Aprende del ayer, vive para el hoy, espera en el mañana. Lo importante es no dejar de hacerse preguntas.

Albert Einstein

En España, los niños y los adolescentes disfrutan de una media de unas 16 semanas de vacaciones escolares, de las que la mayoría son en verano (julio y agosto).

Un largo período que les permite recargar pilas, divertirse, viajar a la playa o a la montaña pero también aburrirse e incluso llegar a olvidar lo aprendido en la escuela o el instituto durante el año escolar.

Por esta razón, resulta importante recapacitar sobre el paso al siguiente curso y dar un repaso a las nociones adquiridas durante el curso anterior para no olvidarlas y empezar con buen pie en septiembre.

No obstante, ¿cómo se puede repasar en verano? ¿Cómo cubrir todas aquellas lagunas que se han quedado del curso anterior? ¿Qué herramientas se pueden utilizar de cara a repasar en verano? No te preocupes, porque en este artículo ahondamos en todas estas cuestiones.

Los mejores profesores disponibles
Felipe
4,8
4,8 (5 opiniones)
Felipe
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (11 opiniones)
Rodrigo
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (9 opiniones)
Rodrigo
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
4,9
4,9 (71 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (20 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (1 opiniones)
Jesus
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Kasia
4,9
4,9 (31 opiniones)
Kasia
27€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jose miguel
5
5 (3 opiniones)
Jose miguel
15€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Elena
5
5 (6 opiniones)
Elena
14€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Antonio
4,9
4,9 (15 opiniones)
Antonio
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pamela
4,9
4,9 (13 opiniones)
Pamela
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pablo
5
5 (11 opiniones)
Pablo
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Natalia
4,9
4,9 (7 opiniones)
Natalia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan
4,9
4,9 (20 opiniones)
Juan
17€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guadalupe pilar
5
5 (36 opiniones)
Guadalupe pilar
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan
5
5 (11 opiniones)
Juan
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Felipe
4,8
4,8 (5 opiniones)
Felipe
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (11 opiniones)
Rodrigo
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Rodrigo
5
5 (9 opiniones)
Rodrigo
18€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Patricia
4,9
4,9 (71 opiniones)
Patricia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (20 opiniones)
Mina
35€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jesus
5
5 (1 opiniones)
Jesus
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Kasia
4,9
4,9 (31 opiniones)
Kasia
27€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Jose miguel
5
5 (3 opiniones)
Jose miguel
15€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Elena
5
5 (6 opiniones)
Elena
14€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Antonio
4,9
4,9 (15 opiniones)
Antonio
30€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pamela
4,9
4,9 (13 opiniones)
Pamela
10€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Pablo
5
5 (11 opiniones)
Pablo
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Natalia
4,9
4,9 (7 opiniones)
Natalia
20€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan
4,9
4,9 (20 opiniones)
Juan
17€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Guadalupe pilar
5
5 (36 opiniones)
Guadalupe pilar
25€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Juan
5
5 (11 opiniones)
Juan
22€
/h
Gift icon
¡1a clase gratis!
Vamos

¿Con qué frecuencia hay que repasar durante las vacaciones de verano?

¿Qué ritmo se debe adoptar para las revisiones durante el verano?
Tus hijos también pueden dar clase por videollamada durante el verano.

Ante todo, el objetivo principal de las vacaciones escolares y de las vacaciones de verano es descansar.

El curso escolar es muy largo aunque haya vacaciones de Navidad y Semana Santa, así como festivos. Tus hijos necesitan «no hacer nada», divertirse, compartir momentos contigo y tomarse un tiempo para hacer lo que les gusta.

El verano es la estación perfecta para aprender de una manera diferente y desarrollar habilidades poco utilizadas o poco potenciadas en el colegio: la confianza en uno mismo, los conocimientos generales, las aficiones creativas, la actividad física y deportiva...

De este modo, la primera parte de las vacaciones se debe dedicar enteramente al descanso: es preciso olvidarse del colegio, no pensar en las tareas ni en los exámenes y dejar de lado los cuadernos de vacaciones y disfrutar.

Sin embargo, esto no es incompatible con otras actividades que les puedes ofrecer a tus hijos como:

  • Realizar una estancia lingüística.
  • Escribir un diario de viaje.
  • Leer aquello que les gusta.
  • Jugar a videojuegos educativos.
  • Realizar visitas culturales.
  • Ver películas, documentales y dibujos animados en lengua extranjera...

Eso sí, no te excedas, ya que el descanso es una fase necesaria para un buen aprendizaje.

No obstante, tras unos días de descanso, podrás hablar del trabajo escolar y comenzar a repasar aquello en lo que estés interesado, en función también del nivel de tus hijos.

En el caso de los niños de Primaria, bastará con unos 30 minutos al día de lunes a viernes:

  • lunes: lengua
  • martes: matemáticas
  • miércoles: inglés y cultura general
  • jueves: lengua
  • viernes: matemáticas

En el caso de Secundaria, bastará con unos 45 minutos al día:

  • lunes: lengua
  • martes: matemáticas
  • miércoles: física, química, tecnología, informática...
  • jueves: historia-geografía
  • viernes: inglés y francés

Finalmente, en el caso de los alumnos de Bachillerato, lo interesante sería repasar durante al menos una hora al día:

  • lunes: lengua
  • martes: matemáticas
  • miércoles: inglés y alguna asignatura de especialidad
  • jueves: historia o filosofía
  • viernes: especialidad y francés/alemán

Si eres de los que se va de vacaciones en agosto, también puedes empezar antes a repasar para que descanse durante los días que estéis fuera o incluso llevarte el material que vayan a necesitar para repasar antes de iros a la playa o a la piscina.

¿Cómo cubrir las lagunas académicas en las vacaciones?

¿Cómo compensar el retraso durante el verano?
Existen muchas formas para ayudar a tus hijos a ponerse al día en verano.

¿Tus hijos ha experimentado alguna dificultad durante el curso escolar? ¿No han adquirido ciertas nociones esenciales para el futuro? ¿Las matemáticas no son lo suyo? Si este es el caso, quizá estas lagunas se puedan acumular al comienzo del año escolar, a riesgo de perder la confianza total en sus capacidades, de encerrarse en ellos mismos y de rechazar el sistema escolar.

No obstante, no te preocupes, porque hay solución. Las vacaciones escolares son el momento perfecto para darle un impulso a tus hijos y volver a encaminarlos hacia el éxito.

Primero, dale un tiempo para que descanse justo después de acabar, antes de recurrir a las diferentes soluciones que tienes a tu disposición para ayudarle a ponerse al día:

  • Contratar a un profesor particular que venga varios días para repasar el programa escolar y recuperar la confianza de tus hijos.
  • Apuntarlos a un curso intensivo de 5 días de 3 o 4 horas al día para refrescar.
  • Inscribir a tus hijos en una escuela de verano.
  • Apuntarlos a un campamento de verano.
  • Acompañarlos tú mismo retomando el programa escolar completo.

Independientemente de la opción que escojas, por lo general, te recomendamos que contrates a un profesor particular si tu hijo así lo necesita y no tienes tiempo para dedicarle. Además, aunque tengas tiempo, también tienes que contar con una cierta pedagogía a la hora de explicarles, ya que, de lo contrario, vuestra relación sería quizá complicada.

Con respecto al precio, debes saber que hay unas opciones más económicas que otras. Lo mejor será informarse bien para que no se resienta el bolsillo a final de mes y tu hijo pueda sacarle el máximo provecho al verano.

En Superprof, nuestros profesores son los que establecen sus propias tarifas en función de:

  • su nivel de experiencia
  • la asingatura que imparten (¿buscas un apoyo académico completo o una asignatura específica?)
  • el curso en el que están tus hijos (primaria, secundaria, bachillerato, superior)
  • su formación
  • la ubicación geográfica
  • si las clases son presenciales o por cámara web

Las diferentes herramientas para repasar durante las vacaciones de verano

¿Qué herramientas usar para las revisiones de verano?
A veces, resulta muy productivo contar con el apoyo de un profesor particular.

A la hora de ayudar a tu hijo a repasar durante el verano, existen una serie de herramientas que podrán serte de ayuda.

En primer lugar, lo primero que nos suele venir a la cabeza a la hora de repasar para el verano son los cuadernillos de vacaciones. Lo mejor es escoger uno de acuerdo con el curso de tus hijos.

Existen desde infantil hasta Bachillerato, suelen ser bastante entretenidos y, por lo general, a los niños no les cuesta demasiado ponerse a trabajar en ellos mientras se divierten. Lo bueno para ti, como padre, es que no tendrás que quebrarte la cabeza con respecto al programa.

Si optas por los cuadernillos, no dejes que tus hijo trabajen con ellos solos, acompáñalos para que se puedan familiarizar con las lecciones y ejercicios del cuadernillo.

También tienes la posibilidad de utilizar videojuegos educativos para repasar todas las nociones del programa. Suele haber algo para todos los niveles y todos los temas. Les resultará muy divertido y les permitirá cambiar su forma de repasar.

La aplicación M.A.R.S. de SM también ofrece una gran cantidad de contenido compatible con el plan de estudios. Es muy completo y facilita mucho la tarea.

Por su parte, la plataforma Smile and Learn también resulta de gran utilidad para los más pequeños ya que podrán realizar un repaso por las diferentes asignaturas a través de ejercicios, juegos y actividades.

Asimismo, también puedes recurrir a las situaciones cotidianas para que tus hijos puedan repasar:

  • Las tablas de sumar, restar y multiplicar mediante una receta de cocina o a la hora de pagar en la caja del supermercado.
  • Nociones de cultura general, historia y arte a través de visitas (castillos, museos, espectáculos...).
  • Sus conocimientos sobre la naturaleza dando un paseo por el bosque o haciendo senderismo.
  • La memoria, la paciencia y el trabajo en equipo jugando juegos de mesa.

Alterna los diferentes métodos de repaso para no cansar al niño y que tampoco pase demasiado tiempo frente a la pantalla.

Nuestros consejos para animar a tus hijos a repasar en verano

¿Cómo animar a tu hijo a repasar?
¿Y si repasan con sus amigos?

Lo primero que te aconsejamos para repasar en verano es que comiences haciendo un balance de la situación:

  • ¿Qué necesitan tus hijos?
  • ¿Con qué asignaturas tienen más dificultades?
  • ¿Qué notas sacaron el año pasado?
  • ¿Qué ejercicios les cuestan más?

Coge sus cuadernos de las diferentes asignaturas y analiza sus puntos fuertes y sus puntos débiles: aquello que necesitan reforzar y aquello que solo necesitan volver a repasar para no olvidar.

Lo primero que te recomendamos es que fijes un planning, con un horario fijo para que las revisiones sean constantes. A continuación, te dejamos un ejemplo:

  • Lunes de 10 a 10:30 horas: matemáticas
  • Martes de 10 a 10:30: lengua
  • Miércoles de 10 a 10:30: ciencias
  • Jueves de 10 a 10:30 h: inglés y ciencias
  • Viernes de 10 a 10:30: lengua y matemáticas

Asimismo, no te olvides de prohibir el uso del móvil (si lo tiene) durante el tiempo de repaso para que esté completamente concentrado. Si tus hijos estudian en el ordenador, trata de desactivar todas las notificaciones (lo mejor es cortar el acceso a Internet si es posible).

Ofréceles una recompensa por cada objetivo alcanzado. Por ejemplo, «hoy comeremos en el chino si termináis 10 páginas del cuaderno de vacaciones».

Pídele a tus hijos que te expliquen lo que han estudiado ese día en 5 minutos por la noche. Este truco les ayudará a memorizar y asentar los conocimientos.

Por último, asegúrate de que tus hijos comen y duermen bien para asimilar correctamente todo lo que aprenden y repasan.

>

La plataforma que conecta profes particulares y estudiantes

1ª clase gratis

¿Te gustó este artículo? ¡Puntúalo!

5,00 (2 nota(s))
Cargando...

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».