«La dureza y la rigidez son compañeras de la muerte. La fragilidad y la flexibilidad son compañeras de la vida» - Lao Tseu

Tanto si eres principiante como si no, el yoga es una técnica muy popular cuando se trata de estirar los músculos, controlar la respiración o tonificar el cuerpo. Y eso es lo bueno de la práctica del yoga: es muy rica y aporta una gran variedad de beneficios muy completa.

Entre los deportes practicados habitualmente por los españoles, el yoga y el pilates se encuentran en una buena posición, y cada vez lo practican más personas. ¡Probablemente se deba a que las ventajas del yoga son muy numerosas! 

De esta manera, entre los estiramientos, la alineación de cuerpo y mente, el pranayama y las posturas, la práctica regular del yoga garantiza una serie de efectos positivos. Pero si hay uno que preocupa a todo el que empieza a practicarlo, ¡es la flexibilidad! Y es que, ¿cuántas veces has soñado con tener una buena flexibilidad? ¿El único problema? ¡Algunas personas no lo consiguen!

Desde el Hatha yoga al Kundalini, pasando por el Ashtanga yoga o el yoga prenatal, para muchas personas practicar yoga implica tener que ser flexible. Sin embargo, ¡esta es una idea preconcebida! Una sesión de yoga no requiere necesariamente tener una buena flexibilidad.

El yoga es una actividad que puede practicar todo el mundo, incluso los más rígidos y ¡los más principiantes! ¿Aún lo dudas? Saca tu esterilla de yoga, ¡te lo explicamos todo!

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

La flexibilidad al empezar con el yoga

que es mejor para la flexibilidad yoga o pilates
El saludo al sol, el pranayama… ¿Crees que no eres lo suficientemente flexible? ¡El yoga te espera!

Aunque la flexibilidad no es algo imprescindible para hacer asanas de yoga y para ser bueno en la disciplina, eso no significa que no sea útil. De hecho, tener poca flexibilidad es un buen motivo para empezar a practicar yoga. Porque seamos sinceros, ¡raras son las posturas en las que no haya que esforzarse un poco!

Además, no debes desanimarte al comenzar la primera clase, ¡ni mucho menos!

Empezar a practicar yoga sin ser flexible también es una buena forma de fijarse una meta y un margen de mejora. Y hay que decir que, entre los ejercicios de respiración, las posturas y las secuencias, el yoga para principiantes es una buena actividad. ¡Muchos ejercicios son ideales para ganar flexibilidad!

Al igual que con la gimnasia o incluso con el pilates, el yoga para principiantes es, por tanto, la garantía de una mayor flexibilidad. Pero ¿cómo se consigue?

En primer lugar, es fundamental practicarlo de forma regular, ya que ganarás flexibilidad a lo largo de las clases. Además, hay que tener en cuenta que la flexibilidad no se mejora de un día para otro, aunque todo el mundo puede mejorarla en mayor o menor medida. Alentador, ¿verdad? ¡Una buena razón para que quieras empezar a practicar yoga!

Desde esta perspectiva, el yoga tiene muchas ventajas, ya que aparte de mejorar el equilibrio, hace que nuestras extremidades sean más flexibles, gracias no solo al desarrollo de la musculatura profunda (los músculos que usamos menos), sino también a la repetición de determinadas posturas de yoga.

Si nos esforzamos cada vez un poco más, ¡siempre acabamos consiguiendo nuestros objetivos! Y si ser más flexible con el transcurso de las sesiones tiene una ventaja principal, aparte de los beneficios del deporte, ¡es que puedes estar orgulloso de ti mismo!

Un pequeño consejo para principiantes: practicar yoga con los ojos cerrados (¡cuando sea posible, por supuesto!) a veces puede facilitar ciertos movimientos. ¡Pruébalo!

Yoga: una forma de mejorar la flexibilidad

mejorar flexibilidad yoga
Lejos de una sesión de meditación o relajación, el yoga es también una disciplina donde pueden ser importantes ciertas habilidades, sin llegar a ser necesarias. ¡La flexibilidad es una de ellas!

En las clases de yoga, se desarrollan muchas habilidades físicas y mentales. Siendo la flexibilidad una de ellas, merece la pena saber por qué. Ya hemos entendido que no basta con querer ser flexible para serlo y también que no es necesario tener mucha flexibilidad para empezar a practicar yoga.

Esta disciplina tiene muchas ventajas para el cuerpo y nos permite progresar a lo largo de las sesiones y forjar una relación mucho más íntima con nuestro propio cuerpo. ¡Y eso es gracias a los ejercicios de flexibilidad!

Sin embargo, es importante no buscar la flexibilidad a toda costa a la hora de practicar una secuencia, ya sea haciendo yoga en casa o en clases en grupo. De hecho, no es necesariamente un objetivo en sí mismo para practicar bien el yoga.

Lo principal es saber buscar el equilibrio correcto, en lugar de hacer mal una postura siendo muy flexible. De hecho, ser «rígido» pero eficiente es mucho mejor que ser flexible, pero hacerse daño por un movimiento incorrecto. ¡Todo debe estar en equilibrio!

Además, trabajar la flexibilidad a través de posturas de yoga te permite reconectarte contigo mismo, aprender a saber de lo que eres capaz y de lo que no eres capaz y familiarizarte con una noción clave del yoga: la templanza y el dejarse llevar. 

No tiene sentido empeñarse, ¡es mejor entender que el yoga va más allá de la flexibilidad! También es mejor disfrutar de los estiramientos de yoga en lugar de preocuparse y empecinarse.

¿Te interesan las clases de yoga online? ¡Encuéntralas en Superprof!

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
5
5 (15 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (32 opiniones)
Annie
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
40€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Joyce
5
5 (24 opiniones)
Joyce
12€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Raquel
5
5 (25 opiniones)
Raquel
45€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Li
5
5 (7 opiniones)
Li
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

Flexibilidad y respiración: un vínculo sólido en el yoga

desarrollar flexibilidad yoga
Acompañado por un buen profesor de yoga, la flexibilidad puede convertirse enseguida en una nueva habilidad.

«La respiración es la cuna del ritmo» - Rainer Maria Rilke

¡Todos estaremos de acuerdo en que la respiración es un elemento clave en nuestra vida! Y en el yoga pasa lo mismo, pero la respiración adquiere una importancia completamente diferente, que puede estar directamente relacionada con la flexibilidad. ¡Haz caso a Rainer Maria Rilke!

De hecho, además de conectarnos con nuestro «yo» profundo, la respiración ayuda a atenuar ciertos esfuerzos, pero sobre todo, a acompañar a otros. Entre estos esfuerzos, ¿por qué no pensar en estiramientos y posturas donde la flexibilidad está en juego, por ejemplo?

Al exhalar por la nariz, la calma y la sensación de malestar se desvanecerán gradualmente. A lo largo de las sesiones, las barreras físicas pueden disminuir, o incluso relajarse, para ir más lejos en los movimientos. Resultado: ¡ganamos flexibilidad!

Practicar yoga implica sobre todo saber vincular los diferentes aspectos de la disciplina. Porque, por ejemplo, hacer estiramientos con la respiración entrecortada será peor que si cada movimiento va acompañado de una respiración adaptada, que sigue la armonía del cuerpo.

La idea, una vez más, es saber escucharse a sí mismo. ¡Esa es la clave del yoga! 

Yoga: saber escucharte a ti mismo para ganar flexibilidad

¡Sí, la clave, la verdadera, es esta! Si para ti practicar yoga es una tarea que reproduces mecánicamente todas las semanas, la flexibilidad no es algo que te interese, por la sencilla razón de que seguramente te rindas a la más mínima dificultad.

Aunque ser flexible no es un componente esencial del yoga, ganar flexibilidad puede ser interesante.Y esto ocurre tras comprender cómo funciona el cuerpo. ¿Qué me quiere decir mi cuerpo? ¿Cuál es mi límite corporal? ¿Qué reflejos físicos debo adoptar durante las sesiones para mejorar?

Por ejemplo, algunas personas preferirán hacer sus sesiones de yoga al final del día, ya que en este momento el cuerpo suele estar menos tenso. Otros preferirán hacer movimientos repetitivos cada semana para entrenar los músculos.

Todo esto te hará entender que ser flexible también está en la cabeza, y sobre todo: contigo, y solo contigo.

Un pequeño consejo: no te olvides de hidratarte (¡con agua, por supuesto!) para cuidar los músculos, que son los que ganan flexibilidad.

Posturas de yoga para ganar flexibilidad

posturas flexibilidad yoga
Entre el yoga dinámico, el yoga nidra o el iyengar, cada disciplina tiene sus códigos, pero todas tienen una base común: la flexibilidad.

¿Quieres hacer estiramientos y posturas para ser más flexible en yoga? ¡Genial! De hecho, las posturas de yoga donde la flexibilidad no entra en juego aunque sea un poco son escasas o incluso inexistentes.

A continuación, tienes algunos movimientos que pueden hacer que mejores tu flexibilidad. No dudes en recurrir a un profesor particular que los integre en tu rutina. ¡Buscando en Superprof, por ejemplo!

  • El medio puente.
  • El ángulo abierto.
  • El perro boca abajo.
  • El perro boca arriba.
  • La paloma.
  • La pinza.
  • El zapatero.
  • El ojo de la aguja.
  • La cara de vaca.
  • El árbol.
  • ¡Y muchos más!

¡Recuerda que lo principal es también y sobre todo divertirte y no esforzarte demasiado!

En conclusión, hay que entender que la flexibilidad no es algo totalmente necesario para practicar bien el yoga. Al contrario, puede ser un auténtico desafío a la hora de iniciar la práctica. Sin embargo, hay que admitir que la flexibilidad permite hacer las posturas de una forma más fácil. ¡Pero no mejor!

¡Hay que encontrar el equilibrio justo para practicarlo según tus deseos, tus capacidades y tus gustos! ¡Ánimo!

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (2 nota(s))
Cargando...

Marisol

Traductora y correctora. Lectora empedernida. Me encanta viajar, la música y vivir nuevas experiencias.