Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

¿Es fácil conseguir un diploma de italiano?

Publicado por Raquel, el 28/04/2019 Blog > Idiomas > Italiano > ¿Cómo Aprobar el CILS o el CELI de italiano?

Aprender un idioma extranjero siempre es un sinónimo de apertura, de crear recuerdos, de compartir emociones con los demás y, por supuesto, de cambiar de cultura. Efectivamente, la cultura y el idioma van de la mano y la gente es cada vez más consciente de ello, lo que a su vez hace que mucha gente quiera aprender otro idioma. Uno de estos ejemplos es el italiano: un idioma sencillo, rico y cercano lingüísticamente a lo que ya conocemos. Con los planes de estudios para enfrentarte a los exámenes del CELI y del CILS podrás aprender la lengua de Dante eficazmente.

No obstante, ¿cómo se desarrollan estos exámenes y diplomas? ¿Y cómo aprenderás italiano gracias a ellos? Eso es lo que vamos a ver a continuación. Avanti!

¿Qué es el CILS de italiano?

El CILS, también conocido como Certificazione di Italiano come Lingua Straniera (en español, Certificación de italiano como Lengua Extranjera), es una prueba de idioma internacional que se hace en lengua italiana. Si logras aprobar su examen, te verás recompensado con un certificado CILS.

Este certificado, que reconocen todas las instituciones y los gobiernos, tiene en cuenta las competencias en italiano que cada usuario posee y evalúa el nivel de conocimiento. Se centra sobre todo en la gramática italiana y en la expresión escrita, algo difícil para los no nativos de italiano.

Consigue un título de italiano para tu futuro profesional. Italia: su cultura, su historia, su lengua… Un certificado de italiano te abrirá muchas puertas.

La historia de este certificado nos cuenta que nació en el siglo XVI. Su creador fue el gran Duque de Toscana (Fernando I de Medici), que decidió crear una escuela cuyo objetivo sería enseñar italiano toscano a estudiantes alemanes. Poco a poco, esta idea se fue ampliando a todo el país y ha llegado a ser el CILS que conocemos en la actualidad y que te ayudará a entrar en el mundo profesional e universitario italiano.

Como ya te hemos dicho, las instituciones y los gobiernos reconocen los títulos CILS, pero también lo hacen las universidades y las empresas, y puede suponer una puerta de entrada decisiva para estudiar en Italia. Más concretamente, la universidad para extranjeros de Siena se encarga de revisar y corregir los exámenes del CILS, en base a los textos oficiales de la Unión Europea y los niveles del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas.

Este certificado tiene cuatro niveles distintos, que representan el nivel de idioma que se espera que domine el aspirante, desde el dominio del alfabeto italiano a la perfecta comprensión oral:

  • CILS Uno: Es el nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, que se corresponde con el uso del italiano de manera autónoma, pero básica.
  • CILS Due: Es el nivel B2 y en él, los alumnos hablan el idioma para hacerse comprender en varias situaciones de la vida cotidiana.
  • CILS Tre: Se corresponde con el nivel C1, y los alumnos de este nivel tendrán que comunicarse con conversaciones fluidas en distintos escenarios, pero también ser capaces de gestionar circunstancias formales o profesionales.
  • CILS Quattro: Este es el último nivel (C2) y los alumnos que lleguen a este punto tendrán que poder hablar en cualquier situación (trabajo, viajes, visitas, reuniones, etc.). Se considera lo más cercano a ser nativo.

Aprende italiano para mantener conversaciones con nativos. Aprender italiano te servirá para desenvolverte con soltura en Italia.

Ahora bien, hemos de precisar que para conseguir el certificado del CILS, tendrás que enfrentarte a varias pruebas y etapas: un test de comprensión oral, un ejercicio del uso del italiano, un test escrito y un examen oral. Como no son fáciles, es importante que te sumerjas en el idioma e intentes aprender para perfeccionar tu dominio del italiano.

¿Sabes cómo puedes evaluar tu nivel de italiano?

¿Qué es el CELI de italiano?

El CELI también es un certificado de conocimiento del italiano, cuyo acrónimo significa Certificado di Conoscenza della Lingua Italiana (en español, Certificado de Conocimiento de la Lengua Italiana). En este caso, la universidad que lo otorga es la universidad para extranjeros de Perugia y también lo reconocen la mayor parte de instituciones, gobiernos y empresas. Lo único que lo diferencia del CILS es que el CELI tiene seis niveles.

Estos seis niveles, desarrollados por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas, van del A1 al C2 y se pueden aprender gracias a una serie de cursos intensivos de italiano. De esta manera, el estudiante estará preparado para hacer los exámenes del CELI y podrá hablar sobre cine italiano o mejorar en su expresión oral.

A través de los cursos de preparación, el profesor basará los contenidos de sus clases en los exámenes de los años anteriores (como se suele hacer en España con la Selectividad) y desarrollará una serie de competencias lingüísticas completas para el alumno. Tendrá que basarse en la escucha, la lectura, la producción escrita, la conversación o el conocimiento de estructuras del idioma. Con todo esto, se busca que el alumno mejore su pronunciación y su vocabulario en italiano. Es importante que tengas en cuenta que tienes que alcanzar el nivel CELI 3 para inscribirte en las facultades italianas, sin tener que pasar por las prueba de admisión para extranjeros que poseen estas facultades.

Descubre los profesores de Italiano que ofrecen sus servicios online.

¿Cómo apuntarse para conseguir el CILS o el CELI?

Para conseguir un diploma de idioma, tendrás que prepararte (y ello implica uno o varios cursos), y el italiano, evidentemente, no es una excepción. Con respecto al CILS, puedes estudiar de forma autónoma, pero recuerda que suspender un año, implicará que no podrás reapuntarte hasta el año siguiente. Eso seguramente te provoque un poco de presión, pero no dejes que eso acabe con tus esperanzas de aprobar: todo depende del nivel en el que estés.

Obtén un certificado oficial para demostrar tu dominio del idioma. El CILS y el CELI son unos títulos de italiano muy conocidos.

Si te quieres inscribir en el CELI o en el CILS, tendrás que pasar por un centro certificado y pagar una tasa de examen. Por ejemplo, el precio de inscripción al CILS oscila entre los 105 y los 175 euros, en función del candidato y del centro. De hecho, infórmate bien porque algunos centros también te ofrecen cursos de preparación para el examen.

A tu disposición encontrarás un montón de centros que te ofrecerán la posibilidad de prepararte y examinarte, pero esos centros seguramente solo impartan italiano. En España, puedes buscar en algunas academias o en institutos italianos. Recuerda también que cada examen tiene sus fechas (junio y diciembre para el CILS y tres veces al año en el caso del CELI) y tendrás que apuntarte con tiempo.

De todas maneras, tanto el CELI como el CILS suponen una oportunidad perfecta para trabajar una lengua extranjera y marcarse como meta lograr ese diploma. ¡Incluso puede que llegues a ser bilingüe de italiano, si te esfuerzas! Ahora bien, no solo te requerirá esfuerzo, sino también motivación, voluntad, ganas de aprender, pasión por compartir con los demás y la capacidad de escuchar.

¿Sabes qué puedes hacer para practicar tu acento italiano?

¿Por qué optar por el CILS o el CELI?

El CILS y el CELI son certificados muy útiles por muchas razones. Para empezar (y te podrá parecer lógico), te permitirán dominar mejor la lengua italiana y entrar en un marco de idioma libre y reconocido por el mundo lingüístico en general.

Este reconocimiento mundial implica una importancia y, por ejemplo, el CILS te abrirá las puertas de las universidades italianas, pero también del mundo de trabajo y de la enseñanza. De hecho, hay un montón de empresas y marcas italianas que reconocen el CELI y el CILS como una característica necesaria para comunicarse de manera profesional (y un requisito para sus trabajadores). Incluso hay empresas internacionales que lo piden, para que te hagas una idea de la importancia del idioma.

Además, el CELI es un pasaporte de futuro, y puede ayudar a los estudiantes que vengan de fuera de la Unión Europea y que quieran inscribirse en las universidades italianas. Será también una ventaja para aquellos que quieran entrar con éxito en el mercado profesional italiano.

Los certificados de idiomas tienen muchas ventajas. Una certificación oficial te abrirá muchas puertas en el ámbito formativo y profesional.

También existe la posibilidad de apuntarse al CIC (Certificato dell’italiano Commerciale o Certificado del Italiano Comercial, en español) o al PLIDA (Progetto Lingua Italiana Dante Alighieri, o Proyecto de Lengua Italiana Dante Alighieri, en español). Estos cursos son el apoyo y el complemento perfecto al CILS y al CELI, porque pese a no ser tan importantes como estos dos, también atestiguan tu dominio del italiano.

Además, están reconocidos por el gobierno italiano y se complementan con el CELI y el CILS. Entre sus contenidos, el alumno revisará contenidos que ya ha aprendido en el CILS y en el CELI, pero también ampliará sus competencias en otros ámbitos (como el vocabulario o las expresiones idiomáticas)

En pocas palabras, los certificados de italiano son una puerta abierta a todos nuestros deseos, nuestros proyectos y nuestras ambiciones con respecto al italiano. Ya quieras trabajar en Italia, viajar, hablar en italiano o vivir en el país de la bota, el CILS y el CELI te ayudarán a lograrlo.

Entonces, ¿estás preparado para saltar a la aventura italiana?

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar