Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Vivir en Berlín: ¿qué necesitas saber sobre esta ciudad?

Publicado por Elvira, el 27/07/2019 Blog > Idiomas > Alemán > Todo lo que Hay que Saber sobre la Ciudad de Berlín

«Huele a cerveza londinense en Berlín, huele a cerveza, dame la mano». Jacques Brel

Berlín es la sexta ciudad más visitada de Europa.

Piérdete dentro de las diferentes partes de Berlín, pasea por los numerosos museos de la ciudad, bebe algo fuera de lo común… Visitar Berlín es entrar en otra dimensión, donde se mezclan fácilmente el pasado complicado y el futuro artístico.

Si deseas descubrir Berlín, en este artículo encontrarás una lista de cosas que podrás hacer en Berlín, la historia del muro y algo de información sobre dónde dormir según tu presupuesto. Y todo eso, si ni siquiera tener que aprender alemán.

Los monumentos más bonitos de Berlín

¿Qué monumentos no te puedes perder en Berlín? Museo judío, zoológico de Berlín, Parlamento alemán… Siéntete libre de pasear entre edificios históricos durante tu visita a Berlín.

Entre lugares inigualables e inusuales, tu estancia en Berlín oscilará constantemente entre la historia de Berlín y los descubrimientos puramente artísticos de la ciudad.

Los aficionados a la historia tendrán algo para alimentar su conocimiento a través de los muchos monumentos históricos, que se han mantenido a pesar de la guerra o que se han reconstruido desde entonces.

  • La Puerta de Brandenburgo, símbolo de Alemania, presente hoy en las monedas de euro alemanas.
  • El Reichstag que alberga el Bundestag y su impresionante cúpula se alza a 75 metros de altura.
  • La East Side Gallery, tanto un símbolo de la historia como un lugar artístico. Esta es la parte más larga del muro que quedó en pie después de la caída del Muro de Berlín.
  • El Monumento a los judíos asesinados de Europa, situado cerca de la Puerta de Brandeburgo y construido cerca del búnker de Hitler, que fue enterrado para evitar que se convirtiera en un lugar de peregrinación para sus simpatizantes.
  • La Catedral de Berlín en la isla de los museos.
  • El Gendarmenmarkt y sus dos catedrales enfrentadas.
  • El Castillo Charlottenburg y sus jardines con falsos aires de Versalles.
  • El estadio olímpico donde se celebraron los Juegos Olímpicos de 1936.
  • La Iglesia de San Nicolás en el barrio medieval, el más antiguo de Berlín.
  • El Fersehturm y su restaurante panorámico para contemplar la vista de todo Berlín.
  • Checkpoint Charlie, antigua puerta de entrada cuando Berlín se separó en barrios franceses, estadounidenses, soviéticos e ingleses durante la Guerra Fría.
  • La prisión de Stasi que puedes visitar con un antiguo guía de prisioneros (si hablas alemán).

En Berlín, no faltan atracciones turísticas. Además, también puedes quedarte descansando y respirando el aire fresco en los diferentes parques de la ciudad, como Friedrichshain, Tiergarten o Tempelhofer (un antiguo aeropuerto convertido hoy en día en parque y skate park).

Si te atrae más el lado underground de Berlín, puedes ir a caminar por Holzmarkt Pampa, KulturBrauerei o Haus Schwarzenberg, zonas urbanas remodeladas donde beber cerveza y donde tomar una copa o comer curry wurst. Si has estado en Budapest, te recordará a los ruin bars.

Finalmente, por la noche, si te gusta la música electrónica, seguramente te sentirás tentado a ir al famoso Berghain, Kit Kat Club o Watergate (o a los tres si vienes específicamente a vivir la ciudad de Berlín por la noche).

La historia del Muro de Berlín

El Muro de Berlín y su historia. ¿Ir a Berlín y no acercarte a al muro? No lo pienses, es parte de la historia.

La capital de Alemania, antes de ser el nuevo lugar favorito para los amantes de la música electrónica, era la meca del nazismo y un punto de fricción durante la Guerra Fría entre los dos bandos.

Aunque a finales de la Segunda Guerra Mundial, en mayo de 1945, acabara el régimen nazi, la paz no se proclamó de inmediato. Dos superpotencias nacieron al final de este conflicto: la URSS y los Estados Unidos. Y para nada estaban preparadas para ser amigos.

La ciudad de Berlín se convirtió en el escenario del choque entre los dos bloques y se dividió en cuatro sectores: francés, inglés, estadounidense y soviético. Los tres primeros países ocuparon el oeste de Berlín y la URSS ocupó el este, dividiendo la ciudad en dos campos separados.

Una cortina de hierro (expresión usada por primera vez por Winston Churchill) cayó sobre la ciudad, lo que provocó la creación de dos Alemanias: la República Federal de Alemania (FRG) en el oeste y la República Democrática de Alemania (RDA) en el este en 1949.

En ese momento, la frontera entre los dos lados era permeable, el muro aún no había sido construido. Alrededor de 3 millones de berlineses huyeron de la RDA a la RFA.

De este modo, en 1961, la URSS decidió construir el Muro de Berlín para separar los dos territorios. Este muro permaneció en su lugar durante 28 años, separando a las familias desde que se construyó, a veces en medio de una casa. En 130 km, barricadas, torres de vigilancia y caseríos impedían cualquier paso no autorizado entre Berlín Occidental y Berlín Oriental.

Sin embargo, se dijo que cerca de 5.000 personas lograron alcanzar la RFA cavando túneles, escondiéndose en maletas y otros medios. Por desgracia, unas 80 personas murieron en el intento.

La demolición del muro comenzó en 1989 y Alemania se reunificó un año después. No obstante, todavía hoy en día, sigue siendo el símbolo de una pérdida de libertad y autonomía.

Organizar tu estancia en Berlín: ¿cuánto te puede costar?

Gastos de visitar Berlín. Calcula bien tu presupuesto para viajar a Berlín con toda la tranquilidad del mundo.

Para visitar Berlín, tendrás que incluir el precio del transporte. En general, los billetes de avión oscilan entre 60 y 120 € según la ciudad de donde salgas.

Cuando fui a Berlín en septiembre de 2018, los billetes de ida y vuelta a Berlín desde Málaga me costaron 120 €, a pesar de que los compré con solo un mes de adelanto.

Siéntete libre de usar un comparador de aerolíneas para encontrar el vuelo más barato. Easyjet sirve al aeropuerto de Berlín desde varias ciudades españolas.

También puedes optar por la opción de autobús, siempre que te encuentres cerca de la frontera alemana, aunque incluso en estos casos, no necesariamente pagarás menos y perderás mucho tiempo (11 horas de autobús desde Estrasburgo a alrededor de 100 € ida y vuelta por persona). Para un fin de semana, definitivamente no vale la pena.

El nivel de vida en Alemania y Berlín es aproximadamente similar al de España: saldrás ganando en algunos puntos (como la comida) y perdiendo en otros (como el transporte público). Así que planea un gran presupuesto para cubrir tus gastos.

Por supuesto, el coste del fin de semana en Berlín puede ser mayor o menor dependiendo de la forma en que viajes.

Por ejemplo, si decides ir a Berlín desde Madrid y alojarte en el hotel, 3 días te costarán casi 900 € para dos.

Por mi parte, fui con mi amiga durante 4 días completos y gastamos menos de 700 €, alojándonos en Airbnb y haciendo las comidas en el apartamento.

El alojamiento en la capital alemana

Dónde alojarse en Berlín. Para sacar el máximo partido de las actividades en Berlín, no dudes en escoger un alojamiento en pleno casco histórico.

Como capital, Berlín tiene una buena oferta de alojamiento más o menos caro para que puedas disfrutar plenamente de tu viaje a Berlín.

Tendrás que elegir entre diferentes barrios de la ciudad, cada uno con sus diferentes servicios. De hecho, el transporte público es bastante caro en Berlín y cuidado con colarse, hay muchos controladores y la mayoría de las veces, van de paisano.

  • Mitte, céntrico y turístico distrito de Berlín. Ideal si quieres visitar los atractivos de la capital caminando.
  • Kreuzberg, barrio inconformista de Berlín. No está lejos del centro, aunque seguramente tendrás que usar el metro para algunas estaciones.
  • Friedrichshain, el barrio de la fiesta. Ideal si te has ido a Berlín para vivir la noche.
  • Neukölnn, el nuevo distrito de la moda, no está lejos de Kreuzberg, aunque está un poco alejado de las principales actividades turísticas.

Luego, dependiendo de tu presupuesto, tendrás la opción de reservar una habitación en un hotel, hostal, casas de familia o apartamento privado en Airbnb.

Un hotel en Berlín cuesta entre 40 y 150 € por noche de media, según la fórmula que elijas y el barrio. Por ejemplo, cerca de Tempelhof, puedes ocupar una cabaña de madera por 40 € por noche o puedes preferir estar en Mitte, cerca de la Alexanderplatz, en un hotel de arte a 70 € por noche.

En el albergue, calcula unos diez euros por una cama en dormitorio con baño compartido. Está, por ejemplo, el albergue Three Little Pigs en el distrito de Kreuzberg a 15 € la cama por noche.

El couchsurfing también está bastante presente en Berlín y te permitirá quedarte directamente con un berlinés de forma gratuita. Por supuesto, es posible que no tengas una habitación propia y dependerá de las acciones de tu anfitrión, pero es especialmente una excelente manera de conocer a los lugareños y compartir momentos más auténticos para vivir como un berlinés

En Airbnb, también puedes quedarte en una casa de una familia o reservar un alojamiento completo. Las tarifas varían mucho según la temporada, la ubicación del apartamento y su posición. Recuerda reservar con anticipación para obtener las mejores tarifas.

Entonces, ¿listo para entrar en la exploración urbana de cada esquina y rincón de la ciudad combinando el inusual Berlín y el Berlín inigualable?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…
avatar