«El español es la mejor creación literaria de los españoles». - Somerset Maugham

Solemos apostar todo por los estudios universitarios, ya sea una carrera universitaria de letras o un grado en biología molecular, puesto que suelen determinar a qué podemos aspirar de manera profesional, en un contexto marcado por la cultura general y nuestra vocación. Según el portal Statista, en el curso académico 2018/2019, se registraron más de 1,5 millones de estudiantes matriculados en la educación superior en nuestro país.

Por supuesto, entre esos alumnos deben encontrarse aquellos que han optado por dedicarse a la enseñanza del español como lengua extranjera (ELE), que hayan estudiado una carrera en Filología Hispánica, Traducción e Interpretación o Lingüística, y hayan completado su carrera con asignaturas específicas de la didáctica del español para extranjeros. La oferta de formación en este ámbito es cada vez más diversa, tanto es así que las relaciones internacionales dedican cada vez más importancia a estos elementos educativos.

Si cuentas con una especialización en ELE, ya la hayas obtenido de manera presencial o a distancia, ¿te gustaría saber qué perspectivas laborales tienes con los estudios de español como lengua extranjera? ¿Cuáles son las salidas para este tipo de formación? ¡Aquí te dejamos algunas respuestas!

Continuar tus estudios con un máster especializado de ELE

salidas profesionales ele
Después de todos esos meses de estudio dedicados a tus estudios ELE, ¡llega el momento de elegir qué camino escoger!

Después de los estudios de Filología Hispánica, Traducción e Interpretación o Lingüística, entre otros, por supuesto, si no cuentas con formación en didáctica del español como lengua extranjera, necesitarás un máster. Porque como todas las disciplinas que se imparten en la universidad, este tipo de carreras te proporcionan las herramientas que deberás complementar con un máster o un curso de posgrado para tener todas las cartas en la mano (especializarte) a la hora de integrarte sin problema en el entorno profesional.

En España, no encontramos ningún grado universitario dedicado expresamente al español como lengua extranjera por lo que si quieres dedicarte a ello, necesitarás un máster, cuya oferta no para de crecer por toda la geografía española: Sevilla, Málaga, Madrid, Barcelona... Hay muchos títulos propios y oficiales de máster que te ayudarán a formarte en la especialidad que quieras.

Aunque no es un trabajo en sí, el máster será un paso previo para conseguirlo, puesto que muchos empleadores consideran que no basta únicamente con la obtención de una carrera universitaria para dedicarse al ámbito del español como lengua extranjera y, por lo tanto, aprecian cualquier máster que garantice una mayor profundización en el tema. Aprenderás lingüística, fonética, semántica, sintaxis, gramática... y, en última instancia, ¡el español como lengua viva!

Los másteres en ELE suelen tener una duración de entre uno y dos años, lo que te permitirá adquirir todos los elementos metodológicos necesarios para complementar tus estudios universitarios y ¿quién sabe? Tal vez avanzar incluso hacia el doctorado, ¿te gustaría investigar sobre ELE?

Lanzarse a la enseñanza de ELE

Enseñanza español a extranjeros
Después de tus estudios en ELE, podrás dedicarte a la enseñanza...

Es importante distinguir entre las clases de español como primera lengua (clases de lengua) y las clases de español como lengua extranjera (ELE) ya que se trata de dos conceptos muy distintos, que implican un aprendizaje específico por parte del alumno. También se habla del «español como segunda lengua» (ESL) que hace referencia al estudio del español como segundo idioma.

Después de los estudios de ELE, puedes embarcarte en la profesión tan enriquecedora del profesor, aunque sin tener un máster te puede resultar más complicado, tenlo en cuenta. Para hacer realidad tus sueños y darle rienda suelta a tu vocación, quizá te plantees la opción de darte de alta como autónomo para ejercer esta actividad (de una manera legal).

Este estatus, aunque tenga ciertos inconvenientes (inestabilidad financiera, legitimidad, etc.), también tiene sus ventajas, entre las que encontramos:

  • Libertad total para gestionar tu tiempo y las clases como mejor te parezca.
  • Posibilidad de seguir un programa establecido o de seguir los deseos de tus alumnos y/o los tuyos.
  • Una perspectiva mucho más distendida que frente a toda una clase.
  • La forma personalizada de enseñar tu cultura o el proyecto profesional de tu alumno.
  • Entre otras muchas.

Porque ser profesor freelance de ELE implica poder enseñar de forma remota, a través de la webcam, o de manera presencial, a uno o más alumnos (de todas las edades), según la frecuencia que quieras.

¿Te tienta este estilo de vida y este estudio? ¿Has pensado en Superprof para empezar?

Ser auxiliar de conversación o profesor de ELE en el extranjero

Trabajar como auxiliar de conversación de ELE
Ser auxiliar implica apostar por este camino durante tus estudios, ¡por ejemplo, puedes echar alguna beca!

No lo olvides, ELE significa «español como lengua extranjera», es decir, enseñar la lengua de Cervantes a personas que no hablan español como lengua nativa. Por lo tanto, el aprendizaje de las bases de la lingüística y de la gramática española no se quedarán atrás en las clases con alumnos extranjeros.

Durante tu Erasmus en la carrera,  quizá se dé la situación de que te ofrezcan dar clases de español en el extranjero. Sin embargo, sin un máster, el trabajo puede resultar un poco más complicado (e incluso tu salario puede ser inferior).

Como auxiliar, tu objetivo no es otro que ayudar al profesor de español a inculcar en los alumnos las nociones fundamentales del español. Con esta experiencia, podrás empaparte bien de cómo se desarrolla una clase.

Por supuesto, tu lengua materna debe ser el español para dedicarte a la docencia de ELE. Además, según tu experiencia y tus contactos, podrás trabajar tanto en la universidad como en la facultad, así como en el Instituto Cervantes o en una asociación.

Trabajar en una asociación de ELE

Trabajo ELE en asociaciones
¡El entorno asociativo sigue recibiendo formación inicial en FLE y cursos impartidos por entusiastas!

Muy relacionada con la función de asistente, está la posibilidad de dedicarse a la enseñanza de ELE dentro de una asociación. Este tipo de institución te abrirá sus puertas con mayor facilidad, ya que puede servirte para dar tus primeros pasos pues lo que suelen buscar es una formación para enseñar a tus estudiantes las bases del español.

En España, la profesión docente está bastante regulada, por lo que no puedes convertirte en profesor de la noche a la mañana. De este modo, el trabajo en una asociación resulta ser la alternativa más sencilla, la más gratificante, pero no la más rentable.

Porque quien dice asociación, suele decir poca o ninguna remuneración. Puedes tomarlo como una experiencia para enseñar el español como lengua extranjera por vocación sin un fin económico.

De todos modos, la docencia en una asociación es un ejercicio muy formativo, que te sumergirá al finalizar tus estudios en el corazón de la profesión, tanto en sus aspectos buenos como en los menos buenos. Desde el trabajo personal hasta la docencia de los alumnos matriculados, todo será una experiencia enriquecedora.

Tendrás diferentes alumnos, con sus puntos fuertes y débiles, con sus necesidades, con sus objetivos, de tal modo que el contexto asociativo se convertirá en un medio para darle rienda suelta a tus conocimientos. Tendrás que adaptarte a cada perfil de alumno. ¡Un verdadero acto de equilibrio!

De forma escrita y oral, el profesorado actuará como un arquetipo de la figura de guía, de apoyo, para los no hispanohablantes que buscan una identidad o mejorar sus conocimientos sobre la cultura española.

Puesto que la inserción profesional también se puede llevar a cabo fuera de los caminos más trillados, tras tus estudios, una asociación puede convertirse en una gran alternativa dependiendo de tus medios económicos y tu perfil.

Hacer trabajos humanitarios después de haber realizado estudios de ELE

En esta misma línea, el campo de las ONGs y de las actividades humanitarias también puede abrirte sus puertas después de tus estudios de español como lengua extranjera. No obstante, esta misma perspectiva también es económica, ya que pocas organizaciones y asociaciones humanitarias cuentan con los medios para pagar a las personas que ofrecen sus servicios.

En cualquier caso, se trata de una excelente manera de vincular la educación con grandes valores, que, por lo tanto, pueden exportarse mucho más allá de nuestras fronteras. Porque no es solo en España donde necesitamos saber y aprender español, sino todo lo contrario.

Muchos países tienen ciudadanos no hispanohablantes, que podrían requerir tus servicios.

En definitiva, tras los estudios de ELE, el camino real es y sigue siendo la enseñanza, pero, como ves, puede variar la forma en la que se pone en práctica. Desde una perspectiva humanitaria, como auxiliar en el extranjero, dentro de una asociación, o simplemente por como emprendedor, el español como lengua extranjera puede ofrecerte un futuro brillante, aunque no siempre sea con la remuneración con quieras... Pero para empezar...

¿Necesitas un profesor de Español para extranjeros?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 voto(s)
Cargando…

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».