«La salud es un estado de completa armonía de cuerpo, mente y espíritu». - B.K.S. Iyengar

En los últimos años, la práctica del yoga se ha popularizado en todo el mundo. Esto se debe a que la disciplina del yoga es muy completa, atrae cada vez a más practicantes por su contribución a la flexibilidad y el fortalecimiento muscular, entre otros.

Además, hoy en día, hay millones de yoguis en todo el mundo. Una cifra que habla por sí misma de su éxito, pero que también permite resaltar que la mayoría de los practicantes son mujeres (en torno a 75-80 %). Sin embargo, los beneficios de esta disciplina no están reservados únicamente para la mujer, sino que también son para los hombres, de muchas formas distintas.

El yoga implica sobre todo saber cuidarse, vincular cuerpo y mente de la manera más bella, y aprovechar la experiencia de un buen profesor de yoga. En clases grupales o particulares, ¡la práctica del yoga puede resultar muy buena para tu salud! Una sesión de yoga, estés empezando o lleves años, contribuirá a tu tranquilidad y a tu tonificación muscular.

Sin embargo, quizá te plantees si el desarrollo de las clases de yoga para mujeres es el mismo que el de la clase de yoga para hombres. ¿Cuáles podrían ser las particularidades del yoga masculino? ¿Dónde puedes practicar yoga cuando eres hombre y, además, principiante? Todas estas preguntas se pueden contestar a través de una sola: ¿cómo se organiza una sesión de yoga para hombres?

Para ayudarte con tus dudas, entre saludos al sol y demás, veamos qué podría depararte en cualquier estudio de yoga.

Los/las mejores profesores/as de Yoga que están disponibles
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
¡1a clase gratis!
Juan
5
5 (8 opiniones)
Juan
35€
/h
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (31 opiniones)
Annie
25€
/h
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
35€
/h
¡1a clase gratis!
Ana
5
5 (12 opiniones)
Ana
10€
/h
¡1a clase gratis!
Laura veronica
5
5 (21 opiniones)
Laura veronica
15€
/h
¡1a clase gratis!
Cecilia
5
5 (6 opiniones)
Cecilia
20€
/h
¡1a clase gratis!
Mina
5
5 (18 opiniones)
Mina
35€
/h
¡1a clase gratis!
Lola
4,9
4,9 (25 opiniones)
Lola
25€
/h
¡1a clase gratis!
Juan
5
5 (8 opiniones)
Juan
35€
/h
¡1a clase gratis!
Annie
5
5 (31 opiniones)
Annie
25€
/h
¡1a clase gratis!
Laura valentina
5
5 (12 opiniones)
Laura valentina
35€
/h
¡1a clase gratis!
Ana
5
5 (12 opiniones)
Ana
10€
/h
¡1a clase gratis!
Laura veronica
5
5 (21 opiniones)
Laura veronica
15€
/h
¡1a clase gratis!
Cecilia
5
5 (6 opiniones)
Cecilia
20€
/h
1ª clase gratis>

Sesión de yoga para hombres: el calentamiento

Yoga para hombres
A la hora de practicar yoga para hombres, es fundamental comprender cómo se desarrolla una sesión. En el caso de las mujeres, por ejemplo, la práctica no puede ser efectiva sin un calentamiento previo.

«La espiritualidad no es un objetivo externo que tenemos que buscar, sino una parte del corazón divino dentro de cada uno de nosotros, que tenemos que revelar». - B.K.S. Iyengar

Cualquier sesión de yoga para hombres empezará por un buen calentamiento. Casualmente, la práctica del yoga es una práctica deportiva, y en determinadas ocasiones, incluso muy deportiva, donde se puede desarrollar maravillosamente la condición física. Por lo tanto, las asanas (posturas) deben prepararse lo mejor posible.

Sería una pena caerse en el primer saludo al sol, ¿verdad?

De esta forma, una clase de yoga para hombres siempre comenzará con unos ejercicios de respiración y otros de calentamiento, dirigidos magistralmente por tu profesor de yoga. También es importante precisar que durante una sesión de yoga, ya sea online o presencial, la figura del profesor es fundamental.

De hecho, él (o ella) será quien se erija como una figura de vínculo, un guía, pero también un apoyo, para darte el máximo número de elementos para progresar en tu práctica de yoga, que comenzará con el calentamiento.

¿Vives en la capital? ¡Descubre nuestras clases de yoga en madrid!

Sobre un tapiz o esterilla, se trabajará la respiración, y se realizarán unas secuencias muy suaves, a veces incluso muy lentas, para habituar el cuerpo a lo que le espera.

Por supuesto, aunque no vayas a boxear o jugar un partido de fútbol, aunque el yoga es una disciplina espiritual, ¡también es física!

¡Cuidar tus herramientas (es decir, el cuerpo) es esencial para evitar lesiones y para practicar con cuidado tanto el yin yoga como el Hatha-yoga o Kundalini!

Tras el calentamiento, habrás preparado tus extremidades, tu columna estará en buena forma... Ya estás listo para pasar al núcleo de la sesión.

Yoga para hombres: la práctica, el centro de la sesión

Etapas de yoga masculino
Si practicas yoga masculino, debes saber que una sesión se organiza en tres etapas principales: calentamiento, cuerpo de la sesión y estiramientos. A través de diferentes posturas, estarás listo para practicar el yoga en todo su esplendor.

Aunque el calentamiento sea una parte integral de la clase de yoga para hombres, estamos acostumbrados a obviarla y pasar directamente a la práctica, que son las posturas, las secuencias de asanas, en el suelo o de pie.

Lejos del yoga prenatal, el yoga para hombres se basa en criterios muy específicos, que los movimientos simbolizan muy bien: flexibilidad, tonificación muscular, respiración y serenidad gracias a una buena vinculación de todo.

Hacer yoga es sobre todo saber unir mente, cuerpo y espíritu, ¡como un trío ganador! Independientemente del tipo de yoga masculino que se practique, las posturas son, de este modo, fundamentales para comprender plenamente los retos del yoga y percibir sus efectos a largo plazo.

En una clase de yoga, el profesor destaca como aquella figura que nos permitirá abrir las puertas del bienestar, pero también hacer que nuestro cuerpo trabaje para estar más tonificado, más animado, ¡más flexible!

Todo esto es imposible lograrlo sin ejercicios de respiración en paralelo, que son los que harán que la práctica sea lo más concreta (y completa) posible. ¡Un movimiento realizado con una mala respiración y los efectos se minimizarán rápidamente!

Por lo tanto, para realizar bien una postura, deberás acompañarla de una buena respiración. Dependiendo de las sesiones verás gradualmente los efectos y la importancia de la respiración sobre los beneficios del yoga masculino. ¡Pruébalo y no te arrepentirás!

De este modo, tras las secuencias de posturas, es necesario una vuelta a la calma, que es donde finalizaría la sesión de yoga. Ese último paso, como en cualquier deporte, es el tiempo de relajación y estiramientos, tan necesario.

Yoga para hombres: la relajación, el final de la sesión

Relajación de yoga masculino
¿No te ves capaz de hacer este tipo de posturas? No te preocupes, ya que el yoga es un deporte que se adapta a todo tipo de condiciones físicas, deseos, respetando la máxima relajación.

Lo hemos vivido desde nuestra más tierna infancia, pero muy a menudo, una clase deportiva (sea la que sea) acaba con un momento especial. No se trata de hacer una serie de posturas y para casa. Sería como amansar el hambre, por el esfuerzo, sin poder disfrutar de los beneficios.

Una sesión de yoga, y en particular de yoga para hombres, termina siempre con un momento de calma, un momento de relajación, incluso meditación, según el ambiente, el tipo de yoga o el profesor.

Gracias a una postura y a los movimientos respiratorios, el cuerpo y la mente podrán tranquilizarse, asimilar todo lo que les habrá aportado la clase de yoga, y prepararse para afrontar el resto del día. Porque no aunque los beneficios del yoga son numerosos, es crucial poder aprovecharlos al máximo.

De ahí la importancia del momento de la relajación. A menudo, se trata de sentarse o acostarse sobre la esterilla de yoga, y dejar la mente fluir para relajarte, en plena conciencia, aprovechando el momento. ¿Qué mejor sensación que experimentar este tipo de relajación después de una sesión completa?

Las consecuencias de una sesión de yoga para hombres

Beneficios del yoga masculino
Una sesión de yoga para hombres no se limita a realizar posturas y ejercicios de respiración, ¡va más allá!

Saber cómo se desarrolla una sesión de yoga es estupendo, pero independientemente de que lo practiques en casa, en un estudio o en una empresa, el yoga aporta mucho más de lo que puede parecer en el momento.

El yoga es una disciplina que armoniza todo el cuerpo y la mente, pero que tiene repercusiones en la vida diaria en general. Gracias al yoga masculino, podrás:

  • Tener un estrés menor.
  • Mejorar tu forma física e incluso adelgazar.
  • Mejorar la libido (¡sí, sí!).
  • Tener una mayor concentración a diario, así como un mejor equilibrio.
  • Ganar más flexibilidad, entre otros.

Aunque la práctica del yoga para hombres esconda beneficios de todo tipo, no debe hacernos olvidar que, por supuesto, es posible practicar el yoga como pasatiempo, como un placer, antes de agobiarse por disfrutar de sus beneficios.

Eso sí, si la práctica es regular, ¡los beneficios deberían aparecer rápidamente en tu vida diaria!

Entre las distintas posibilidades que tienes de hacer yoga en casa, las diferentes posturas de yoga y estiramientos, darle una oportunidad al yoga para hombres es adentrarse en todo un mundo nuevo. Mediante algunos estiramientos, y una práctica regular, será posible relajarse y comprender que el yoga es un deporte por derecho propio, que permite rendir homenaje a la respiración y las asanas.

Comenzar con el yoga masculino es una forma como cualquier otra de relajarse. No obstante, es importante recordar que su práctica también te permite... tonificar y mejorar la condición física en general. Entonces, caballeros, ¿están listos para comenzar la práctica del yoga?

Entre las articulaciones, la respiración y la corrección de la postura corporal, ¡el yoga te espera para convertirte en un pequeño yogui de verdad! ¡Namasté!

¿Necesitas un profesor de Yoga?

¿Te gustó este artículo?

5,00/5 - 1 vote(s)
Cargando...

Elvira

Soy traductora y profesora de inglés, francés y español. Disfruto leyendo y viendo series de televisión cuando el tiempo libre me deja. «Tell me and I forget. Teach me and I remember. Involve me and I learn» - «Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo».