Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Aprender a tocar un instrumento de cuerda frotada: ¿mejor en casa o por Internet?

Publicado por Raquel, el 16/08/2018 Blog > Música > Violín > Formacion Violinista: ¿Curso en Línea o a Domicilio?

«No consigo entender si tu hijo está haciendo progresos con el violín o si somos nosotros que nos estamos acostumbrando» – Somerset Maugham (1874-1965).

Para aprender a tocar el violín de manera eficaz está claro que lo mejor es recibir unas clases de música. El gran dilema viene cuando nos planteamos en qué tipo de modalidad de clases invertir nuestro dinero: ¿deberíamos contactar con un profesor particular de Superprof o mejorar nuestra práctica instrumental por Internet?

Si bien los estudiantes de música suelen preferir instrumentos como la guitarra, el bajo o el piano, todavía son muchos los que se decantan por el violín, uno de los instrumentos de cuerda frotada por excelencia.

Y, ¿dónde podemos aprender a tocar el violín? ¿Son mejores las clases particulares que los cursos online?

¿Cuáles son los beneficios de aprender a tocar el violín?

Aprender a tocar el piano, la guitarra (ya sea eléctrica o española), la flauta (de pico o travesera) o cualquier instrumento de cuerda frotada (violín, violonchelo, contrabajo…) tiene muchos beneficios cognitivos.

En primer lugar, la música contribuye a los alumnos a crear una personalidad propia, además de desarrollar el intelecto y las emociones o la manera de sentir.

La inversión y el esfuerzo regular que hacen falta para progresar les ayudan también con su motivación y concentración. Además, tocar un instrumento es una manera de fomentar el amor por el aprendizaje, y desarrollar la capacidad de adaptación y de integración social.

¿Quieres aprender a tocar el violín con Superprof? Paula es una de nuestras Superprofes de violín.

Tocar en un grupo es como ir a clases grupales, ya que los músicos se ayudan unos a otros a ganar confianza en sí mismo, a dominar sus instrumentos y a trasmitir emociones.

He aquí un pequeño resumen de las 5 ventajas principales de las clases de violín:

  • Equilibrio y relajación.
  • Desarrollo cognitivo.
  • Creatividad y trasmisión de emociones.
  • Mejora de la respiración y de la postura corporal.
  • Ampliación de conocimientos musicales (descubriendo estilos como el jazz, swing, folk, tzigane, klezmer, etc.).

Por otra parte, la práctica instrumental también nos permite mejorar ciertas competencias como nuestra capacidad de memorización y el potencial de éxito: ¿y si estudiar violín desde pequeños nos ayudase a tener un mejor recorrido académico y profesional?

Este instrumento de cuerda frotada (el violín) es famoso por ser muy expresivo: podemos hacer que «las notas lloren» con melodías melancólicas o alegrar a nuestra audiencia con gamas mayores. El violín ayuda al cerebro a segregar dopamina, la conocida como la hormona de la felicidad y el placer.

La coordinación entre mano derecha e izquierda, el hecho de tener que mantener una postura firme con la espalda recta, la caja torácica abierta y los brazos hacia delante, y el perfeccionamiento de la digitación (vibrato, pizzicato, trémolo…), ofrecen también muchos beneficios para nuestro cuerpo, casi tantos como un entrenamiento deportivo.

Por otro lado, incluso para los que están empezando, el violín nos ayuda a expresar y exteriorizar nuestros sentimientos. De hecho, no somos conscientes de todas las emociones que la música puede trasmitir hasta que pasan por nosotros.

Por último, otra de las grandes ventajas de este instrumento es que te ayudará a desarrollar y mejorar tu oído musical.

«Mi vida en el mundo de la música empezó cuando tenía 7 años y toqué por primera vez un piano y una guitarra. Ahora soy capaz de tocar canciones enteras de oído y sacar los acordes y las melodías de las canciones sin necesidad de partituras» – Nos comenta uno de nuestros Superprofes.

Las clases de solfeo nos ayudan a desarrollar el oído musical, y a conocer los acordes y las gamas, pero también nos permiten entender cómo funciona la improvisación y la interpretación de todos los estilos musicales.

Y por si te parecen pocos, aquí tienes otros beneficios extra: el violín es un instrumento de mucho prestigio y está muy bien valorado dentro del gremio (especialmente en las orquestas filarmónicas, sinfónicas, etc.); sin olvidar que es un instrumento muy fácil de transportar (¡te lo puedes llevar hasta de vacaciones a la playa!).

Clases a domicilio para aprender a tocar el violín: ¿a favor o en contra?

Hoy en día existen muchos organismos, centros educativos y academias que ofrecen clases de música para todos los niveles.

En Superprof, tenemos miles de profesores con años de experiencia en el mundo de la música.

Ventajas de las clases de violín a domicilio

Dar clases en el domicilio del alumno comporta la ventaja de enseñar un seguimiento regular para conseguir una progresión lineal y homogénea: perfeccionar la identificación de las notas, dominar la lectura de partituras, aprender a colocar bien los dedos, etc.

¿Quieres que tus niños aprendan a tocar el violín? Los peques también pueden disfrutar aprendiendo música.

En esta modalidad, los alumnos no tienen que desplazarse, así que es la opción perfecta para los más peques de la casa.

La pega es que los alumnos deben contar en su domicilio con todo el material necesario para que se desarrollen las clases con normalidad: violín, arco, metrónomo, afinador, etc.

El profesor particular siempre buscará la metodología indicada para cada alumno y hará lo posible por ayudarle a avanzar a su ritmo.

Para nosotros, las clases a domicilio son la mejor alternativa para los niños que quieren recibir clases de música y empezar a tocar un instrumento sin adquirir malos hábitos o perder la motivación.

Así, lo ideal es aprender a tocar un instrumento cuanto antes: recibir clases de violín desde los 7 u 8 años podrá tener un «efecto Mozart» en los niños, es decir, beneficiar y fomentar su adquisición de competencias cognitivas generales.

Generalmente, las clases de violín son más complicadas y exigentes que las de guitarra, por ejemplo. Tendrás que armarte de paciencia y perseverancia para mejorar a cada paso sin perder la motivación y tener, desde el primer momento, ganas de tirar el violín por la ventana.

Tardarás mucho tiempo en conseguir tocar una melodía, y mucho más en conseguir reproducir una pieza entera, pero la satisfacción y el orgullo de lograrlo, no tiene precio.

¿Qué inconvenientes tienen las clases a domicilio?

Las clases a domicilio de iniciación de violín también tienen ciertas limitaciones, sobre todo desde el punto de vista material y financiero.

De hecho, las familias con presupuestos más reducidos tienen que optar en muchas ocasiones por dejar de lado este tipo de clases.

Para que te hagas una idea, las clases particulares de violín cuestan una media de 20€, aproximadamente, aunque este precio tiende a variar en función de la región de España (las clases en Madrid o Barcelona son más caras que en Cáceres o Vigo).

Por otra parte, para aquellos que viven en pisos o apartamentos, aprender a tocar un instrumento en casa puede ser la pesadilla de los vecinos. Otro factor que quizás también debamos tener en cuenta. Al igual que ocurre con la batería, la trompeta o el clarinete, el violín es también un instrumento estridente, que puede resultar molesto para otras personas (especialmente cuando estamos aprendiendo y todavía no conseguimos afinar las notas).

Necesitas reflexionar sobre tu presupuesto antes de apuntarte a unas clases. Antes de recibir una formación, debes considerar el precio.

Si estás en esta situación, quizás te interese comprar un violín eléctrico. Esta versión del instrumento te permitirá tocar con cascos o auriculares para evitar que todo el edificio te oiga practicar día sí y día también.

Clases de violín en línea: los pros y los contras

Una de las principales alternativas a las clases particulares a domicilio son los cursos online.

A veces, las opciones de transporte y la falta de tiempo libre hacen que muchas personas no puedan moverse de un lado a otro para ir a academias, conservatorios o escuelas de música. También puede pasar (sobre todo en los pueblos y ciudades más pequeñas) que no encuentren buenos profesores particulares a domicilio que se ajusten a sus necesidades (nivel, horario, situación geográfica, etc.).

Ante esto, la alternativa está clara: clases de música online. Con una pequeña búsqueda en Internet, no tardamos nada en encontrar una infinidad de webs que ofrecen cursos para todos los niveles y especialidades:

  • Imusic -school: esta página ofrece clases de violín para todos los niveles desde 19,99€  (y un compromiso mínimo de 3 meses) con muchísimos vídeos para aprender paso a paso.
  • Allegro Music: tres profesores de violín en línea para perfeccionar tu aprendizaje de solfeo y tu práctica instrumental.
  • YouTube: ¡No nos podemos olvidar de los canales de YouTube! En esta plataforma digital podemos encontrar cientos de recursos pedagógicos y totalmente gratuitos para aprender.

Eso sí, te recomendamos que recurras a esta opción si ya tienes un dominio mínimo del instrumento, para no adquirir así malos hábitos fruto de la ausencia de un profesor en directo que te corrija y te guíe a cada paso.

Para aprender a tocar el violín tendrás que practicar con frecuencia para acostumbrar a tu cuerpo, mecanizar los movimientos e interiorizar las notas y las melodías; pero esta práctica no tiene por qué ser aburrida, ya que la puedes hacer con juegos y webs interactivas.

Solo necesitas conexión a Internet para aprender a tocar el violín. ¿Y si te decimos que puedes aprender desde tu ordenador?

Y si crees que no es suficiente, te proponemos otra opción: clases de violín por webcam. En Superprof ofrecemos clases a distancia para que los alumnos puedan progresar desde la comodidad de su casa (independientemente de su localización geográfica) y con la ayuda de un profesor que les ayude a mantener la motivación día tras día.

Definiciones: «violin» y «clases particulares»

A veces, el significado de las palabras parece estar más que claro, pero no siempre entendemos de primeras todo lo que implican. He aquí una pequeña definición de algunos términos clave en este artículo:

¿Qué es un violín?

El violín es el instrumento de cuerda frotada más pequeño (y, por tanto, más agudo). Consta, entre otras partes, de un diapasón carente de trastes, cuatro cuerdas y una caja de resonancia con forma de 8. De hecho, en total, el violín tiene entre 83 y 85 piezas (voluta, clavijas, diapasón, cordal, barbada, cuerdas, alma, etc).

Además, tiene fama de ser uno de los instrumentos más complicados de aprender.

¿A qué nos referimos con «clases particulares»?

Al contrario que las clases en grupo, las clases particulares son una modalidad de enseñanza privada o individualizada en la que el alumno está solo con el profesor. Cualquier disciplina se puede beneficiar de este tipo de enseñanza: música, idiomas, apoyo escolar, deporte, cocina…

Hoy en día existen muchísimas plataformas y centros educativos en los que se ofrecen clases particulares como una alternativa (o un complemento) a la formación reglada de centros oficiales. ¿Por qué no te animas a descubrir nuestra oferta en Superprof?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 2 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar