Inicio
Dar clases particulares

Profesor de dibujo en España

6484 profes disponibles

¿Dónde buscas clases de dibujo?

Clases particulares - Superprof

Nuestra selección de profesores particulares de dibujo

Ver mas profesores-as

5.0 /5

Nuestr@s profes estrella cuentan con una calificación media de 5.0estrellas y más de 828 opiniones

10 €/h

Los mejores precios: 99% de maestros ofrecen la 1ra clase y la hora cuesta 10€ de media

5 h

Rápidos como las balas, nuestr@s profes contestan de media en 5h.

01

Encuentra
tu profe perfect@

Consulta libremente los perfiles y contacta un-a fantástico-a profe según tus criterios (tarifas, títulos, opiniones, clases a domicilio o vía webcam)

02

Organiza tus
clases

Habla con tu profe para indicarle tus necesidades y tu disponibilidad.
Programa tus clases y págalas en toda seguridad desde vuestra mensajería.

03

Vive nuevas experiencias

El increíble Pase Alumno te da acceso ilimitado a tod@s l@s profesor@s, coaches y masterclass durante 1 año. Todo un año para descubrir las nuevas pasiones con personas fabulosas.

Nuestr@s antigu@s alumn@s
evalúan a sus profes de dibujo

Consulta todas nuestras clases de dibujo

Déjate acompañar por l@s mejores profes de España para tus clases de dibujo

Razones por las que aprender a dibujar

Saber dibujar no siempre es un talento innato. Aunque algunos tienen una facilidad mayor que otros, como en el caso de otros aprendizajes, aprender a dibujar requiere trabajo y motivación. Existen diferentes razones por las que ponerse a dibujar con papel, lápices de colores o acuarelas. El dibujo se aconseja especialmente a los niños, ya que aprender a dibujar un retrato o el cuerpo humano desarrolla las habilidades motrices. En el caso de las personas mayores, dibujar ayuda a mantener las funciones motrices, la destreza y la agilidad durante más tiempo. En la actualidad, la fotografía parece reemplazar al dibujo en perspectiva o a la pintura al óleo. ¡Diferénciate en las redes sociales y publica los dibujos de tus viajes o la visita a un nuevo restaurante! La ventaja es la de poder dejar volar tu creatividad y compartir tu visión del mundo a través de tu propia mirada. Mucho más original que hacer una foto de un lugar que todo el mundo ya ha fotografiado. Libera tu imaginación y expresa tu personalidad con un cómic, un dibujo o una acuarela. Ante todo, dibujar es un placer. Y como la mayoría de los placeres ayuda a distraerse y a reducir el nivel de estrés y ansiedad. Tan solo hay que ver el éxito de los mandalas de colores para darse cuenta de que incluso los adultos necesitan dibujar animales o personajes para relajarse. Otros sienten la necesidad de garabatear para concentrarse y a otros les encanta centrar la atención en el dibujo para deshacerse de los pensamientos negativos. En cualquier caso, dibujar es beneficioso para relajarse. El dibujo puede ser una actividad que compartas con tus hijos, familia o amigos y, de esta manera, crear un vínculo único con ellos. Pero aprender la base del dibujo también significa ponerse en la piel del artista y descubrir la historia del arte para conocer mejor la intención del dibujante o pintor. Interesarse por grandes obras, o quizás no tan conocidas, es una excelente manera de alimentar la imaginación. Las viñetas o caricaturas tienen también el don de desdramatizar ciertos hechos dolorosos. Gracias al humor, los dibujantes pueden hacer reflexionar, impactar o curar heridas. Dibujar es una verdadera terapia cuando las palabras no son suficiente. Como en cualquier disciplina artística, el dibujo puede servir como válvula de escape. De esta manera, aunque tu objetivo no sea convertirte en un caricaturista, saber dibujar puede abrir las puertas de otras profesiones: arquitecto, paisajista, diseñador de moda, diseñador gráfico, ilustrador, tatuador… Las artes plásticas pueden ayudarte a seguir una vía muy diferente a la del dibujo. Te toca demostrar que haber cursado dibujo en una escuela de arte era la mejor opción como carrera profesional. Está demostrado que la parte derecha del cerebro es la que interviene en la práctica del dibujo. Esta parte da rienda suelta a la creatividad y hace que podamos expresarnos gracias al dibujo. Y aunque como alumno principiante tendrás que centrarte en las diferentes técnicas (dibujar un gato, un ojo, un árbol), el dibujo te ayudará sobre todo a desarrollar, poco a poco, tu propio estilo. Reproducir dibujos hasta la saciedad no va a ayudarte a afianzar tu visión. Será necesario franquear, paso a paso, los códigos, para poder mostrar el alcance de tu talento. Pero para liberarse, todavía tienes que descubrir y saber lo que te gusta o no te gusta: lápices de colores, tinta china, carboncillo, acuarelas… ¿Qué prefieres? Caricatura, bocetos, digital painting, caligrafía… ¿Qué te gustaría hacer? Dibujar es la manera más eficaz de desvelar tu propia personalidad y sobre cualquier soporte. Street art, hoja de papel, papel cebolla, pintura digital, decoración… Podrás dibujar en cualquier parte y tu cuaderno ya no te abandonará. No olvides que aprender a dibujar no es tan complicado como parece.

¿Cómo aprender a dibujar?

Aprender a dibujar con sus diferentes técnicas puede ser algo rápido si se trata de dibujar rostros, el cuerpo humano (y especialmente la mano) o dibujar modelos en vivo. Para empezar, será necesario aprender a dibujar formas geométricas y manejar el lápiz con destreza para perfeccionar las formas sencillas. El ovalo, el círculo o el cuadrado son el origen de un boceto en dibujo. Uno no se lanza directamente a un retrato a carboncillo. Más vale contentarse con un lápiz y una hoja en blanco para aprender a dibujar a mano el contorno de un esqueleto o reproducir las etapas necesarias para dibujar un personaje de un dibujo animado. Para dibujar un paisaje, será necesario familiarizarse con varios elementos, tales como el punto de fuga y la línea del horizonte para dibujar en perspectiva y en tres dimensiones. Aprender a dibujar también significa aprender algunas reglas esenciales, al igual que en fotografía: la regla de los tercios, la proporción, los contrastes, las líneas, los colores y los elementos que guían al ojo en la lectura del dibujo. Por ejemplo, la regla de los tercios consiste en trazar líneas imaginarias (dos horizontales y dos verticales) que comparten la hoja en 9 cuadrículas de iguales dimensiones. Las intersecciones de estas líneas son los puntos que se resaltan en un dibujo (o fotografía) y es ahí en donde deben colocarse los elementos más importantes. Las técnicas para dibujar son múltiples y variarán en función del material elegido (pintura acrílica, lápiz, pinturas pastel seco…) y del universo favorito (manga, dibujo realista, dibujo para niños…) y, por supuesto, de tu nivel. En cualquier caso, hacer ejercicios de dibujo con pinturas pastel, con acuarela o dibujar manga te hará conocer mucho mejor el lenguaje corporal que hay que adoptar. Con constancia, todo el mundo es capaz de aprender a dibujar y a bosquejar correctamente. Recuerda que todo el mundo, incluso los mejores artistas, han pasado por esa etapa inicial.

¿En dónde apuntarse a clases de dibujo?

Es del todo posible aprender a dibujar manga, un caballo o un coche de manera autodidacta. Numerosos cursos en línea y gratuitos se encuentran disponibles en Youtube o en blogs dedicados a la materia. Después de haber comprado el material necesario podrás aprender online. Sin embargo, encontrarse solo frente al aprendizaje puede hacer que te desanimes. A veces, es complicado mantener la motivación si no se sigue un curso presencial del dibujo. Además, aprender una técnica concreta en Internet es factible, pero no contarás con el seguimiento y feedback del profesor. Correrás el riesgo de adoptar malas costumbres y, peor aún, de no progresar. Y es que saber dibujar una casa o un tigre puede ser que no sea el objetivo que te habías fijado en un principio…También te verás solo frente a dificultades a la hora de dibujar las expresiones del rostro, asimilar la técnica de la tinta china o aprender con Illustrator. Sea cual sea tu objetivo, recibir clases de dibujo te hará progresar rápidamente y te hará aprender las técnicas que incluso ni podrás encontrar en Internet. O si no, tras haber adquirido una buena base, podrás apuntarte a un curso intensivo para aprender una técnica concreta y corregir defectos puntuales. Ten en cuenta que una persona no llega a ser un experto dibujante gracias a un libro para aprender a dibujar (como el de Dibujo para dummies). Aprenderás la teoría sobre el realismo y otros movimientos de pintura, pero nada tiene más valor como la práctica para mejorar. Suelta el libro y siéntate frente a un profesor de pintura para que te diga claramente cuáles son tus puntos débiles y cómo los puedes mejorar o hacer desaparecer. No obstante, en las clases en grupo, el profesor debe ocuparse de varios alumnos al mismo tiempo. No cuenta con el tiempo que requiere cada alumno, lo que hace que progresar en estas condiciones es complicado. O bien te encuentras en un grupo cuyo nivel es superior al tuyo, o en caso contrario podrías llegar a aburrirte en una clase en donde se repiten las técnicas que ya conoces. Por el contrario, una clase particular te ayudará a progresar a tu ritmo de la mano de tu profesor. La clase se personaliza en función de tus objetivos, fortalezas y debilidades. Eres el dueño de tu aprendizaje y decides la manera en la que quieres que se desarrolle. El profesor de dibujo está ahí para guiarte a conseguir tus metas. En Superprof, cientos de profesores de dibujo están a tu disposición en toda España para hacerte progresar, sea cual sea tu objetivo final. Desde alumnos principiantes a estudiantes de Bellas Artes, pasando por niños o mayores, hay clases para todos los perfiles y bolsillos. El profesor fija su tarifa en función de varios criterios como su experiencia, nivel del alumno o zona geográfica. ¿A qué esperas para recibir clases de dibujo en tu casa? ¡Agudizar el sentido de la observación, el trazo del lápiz, entre otros aspectos, está al alcance de tu mano gracias a nuestras clases de dibujo! Si no has conseguido progresar con las clases de pintura, quizá deberías retomar la base y comenzar con unas clases de dibujo. Retratos, paisajes, desnudos, bodegones…, todo esto y más te espera con Superprof y la ayuda del profesor que elijas. Algunos de nuestros profesores de dibujo enseñan las técnicas clásicas como la del carboncillo o la mina mediante diferentes talleres, otros te adentrarán en las técnicas del bosquejo. Estudiantes de arte, dibujantes profesionales, caricaturistas, todos los perfiles se encuentran disponibles para enseñarte. Y si no encuentras al profesor de dibujo inmediatamente, puedes crear una alerta. ¡Ponemos en marcha todo lo necesario para que encuentres al profesor lo antes posible! Desde un simple taller para niños hasta la reproducción de dibujos, las clases particulares se dirigen a todas las edades y niveles. Entonces, no dudes más y elige desde ahora mismo al profesor de dibujo que más te convenga. Algunos de ellos también proponen clases para aprender a dibujar cómics.

Nuestros mejores artículos
sobre dibujo