Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Trabajar como profesor en una asociación

Publicado por Raquel, el 26/07/2018 Blog > Clases particulares > Dar clases particulares > Dar Clases Particulares en una Asociación

La enseñanza: enseñar a saber, a saber hacer y a hacer saber – Louis Pawels.

Más que en una ayuda, las clases particulares se han convertido en toda una necesidad para muchos de nosotros. Clases en línea, clases de apoyo escolar, enseñanza para grupos… Existen muchas maneras de dedicarse a la educación particular.

Sin embargo, los servicios de un profesor particular tienden a ser caros, por lo que muchas familias y alumnos con presupuestos limitados se ven obligados a prescindir de este apoyo académico, que tiende a ser fundamental para garantizar el éxito escolar.

Aquí es donde entran en juego las asociaciones. Presentes en muchas localidades (principalmente ciudades grandes, pero también núcleos urbanos más pequeños), estos centros ofrecen un servicio de enseñanza totalmente voluntario y, por tanto, gratuito, para todo aquel que quiera perfeccionar su conocimiento de matemáticas, inglés o incluso piano.

¿Qué son las asociaciones de clases particulares?

Las asociaciones son una realidad un tanto desconocida. De hecho, puede que ni siquiera hubieses oído hablar de que existían has ahora. Y bien: ¿en qué consisten las asociaciones de clases particulares?

Una asociación es una alianza de varias personas entorno a un proyecto común y colectivo, que no busca crear ningún tipo de beneficio económico. La temática en torno a la cual se crean estos centros o entidades comunitarias pueden ser muy diversos: deporte, ayuda humanitaria, educación, etc.

Aprende en una asociación. Las asociaciones como lugar para aprender.

Esta libertad de fomentar una idea, un proyecto, se lleva poniendo en práctica desde hace muchos años. De hecho, nos remontamos a 1901, cuando se aprobó la Ley que promovía el derecho de Asociación en Francia, también conocida como la Ley Waldeck-Rousseau.

En España, esta realidad, regulada por la Ley Orgánica 1/2002, se contempla en el artículo 22 de la Constitución:

  1. Se reconoce el derecho de asociación.
    2. Las asociaciones que persigan fines o utilicen medios tipificados como delito son ilegales.
    3. Las asociaciones constituidas al amparo de este artículo deberán inscribirse en un registro a los solos efectos de publicidad.
    4. Las asociaciones sólo podrán ser disueltas o suspendidas en sus actividades en virtud de resolución judicial motivada.
    5. Se prohíben las asociaciones secretas y las de carácter paramilitar.

Podemos hablar de asociación si se trata de una entidad que respeta estos tres puntos:

  • Disponer de unos estatutos que fijen y rijan su funcionamiento y su organización.
  • Fundamentarse sobre los vínculos aportados por los miembros que se implican para hacer que las actividades de la asociación funcionen. Es decir, tiene un funcionamiento democrático.
  • No tener ánimo de lucro, lo que implica que no debe recibir beneficios. Si es así (que puede ser), los beneficios deben servir para financiar proyectos y actividades de la propia asociación. Es la manera que tiene la organización te autosustentarse.

Vamos a profundizar un poco más en este último punto. El hecho de que una asociación no pueda tener ánimo de lucro quiere decir que los beneficios o excedentes económicos que consiga no pueden repartirse entre los socios. No obstante, las asociaciones pueden tener contratos laborales (salvo que los estatutos dispongan lo contrario) y realizar actividades económicas que puedan generar excedentes económicos. Estos excedentes son incluso deseables para que la asociación pueda seguir funcionando.

Si crees que trabajar en una asociación no es lo que buscas, quizás te interese trabajar en algún organismo privado de clases particulares.

Ser profesor en una asociación: ¿cómo funciona?

La enseñanza es una profesión preciosa. Trasmitir conocimientos, valores y saberes a un alumno mediante clases de matemáticas, informática, lengua, etc., no tiene precio.

La auténtica baza de un profesor que trabaja en una asociación es su pasión, su voluntad y su gusto por dar clases particulares. De hecho, dado que las asociaciones tienen un carácter no lucrativo, los enseñantes que ejerzan la docencia en estas entidades solo serán recompensados con el reconocimiento y la gratitud de ver avanzar a sus alumnos. Una recompensa que, si bien a muchos no les termina de convencer, para muchos es lo más importante y gratificante de esta profesión.

Los profesores tendrán que adaptarse a todos los niveles, desde primaria a bachillerato, pasando por secundaria y ayudas a la preparación de exámenes. Los perfiles de los docentes varían en función de las asociaciones, pero hay un rasgo común a todos ellos: su pasión por trasmitir saberes.

Los programas académicos de los centros escolares tienden a ser muy similares y suelen mantenerse casi iguales año tras año. No obstante, los profesores tienen que mantenerse siempre al tanto de las programaciones. Solo de este modo serán capaces de conseguir que sus alumnos progresen de acuerdo con el curso académico al que se van a tener que enfrentar (si las clases se dan durante las vacaciones escolares) o al que se están enfrentando (si las clases se desarrollan durante el curso).

Apasionados de la docencia dando clases particulares. Ser profesor voluntario: más que un trabajo, una vocación.

Y esto es algo que no podemos perder de vista. Ser profesor en una asociación exige tiempo y motivación, y puede llegar a ser una tarea muy estresante. Se trata de todo un compromiso, una auténtica vocación profesional.

Si quieres dedicarte a este tipo de docencia, tendrás que tener mucho control y deberás ser capaz de gestionar no solo tu tiempo, sino también tu ansiedad y tus nervios, para que tus clases sean lo más eficaces y accesibles para los alumnos.

Piensa que los alumnos de las asociaciones buscan una alternativa a las clases más «tradicionales» que reciben en los centros educativos, así que tu metodología de enseñanza tendrá que ser más humana, más cercana. No dudes en dejar volar tu imaginación para que todos tus estudiantes se sientan incluidos.

Confía también en el boca a boca para publicitar tus clases particulares.

La asociación: una alternativa al apoyo escolar clásico

Aprender a redactar un texto argumentativo, a realizar análisis sintáctico de frases, a descomponer palabras morfológicamente… En las asociaciones de clases puedes hacer todo esto y muchísimo más. ¡Y con un precio imbatible!

A fin de cuentas, los profesores que trabajan en las asociaciones son voluntarios. Nada de facturas ni de deducciones fiscales… solo un docente y su pasión por la enseñanza, su rama de especialidad (lengua, inglés, física, biología, historia…) y sus alumnos.

Las clases de las asociaciones se diferencian de las más «tradicionales» por su tarifa, como ya decíamos, pero no solo eso. De hecho, como también mencionábamos anteriormente, las asociaciones suelen adquirir un enfoque más humano, y, por tanto, más pedagógico.

El empleo del tiempo es más flexible, ya que no hay que seguir un marco estricto lleno de limitaciones, como ocurre en la mayoría de academias. El profesor, por tanto, tendrá que esforzarse más en hacer que las clases sean amenas y en que se aborden todos los contenidos necesarios: será todo un reto que le permitirá poner a prueba sus aptitudes pedagógicas.

Los profesores ayudan a mantener la motivación de los alumnos. Cuando enseñanza rima con compromiso.

Al igual que las clases de apoyo escolar más clásicas, también se pueden dar clases a pequeños grupos e incluso ayudar a los alumnos a prepararse para un examen haciendo simulacros en un ambiente un poco más distendido.

Además, dado que las clases se suelen desarrollar en los locales propios de las asociaciones, en muchos casos los profesores disponen de muchísimo material pedagógico, como manuales y juegos didácticos.

Aquí te hacemos un pequeño resumen de lo que las clases de una asociación pueden aportar en comparación con las clases más «tradicionales» en el marco de una entidad más estructurada (como una academia privada, por ejemplo):

Clases particulares tradicionalesClases particulares en asociación
De pagoGratuitas
La calidad de la enseñanza está, en cierto modo, garantizadaLos profesores son voluntarios, con lo que su pasión y motivación es innegable, pero eso no quiere decir que tengan mucha experiencia docente
Estructura de contenidos y metodología limitadaOrganización libre y, por lo general, más cercana
Existen muchas academias y centros de enseñanza privados en EspañaNo hay mucha oferta de asociaciones, especialmente en los núcleos de habitantes más pequeños
Ofrece clases de apoyo intensivas, preparación de exámenes, cursos de verano, etc. La oferta es muy similar, pero depende de la asociación y de los participantes.

¿Y cómo puedo encontrar una asociación en España? ¿Cuáles ofrecen clases particulares? ¿Habrá alguna en el sitio en el que vivo?

Intentaremos responder a estas preguntas a continuación. De nuevo, si crees que esta opción no te convence, siempre puedes dedicarte a trabajar como profesor en línea.

Algunos ejemplos de asociaciones en España

Ya vivas en Madrid, Barcelona, Valencia o A Coruña, seguro que cerca de ti hay asociaciones que ofrecen clases particulares (a domicilio o presenciales). De hecho, pese a que no son muy frecuentes, seguro que hay muchas más de lo que te piensas.

Asociaciones docentes en ciudades españolas. ¿Buscas una asociación en España?

Muchas de ellas están específicamente pensadas para familias con pocos recursos, personas que quieren recibir una formación pero no pueden permitirse pagar una academia o un profesor privado.

  • En Madrid encontramos, por ejemplo, la asociación Mayas (Maestros y Alumnos Solidarios) que, desde su fundación en 2009, trabajan para dar clases de refuerzo y apoyo escolar a alumnos con dificultades de aprendizaje en distintos centros escolares en la capital. Otra asociación que también desarrolla su trabajo en Madrid es La Rueca, que gestiona planes de integración y desarrollo socioeducativo para favorecer a los alumnos con mayores dificultades.
  • La Fundación Iniciativa Solidaria Ángel Tomás, con sede en Valencia, realiza una labor preventiva enfocada a los niños y adolescentes en situación de riesgo, mediante servicios de apoyo socioeducativo y escolar, entre otros.
  • En Sevilla existe, por ejemplo, la Asociación Aliento, que realiza actividades de verano, crea grupos de estudio asistido, forma talleres infantiles, etc.

Las asociaciones son esos lugares en los que todo es posible, ¡hasta ser profesor! Más que una afición, se trata de toda una pasión por la trasmisión de conocimientos, en el que el saber y la creación de

También puedes entender las asociaciones como una manera de ganar experiencia, disfrutar con la enseñanza y empezar a crear una pequeña red para a continuación trabajar como profesor a domicilio.

¿Te gustaría trabajar dando clases particulares por Internet?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar