Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Desde la construcción hasta la caída del muro de Berlin de la vergüenza

Publicado por Elvira, el 30/07/2019 Blog > Idiomas > Alemán > Descubre la Historia del Muro de Berlín

La caída del Muro de Berlín fue un evento que, en 1989, trasladó al mundo del conflicto imperialista a una relativa paz mundial. Este elemento clave de la Guerra Fría es uno de los principales factores que nos permite comprender la batalla entre Estados Unidos y la URSS.

Seguramente hayas estudiado el Muro de Berlín en las clases de historia en la escuela secundaria, así como el tema de la Guerra Fría, un tema muy emocionante porque es muy cercano e impactante. Sin embargo, no todo parece tan sencillo a la hora de entenderlo: entre la RDA, la RFA, la Cortina de Hierro, el Pacto de Varsovia, el Plan Marshall, el bloqueo, el comunismo y la doctrina capitalista, ¡hay muchos conceptos que recordar y comprender!

Superprof te invita a explorar este tema de la historia contemporánea a través de un resumen exhaustivo que va desde la construcción del Muro de Berlín hasta la reunificación de la ciudad de Berlín y también una síntesis sobre el final de Alemania Oriental y Alemania Occidental.

Un contexto geopolítico dividido después de la guerra

URSS y EE.UU.: Alemania En la foto, dos grandes dirigentes comunistas: Mao y Jrushchov.

El régimen nazi terminó el 8 de mayo de 1945 después de una capitulación que puso fin a la tiranía del nazismo en Europa y prometió un ambiente de paz en todo el mundo. Al menos eso fue lo que debería haber sucedido sin la aparición de dos superpotencias rivales: Estados Unidos y la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), los vencedores de la Segunda Guerra Mundial.

Abandonada por el fascismo, la ciudad de Berlín se dividió en cuatro zonas de ocupación ocupadas por Estados Unidos, Gran Bretaña, Francia y la URSS. Los primeros tres países ocuparon la parte occidental de la ciudad, mientras que la URSS ocupó la parte oriental.

En 1946, Churchill declaró que había caído una «cortina de hierro» sobre Europa, dividiendo el continente entre dos potencias que tomaron parte rápidamente:

«La situación en Europa me preocupa mucho. Una cortina de hierro ha caído sobre el frente soviético. No sabemos lo que ocurre detrás de ella». – Winston Churchill

¡Así se inició la Guerra Fría entre los dos bloques! Esta confrontación procedía principalmente del capitalismo contra el comunismo, amplificada por la aplicación del Plan Marshall (ayuda económica) por parte de los Estados Unidos en Europa en 1947.

El bloque occidental, cuyo líder era Estados Unidos, estaba formado por una multitud de países, entre ellos:

  • Francia
  • Inglaterra
  • Benelux
  • Canadá
  • Italia
  • Portugal
  • Dinamarca
  • Noruega
  • Islandia

Este antagonismo de los dos bloques se produjo hasta que hubo una ruptura en 1949 con la creación en el oeste de la República Federal de Alemania y en el este de la República Democrática de Alemania (aunque no tan democrática como pueda parecer…).

Dentro de esta Alemania dividida, Berlín también lo estaba, creando un enclave dentro de la RDA. Junto con el deterioro de las relaciones entre Occidente y los soviéticos, esta separación condujo a la implementación de diferentes políticas que no complacieron a los opositores.

En 1948, la URSS decidió bloquear Berlín (el famoso bloqueo de Berlín) para inhabilitar el acceso terrestre de las tres potencias occidentales a la capital alemana. En respuesta, los occidentales enviaron un puente aéreo que suministró a los berlineses, poniendo fin a esta crisis.

Entre 1949 y 1961, un gran problema para la URSS fue la fuga masiva desde Berlín oriental hasta la RFA. De este modo, 3 millones de alemanes huyeron a la parte occidental de Alemania.

De la cortina de hierro al muro de la vergüenza

RDA y RFA: muro «Berlín es el testículo de Occidente. Cada vez que quiero que Occidente grite, presiono Berlín». – Nikita Khrushchev (una persona muy amable).

El Pacto de Varsovia en fue lo que dio forma de alianza militar al bloque oriental. Los países (principalmente de Europa del Este) pertenecientes al bloque soviético fueron:

  • La URSS
  • Bulgaria
  • Rumanía
  • Hungría
  • La RDA
  • Polonia
  • Albania
  • Checoslovaquia
  • Yugoslavia

El bloque oriental, en oposición al bloque occidental, adoptó el régimen comunista y se puso del lado de la URSS en todas las decisiones políticas y militares, por elección o por miedo.

En noviembre de 1958 se emitió un ultimátum soviético sobre la solución de la cuestión alemana, denominado «el ultimátum de Jrushchov». Así comenzó una segunda crisis en Berlín que destacaría por la reunión entre los presidentes de las dos superpotencias: Jruschov y Eisenhower, y posteriormente Kennedy.

Por desgracia, no se llegó a ningún acuerdo. Fue entonces, en 1961, cuando la URSS decidió construir el Muro de Berlín para separar físicamente el territorio de la capital alemana entre el oeste y el este. Como sabrás, este muro duró mucho tiempo: 28 años en concreto, 28 años de prohibición de emigrar al oeste y de separación familiar.

La construcción de este muro respondió directamente a una lógica antimigratoria, pero también a una lógica ideológica: separando Oriente de Occidente, separamos las principales doctrinas de la época, el capitalismo y el comunismo. El símbolo de la demarcación fue la Puerta de Brandeburgo.

A menudo se dice que el muro se erigió «en una noche», lo que en parte puede llegar a ser cierto, puesto que el alambre de púas y algunas paredes de ladrillo se montaron muy rápidamente; no obstante, la pared se construyó con el tiempo. Sin embargo, al año siguiente, el muro ya medía 15 km de largo, se construyeron barricadas a más de 130 km así como torres de vigilancia y blocaos.

Aunque la construcción del muro no afectó en gran medida a los berlineses occidentales, el muro rápidamente se convirtió en un símbolo de injusticia y totalitarismo para los berlineses orientales.

La vida prisionera a cada lado del muro

Atravesar el Muro de Berlín ¡Falsos trajes de oficiales, personas escondidas en maletas, en maleteros, etc., todos los medios eran buenos para cruzar la frontera!

El presidente estadounidense Kennedy conectó rápidamente la crisis de los misiles cubanos de octubre de 1962 con la tiranía de la URSS en Alemania del Este. Decidió hacer un viaje a Berlín el 27 de junio de 1963. Fue al Muro de Berlín con Willy Brandt y pronunció un discurso memorable.

Aquí te dejamos un extracto del memorable discurso de John F. Kennedy, «Ich Bin Ein Berliner» («Soy berlinés»):

«Hay muchas personas en el mundo que no entienden o que fingen no entender cuál es la gran diferencia entre el mundo libre y el mundo comunista.
¡Que vengan a Berlín!

Hay quienes dicen que en Europa y en otros lugares podemos trabajar con los comunistas. ¡Que vengan a Berlín! Lass sie nach Berlin kommen!

Nuestra libertad es muy difícil y nuestra democracia no es perfecta. Sin embargo, nunca tuvimos que levantar un muro […] para evitar que nuestra gente se escapase. […] El muro ofrece una vívida demostración del colapso del sistema comunista. Esta bancarrota es visible a los ojos del mundo entero. No sentimos ninguna satisfacción al ver este muro, porque constituye para nuestros ojos una ofensa no solo a la historia sino también a la humanidad. […]

Todos los hombres libres, dondequiera que vivan, son ciudadanos de Berlín. Por lo tanto, como hombre libre, me enorgullece decir estas palabras: ¡Ich bin ein Berliner!»

Por lo tanto, Estados Unidos anunció no renunciar a la Alemania dividida. Sin embargo, esto no resolvió la cuestión. El Muro de Berlín se convirtió rápidamente en un muro de odio, un regalo envenenado de los dos bloques en la vida de los berlineses. Este muro apareció como una prisión para los alemanes que pagaban los años del Reich de Hitler.

Los habitantes de la RDA obviamente tenían prohibido intentar cruzar el muro. Para asegurarse, los soldados hacían guardia día y noche alrededor de la línea de demarcación y disparaban a la vista. Por lo tanto, los deseos de libertad causaron muchas víctimas, la mayoría de las cuales fueron ignoradas en la RDA. Los que no fueron asesinados fueron condenados a prisión por deserción.

Se estima que unas 5.000 personas lograron cruzar con éxito del este al oeste, mientras que unas 80 fueron asesinadas por guardias fronterizos y 115 heridos de bala.

Sin embargo, el muro también se convirtió en un símbolo de esperanza y libertad. ¡Con la esperanza de que este muro cayera algún día, los berlineses estaban seguros de borrar por completo la separación entre las dos Alemania!

La caída del Muro de Berlín y el final de la Guerra Fría

La Paz berlinesa. ¡Hay muchas fotos que muestran la alegría de los berlineses con el reencuentro! (Fuente: Newsrnd.com)

Desde la década de 1970, se creó un Ostopolitik, lo que permitió cierta relajación en las relaciones entre el bloque occidental y el bloque soviético. Fue en 1987 cuando se produjo el verdadero detonante: Mikhail Gorbachev visitó la República Democrática de Alemania. Este último se posicionó a favor de una nueva política de apertura.

En 1989, el Consejo de Ministros de la RDA, como resultado de esta política y de las numerosas protestas de la población de Alemania Oriental, decidió abrir las fronteras y eliminar el Muro de Berlín. El 9 de noviembre, el Muro fue demolido, para deleite de los berlineses de ambos lados.

Un detalle importante: el lado oriental del muro estaba en su mayoría inmaculado, mientras que el muro oeste estaba lleno de etiquetas, dibujos e inscripciones, lo que demuestra la poca accesibilidad del lado oriental.

Alemania logró unificarse en 1990. Quizá parezca que esta historia es muy remota en el tiempo, especialmente para un país occidental, sin embargo, no hace ni treinta años de aquello.

La voluntad unificadora alemana es una de las lecciones que se pueden aprender de este episodio doloroso en la historia alemana. También nos dice que los ganadores no siempre tienen la razón y que las personas a menudo pagan por las decisiones de su régimen sin necesariamente participar. Recordemos también esto:

«La historia del Muro de Berlín debería recordarnos cuáles pueden ser las grandes consecuencias de la pérdida de libertad y autonomía». – Pirmin Schwander

Hoy en día, la mayor parte del muro está destruido, aunque todavía perduran algunas partes de este terrible edificio para permitir el recuerdo de esta historia. Se han ofrecido piezas a varias ciudades de todo el mundo. ¡Este muro se ha convertido hoy en un símbolo de libertad y levantamiento popular contra la opresión en todo el mundo!

Probablemente ya tengas toda la información que necesitas sobre la historia de la capital de Alemania durante este delicado período que enfrentó a la Unión Soviética contra los Estados Unidos. ¡Superprof puede ayudarte a profundizar tus conocimientos tomando lecciones de historia con un maestro particular!

¿Vas a Berlín? ¿Dónde puedes alojarte en la capital?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar