Si siempre has tenido ganas de tocar la guitarra y piensas que por fin ha llegado el momento, esta guía te interesa.

¿Nunca te has preguntado por qué la gente comienza tocando un instrumento y no otro? ¡No hay una respuesta única! Cada persona es un mundo. Quizás alguien empieza a tocar el piano porque lo tocaba uno de sus progenitores, se inicia en el violín porque tiene uno en casa, se decide por la trompeta porque le encanta como suena en las bandas de música... ¿Y tú? ¿Por qué has decidido aprender a tocar la guitarra?

Iniciarse con la guitarra

Querer aprender a tocar este instrumento es una excelente idea, pero, ¿cómo se hace? ¿cómo se empieza a tocar la guitarra desde cero?

Lo bueno de la guitarra es que enseguida podemos ser capaces de sacar algunos sonidos y tocar una melodía sencilla que suene bien. Sin embargo, ¡no te confíes! Se trata de un instrumento complejo cuyo aprendizaje es largo y complicado.

Ya seas un simple aficionado o un profesional, los fundamentos de la guitarra son los mismos para todo el mundo.

Cómo empezar a tocar.
Los primeros pasos con la guitarra.

Tendrás que:

  • Escoger la guitarra que se corresponde con tu estilo de música.
  • Conocer tu instrumento: distinguir las distintas partes de la guitarra.
  • Ir a clases para adquirir ciertas nociones importantes, tanto de solfeo como sobre cómo colocar los dedos en el mástil y cómo rasgar las cuerdas con la otra mano.

Existen diferentes posibilidades: clases con un profesor particular, en una escuela de música, aprendizaje autodidacta con tutoriales por Internet, etc.

Un aprendizaje estructurado

Cuando empiezas a aprender a tocar la guitarra es necesario aprender las bases y las técnicas principales, como los acordes mayores, menores y de séptima. También es importante poseer alguna noción sobre solfeo y saber leer partituras y tablaturas.

Contar con un profesor puede ser muy útil, pues este sabrá ayudarte y aconsejarte si tu técnica no es la correcta. Te ofrecerá trucos para mejorar tu destreza.

Saber equiparse

La primera cosa que necesitas para tocar la guitarra es, obviamente, tener una; pero ojo a la hora de elegir tu instrumento: es importante que determines tu estilo de música.

¿Prefieres blues, rock, jazz, música clásica o pop? Cada estilo de música se corresponde con un tipo de guitarra en concreto. Si lo que te gusta es el rock, la guitarra eléctrica es lo que buscas; mientas que, si te inclinas por el blues, el pop o el jazz, necesitas una acústica. Para los amantes del flamenco, la guitarra española o clásica es el mejor modelo.

Después, deberás equiparte de un mínimo de accesorios:

  • Un afinador eléctrico o electrónico para afinar más fácilmente las cuerdas de la guitarra.
  • Varias púas para rasgar las cuerdas.
  • Una cejilla para cambiar de tono.
  • Un juego de cuerdas para cambiarlas cuando sea preciso, para obtener un sonido de calidad.

Lo importante no es tanto el objetivo que buscas alcanzar con el aprendizaje, sino tu propio proceso de evolución y, por supuesto, el placer que experimentas al tocar la guitarra.

Tipos de guitarra

Como comentábamos, es esencial saber qué tipo de música vamos a tocar para elegir qué guitarra comprar.

Cómo tocar la guitarra española.
¿Eres de los que le gusta ir a un parque a tocar la guitarra al aire libre?

Existen una decena de tipos de guitarra, aunque las más conocidas son la guitarra española y la guitarra eléctrica. Veamos de todos modos varios tipos de guitarra:

  • La guitarra acústica: es como una guitarra a medio camino entre la guitarra clásica y la guitarra eléctrica.
  • La guitarra flamenca: se trata de una variante de la guitarra española, es como ésta pero más pequeña. No obstante, presenta más diferencias, ya que el sonido es más percusivo y al tener la caja de resonancia más estrecha, proyecta menos el sonido.
  • La guitarra española o guitarra clásica: quizás es la que más hayas visto y suele ser con la que se empieza a aprender a tocar la guitarra.
  • La guitarra eléctrica: las vibraciones de las cuerdas y la electricidad hacen que se produzca un sonido único y amplio.
  • La guitarra italiana: conocido también como guitarra battente, es el tipo de guitarra que utilizaban los trovadores y juglares. Es más pequeña y alargada que la guitarra clásica.
  • La guitarra rusa: se caracteriza por tener la caja en forma de triángulo, por lo que el sonido es bastante particular. También se la conoce como balalaica.
  • La guitarra barroca: actualmente está en desuso y es difícil encontrarla; es muy similar a la guitarra clásica pero más pequeña.
  • La guitarra renacentista: tiene cuatro órdenes, un orden sencillo y tres dobles. Es una guitarra sencilla que fue muy popular en su época, pero ahora ya no se utiliza.

Además de los tipos de guitarra mencionados en este lista, existen otras variantes de este instrumento. Las guitarras tal y como las conocemos se han conseguido a través de la modificación y evolución de instrumentos pasados. Por otro lado, con los avances tecnológicos y el desarrollo de las guitarras eléctricas, muy seguramente se diseñarán y comercializarán nuevos tipos de guitarra en un futuro.

Nuestra recomendación es que para empezar a tocar la guitarra y asentar bien los conocimientos y destrezas necesarios para tocar este instrumento escojas la guitarra clásica.

¿Cómo afinar la guitarra?

Para tocar bien la guitarra, las cuerdas deben estar perfectamente afinadas.

Afinar la guitarra.
¡Afina tu guitarra!

La guitarra es un instrumento que se desafina con mucha facilidad al tocarla, por lo que ya de manera inconsciente muchos músicos afinan siempre la guitarra antes de empezar a tocar. ¿Por qué sucede esto? Porque las cuerdas se destensan, es decir, con cada golpe, al transportarlas, con los cambios de temperatura o al ensayar las cuerdas se van aflojando y después la guitarra no suena como debería.

Afinar la guitarra es sencillo, basta con practicar unas cuantas veces y después ya lo harás de forma automática.

Existen diferentes métodos para afinar la guitarra eléctrica, del más tradicional al más sofisticado.

El diapasón

El diapasón es lo más rápido y fácil, basta con tensar la cuerda que estás afinando y ajustarla hasta que produzca el sonido «la».

El timbre de tu teléfono fijo

Es el sonido que hace el teléfono fijo al descolgarlo (es un «la»), por lo que las cuerdas tienen que tener el mismo timbre que este.

La técnica de las cuerdas contiguas o técnica de las cuerdas adyacentes

Para llevar a cabo esta técnica necesitas tener una especie de referencial que te de la nota La. Afina una cuerda hasta que tenga el mismo timbre que esta nota. Una vez afinada, esta primera cuerda será la referencia para afinar las demás. Es decir, la cuerda de al lado o cuerda contigua/adyacente, debe emitir el mismo sonido.

El afinador eléctrico

Los tipos de afinadores.
Puede verse como algo anticuado, pero cumple su función a la perfección.

El afinador eléctrico o electrónico es un accesorio muy útil para llevar contigo en la funda de la guitarra. Cuesta unos veinte euros y una vez que lo pruebes, ¡no usarás otro método! ¿Cómo utilizarlo? Enciende el afinador eléctrico y, a continuación, pulsa una cuerda de tu guitarra. Si está afinada y emite el sonido que debe, la aguja del afinador se situará en el medio de la pantalla que tiene. Si la aguja no se para en el medio, tienes que ir tensando o aflojando la cuerda hasta que obtengas el sonido adecuado.

El afinador en línea

Existen varias páginas de Internet que nos permiten afinar nuestra guitarra. Solo necesitarás un móvil, una tablet o un ordenador y una buena conexión a Internet.

Uno de los afinadores en línea más conocido es el afinador en línea Fender. En la página verás una guitarra y podrás oír cómo tiene que sonar cada cuerda, además de cómo hacer para tensar o destensar cada cuerda correctamente. Es un afinador fácil de usar y sencillo.

También hay páginas web que te ofrecen un afinador en línea con captura de audio, es decir, con la ayuda del micro de tu móvil u ordenador, el programa «escucha» tu guitarra y te indica si ha sido correctamente afinada. De estos tipos de afinador podemos destacar el afinador en línea Tictone o el afinador en línea Pro Guitar Turner.

Aplicación para smartphone

Como para todo, existe también una aplicación para afinar las cuerdas. Hay más de una aplicación para afinar la guitarra y aunque la mayoría son de pago, vale la pena invertir en una de ellas. Al final y al cabo pagas unos 5 o 10 € una vez y tienes una afinador de guitarra en tu móvil para siempre.

Las aplicaciones para afinar cuerdas más descargadas y utilizadas son:

  • Guitar Toolkit: trae un afinador cromático, un metrónomo y sirve para afinar distintos instrumentos de cuerda (ukelele, banjo, mandolina). Solo está disponible para iOS y cuesta 8,99 €.
  • Tunable: incluye un afinador cromático que graba los sonidos, un generador de tonos y un metrónomo visual, así como un generador de acordes. Disponible en iOS por 2,69 € y en Android por 1,51 €.
  • Polytune: es un afinador polifónico que permite afinar todas las cuerdas a la vez. Lo tienes en iTunes Store por 4,49 €.
  • Airywarer Turner: es sencillo aunque algo rudimentario pero cumple perfectamente su función. Está disponible para Windows Phone por 4,99 €.

Afinación por comparación

Se trata de afinar la guitarra con una guitarra ya afinada. Esta técnica se conoce como afinación por comparación ya que lo que tienes que hacer el comparar el sonido de las cuerdas de la guitarra que quieres afinar con el sonido de otra guitarra que ya está afinada o con sonido grabados.

¿Cómo tocar la guitarra eléctrica?

Aprender a tocar la guitarra eléctrica no es más difícil que aprender con otro estilo de guitarra. La eléctrica es más polivalente que las demás (acústica, electro-acústica o clásica) y resulta más fácil tocar más rápidamente ya que el mástil es más fino y más largo.

Guitarra eléctrica.
La guitarra eléctrica.

Para aprender a tocar la guitarra eléctrica busca a un profesor que utilice este tipo de guitarra, cuyo estilo de música sea el blues, rock, funk, jazz, etc.

Las clases particulares son una alternativa excelente a las clases en una escuela de música o en una asociación, ya que el programa es personalizado.

¿Cómo tocar la guitarra y cantar a la vez?

Muchas personas quieren aprender guitarra para poder cantar sus canciones preferidas a la vez que tocan la melodía y hacen los solos. Y es que la guitarra es el acompañamiento ideal para cantar. Acompañar la voz con la guitarra o el piano es lo más recurrente.

No obstante, debes tener en cuenta que cuando tocas la guitarra y cantas, el instrumento principal suele ser tu voz, aunque también puede hacerse de tal forma que el instrumento que destaque sea la guitarra. Sea cual sea la opción que prefieres, hay que tener claro si somos guitarristas que cantan o cantantes que tocan la guitarra.

Cantar y tocar la guitarra al mismo tiempo es posible, pero requiere tiempo y ejercicios para entrenarse.

Cantar y tocar la guitarra al mismo tiempo.
Cantar y tocar a la vez: ¡es posible!

Te aconsejamos que trabajes de manera independiente la guitarra y la voz, y que comiences, si es posible, por la guitarra.

¿Cómo tocar la guitarra con mayor rapidez?

Dominar la guitarra no se reduce únicamente a hacer algún solo de vez en cuando o a tocar ritmos.

Para tocar la guitarra más rápido, tienes que analizar y descomponer los ejercicios y los arpegios  de las canciones,  con el fin de comprender cómo se encadenan las notas e interpretar tablaturas y partituras.

Mejorar la técnica.
Gana rapidez con la guitarra.

Así, empieza a tocar despacio, muy lentamente, como si cada nota fuera una negra, y después ve aumentando el tempo poco a poco.

No olvides que la clave es practicar, con ello ejercitarás los dedos y ganarás agilidad a nivel de la muñeca.

Además de estos trucos, el mayor consejo que podemos darte para ser más rápido tocando la guitarra es practicar, practicar y practicar.

¿Cómo tocar la guitarra con una mano?

Para aprender a tocar la guitarra con una mano es mejor utilizar una guitarra eléctrica y conectar el amplificador con algo de distorsión para que el sonido dure un poco más cuando toques una cuerda.

Tocar con una mano.
¡La guitarra con una mano en el bolsillo!

Otro punto muy recomendable si quieres mejorar en este técnica es tocar con una púa. Te ayudará a tocar con más precisión, cosa que te hará falta al tocar con una sola mano. La púa debe ser de al menos 3 mm, se desaconsejan las púas finas.

Puedes empezar por practicar la técnica de ida y vuelta, es decir, un toque hacia abajo y otro hacia arriba. Si aún te cuesta andar de arriba para abajo, empieza practicando con una serie de bucles hacia abajo y después una serie de bucles hacia arriba. Cuando controles estos bucles, combínalos. Tres hacia abajo, tres hacia arriba; dos hacia abajo, dos hacia arriba; y uno hacia abajo y otro hacia arriba. ¡Ida y vuelta!

Truco: el movimiento de la púa viene de la muñeca, no del codo.

Aunque a veces vemos a músicos haciendo grandes movimientos de brazo, se trata solo de un show, en verdad la clave está en cómo mueven la muñeca.

Si eres principiantes, ten muy cuenta como colocas la guitarra. Colocarse correctamente te ayudará a sacar un mejor sonido de la guitarra. Mantén la espalda recta, lo mejor es que te sientes en un taburete o en una silla. Sitúa la guitarra de forma horizontal y acércala a tu cuerpo. Al solo tocar con una mano, la guitarra debe mantenerse lo más fija posible. Puedes utilizar algún tipo de soporte, ponerla sobre tus piernas o que alguien la sujete. Ten cuidado, ¡que no se te caiga la guitarra!

Una vez que ya sepas cómo colarte, cómo posicionar la guitarra y ya controlas la técnica de ida y vuelta, puedes aprender técnicas como el legato, el pull-off, el tapping o el hammer; mediante las que puedes tocar varias notas mientras haces sonar una sola cuerda.

¿Buscas clases de guitarra? Descubre la oferta de Superprof.

¿Necesitas un profesor de Guitarra?

¿Te gustó este artículo?

3,20/5 - 5 voto(s)
Cargando…

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.