«El selfie es una revolución como no hemos visto en siglos» - André Gunthert

Es un hecho, nuestra era se centra en la imagen. Gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales, estamos en un momento en el que la autopromoción y la puesta en escena de nosotros mismos están a la orden del día, así como también la preservación digital de recuerdos y momentos de la vida.

Según Le Figaro, ¡se toman más de mil selfies cada segundo en el mundo! Una cifra que nos hace pensar en la importancia de esta nueva práctica.

Actualmente, hacemos fotos de todas las situaciones de la vida, aunque algunas mejores que otras. Sacamos diez, veinte, treinta selfies, casi nunca estamos satisfechos con la imagen que tomamos. Pero precisamente, ¿cómo es un buen selfie? ¿Y cómo se pueden hacer?

¡Sigue nuestros consejos para hacer buenas fotos!

Los/las mejores profesores/as de Fotografía que están disponibles
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (9 opiniones)
Alex
15€
/h
¡1a clase gratis!
Juanma
5
5 (18 opiniones)
Juanma
16€
/h
¡1a clase gratis!
Jose
5
5 (27 opiniones)
Jose
30€
/h
¡1a clase gratis!
Javier
5
5 (12 opiniones)
Javier
15€
/h
¡1a clase gratis!
Andreas
5
5 (6 opiniones)
Andreas
15€
/h
¡1a clase gratis!
Xavier
5
5 (8 opiniones)
Xavier
24€
/h
¡1a clase gratis!
Ángel
5
5 (7 opiniones)
Ángel
15€
/h
¡1a clase gratis!
Jose antonio
5
5 (5 opiniones)
Jose antonio
15€
/h
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (9 opiniones)
Alex
15€
/h
¡1a clase gratis!
Juanma
5
5 (18 opiniones)
Juanma
16€
/h
¡1a clase gratis!
Jose
5
5 (27 opiniones)
Jose
30€
/h
¡1a clase gratis!
Javier
5
5 (12 opiniones)
Javier
15€
/h
¡1a clase gratis!
Andreas
5
5 (6 opiniones)
Andreas
15€
/h
¡1a clase gratis!
Xavier
5
5 (8 opiniones)
Xavier
24€
/h
¡1a clase gratis!
Ángel
5
5 (7 opiniones)
Ángel
15€
/h
¡1a clase gratis!
Jose antonio
5
5 (5 opiniones)
Jose antonio
15€
/h
1ª clase gratis>

Técnica selfie: aprender a conocerse

Conocerse a sí mismo
No olvidemos que el término «selfie» viene de la palabra «self» («uno mismo» en inglés).

El primer aspecto que hay que tener en cuenta a la hora de hacer un selfie es conocerte a ti mismo, conocer tus características, aprender a saber qué perspectiva adoptar para sacarte el mayor partido.

Un selfie, más allá de ser una promoción narcisista, también es un pequeño aprendizaje de uno mismo, para comprender mejor tu cuerpo, tu rostro y tus expresiones. Un ejercicio que, aunque no parece difícil, en realidad es como un número de equilibrista, en el que no hay que caer, y está en conexión con la estima que uno tiene de sí mismo.

Por supuesto, no es un algo indispensable, pero conocerse a uno mismo facilita en gran medida la tarea de hacernos buenos selfies. Algunas preguntas que puedes hacerte son:

  • ¿Cómo coloco la barbilla para parecer más atlético?
  • ¿Qué tipo de luz me favorece?
  • ¿Debería entrecerrar los ojos para parecer misterioso?
  • ¿Qué diferencia hay entre mi selfie anterior y este?
  • ¿El lugar en el que estoy es adecuado para hacer la foto?
  • ¿Cómo puedo verme natural?

El selfie implica hacerse este tipo de preguntas, y no siempre es sencillo cumplir nuestras propias expectativas. Porque no solo se trata de ponernos en escena, sino de mostrar que sabemos cómo hacerlo, que hemos desarrollado cierta confianza en nosotros mismos, y que mostrarnos a los ojos del mundo (y a nuestros propios ojos) no es un problema.

¿Qué esperas para reservar tu primer curso de fotografia?

Consejos para un buen selfie
Un selfie se puede hacer solo y también con otras personas, ¡o animales!

Admitámoslo, el selfie suele tener como destino final las redes sociales. Por lo tanto, es esencial conocerse a sí mismo para fotografiar buenos momentos y tomar imágenes bonitas, ya que la idea suele ser mostrar tu mejor día, tu mejor perfil, tu mejor luz.

Con o sin trípode, con o sin disparador automático, este tipo de autorretrato no es solo el símbolo de una época, sino también de una introspección a ciertos niveles. Pensar que se es modelo durante la toma de fotos es un poco terapéutico, ¿no?

Como hemos visto, todas estas preguntas son importantes cuando se trata de hacer un selfie, pero el material también influye en el éxito y la calidad de este tipo de foto.

¿Quieres saber también cuáles son las mejores apps de fotografía?

Tener el equipo adecuado para hacer un selfie

Material adecuado para hacer selfies
Hacerse un selfie también implica arriesgarse al llevar tu teléfono a todas partes contigo, ¡todo el tiempo!

El material, ya sea una cámara profesional o un móvil, es decisivo en cuanto a la calidad y el resultado final del selfie. Además, indica el interés y la importancia que le otorgamos a la foto que vamos a hacer, a ese momento que estamos a punto de inmortalizar.

Parece obvio que una foto tuya de vacaciones junto al mar será más efectiva y más bonita sacada con una cámara profesional que con un móvil lleno de arena. Pero no todo el mundo tiene la oportunidad o la suerte de poseer material de calidad, ¡y todo es posible para quien pone un poco de intención y cariño en ello!

No obstante, la idea no es comprar una cámara réflex por la única razón de que hará fotos más bonitas o mejores, sino que hay que trabajar al máximo el resultado. Piensa en coger una buena perspectiva, un buen fondo, un enfoque automático en el móvil, y la foto ya será más bonita y más agradable que una foto medio borrosa.

Y, ¿por qué no te ayudas de accesorios? El palo selfie, por ejemplo, es una herramienta que puede ayudar a adoptar una mejor postura, lo cual deja más espacio para las expresiones naturales, ya que elimina la molestia de tener el brazo extendido.

Además, también podríamos mencionar los filtros y los programas de edición/montaje que, si tu cámara es de mala calidad, tienen como objetivo mejorar tus fotos, revivir los colores o aumentar el brillo de una foto. ¡Todo lo que necesitas para conseguir mejores fotos!

Por todo ello, pensar en el material, analizar cómo puede ayudarte y conocer estas herramientas son criterios esenciales para hacer buenos selfies. No olvidemos que esto es casi una técnica fotográfica en sí misma, ¡que podría requerir un profesor particular!

Por otro lado, aunque con una cámara compacta probablemente podrás superarte a ti mismo, ten en cuenta que con un móvil podemos hacer instantáneas de buena calidad. Lo corrobora, por ejemplo, la existencia de objetivos fotográficos para móviles. Por lo tanto, es posible dar un efecto fisheye o de retrato a tu selfie, y, así, darle a tu foto un mejor efecto y un acabado óptimo.

¿Quieres aprender desde casa? Descubre nuestro curso fotografia online.

En resumen, entre los accesorios más relevantes y útiles para hacer un buen selfie, encontramos:

  • El famoso palo selfie.
  • Filtros y programas de edición/montaje.
  • Objetivos fotográficos para móviles.
  • Pequeñas piezas para colocar detrás del móvil para mantenerlo más estable con los dedos.
  • Un paño pequeño para limpiar el objetivo.
  • Aplicaciones diversas para aplicar diferentes efectos en la cara.
  • ¡Y muchos más!

Como ves, con algunos trucos, ayuda y si haces todo lo posible por tenerlas todas contigo, es posible hacer un selfie de calidad con material que no es tan complicado de encontrar a la vez que accesible.

Echa un ojo también a nuestro artículo sobre los mejores videotutoriales sobre fotografía.

Los/las mejores profesores/as de Fotografía que están disponibles
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (9 opiniones)
Alex
15€
/h
¡1a clase gratis!
Juanma
5
5 (18 opiniones)
Juanma
16€
/h
¡1a clase gratis!
Jose
5
5 (27 opiniones)
Jose
30€
/h
¡1a clase gratis!
Javier
5
5 (12 opiniones)
Javier
15€
/h
¡1a clase gratis!
Andreas
5
5 (6 opiniones)
Andreas
15€
/h
¡1a clase gratis!
Xavier
5
5 (8 opiniones)
Xavier
24€
/h
¡1a clase gratis!
Ángel
5
5 (7 opiniones)
Ángel
15€
/h
¡1a clase gratis!
Jose antonio
5
5 (5 opiniones)
Jose antonio
15€
/h
¡1a clase gratis!
Alex
5
5 (9 opiniones)
Alex
15€
/h
¡1a clase gratis!
Juanma
5
5 (18 opiniones)
Juanma
16€
/h
¡1a clase gratis!
Jose
5
5 (27 opiniones)
Jose
30€
/h
¡1a clase gratis!
Javier
5
5 (12 opiniones)
Javier
15€
/h
¡1a clase gratis!
Andreas
5
5 (6 opiniones)
Andreas
15€
/h
¡1a clase gratis!
Xavier
5
5 (8 opiniones)
Xavier
24€
/h
¡1a clase gratis!
Ángel
5
5 (7 opiniones)
Ángel
15€
/h
¡1a clase gratis!
Jose antonio
5
5 (5 opiniones)
Jose antonio
15€
/h
1ª clase gratis>

Consejo selfie: pensar en el propósito de la foto

Propósito de los selfies
Cuando el selfie también es una herramienta para tener recuerdos instantáneos.

«Debemos pensar en la fotografía, en su dimensión histórica, como el acceso de amplios sectores de la sociedad hacia una mayor visibilidad social» - Gisele Freund

El material es, por tanto, muy importante, y la imagen que tenemos de nosotros mismos también. Sin embargo, sin saber por qué has hecho la foto, con qué propósito decidiste hacer ese selfie, las cosas se complican un poco más.

Así, hacer un selfie implica, por supuesto, una meta. Este mismo objetivo puede ser diferente según la persona:

  • Publicarlo en las redes sociales.
  • Enviarlo a un amigo o a la familia.
  • Guardarlo para uno mismo como recuerdo.
  • Cambiar la foto de perfil en Facebook.
  • Imprimirlo para recordar momentos de la vida de una manera concreta.
  • Ver si estás bien peinado/a o maquillada (¡sí, sí!).
  • ¡Y muchas otras razones!

Como ves, el selfie es más que solo una imagen; es una herramienta de vida, a veces incluso un aliado, cuando se trata de promover tu persona a los demás, pero también a uno mismo.

¿Buscas algún curso de fotografia en la Ciudad Condal?

También es importante optar por la luz natural y hacer un enfoque perfecto, para hacer fotos bonitas, donde la nitidez, incluso con el móvil, casi se confundiría con el trabajo de un fotógrafo profesional.

Sacar fotos de uno mismo implica un encuadre irreprochable, saber capturar el momento, una fuente perfecta de luz, un equipo fotográfico que evite coger una cámara réflex con el brazo extendido… En resumen, todo lo que indique que sabemos aprovechar nuestros recursos como lo haría un o una influencer.

¿Quieres utilizar tu selfie en las redes sociales y publicarlo, por ejemplo, en tu cuenta de Instagram? No dudes en usar los filtros de la aplicación o los que existen de forma anexa. También recuerda acompañarlo con un pie de foto agradable, gracioso e ingenioso, para que sea aún más divertido. ¡Es el uso más común que hacemos de los selfies, así que haz que sea entretenido!

Pero, ¿cómo? En realidad, muchos selfies no tienen éxito por la simple razón de que la cara no transmite, el rostro está descentrado, no lo suficientemente inclinado para que se vea bien. Adopta una postura animada y divertida, y conquistarás a tu público.

Lo mismo pasa con los gestos, la actitud, la intención que se le da a la foto. Una foto tomada con una sonrisa es más atractiva que una donde el protagonista hace muecas. Una cara seria es instintivamente más desagradable que una cara alegre y risueña.

El selfie perfecto: consejos de influencer

En estas líneas hemos aprendido que hay tres aspectos básicos que tenemos que conocer para conseguir un buen selfie: conocerse a uno mismo, tener el material adecuado y saber utilizarlo, y pensar el propósito de la foto. A continuación te dejamos una lista de consejos para mejorar, ¡y conseguir un selfie de 10!

La iluminación

La iluminación es un aspecto clave de la fotografía. Para todo tipo de fotos la iluminación es un aspecto que la persona que saca la foto siempre tiene en cuenta. ¿A quién no se le ha fastidiado una foto con un fondo precioso porque quedaba a contraluz? Algunas veces una sombra molesta se nos cuela en la foto. Otras, la mitad de la cara nos queda muy clara y la otra demasiado oscura. Por no hablar de los horribles ojos rojos.

En definitiva, ya podemos habernos levantado con la mejor cara, tener la cámara más top del mercado y una localización de infarto que si no contamos con una iluminación adecuada la foto será un auténtico fracaso.

La luz natural suele ser un buen aliado. La luz del sol favorece nuestra expresión y le da una calidez incomparable a nuestras fotos. Cuando te saques un selfie, tómate unos minutos para analizar como se refleja la luz natural en tu rostro.

En primer lugar, lo óptimo es que el sol te pegue de frente. Coloca la cara de forma que la luz se centre en tus ojos. Para esto tienes que encontrar también el equilibrio entre la iluminación y el ángulo. No te agaches excesivamente para que luz te de en los ojos si por ello se te va a formar papada.

Aunque después de sacarte un selfie edites la iluminación, las cámaras ya autoregulan la luz en el momento en que tomas la foto, ¡trata de jugar con esta función! Toca con el dedo en la pantalla para indicar el punto de la cara dónde quieres que se centre la luz, aumenta o disminuye la luz. Además, si tu cámara o móvil tiene el modo retrato o el modo belleza no dudes en sacarle partido. ¡Hay mil formas diferentes de conseguir un buen selfie!

Por otro lado, seguramente habrás visto en publicaciones de instagram como las influencers aprovechan la famosa golden hour para sacarse fotos. La golden hour u hora mágica es el momento del día en el que hay la mejor luz para echarse fotos. En este momento del día las fotos quedan con un brillo especial que harán que tu selfie tenga un toque mágico. Pero, ¡tendrás que darte prisa! Este momento solo dura unos cuantos minutos.

Foto selfie en la hora magina
La golden hour proporciona una luz natural preciosa para las fotos.

Sin embargo, si no cuentas con luz natural, no encuentras el momento de salir a hacer fotos o no estás disponible durante la golden hour; siempre puedes optar por la luz artificial. A diferencia de la luz natural, lo bueno de la luz artificial es que puedes controlarla y modificarla. Prueba a hacerte selfies en todas las habitaciones de la casa para comparar la luz que tiene cada una de las bombillas y así encontrar el lugar con mejor iluminación. También te recomendamos conseguir una lámpara LED ya que puedes llevarla a cualquier habitación de tu casa, colocarla donde quieres y siempre emitirá una luz óptima para hacerte las fotos.

El ángulo

El lugar en el que colocamos el objetivo es clave para conseguir un buen selfie. Si te fijas en las publicaciones en las redes sociales, verás que la mayoría de los selfies están sacados siempre desde el mismo ángulo. La clave está en colocar la cámara un poco por encima de nuestra cabeza. Es decir, cuando estiramos el brazo para sacarnos un selfie no debemos posicionar el brazo de forma perpendicular a nuestro cuerpo, de forma que la pantalla quede justo en frente a nuestra cara; si no que tenemos que subir un poquito el brazo, de forma que la pantalla quede un poco más arriba.

Esta técnica nos obligará a su vez a levantar la vista y profundizar la mirada, y así los ojos quedarán más vistosos.

La expresión

La expresión de nuestro rostro transmite mucho. En una foto de cuerpo entero o que no sea necesariamente de frente, la cara puede pasar a un segundo plano. El paisaje que nos rodea, como vamos vestidos, la gente que sale en la foto... son elementos que distraen la atención de quién ve la foto. Así, en estas fotos mostrar nuestra cara no es lo principal ni tampoco el objetivo de la foto.

Sin embargo, en una foto selfie la cara lo es todo. Nuestra cara es el centro de la foto. La expresión que pongamos transmitirá una u otra sensación a las personas que la vean. Por ello, para saber que expresión adoptar, es esencial saber el objetivo de la fotografía.

La foto de perfil de Whatsapp, una foto para publicar en las redes, una foto para pasarle a tus amigos... Todas ellas puedan ser selfies que te saques en el mismo sitio y con la misma luz, pero la expresión que pongas cambiará lo que transmitas.

Como hacer selfies para tus publicaciones
El ángulo de la cámara y la expresión facial son claves para tomar un selfie.

Con todo, hay algunos consejos generales que pueden aplicarse a la mayoría de los selfies:

  • No sonrías en exceso si la risa no es provocada de forma natural, ya que se verá muy forzada y se marcarán demasiado las líneas de expresión.
  • Mira directamente al objetivo de la cámara, para dar profundidad a tu mirada y evitar que quede una foto con la mirada perdida.
  • Gira la cabeza levemente hacia un lado, ¡el famoso lado bueno!
  • Encuentra tus propios trucos, ¡y sácate el mayor partido!

¿Con qué aplicaciones editar los selfies?

Una vez que ya hemos puesto en práctica todas las técnicas y consejos para sacar un buen selfie y tenemos la galería llena de fotos, queda un último paso para mejorar la foto y conseguir ese selfie increíble: la edición.

Existen un sinfín de aplicaciones y formas de editar las fotos; pero en este caso no hay un truco universal. Se trata de probar los diferentes filtros, ajustes, balances, hasta encontrar aquello que mejorar se adapta a nuestro rostro y que más nos gusta.

A día de hoy la mayoría de las cámaras de los móviles vienen ya con la opción de edición integrada. Sin necesidad de ninguna aplicación, nuestro móvil ofrece una serie de parámetros de edición que pueden mejorar ya considerablemente la calidad de nuestra foto.

También podemos optar por la edición que se puede hacer desde alguna red social, como es el caso de Instagram, que cuenta con una amplia gama de parámetros de edición. Lo más sencillo es aplicar uno de los filtros que tiene. Algunos dan más calidez, más iluminación, se puede modificar el color de la foto. Si lo preferimos, Instagram también da la opción de hacer la edición de forma manual, es decir, podemos ir ajustando cada uno de los parámetros manualmente. Los parámetros que se presentan para poder editar son: el brillo, el contraste, la textura, la calidez, la saturación, el color, las luces y sombras, la nitidez...

Aplicaciones de edición fotográfica
Puedes utilizar las aplicaciones de edición de fotos de mil formas diferentes.

Aunque tanto la edición del móvil como la de Instagram nos pueden ayudar a mejorar considerablemente las fotos, existen aplicaciones especializadas en la edición de fotos que nos permiten conseguir un resultado óptimo. Aunque existe un extenso número de aplicaciones para editar fotos, hemos seleccionado las más populares y que cubren la mayor parte de parámetros necesarios para conseguir un selfie de 10:

  • VSCO: tiene un gran número de filtros. Además estos filtros son ajustables y personalizables. Muchos de ellos dan un precioso aspecto analógico. Es de las aplicaciones más utilizadas entre los usuarios de redes sociales por su facilidad de uso y buen acabado.
  • Adobe Photoshop: para entornos más profesionales. Es menos intuitiva que otras aplicaciones y requiere mayor formación para su uso pero te permite ajustar más parámetros, modificar más las imágenes a tu gusto e incluso crear contenidos mucho más personalizados.
  • Adobe Lightroom: para conseguir un aspecto profesional rápidamente. Una de las favoritas entre los influencers por su acabado profesional y manejo rápido.
  • PicsArt: además de los filtros, efectos y ajuste de parámetros, con esta aplicación puedes trabajar con distintas capas. Permite dibujar sobre la imagen, superponer distintas fotos y darle un toque divertido a tus selfies.
  • Visage: especialmente creado para editar selfies. Su nombre, visage, significa cara en francés, y permite retocar cualquier aspecto de tu rostro. Puedes desde quitar los granos, las ojeras hasta modificar el tamaño y la forma de los ojos.

Definitivamente, el selfie parece que será más que una tendencia, una verdadera práctica, por lo que casi merecería la pena ir a clases de fotografía.

Sonríe, ¡te están haciendo una foto!

Descubre también las mejores cuentas de Instagram sobre fotografía.

 

¿Vives en la capital? Descubre un curso de fotografia ideal para ti.

¿Necesitas un profesor de Fotografía?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 4 vote(s)
Cargando...

Cristina

Redactora, traductora y revisora. Me encanta contar historias, escuchar a los demás y ver atardeceres. Me gusta bailar y perderme haciendo senderismo. Mi lugar preferido es el mar, que todo lo cura.