«Después de todo, ¿qué es un científico entonces? Es un hombre curioso que mira a través del ojo de una cerradura, la cerradura de la naturaleza, tratando de saber qué es lo que sucede». - Jacques Yves Cousteau

Seguramente muchos de tus compañeros, e incluso tú mismo, hayas tenido clases particulares de algunas asignaturas en algún momento de tu etapa escolar. Al fin y al cabo, las clases particulares nos garantizan un acompañamiento personalizado para ir adquiriendo nuevos conocimientos sobre una materia que o bien nos cuesta entender o bien queremos profundizar y adelantar.

Gracias al estudio de la química podrás adquirir competencias básicas de resolución, comprensión y argumentación que podrás aplicar no solo en tu día a día sino incluso en el mundo profesional en un futuro.

¿Quién sabe si no acabas siendo Louis Pasteur del siglo XXI?

Breve definición de la química

Desde pequeño, quizá te haya apasionado y sorprendido eso de hacer experimentos en casa, con las cosas que teníamos a nuestro alrededor, para conocer las reacciones que puede haber entre diferentes sustancias. Al fin y al cabo, la química es una fuente de bienestar y comodidad para el ser humano que da origen a los productos que cada día nos hacen la vida más agradable y que incluso nos facilitan la vida.

Motivos para dar clases de química.
Aunque la química no sea tu asignatura favorita, resulta una disciplina muy interesante. ¡Descúbrela con las clases particulares!

Esta disciplina científica se encarga de estudiar la composición y las propiedades de las sustancias materiales, la forma en la que interactúan y los efectos que tienen. Desde pequeños, estudiamos la química como parte de las Ciencias Naturales y posteriormente como una materia independiente, que cobra más importancia aún si tu interés es estudiar algo relacionado con el campo de las Ciencias de la Salud.

Quizá por esta misma razón es que la química es una asignatura que no goza del estatus de otras, pero que vale la pena esforzarse por comprender puesto que saber sobre química te ayudará en muchos momentos de la vida, y no solo a nivel profesional, puesto que todo lo que tenemos a nuestro alrededor está relacionado con la química.

Puede ser que no sientas pasión por la química, pero quizá con algunas de estas razones, hacemos que tu interés por las clases de química aumente y también comprendas por qué es importante estudiarla.

Razón 1: La química abarca una gran cantidad de campos científicos

La química es una disciplina científica, pero a su vez, abarca muchos campos de conocimiento y estudio, que van más allá de las ramas que le pertenece de una manera exclusiva, como la química orgánica, la química inorgánica o la química analítica.

De hecho, encontramos muchas disciplinas vinculadas:

  • Biología: Bioquímica (entendida como el estudio de la composición química de los seres vivos (proteínas, carbohidratos, lípidos y ácidos nucleicos, además de otras pequeñas moléculas presentes en las células) y las reacciones químicas que sufren estos compuestos que permiten obtener energía y generar biomoléculas propias).
  • Matemáticas: Química matemática.
  • Física: Química física.
  • Informática: Química computacional.
  • Farmacia: Química farmacéutica.
  • Ingeniería: Ingeniería química.
  • Medicina: Química médica.

De hecho, si te apasiona alguna de estas interdisciplinas, necesitarás tener conocimientos de química, porque todas tienen una base química.

Razón 2: La química favorece la comprensión del mundo

Por otro lado, debido a su carácter tan interdisciplinar, se amplía a otros campos del saber no científicos.

Profesor particular de química
La química está presente en nuestro alrededor aunque no nos lo parezca.

Como hemos dicho, todo lo que nos rodea guarda una relación, de una u otra forma, con el resto. En el caso de la química, lo vemos representado en los medicamentos, los cosméticos, la electrónica o la alimentación.

Su utilidad es más que evidente en disciplinas como la química culinaria, que además de tener en cuenta la química o bioquímica de los alimentos, nos ayuda a desarrollar mecanismos para su elaboración de manera que se pueda manipular el sabor, la textura u otras propiedades sensoriales.

Por ejemplo, los alimentos están compuestos por sustancias (lípidos, hidratos de carbono, proteínas...) que interactúan entre sí, ya sea de manera original o mediante procesos de preparación, producción, procesado, almacenamiento... Quizá no lo sabías pero los aditivos alimentarios son sustancias químicas (de origen natural o artificial) que cuando se añaden de manera intencionada a un alimento, es porque se quiere conseguir algún objetivo tecnológico. El ácido cítrico (E330) es un químico natural que está presente en el limón, por ejemplo, pero que si se añade en otros alimentos de manera intencionada ayuda a conservarlo mejor.

Gracias a los conocimientos que podremos adoptar a través del estudio de la química, podremos tener cierto criterio a la hora de enfrentarnos a ciertas afirmaciones incorrectas que nos inundan y, por supuesto, a tener una mejor comprensión del mundo que nos rodea.

Razón 3: La química ofrece una multitud de salidas laborales

Ya lo hemos comentado, pero la química, al estar presente en muchas disciplinas científicas, amplía las oportunidades de encontrar empleo. Entre las salidas profesionales a las que puedes acceder, encontramos:

  • Área de servicios: tareas de administración (control agrario, laboratorios de sanidad, aduanas, análisis de estupefacientes, control de dopaje, análisis de agua) en el sector privado y público.
  • Docencia: enseñanzas medias, formación profesional, enseñanza universitaria o formador de empresas.
  • Área de investigación: programación y desarrollo de programas de investigación, dirección de tesis doctorales, etc.
  • Terapia génica: química agrícola, estudio de materiales, energías, química de conservación del medio ambiente...
  • Prevención de riesgos laborales, servicios de prevención, auditorías en sistemas de gestión de la prevención, formación en prevención de riesgos laborales, coordinador de seguridad...
  • Industria: aplicaciones industriales, fabricación de materias y productos químicos y energéticos.

Como ves, las salidas no se limitan a investigación y docencia, como muchas veces se cree... Tomar clases de química te podrá abrir todas estas puertas.

Razón 4: La química y el futuro

Clase particular de química
Estudiar química te permitirá ampliar tu horizonte de conocimientos.

Además del presente, la química también nos permite adelantarnos al futuro, puesto que esta disciplina desempeña un papel fundamental en la comprensión de cómo será el futuro de la humanidad. Por ejemplo, para frenar el calentamiento global o controlar la radiación nuclear, entre otros, será preciso tomar como referencia la química para trabajar en estos problemas.

Razón 5: La química puede ser divertida

Seguramente hayas hecho más de un experimento cuando niño para descubrir cómo reaccionan unos elementos con otros. De hecho, esta es una de las grandes razones por las que estudiar este tipo de ciencias, que es capaz de dejarnos con la boca abierta a pesar de tratarse de cosas realmente básicas. Desde luego, no te aburrirás...

Como ves, hay experimentos que ilustran esas reacciones químicas que estudia la química. Convierte tu cocina en un laboratorio y pídele a tu profesor que haga sus clases de química dinámicas.

Razón 6: La química nos ayuda a adquirir nuevas competencias

Por supuesto, además de los conocimientos que podremos adquirir, la química nos aportará una serie de competencias que iremos descubriendo a través de nuestros estudios.

A nivel básico, adquiriremos:

  • Capacidad de síntesis y análisis.
  • Capacidad de organización y planificación.
  • Comunicación oral y escrita.
  • Capacidad de gestión de datos y generación de conocimiento.
  • Resolución de problemas.
  • Capacidad de adaptarnos a nuevas situaciones.
  • Capacidad de toma de decisiones.
  • Trabajo en equipo.
  • Razonamiento crítico.
  • Capacidad de aprendizaje autónomo.
  • Sensibilidad hacia temas medioambientales...
Estudiar química con un profesor particular.
El aprendizaje de la química esconde muchos secretos. Descúbrelos.

Por otro lado, ir adquiriendo todos estos conocimientos e ir mejorando tus notas, te permitirá ganar confianza en ti mismo. No se trata de algo específico de la química, por supuesto, pero superar una etapa, tener éxito en algo, rebasar un obstáculo y conseguir un objetivo son logros que te harán ir ganando confianza en ti mismo. Te sentirás orgulloso con lo conseguido y tendrás motivación para seguir adelante.

De ahí que si no tienes confianza y no paras de subestimarte, contar con el apoyo de un profesor particular que te dé clases particulares de química puede ser una gran opción, ¿no?

Aunque la química te parezca una asignatura complicada, con todas estas razones, hemos puesto de relieve su importancia más allá de la pizarra.

Por supuesto, todo esto depende de la metodología de enseñanza y de la buena comprensión de la disciplina, que es mucho más rica de lo que puede parecer en un primer momento y que puede llegar a ser indispensable en este siglo XXI en el que la tecnología siempre está presente.

¿Y si tomas clases de química como un reto para superarte a ti mismo?

¿Necesitas un profesor de Física y química?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».