Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Por qué hacer un viaje a Taiwán

Publicado por Marisol, el 07/11/2019 Blog > Idiomas > Chino > 10 Razones para Visitar Taiwán

«Nada desarrolla la inteligencia como viajar» – Émile Zola (1840-1902)

Viajar a Taiwán, una isla llamada «República de China» situada entre el Océano Pacífico y el Mar de China meridional, al sur de Japón y al norte de Filipinas, rompe el prejuicio de que este país solo se puede ver bajo el peso de su crecimiento económico en la economía mundial.

Aunque todos conocemos el Made in Taiwan, ya que el país tiene una gran capacidad de producción de componentes electrónicos, también encarna un contraste singular entre tradición y modernidad y alberga paisajes espectaculares, uno de los patrimonios culturales más ricos del continente asiático.

La sociedad taiwanesa está compuesta por 23,58 millones de personas, principalmente en la costa oeste, a lo largo de una gran área urbana que se extiende desde Keelung en el norte hasta Kaohsiung en el sur.

En 2018, 11 millones de turistas chinos, occidentales e internacionales visitaron Taiwán. Así, el turismo no para de crecer a pesar de las tensiones entre la República Popular de China, que aboga por la unificación de la isla a su territorio continental, y el gobierno independentista de Taiwán, dirigido por Tsai Ing-wen, la primera jefa mujer del Estado taiwanés.

¡Aquí tienes nuestras 10 razones principales para visitar Taiwán!

1. Visitar Taiwán por su rica historia

Las huellas de la ocupación humana en territorio taiwanés se remontan a 14 000 o 30 000 años atrás.

Historia de Taiwán Al ver los escarpados acantilados de la costa este, los portugueses gritaron «Isla Formosa» («¡Isla hermosa!»).

Más recientemente, hubo una población de origen austronesio alrededor del año 4000 a. C., que evolucionó sin contacto con el exterior hasta la llegada de los europeos en el siglo XVII.

La isla fue vista por primera vez por los europeos en 1542, cuando los acantilados que se sumergían en el mar asombraron a los marineros de una expedición portuguesa que navegaba hacia Japón.

Ante el esplendor de los paisajes que tenían frente a ellos, gritaron «Isla Formosa» («¡Isla hermosa!»), que le dio el antiguo nombre de Formosa a Taiwán.

Durante el siglo XVII, Formosa sufrió la colonización de los holandeses, que cristianizaron la isla y promovieron una inmigración masiva china para cultivar la tierra, lo cual alteró irreversiblemente la vida de los aborígenes de origen austronesio.

Una vez que los holandeses fueron expulsados de Taiwán en 1662, se produjo una duplicación de la población durante la dinastía Ming.

En 1895, la República de Taiwán, tras la derrota de China contra el Imperio de Japón, estuvo bajo el control del imperio colonial japonés hasta 1945, cuando el Imperio de Japón se rindió y cedió Taiwán a China, pero bajo un estricto control por parte de los Estados Unidos.

La segunda mitad del siglo XX fue testigo de la industrialización, la dictadura nacionalista de Chiang Kai-Shek y la vuelta a un régimen democrático.

Basándose en su historia, Taiwán aplica un eslogan: «un país, dos sistemas».

Debido a que Taiwán pertenece a la República Popular de China, no puede promover su soberanía en las relaciones diplomáticas internacionales, al tiempo que tiene la autonomía para organizar su propia vida política democrática (Parlamento, gobierno, sufragio universal directo).

Aunque hoy en día Taiwán es una sociedad liberal que juega un papel esencial en la economía de mercado capitalista mundial, sigue marcada por la cultura china, japonesa y budista (teñida de taoísmo).

2. Visitar Taiwán por su mezcla de cultura china y japonesa

Los rasgos culturales y la historia de la isla han marcado fuertemente la identidad de los taiwaneses, que actualmente se sienten taiwaneses y no chinos.

Dile a un local que es chino y seguramente te mirará mal.

Si lo pensamos, como occidentales, comer cocina china, descubrir la cultura china (el Año Nuevo Chino, la Fiesta de Primavera, la Fiesta de los Faroles o el budismo) o simplemente estar en China, es diferente de hacerlo en Taiwán, que tiene sus propias especificidades.

Por ejemplo, a diferencia de los chinos, se dice que los habitantes de la isla, y lo hemos comprobado, creen que está mal visto escupir en el suelo, mirar a alguien con insistencia y tirar colillas o chicles al suelo.

Todo está muy limpio, nunca verás bolsas de basura al aire libre por todas partes, como puede ser el caso en el sur de Europa (como Sicilia, Córcega, Italia continental…).

Los taiwaneses aplican un espacio personal comparable al de las sociedades europeas, en comparación con los chinos, que tienen fama de mantenerse unidos. En otras palabras, cuanto menos íntimas son las personas, más alejadas se mantienen de su interlocutor durante una conversación.

3. Visitar Taiwán por sus especialidades culinarias

La cocina taiwanesa se parece a la cocina china.

Gastronomía taiwanesa ¡Prueba los dumplings en los mercados taiwaneses!

Se come barato en las calles y restaurantes tradicionales, y los alimentos suelen ser frescos y de calidad.

Los taiwaneses son higiénicos y prestan atención a la comida. La cultura vegetariana se está extendiendo, como en cualquier poder económico donde aumenta el nivel de vida.

Podrás comer, por 35 o 70 NTD (1 € o 2 €) albóndigas, sopas de fideos, el stincky tofu, dumplings, xiaolongbao, platos de arroz con carne, pasteles de luna y té.

4. Visitar Taiwán por la seguridad

Como en todos los países asiáticos (Sur de Asia, Norte de Asia y Asia Oriental), Taiwán es un país muy seguro marcado por la ausencia de violencia gratuita y los robos. Estamos lejos de los países de América Latina y Europa.

En el metro de Taipéi, una vez me quedé dormido con mi cartera en el asiento de al lado y un local me despertó para devolvérmela. Por lo general, eso no habría pasado en España o en otros países occidentales.

Además, no es raro ver bicicletas aparcadas sin candados en la calle.

No hay sensación de inseguridad, tanto para hombres como para mujeres.

5. Visitar Taiwán por la hospitalidad taiwanesa

Esta es una de las principales razones por las que tienes que visitar Taiwán.

Amabilidad de los taiwaneses Taiwaneses: amables, sonrientes, siempre dispuestos a ayudarte.

Los taiwaneses son sonrientes, generosos, buenos, hospitalarios, solidarios y amigables. Aunque parecen tímidos, seguro que haces buenos amigos taiwaneses.

6. Visitar Taiwán por la belleza de los paisajes

Desde las montañas del norte hasta los parques nacionales del centro, desde las playas de Hsinchu hasta el Parque Nacional Kenting en el sur, Taiwán parece ser una montaña situada en el océano. Y todo está cubierto por un denso bosque tropical.

No se va a Taiwán por la estética de la industria de las tecnologías de la información, las aglomeraciones urbanas y la arquitectura de las ciudades, sino por la costa, las montañas, las llanuras, los arrozales o las plantaciones de té, por lo que verás hermosos contrastes de colores.

7. Visitar Taiwán por las aguas termales

Taiwán es uno de los países del mundo con más aguas termales. Descubiertas por los japoneses, se han convertido en una atracción turística y una fuente de ingresos para los taiwaneses. En el Parque Nacional de Yangmingshan, donde se puede hacer senderismo, hay unas magníficas aguas termales.

Advertencia: a finales de verano y otoño, el riesgo de tifón es alto durante el monzón de verano en el norte. ¡Recuerda consultar el clima local!

En Beitou, Taroko (manantiales de Wenshan), Antong Hot Spring, puedes sumergirte en las aguas burbujeantes, pero hay muchas más: Tai’an, Guguan, Dongpu (Yushan), Guanziling, Baolai, Bulao…

8. Visitar Taiwán por la calidad de las infraestructuras

Si te gusta la comodidad en los transportes, Taiwán no te decepcionará.

Comodidad en el transporte en Taiwán Toma el metro y el tren de Taipéi a Kaohsiung, la red es de muy buena calidad.

La red ferroviaria, por ejemplo. Desde 2007, hay un nuevo tren de alta velocidad, basado en la tecnología japonesa del Shinkansen, que viaja de Taipéi a Kaohsiung en 2,5 horas (incluidas las paradas), viajando a más de 300 km/h. ¡Podrás ir a Hsinchu, Miaoli, Taichung, Chiayi, Tainan o Kaohsiung en menos de 3 horas desde Taipéi!

Taipéi tiene un sistema de metro de 139 kilómetros (300 kilómetros para 2020), con seis líneas clásicas y una automática. En 2020, se inaugurará un metro en Taichung, con 3 líneas. Finalmente, la segunda ciudad más grande de Taiwán, Kaohsiung, tiene dos líneas, 38 estaciones y 44,7 km de vías.

La mayoría de las ciudades taiwanesas están bien comunicadas por ferrocarril, lo cual es bastante raro en el mundo para ser una isla (excepto Japón y el Reino Unido).

Alternativamente, hay 6 compañías de autobuses que conectan las principales ciudades de Taiwán: Kuo-Kuang Bus, Free Go Bus, Air Bus, UBus, Evergreen y Taoyuan Bus.

Por lo tanto, es fácil y agradable desplazarse por Taiwán, con un nivel de comodidad bastante alto.

9. Visitar Taiwán para reciclar residuos

Visitar Taipéi te permitirá ver algo inédito: los camiones de la basura, al final del día, anuncian su paso a los residentes con música de Beethoven ¡para cubrir el ruido de los motores de los camiones!

Los camiones de basura aparcan y los residentes llevan su basura, que se clasifica ahí mismo bajo la atenta mirada de los agentes de limpieza.

Hay que decir que la isla, tropical y sujeta a altas temperaturas, ha sufrido durante mucho tiempo las consecuencias de la contaminación y la proliferación de plagas como las cucarachas, que llenaban los callejones y lugares oscuros.

Para limitar este fenómeno, las autoridades establecieron en 2006 este nuevo sistema de reciclaje de residuos. La isla también ha sido recompensada por su gestión de residuos por otros países del mundo.

10. Visitar Taiwán para evitar el turismo de masas

Finalmente, debes visitar Taiwán porque es una isla que todavía está relativamente intacta por la urbanización y el turismo de masas.

Evitar el turismo de masas en Taiwán Aislarse de la civilización es posible en Taiwán. ¡Este es el parque Yangmingshan!

Aunque casi 24 millones de personas viven en una franja urbana de 300 kilómetros a lo largo de la costa oeste, la isla está cubierta en un 70 % por una exuberante vegetación (plataneros, plantas de té, arrozales, densa selva tropical, etc..) y el centro está salpicado de montañas que se elevan 3952 metros sobre el nivel del mar.

Además de eso, aunque 11 millones de turistas visitan el país cada año, hay un prejuicio sobre Taiwán: para la mayoría de las personas, Taiwán es solo una provincia de la República Popular de China.

Como China es oficialmente comunista y Taiwán está ausente desde el punto de vista diplomático, los turistas optan por otros destinos asiáticos (Indonesia, Filipinas, Vietnam, Camboya, Laos, Birmania o Tailandia).

Sin embargo, hay hermosos paseos, preciosas playas de arena blanca con aguas cálidas, lugares para practicar surf, la Isla Verde y la Isla de las Orquídeas para aislarse… ¡Hay algo para todos los gustos!

Es un destino que visitar porque no hay muchos turistas, ¡siempre que Taiwán no se convierta en Tailandia en el futuro!

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (Sé el primero en votar)
Cargando…
avatar