Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Los pasos a seguir para ser profesor de pintura a domicilio

Publicado por Marisol, el 18/04/2018 Blog > Arte y ocio > Dibujo > Cómo Impartir Clases Particulares de Pintura

«Si me lo dices, lo olvido; si me lo enseñas, recuerdo, si me involucras, aprendo» – Benjamin Franklin

La participación de los alumnos durante el aprendizaje es muy importante. Las clases interactivas suelen gustar más a los alumnos, ya que de esta forma se retienen mejor los conocimientos. Es una metodología muy usada en las clases particulares.

Pero ¿cómo impartir clases particulares de pintura? ¡Te contamos todo lo que hay que saber!

Las diferentes formas de clases particulares

Antes de comenzar tu actividad, es esencial definir el tipo de clase que quieres impartir. De hecho, las clases particulares no tienen por qué ser clases a domicilio.

Aquí tienes todas las formas de impartir clases particulares.

Clases a domicilio

Las clases de pintura a domicilio pueden tener lugar en la casa del profesor o en la del alumno. Es una decisión que hay que tomar durante la primera clase tras ponerse de acuerdo.

La ventaja de hacer las clases de pintura en la casa del profesor es que normalmente tiene todo el material necesario para impulsar el progreso del alumno (pintura al óleo, caballete, mono o bata para pintar, paletas…). Además, el alumno se encuentra en una atmósfera adecuada para desarrollar su creatividad e imaginación. El espacio ya está preparado.

Sin embargo, si el alumno tiene el espacio necesario, la clase de pintura también puede tener lugar en su casa.

Clases por webcam

Las clases en línea son cada vez más comunes en el mundo de las clases particulares. Gracias al desarrollo de Internet, hay muchos programas que sirven para hablar directamente a través de la cámara web en buenas condiciones.

Tipos de clases de pintura ¿Por qué no dar clases de pintura en línea?

Este sistema es ideal para las clases particulares cuando el profesor y el alumno están demasiado lejos el uno del otro. Por tanto, la ventaja de ofrecer este tipo de clases es que podrás llegar a alumnos de todos sitios; no es necesario estar en la misma ciudad.

Por otro lado, a veces puede ser más complicado mostrar una técnica a un alumno o corregirlo.

Clases en grupo

Las clases particulares también se pueden dar en grupo. Pero entonces, ¿qué tienen de especial?

Las clases en grupo se pueden dar a un pequeño grupo de amigos. Además, si todo el grupo está de acuerdo con los horarios, no hay problema.

La ventaja de estas clases es que el profesor puede ofrecer un precio reducido dependiendo de la cantidad de alumnos. Además, los alumnos pueden pintar con amigos y relajarse mientras conversan.

Cursos de pintura

Algunos alumnos no pueden tomar clases de pintura semanales debido a su apretada agenda, pero si ofreces cursos intensivos, también podrás llegar a este tipo de alumnos.

Por ejemplo, puedes optar por dedicar una semana a hacer bocetos en carboncillo, y luego dedicar otra semana a hacer pintura sobre lienzo con pintura al óleo o pintura acrílica.

Infórmate sobre los títulos necesarios para ser profesor de pintura leyendo nuestro artículo.

Cómo organizar una clase de pintura

Si eres nuevo como profesor, puede que te surjan dudas sobre cómo desarrollar una clase y cómo manejar la relación profesor-alumno. Son preguntas que todos los profesores particulares se han hecho alguna vez, y no solo los de pintura.

Evaluar el nivel de tu alumno

Como primer paso, el profesor debe evaluar el nivel del alumno. En lo que concierne a la pintura, puedes pedirle dibujos o pinturas que ya haya hecho. Pregúntale también si ha tomado clases antes.

Todo esto se puede hacer antes de la primera clase por correo electrónico o por teléfono. Al conocer su nivel, será más fácil preparar la primera clase.

Contenido de las clases de pintura Asegúrate de que tu alumno conoce los conceptos básicos de dibujo.

Preparar tus clases de pintura

Ya hay programas de pintura que son fáciles de encontrar en Internet. Sin embargo, estos programas son «fríos» y puede que no se adapten bien al nivel de tu alumno. De ti depende desarrollar tu programa de clases y precisamente por esta razón los alumnos eligen a un profesor particular.

Pintura al óleo, acuarela, acrílico, aguada… El programa puede ser diverso y variado. Puedes empezar repasando los conceptos básicos de dibujo en grafito para asegurarte de que tu alumno los domina, y proponerle que dibuje un retrato, un paisaje o un modelo vivo.

La clase debe concebirse para asegurar que el alumno haya adquirido los conocimientos previamente vistos. También debes introducir nuevas técnicas o nuevos conocimientos.

Hacer un seguimiento a tu alumno

Tanto si es la primera clase como si es la décima, no te olvides de hablar regularmente con tu alumno para conocer sus deseos, sus expectativas y sus dificultades. Esta es la mejor manera de asegurarte de cumplir con las expectativas de tu alumno y de que esté satisfecho.

Hacer progresar a tu alumno

Un alumno recurre a ti para mejorar y progresar en un tema. Tu papel principal es sacarlo de su zona de confort para que pueda avanzar y convertirse en un pintor avanzado.

No olvides introducir un nuevo concepto o enseñarle una nueva técnica. Proponle ejercicios regulares para realizar, ya sea durante la clase o entre clase y clase: pintar a un amigo, dibujar su vecindario, usar la perspectiva… Son ejercicios que harán progresar a tu alumno mientras se divierte.

Enseñar la teoría

En la pintura, la práctica es obviamente la forma más efectiva de progresar. Sin embargo, la cultura artística también es muy importante.

Estudiar las obras más conocidas de Velázquez, Goya, Rembrandt… permite tener otra perspectiva y estudiar técnicas de pintura muy especiales. La composición de las obras también puede inspirar a los alumnos.

Por ejemplo, puedes enseñarle una corriente artística en cada clase (romanticismo, cubismo, dadaísmo, realismo…).

Cultura artística La Venus del espejo de Velázquez.

¿Te gustaría saber también dónde puedes impartir clases de pintura?

Cómo fijar el precio de tus clases de pintura

Elegir el precio de tus clases de pintura no es fácil. ¿Cómo se puede fijar un precio ni demasiado alto para tener alumnos, ni demasiado bajo para poder ganarse la vida? Este equilibrio no siempre es fácil de encontrar.

Pero el precio de las clases particulares depende de muchos criterios.

La experiencia del profesor

Para fijar tu tarifa, ten en cuenta que tu experiencia juega un papel importante. Un estudiante de Bellas Artes no puede proponer el mismo precio que un pintor con 30 años de experiencia. Y a veces esta diferencia es la que atrae a los alumnos.

Además, si estás empezando en el mundo de la educación, tus tarifas no pueden ser las mismas que las de un profesor experimentado.

El tipo de clase

Clases a domicilio, cursos de pintura, clases por webcam, cursos intensivos… El precio también depende del tipo de clases que quieras impartir.

Por ejemplo, si tienes que desplazarte a la casa de tu alumno, debes tener en cuenta los gastos de transporte. Por otro lado, si ofreces clases en línea, el precio suele ser más barato.

La ciudad

Como se puede ver a menudo, las tarifas suelen variar bastante de una ciudad a otra. Así que ten en cuenta los precios de tu ciudad para hacerte una idea y un hueco en el mercado. Un precio demasiado alto en comparación con otros profesores no atraerá a muchos alumnos.

En Superprof, el precio medio de una hora de clases particulares de pintura en Madrid, por ejemplo, es de 13 €. ¡No dudes en echar un vistazo a las tarifas de tu ciudad para fijar tu precio basándote en otros profesores!

La variedad de técnicas

Tinta china, pintura al óleo, lápices de colores, acuarelas, artes gráficas, aguada… Cuantas más técnicas puedas enseñar, más podrás subir el precio de tus clases.

Ser capaz de enseñar diferentes técnicas de dibujo (bocetos, naturaleza muerta…) de artes plásticas y pintura les permite a los alumnos tener una gran apertura de mente.

Experiencia como profesor de pintura Poder aprender varias técnicas de pintura atrae a muchos alumnos.

Echa un vistazo a nuestro artículo sobre cómo encontrar alumnos para tus clases de pintura.

Cómo declarar tus clases de pintura

Para comenzar de la mejor manera posible en el mundo de las clases particulares, debes pensar en cómo quieres ejercer la profesión. Ya sabes que, como profesor particular, debes declarar tus ingresos para no ser acusado de trabajar en negro.

¿Qué opciones tienes disponibles? Hay dos maneras principales de ejercer como profesor particular.

Profesor asalariado

Puedes ser un empleado en una academia o escuela de arte que imparta clases de pintura y dibujo. En este caso, no tienes que preocuparse por declarar tus ingresos, ya que la empresa lo hace por ti. Sin embargo, esto no te exime de la declaración de la Renta.

Profesor autónomo

Esta opción te permite más libertad. Sin embargo, debes darte de alta en Hacienda y en la Seguridad Social y tienes que declarar tus ingresos trimestralmente a través de la página de la Agencia Tributaria.

 

 

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar