Inicio
Dar clases particulares

Curso de dibujo en Barcelona

304 profes disponibles

¿Cuál es tu nivel?

Clases particulares - Superprof

Nuestra selección de profes
de dibujo en Barcelona

Ver mas profesores-as

5.0 /5

Profes estrella con una evaluación media de 5.0 y más de 46 opiniones.

13 €/h

El mejor precio: 97% de nuestr@s profes ofrecen su 1ra clase gratis. y la hora cuesta 13€ de media

7 h

Nuestr@s profes responden en 7h de media

01

Encuentra
tu profe perfect@

Consulta libremente los perfiles y contacta un-a fantástico-a profe según tus criterios (tarifas, títulos, opiniones, clases a domicilio o vía webcam)

02

Organiza tus
clases

Habla con tu profe para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad.
Programa tus clases y págalas en toda seguridad desde vuestra mensajería.

03

Vive nuevas experiencias

El increíble Pase Alumno te da acceso ilimitado a tod@s l@s profesor@s, coaches y masterclass durante 1 año. Todo un año para descubrir las nuevas pasiones con personas fabulosas.

Nuestr@s antigu@s alumn@s de Barcelona evalúan a sus profes de dibujo

Consulta todas nuestras clases de dibujo

Déjate acompañar por l@s mejores profes para tu curso de dibujo Barcelona

Aprende a dibujar en Barcelona

Los primeros restos hallados de Barcelona se sitúan a finales del Neolítico, hace unos 4000 años aproximadamente. Ciudad portuaria, a orillas del Mediterráneo, Barcelona siempre ha recibido la influencia de diferentes culturas. Incluso en la actualidad, los habitantes de la ciudad proceden de diferentes lugares, lo cual es una de sus fortalezas.



Por lo tanto, aprender a dibujar en este contexto va a ser muy enriquecedor, sobre todo a la hora de encontrar inspiración. Dibujar en Barcelona puede ser una idea excelente para mejorar también la técnica.



La Sagrada Familia, la Casa Batlló, la Casa Milá…, la bella arquitectura de la ciudad es perfecta para aprender a dibujar la perspectiva, por ejemplo. No dudes en salir a pasear por las calles de la capital de Cataluña con el fin de bosquejar todo lo que veas. Aunque hay que considerar que aprender a dibujar en Barcelona no solo se aprende en la calle.



Aprender a dibujar suele ser una actividad que se inicia a edad temprana. En el colegio a lo largo de la etapa de Infantil y Primaria, los niños aprender a utilizar los colores, a pintar con tempera o acuarela, a trazar líneas, etc. Una manera de continuar con el desarrollo de los sentidos y de la imaginación de los más pequeños de la casa.



Los alumnos también aprenden a forjarse una cultura artística al descubrir la historia del arte y los grandes pintores de cada etapa (Picasso, Gauguin, Velázquez, Da Vinci…). Y para los que deciden continuar formándose en las artes plásticas en general tras la Educación Secundaria, algunos institutos ofrecen el Bachillerato de Artes. Un magnífico trampolín para después estudiar el grado en Bellas Artes u otros estudios como Ilustración o Diseño. Tanto los adultos como los niños pueden aprender a dibujar en escuelas, talleres o centros cívicos gracias a las clases que ofrecen. Es muy fácil dedicar algunas horas a la semana a esta actividad tan lúdica.



La ventaja de las clases en grupo es que es una excelente manera de conocer a otras personas que sienten la misma pasión por el dibujo que tú. Compartir consejos y trucos nunca había sido tan fácil. Y para aquellos que se sientan interesados, Barcelona también ofrece una gran variedad de profesores particulares de dibujo.



¿Aprender a dibujar de manera autodidacta?

Aprender a dibujar es un placer que no se aprende por obligación en escuelas de arte o talleres. Es una actividad placentera, pero algunas personas no consiguen alcanzar el ritmo de las clases colectivas de dibujo.



Además, las técnicas que se desean aprender no siempre son propuestas por las escuelas. Cómics, manga, grafismo, etc, algunas especialidades artísticas no se enseñan en todas partes. También puede ocurrir que se decida aprender a dibujar cuando el curso escolar está avanzado. Mientras esperas poder matricularte en un curso de tu agrado, aprender a dibujar de manera autodidacta podría ser la mejor solución.



En este caso, la primera etapa es determinar tus objetivos. ¿Por qué quieres aprender a dibujar? ¿Para conquistar a una chica o chico que te gusta, para el diseño de la invitación de tu boda, para llegar a ser diseñador profesional de cómics…? Determinar los objetivos ayuda a conocer la dirección sobre la cual te tienes que dirigir y decidir qué tipo de curso es el más adecuado para ti. Sea cual sea tu objetivo principal, tendrás que aprender la base del dibujo. Perspectiva, colores primarios, dominar los trazos, la sombra, la luz, bodegones, etc., tendrás que estudiar lo esencial para empezar con buen pie.



Te toca a ti decidir en función de tus expectativas. Dibujar un paisaje, aprender la técnica del carboncillo, reproducir la anatomía, la morfología de los rostros, dibujar animales, inventar personajes de manga…, existen muchas y variadas vías en el mundo del dibujo.



Para aprender a dibujar por ti mismo, se necesita mucha organización. A veces, cuando el horario laboral es intenso, es difícil encontrar tiempo para dedicarlo a aprender a dibujar.



Oblígate a dedicar algunos momentos durante la semana para practicar. A diferencia de los cursos semanales, tienes la posibilidad de dibujar cuando y donde quieras.



Pasear por las calles de Barcelona puede ser una excelente opción para aprender a dibujar bocetos o croquis en un cuaderno. La ocasión de reproducir en papel el ambiente de las calles de la ciudad catalana. ¿Y por qué no inspirarse en la mezcla de culturas y grafitis presentes en diferentes paredes de la ciudad?

¿Por qué elegir a un profesor particular en Barcelona?

Aprender a dibujar sin la ayuda de un profesor es una fórmula de aprendizaje ideal para algunos artistas en ciernes, pero no para todos. Algunas personas necesitan el apoyo y el ritmo de trabajo que marca la figura del profesor para trabajar eficazmente. Pero esto no quiere decir que las clases en talleres o escuelas sean la única solución. Siempre podrás recurrir a la ayuda de un profesor particular de dibujo. Aprender a dibujar gracias a las clases particulares te ofrece muchas ventajas. Se trata de una formación flexible, sobre todo en cuanto a horarios.



De hecho, podrás fijar con tu profesor la hora y el día que mejor te convenga. Una ventaja importante para las personas que tengan un horario de trabajo variable.



Además, si eliges aprender a dibujar con un profesor particular podrás expresar tus necesidades personales en términos de creación artística, y esto te ayudará a progresar. Por lo tanto, podrás aprender lo que desees sin limitarte al programa de las clases semanales en grupo. El profesor pondrá todo de su parte para ayudarte a mejorar, siempre y cuando tú estés de acuerdo. Carboncillo, pintura acrílica, tempera, acuarela, tinta china, lápices de colores…, podrás aprender a dibujar con todos estos materiales.



Por otro lado, es raro que las clases de dibujo en asociaciones o centros civicos propongan la preparación de exámenes. Podrás informar a tu profesor particular de tus objetivos para que te ayude a alcanzar una meta concreta; el examen de Selectividad, la prueba de admisión de una escuela de arte, etc.



Además, con las clases particulares evitarás los atascos de la ciudad y recorrer largas distancias para llegar a la hora. Podrás ponerte de acuerdo con tu profesor para que imparta las clases en tu domicilio o en el suyo. No tener que desplazarse te permite ahorrar mucho tiempo. Barcelona es una ciudad bastante grande para encontrar a un profesor particular de dibujo. En la plataforma de Superprof, más de 200 profesores ofrecen sus servicios.



Las ventajas de recibir clases de dibujo

Las clases de dibujo permiten aprender a reproducir un rostro o un paisaje. Tras varias clases en modo autodidacta o con un profesor, ¿estarás listo para lanzarte al folio en blanco o a crear tu propio cómic? Pero aprender a dibujar conlleva otras ventajas que pueden servirte en el día a día. Clases de acuarela, de carboncillo, bodegones, modelos posando…, no importa el tema de las clases, aprender a dibujar hará que desarrolles tu creatividad e imaginación.



Competencias que se suelen dejar de lado cuando se es adulto. Para los niños, es mucho más fácil crear una historia imaginaria, crear un universo propio. Una capacidad que se ve favorecida mediante la práctica de diversas actividades artísticas o la lectura. Sin embargo, muchas personas pierden la imaginación cuando crecen. La creatividad es una competencia muy demandada en determinados trabajos.



Volver a aprender a inventar un paisaje, un rostro y por qué no, un animal, es algo que puede ofrecerte las clases de dibujo.



Dedicar varias horas al dibujo también mejora la concentración y la perseverancia. Algunos dibujos, con muchos detalles, requieren trabajar en ellos bastantes horas hasta que se termina. Es decir, es necesario permanecer concentrado en el mismo dibujo un largo periodo de tiempo y no rendirse. La paciencia es esencial. Más allá de todas estas competencias útiles fuera del ámbito artístico, aprender a dibujar puede abrirte las puertas hacia otras vocaciones.



Varias profesiones tienen como base el dibujo. Por ejemplo, imagina una carrera profesional como diseñador gráfico de una empresa, diseñador de moda, ilustrador freelance, profesor de dibujo, etc. Muchas profesiones demandan cualidades que tienen los diseñadores y varias escuelas proponen formaciones concretas dedicadas a estas profesiones.



¿Cuánto cuestan las clases de dibujo en Barcelona?

Clases de pintura, de dibujo, talleres intensivos, una gran diversidad y fórmulas se encuentran disponibles en Barcelona, sin importar la edad y el nivel. Nivel principiante, intermedio, avanzado, diferentes técnicas, aspectos sobre la historia del arte o las bases del dibujo, serán los aspectos que influirán en las tarifas de las clases.



En Superprof, los profesores particulares proponen precios en torno a 18/20€ la hora. Tú decides en cuántas horas a la semana estás interesado. Las escuelas de pintura y de dibujo cuentan con otras tarifas que varía en función del establecimiento. Por otro lado, las asociaciones o centros cívicos suelen ofrecer clases con precios más económicos que los que ofrecen las escuelas privadas.



También habrá que tener en cuenta la compra del material necesario para las clases, como gomas, lápices, pinceles, folios, acuarelas, tinta china, temperas, carboncillo, etc., todo lo que necesites para que trabajes adecuadamente y llegues a dominar las diferentes técnicas del dibujo. Bocetos, cómics o ilustraciones, cada uno se centrará en sus gustos.



Nuestros mejores artículos
sobre dibujo