Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Cómo enseñar italiano a domicilio?

Publicado por Coral, el 05/01/2017 Blog > Idiomas > Italiano > Ser Profesor sin Salir de Casa: ¿Es Posible?

En la era numérica, es fácil hacerlo todo desde casa. La compra, comunicarse con el otro lado del planeta, trabajar con el ordenador, estudiar…

¿Pero, es posible aprender y ejercer un trabajo desde casa (sin tener que pasar unas oposiciones)?

Seguir clases en línea y obtener un diploma no es ningún problema. Hoy en día, las COMA, clases en línea propuestas por prestigiosas universidades, están de moda. Los estudiantes obtienen así un diploma virtual que prueba que responden a todos los criterios de aprendizaje teórico.

Pero el mundo profesional requiere también de práctica y experiencia. Y en el ámbito de las clases a domicilio, la experiencia puede ser primordial.

La disciplina de lenguas vivas requiere que los candidatos al puesto de profesor de italiano sean organizados y pedagogos. Capacidades ambas que se aprenden con el tiempo y la experiencia personal o profesional.

¿Cómo ser profesor de italiano sin salir de casa? ¿Cómo adquirir los conocimientos de los que han elegido realizar estudios presenciales en la universidad y hacer un doctorado?

Descubre todo lo que necesitas saber sobre cómo impartir clases de italiano.

El trabajo de profesor particular, ¿requiere un diploma?

¿Estás considerando seriamente ser profesor de italiano?

Solo, que no tienes estudios relacionados con la enseñanza o con el italiano.

Requisitos para poder ser profesor. Es necesario estar diplomado para enseñar en los centros públicos.

Los diplomas son esenciales en la enseñanza pública. Ya sea para los idiomas, las matemáticas, la historia y geografía, la educación física, la física y química, CTM, lengua…

Para acceder al puesto de profesor de idiomas, hay que tener estudios universitarios y pasar un oposición.

Una vez superadas las oposiciones, si tienes suficientes puntos, podrás obtener una plaza en un instituto o un centro de Formación Profesional.

Si quieres orientarte hacia el trabajo de docente, elige la mejor formación posible para ser profesor. Porque para poder pasar una oposición, primero tienes que haber superado tus estudios universitarios y haber realizado o bien el CAP para aquellos alumnos que lo obtuvieron antes de 2009, o a partir de esta fecha, un Máster en formación del profesorado de educación secundaria obligatoria, bachillerato, formación profesional y enseñanza de idiomas, de una duración de un año.

En cambio, para enseñar en la universidad, es esencial pasar antes un doctorado, lo que añade de uno a tres años más de escolaridad.

Pero si bien todos estos diplomas son aconsejables, también puedes lograrlo sin ellos.

¿Cómo?

Si decides ponerte por tu cuenta, no te hace falta ningún diploma. Eres el único dueño de tu negocio. Sin embargo, tu s clientes te pedirán a menudo tu CV y se mostrarán más confiados si tienes un diploma o una experiencia significativa en el ámbito de la enseñanza. No dudes por tanto en indicar tus competencias y conocimientos.

Sacia tu pasión por la lengua italiana dando clases a domicilio

¿Te preguntas sin duda, cuáles son las ventajas de dar clases a domicilio?

Contrariamente a los profesores del Ministerio de Educación y Cultura, podrás decidir tú mismo lo que quieres enseñar a tus alumnos.

Una solución que han elegido más de 1200 profesores de lengua italiana en el sitio Superprof. Ya seas estudiante o hayas comenzado tu carrera laboral, ser profesor a domicilio es una buena experiencia que puedes señalar en tus futuras candidaturas.

¿Pero, cómo dar clases?

Enseña a tus alumnos lo que más te apasiona. Diviértete transmitiendo a tus alumnos tu pasión por la cultura italiana.

La forma más conocida es por supuesto distribuir anuncios por todas partes en tu localidad. Pon en los comercios cercanos, como la panadería por ejemplo. A algunos padres puede interesarles que sus hijos vayan a clases de italiano.

Puedes probar igualmente en las escuelas y los institutos. Estos tienen por lo general tablones de anuncios en los que se difunden este tipo de servicios. Coloca tu papel con tu número de teléfono y espera que llame tu primer cliente.

Dar clases a domicilio es una forma de divertirse. Puedes verlo como compartir una misma pasión. Y si tu alumno solo quiere tener mejor nota en el instituto, tu objetivo será tratar de transmitirle tu pasión.

En efecto, dar clases a domicilio es mucho más que enseñar gramática, conjugación, u otras reglas lingüísticas. Ser profesor de italiano es sobre todo una forma de saciar tu pasión por el país y su cultura.

Divierte a tu alumno al tiempo que disfrutas al enseñarle italiano. Hazle descubrir la historia del país y su geografía. Enséñale las fotos de los paisajes más bellos que hay que ver en Italia.

Algunas series se traducen con subtítulos en italiano. No dudes en ponerle algunos episodios para despertar su curiosidad. Así es como conseguirás mantener su atención.

Además de ser profesor particular, descubre dónde puedes impartir clases de italiano.

Aprovecha las plataformas de clases particulares para ser profesor a domicilio

También puedes encontrar clientes en internet.

Puedes publicar tu anuncio en sitios como Mil Anuncios o utilizar plataformas consagradas a este tipo de intercambio. Existen varias plataformas como la de Superprof. Los profesores presentan su formación y están clasificados por ciudad. Así, es fácil para el alumno encontrar un profesor cerca de él.

¡Casi 330 000 profesores han elegido esta solución en Superprof a día de hoy!

¿Te preguntas aun así qué nivel hay que tener?

En lo que respecta a las clases a domicilio, no se requiere ningún nivel en concreto. Evidentemente es necesario tener conocimientos de italiano y saber transmitirlos. Pero también puedes darle clases a un alumno de elemental al principio para ganar confianza.

A medida que adquieres confianza en ti mismo aceptarás alumnos con un nivel más alto.

Utilizar este tipo de plataformas ofrece numerosas ventajas para ambas partes. Aporta seguridad dado que tanto los profesores como los alumnos están inscritos en la página y eso evita las estafas. Sabrás quiénes son los alumnos y su nivel. Se trata de un acuerdo común.

Dar clases particulares gracias a internet. Propón clases particulares en plataformas especializadas.

Además, los precios son a menudo más ventajosos que si acudes a un profesor que proviene de la enseñanza pública o privada.

Muchos alumnos se decantan por esta forma de aprendizaje. Esto facilita igualmente los intercambios, dado que las clases pueden hacerse a través de internet si no es posible desplazarse.

Algo que los profesores aprecian, es poder organizar sus horarios como lo deseen. Si eres estudiante, te resultará más fácil conciliar estudios y trabajo. Internet es por tanto una excelente solución para ser profesor de italiano.

Por otro lado, ¿crees que es imprescindible haber ido a Italia para enseñar el idioma?

¿Se puede ser profesor de italiano gracias a los recursos en línea: aplicaciones, clases, vídeos?

¿Vives una historia de amor con internet?

¿Te preguntas si es posible adquirir las competencias lingüísticas necesarias en línea?

La respuesta es sí y no. Porque sí, te será posible acceder fácilmente a contenidos en línea y gratuitos. Hoy en día, hay numerosos internautas y youtubers que deciden compartir sus conocimientos a través de páginas de internet o de vídeos. Puedes por tanto seguir un curso por etapas.

Puedes encontrar principalmente todas las informaciones relacionadas con:

  • la gramática
  • la ortografía
  • las conjugaciones
  • la historia de Italia

Los creadores de estos recursos en línea son a menudo grandes apasionados de Italia. Ya se trate de profesores escolares o de simples aficionados del idioma, sabrán transmitirte los conocimientos necesarios para mantener una conversación en italiano.

Aprende italiano online. Hay multitud de recursos disponibles en internet.

Sin embargo, te faltará siempre un punto importante del aprendizaje de una lengua: la práctica.

Porque internet reemplaza los manuales, pero ciertamente no la experiencia. Es muy difícil responder en italiano a un ordenador, ¡salvo con un programa adaptado! No podrás por tanto practicar la lengua al oral, a menos que encuentres un interlocutor.

Aprender un idioma en línea implica que nadie te podrá corregir. Tus ejercicios puede que se corrijan de forma automática, pero sin duda puedes adquirir malas costumbres que luego te resultará difícil corregir.

Y no olvides que el italiano es sobre todo una pasión que se vive. Nada podrá reemplazar un magnífico viaje a Italia para descubrir su historia y su cultura.

Por último, para consolar a los que se disponen a lanzarse a una formación en línea, es bueno saber que, según L’Ethnologue, revista lingüística americana, el italiano es la lengua del mundo más parecida al español.

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar