Clases particulares Idiomas Música Apoyo escolar Deporte Arte y ocio
Compartir

Qué estudios seguir para ser profesor de batería

Publicado por Raquel, el 16/09/2018 Blog > Música > Batería > ¿Qué Títulos Hacen Falta para Dar Clases de Batería?

«La música es la revelación más elevada de toda sabiduría y toda filosofía» – Ludwig Van Beethoven.

¿Llevas años dedicándote al mundo de la música? ¿Tocas la batería de manera profesional? ¿Eres un apasionado del rock y dominas la percusión como nadie? Sea cual sea tu caso, quizás estés interesado en trabajar como profesor de música para trasmitir tu talento y tus conocimientos.

En este artículo repasamos las distintas opciones de las que dispones para impartir clases de música (percusión) y las titulaciones que te pueden exigir dependiendo de la plaza para la que optes. ¿Preparado?

Dar clases de música en Primaria, Secundaria y Bachillerato

En los colegios e institutos de España se ofrece la asignatura de Música (tanto de manera obligatoria como opcional). Los profesores de esta disciplina son profesionales titulados que han superado un concurso de oposición para pasar a formar parte de la plantilla docente de centros públicos (Centros de Educación Infantil y Primaria ―CEIP― e Institutos de Educación Secundaria ―IES―).

Repasemos ambas opciones.

  • Los profesores de Música de Primaria son Graduados en Magisterio en Educación Primaria con la especialidad o la mención de enseñanza musical. Esta titulación es obligatoria para poder presentarse a las oposiciones que dan acceso al cuerpo de maestros.
  • Los profesores de Música de Secundaria y Bachillerato también deben superar un concurso de oposición, pero los requisitos que se exigen son diferentes: han de tener un título de Grado en la especialidad que quieran enseñar (Musicología, por ejemplo, en este caso) y, además, un título de Máster de Formación de Profesorado de Educación Secundaria Obligatoria (previo Certificado de Aptitud Pedagógica).

Formación universitaria para dar clases. Puedes graduarte en Musicología y luego especializarte en la enseñanza con un Máster de Profesorado.

Como ves, si tu objetivo es trabajar como funcionario docente, necesitarás obligatoriamente disponer de los títulos exigidos para presentarte a cada oposición.

Pero no te preocupes, esta no es la única opción disponible para ejercer la docencia. ¿Quieres descubrir otras alternativas? ¡Sigue leyendo!

Enseñar a tocar la batería en el conservatorio

En las clases de conservatorio no solemos ver muchos alumnos interesados en aprender a tocar la batería. En estos prestigiosos centros de formación, suele ser más frecuente encontrarse por los pasillos a estudiantes con violines, flautas traveseras, violonchelos, oboes, etc. De hecho, hasta nos olvidamos que se imparten clases de percusión, pero así es.

En los conservatorios se ofrecen tres tipos de enseñanzas:

  • Enseñanzas de Grado Elemental, de cuatro años de duración.
  • Enseñanzas de Grado Profesional, que duran seis años.
  • Enseñanzas de Grado Superior, de cuatro años de duración.

El conservatorio permite a los alumnos recibir una formación de alto nivel. Por eso, la plantilla docente debe estar compuesta por grandes profesionales.

Si quieres trabajar como profesor de batería en un conservatorio, necesitarás antes pasar unas pruebas y concursos, para lo que deberás acreditar una titulación oficial.

Los interesados en formar parte del cuerpo de profesores de música para las modalidades como armonía, bajo eléctrico, batería, canto, conjunto, contrabajo, escena lírica, guitarra eléctrica, música moderna, piano, saxofón, técnica corporal y movimiento, tecnología aplicada a la música, trombón, trompeta, etc., deben acreditar estar en posesión del Título Superior de Música o tener un título de Doctor, Licenciado, Ingeniero o Arquitecto.

Trabajar como profesor de batería en una escuela de música

Muchos profesionales del mundo de la música prefieren dedicarse a la docencia en escuelas de música privadas o academias especializadas para enseñar a los alumnos a tocar su instrumento favorito (ya sea la guitarra, el bajo, el piano, el violín, la flauta travesera, el acordeón, la batería, el saxofón, etc.).

Las plazas vacantes en estos centros son mucho más amplias y el nivel general de enseñanza suele ser menos estricto y rígido que en los conservatorios, ya que los alumnos que se matriculan en estas escuelas no buscan desarrollar una carrera profesional (o ese no es su objetivo principal), sino que quieren aprender y disfrutar con la música.

Las clases de música son necesarias para aprender percusión. La batería es un instrumento que se enseña y se aprende, como cualquier otro.

No obstante, las materias impartidas en las escuelas de música son muy similares a las que encontramos en los conservatorios:

  • Solfeo.
  • Estilos de música actuales.
  • Improvisación.
  • Formación musical.
  • Historia de la música.
  • Iniciación musical.

La principal ventaja de las escuelas de música, desde el punto de vista docente, es que los requisitos de ingreso varían de unos centros a otros. Si bien para trabajar en un conservatorio los documentos que se deben entregar y las pruebas que se deben superar cumplen unos criterios nacionales, las academias de música, dado que son centros privados, establecen sus propios criterios de contratación.

En muchos centros de este estilo, la experiencia como profesor particular o voluntario puede valer mucho, y te puede abrir muchas más puertas que una titulación oficial.

Por supuesto, una titulación como el Máster en Formación de Profesorado también puede ser de gran ayuda.

Aunque las titulaciones oficiales no sean imprescindibles, ten en cuenta que siempre te facilitarán las cosas a la hora de buscar trabajo, ya que serán la mejor forma de justificar que tienes el nivel necesario para dar clases de música.

Si has aprendido a tocar la batería de manera totalmente autodidacta, quizás lo tengas más complicado para trabajar como profesor en una escuela de música, pero no será imposible. Te animamos a que exprimas al máximo tus competencias, así como tu experiencia docente, para demostrar las buenas aptitudes pedagógicas de las que dispones.

Enseñar a tocar la batería en una asociación

Si quieres empezar a meter un pie en el mundo de la enseñanza musical, lo mejor es que comiences por impartir clases de manera voluntaria en una asociación. Las asociaciones suelen abrir sus puertas a todos aquellos interesados en compartir sus conocimientos en un entorno tranquilo y distendido.

Estas organizaciones creadas sin ánimo de lucro buscan llevar la cultura musical a un número cada vez mayor de personas. La tarifa de las clases de las asociaciones suele ser muy reducida (incluso gratuita), por lo que los que trabajan como profesores han de hacerlo por amor al arte, por la auténtica pasión de compartir sus saberes y disfrutar explicando lo que más les gusta: la música.

Mantén tu vínculo con la música participando en un grupo. Tocar en un grupo es una forma estupenda de practicar.

Algunas asociaciones reciben subvenciones que les permiten pagar a los profesores que dan clases u organizan cursos o talleres, pero este no siempre es el caso.

Con todo esto, las asociaciones suponen una opción estupenda para los profesores de música que están empezando y quieren desarrollar sus competencias docentes y ganar experiencia antes de ofrecer sus servicios en centros oficiales o como particulares.

Por esto, las asociaciones no suelen exigir ningún tipo de titulación a sus docentes. Solamente pasión por la música y la enseñanza.

Eso sí, tendrás que demostrar que sabes tocar la batería, pero para ello no necesitarás ningún título del Conservatorio, por ejemplo.

Y si todavía no te termina de convencer esta opción, ten en cuenta que las asociaciones dan a sus profes mucha libertad. Los docentes pueden organizar talleres de fabricación de instrumentos, excursiones y encuentros culturales, cursos intensivos, etc.

Trabajar como profesor particular de batería

Trompeta, violonchelo, clarinete, batería… La música es una disciplina que interesa a un número cada vez mayor de personas de todas las edades. De hecho, hay muchos adultos que se animan a aprender a tocar un instrumento, y nunca es demasiado tarde. No obstante, con el poco tiempo libre del que disponen, a veces les cuesta encontrar un centro en el que impartan clases en un horario que les convengan. Aquí es donde entran en juego los profesores particulares.

Los profesores de batería pueden ejercer la docencia en distintos lugares. Existen muchas opciones para enseñar a tocar la batería.

Para dar clases particulares no necesitas ningún título concreto. Basta con que tengas los conocimientos y te lances a la aventura. Por supuesto, decirlo es mucho más fácil que hacerlo, pero la enseñanza particular es una opción magnífica para ganar experiencia docente y empezar a desarrollar una pedagogía y metodología propias.

Las clases particulares te dan una libertad única. No solo te permiten elegir tu propia tarifa y acordar con tus alumnos los contenidos, sino que también te permiten escoger tus horarios y días de trabajo.

Decimos que los títulos no son necesarios porque tus alumnos se fijarán, ante todo, en tu experiencia, tu manera de tocar y tu forma de explicar. Puedes aprovechar la primera clase de toma de contacto (generalmente gratuita) para darte a conocer y contarles tu manera de trabajar, así como tu metodología. Esta será tu carta de presentación.

Sin embargo, debes tener en cuenta que muchos alumnos tienen en cuenta la formación de los perfiles de profesores que consultan antes de decantarse por uno. Como siempre, todo dependerá de las expectativas de cada uno. Si se trata de un alumno que quiere aprender las bases de la batería, puede que no se preocupé por comprobar que tienes un Título Superior en el Conservatorio de Música, pero si se trata de un estudiante del Grado en Musicología, quizás quiera alguien con un nivel avanzado.

Por último, recuerda que para dar clase, más que una titulación, lo que necesitas son una serie de aptitudes (paciencia, capacidad de escucha y comunicación, etc.). Así que no te lo pienses más y lánzate a la aventura, con o sin diploma, para encontrar tus primeros alumnos.

Compartir

Nuestros lectores adoran este artículo
¿El artículo contiene toda la información que buscabas?

¿Ninguna información? ¿De verdad?Vale, intentaremos mejorar con el próximo¿La media? ¡Uf! ¿Un poquito más?Gracias. Haz tus preguntas en los comentarios¡Un placer ayudarte! :) (media de 5,00 sobre 5 entre 1 votos)
Cargando…

Dejar un comentario

avatar