (acordado entre profesores y alumnos).

No obstante, dedicarse a la música es un poco como jugar al ajedrez: cuando más avanzamos es cuando nos enfrentamos a jugadores profesionales.

Si tu sueño es formar parte de una orquesta filarmónica, una orquesta de cámara, o un gran conservatorio, lo mejor es que cuentes con el apoyo de un violinista profesional. Eso sí, como ya hemos visto, cuanta mayor sea la experiencia del profesor, mayores serán sus tarifas, así que tienes que prepararte para invertir una buena suma de dinero.

Descubre nuestras clases de violin Madrid.

Violín: ¿y si elegimos un profesor particular con menos experiencia?

Si lo que quieres es aprender a tocar el violín por el simple placer de aprender, o para formar parte de un pequeño grupo de música entre amigos, será una pérdida de dinero que busques la ayuda de un concertista profesional.

Para estos casos, te puede venir de perlas la ayuda de un estudiante de conservatorio, que seguramente tenga un nivel avanzado e incluso haya dado algún que otro concierto.

Enseña tu talento al público. Muchos violinistas se han dado a conocer por calles y terrazas.

Además, el beneficio será doble: conseguirás una progresión regular con una tarifa mucho más asequible.

Eso sí, tampoco hace falta que te obceques en buscar un profesor certificado y titulado, porque muchas veces ocurre que los músicos profesionales no tienen ningún tipo de formación musical reglada y aun así son más que aptos (sobre todo en el ámbito docente) para dar clases de música o enseñar a tocar un instrumento.

Es imposible cuantificar el número de clases necesarias para aprender a tocar una pieza de violín. Al fin y al cabo, todo depende de la frecuencia de práctica y de la motivación de cada alumno.

Para empezar, puedes elegir melodías sencillas que te sirvan para practicar en tus ratos libres. Y no dudes nunca en pedir consejo a tu profesor particular para que te sugiera piezas musicales o incluso comparta contigo partituras básicas para que vayas avanzando poco a poco en tu tiempo libre.

Elegir un profesor con poca experiencia por el simple hecho de que sus tarifas sean más asequibles puede suponer un riesgo, ya que quizás no sabe adaptarse a nuestro nivel y a nuestras necesidades, sobre todo si ya tenemos ciertos conocimientos. No obstante, decantarse por la ayuda de un violinista profesional por el simple hecho de querer convertirse en un virtuoso del violín puede acabar resultando en que desenvolvemos grandísimas cantidades de dinero innecesariamente.

Por eso, antes de tomar una decisión final, lo que debemos hacer es empezar por preguntarnos qué queremos y qué buscamos en un profesor y, en base a eso, realizar una búsqueda e ir analizando a uno los perfiles de cada docente: formación, experiencia, tarifa, modalidad de enseñanza. Una vez que hemos encontrado el que se ajusta a nuestras expectativas, el siguiente paso está claro: ponernos en contacto con él para tener una primera clase de toma de contacto.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar